El Maligno no puede tener nuestro espíritu

Somos seres tripartitos. Somos un espíritu, vivimos en un cuerpo y tenemos un alma.

Nuestra alma está formada por nuestra mente, nuestra voluntad y nuestras emociones.

Satanás, el adversario, el enemigo, busca tener el alma.

Siempre se dice, cuando se habla de pactos y cosas así, que el diablo trata de que le vendamos el alma.

Nunca se refiere al espíritu, nuestra verdadera esencia, porque sabe bien que no lo puede tener; pero sí busca continuamente, casi con desesperación, tener nuestra alma.

Sabe que si lo consigue, nos tiene a nosotros, ya que tiene nuestra alma y así le es fácil tener también nuestro cuerpo.

El Maligno no puede poseer ni dominar nuestro espíritu, porque éste pertenece sólo a Dios; pero sí puede controlar nuestra mente, nuestra voluntad y nuestras emociones, haciéndonos caer en la tentación, que es su principal objetivo.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s