La falsa y peligrosa «oración de Enoch»: en realidad es una invocación de magia negra

No es una oración sino una invocación de magia a una entidad desconocida•

Algunas personas nos han preguntado por la denominada «oración de Enoch», que mostramos parcialmente en la imagen adjunta y que, como hemos comprobado, aparece en distintos sitios de la web.

En principio respondí a uno de los comentarios, en el sentido de que el idioma enoquiano era una lengua inventada por el ocultista John Dee en el siglo XVI; pero la lógica curiosidad me ha llevado a investigar un poco más, y lo que he descubierto no me gusta en absoluto; por ello, escribo este post para advertirles a ustedes de que tengan mucho cuidado y NI SE LES OCURRA NUNCA, BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA, decir esta oración.

Entre nuestros contactos hay quienes han pensado, de buena fe, que por el hecho de que en ella aparecen los nombres de cuatro arcángeles y algunos otros nombres sagrados, esa «oración» podía estar escrita en hebreo o arameo, además de algunas palabras en latín; aunque con buen criterio han dudado de su significado y, gracias a Dios, no se han atrevido a hacerla.

De manera especial, me llaman profundamente la atención algunas de las «recomendaciones» para hacer dicha oración, que aparecen publicadas en páginas de magia y otros lugares similares. Por ejemplo, eso de «dilo muy fuerte, mirando al norte, con autoridad, cada mañana durante 30 días».

Y asimismo, es muy revelador que quienes la promocionan digan siempre que esa oración no se puede traducir al español porque «si se traduce no funciona».

La realidad es que no se puede traducir porque no es una oración. Es un ritual en un lenguaje inventado o desconocido, con algunas palabras en latín y otras en supuesto hebreo o arameo, y que se asemeja más a una invocación de magia negra que a cualquier otra cosa. Por ejemplo, se nombran algunos arcángeles, sí. Pero también se menciona a Abadon, el bíblico ángel exterminador. Y a Krandermich(el), un ángel caído que es invocado en rituales de magia oscura.

Lo más peligroso de todo es que, quienes la pronuncian inconsciente e irresponsablemente, no sólo no saben lo que están diciendo ni qué significan esas palabras, sino que además están haciendo una invocación mágica en toda regla, en un lenguaje desconocido, llamando a una entidad desconocida y sin saber qué o a quién pueden estar despertando realmente.

Decirles, por último, que tengan mucho cuidado también con los mensajes que hay en la red de un falso profeta autodenominado Enoch. El único y real Enoch que existió fue el personaje bíblico de este nombre, quien nunca dejó escrita ninguna oración pero sí un libro muy intrigante, que sigue siendo objeto de muchos estudios e interpretaciones.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s