Usos del bicarbonato para belleza, salud y limpieza

El bicarbonato de sodio es un componente que se encuentra en depósitos de minerales alrededor del mundo. Aunque es muy popular y útil, no fue usado hasta mediados del siglo 18. El bicarbonato de sodio no es tóxico, por esta razón se puede usar en los panes y galletas. Es natural, por lo que es biodegradable y es muy económico.

El bicarbonato de sodio siempre ha ocupado un espacio en los estantes de limpieza de madres y abuelas. Sin embargo, a pesar de sus muchas virtudes, terminó por quedarse junto al resto de los productos «vintage» de nuestro imaginario, ya que a nuestra generación no le fueron transmitidos los usos de este polvo casi mágico, debido tal vez a la enorme oferta de mejunjes de limpieza que ahora existen en el mercado.

Para sorpresa de muchos, el bicarbonato de sodio está volviendo a ganar vigencia debido a que cubre varias de nuestras necesidades actuales: es biodegradable, barato, nada tóxico y muy versátil, pues sirve, al mismo tiempo, como producto de limpieza, salud y belleza.

Propiedades para la salud y la belleza

La mayor bondad del bicarbonato de sodio es que ayuda a regular el pH de nuestro cuerpo, es decir, evita que una sustancia sea muy ácida -medio que favorece la enfermedad de las células- o demasiado alcalina. Además de esta neutralización natural, retarda el cambio del pH, lo que le da una cualidad aislante o protectora.

Gracias a la doble capacidad de neutralizar y aislar, el bicarbonato es un producto ideal en el cuidado diario de la belleza:

Dientes blancos. Así como el bicarbonato ayuda a despegar manchas rudas en la cocina sin dañar las superficies, también puede hacerlo en los dientes. Después de poner pasta en el cepillo, añade un poco de bicarbonato y cepíllate normalmente. Al cabo de algunas semanas verás la diferencia.

Aliento saludable. El bicarbonato de sodio también funciona como antiséptico al neutralizar la acidez bucal, que favorece la formación de las bacterias responsables del mal aliento. Para lograrlo, sólo tienes que poner media cucharadita de bicarbonato en un vaso con agua y usarlo como si fuese enjuague.

Piel renovada. Los exfoliantes y las cremas contra el acné son caros y a veces no nos dan los resultados que esperamos. El bicarbonato puede sustituirlos sin riesgos. Haz una pasta con tres partes de bicarbonato y una de agua, frota con ella tu piel, suave y circularmente. Enjuaga y siente la diferencia. Eso sí, ya que forma una pasta blanca bien visible, no salgas con ella a la calle.

Desodorante y antipicaduras. Puedes usarlo en las axilas y los pies; además de quitar las manchas, es un efectivo desodorante. También es efectivo para aliviar la comezón que provocan las picaduras de insectos.

Cabello limpio. Una o dos veces por semana, añade media cucharada de bicarbonato a tu shampoo, talla como de costumbre y enjuaga. Lo que hará el bicarbonato es ayudar a eliminar los residuos químicos (conocidos como ‘build up’) y permitir que la raíz respire, dejando tu cabello sano y manejable.

– El complemento: remoja por cinco minutos el peine, el cepillo, los broches y banditas elásticas en un recipiente con agua caliente y dos cucharadas de bicarbonato.

Manos sin residuos. A mucha gente no le gusta cocinar por el simple hecho de que las manos quedan con olor a comida. Sin embargo, esto se puede remediar si se cepillan las manos con una pasta que conste de tres partes de bicarbonato por una de agua; después se lavan con jabón suave y se enjuagan.

Relajante para pies. ¿Bailaste o caminaste durante horas? Un baño de pies con bicarbonato es una solución para descansarlos. Mételos en una cubeta con agua caliente y cuatro cucharadas de bicarbonato. Además de relajarlos, les quitarás el mal olor o las manchas que pudieran tener.

Usos en limpieza y en el hogar

El bicarbonato de sodio es un abrasivo ligero, por lo que ayuda en la limpieza. Ayuda a remover manchas causadas por depósitos en sartenes, aparatos etc.

La cafetera. Sencillamente, restregar con bicarbonato de sodio donde existan manchas de café.

Adiós cucarachas. Usar una mezcla a partes iguales de bicarbonato de sodio y azúcar puede ayudarte a matar las cucarachas. Ponla en los lugares donde éstas viven o se congregan. Pero cuidado con los niños.

Paredes y muebles. Aplica bicarbonato de sodio con una esponja mojada en los las paredes o muebles manchados con crayola u otras manchas y restregarlo en toda el área.

Limpiar el baño y pisos. Sigue el consejo anterior en la limpieza del baño y los pisos.

Es conocido que el bicarbonato ayuda a eliminar o neutralizar olores. Por esta razón se pone en el refrigerador o donde se guarden alimentos. También puede ponerse en zapatos, en la basura, en el baño, lugares donde fuman, añadir a la maquina lavadora (1/4 taza por lavada) etc.

Si las toallas o trapos de cocina tienen mal olor, lávalas y déjalas en remojo con bicarbonato.

Si el microondas tiene mal olor después de calentar ciertos alimentos, pon una taza de agua con dos cucharadas de bicarbonato por 2 minutos para neutralizar el olor.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s