La meditación Zen disminuye la sensibilidad al dolor

La meditación Zen, una antiquísima práctica oriental, podría disminuir la sensibilidad al dolor al reforzar y hacer más densas ciertas áreas del cerebro, concluyó un estudio realizado en Canadá.

Los investigadores de la Universidad de Montreal compararon la corteza cerebral de personas que meditaban y que no lo hacían, y observaron diferencias en las regiones del cerebro que regulan el dolor.

«A través del entrenamiento, los meditadores Zen vuelven más densas ciertas áreas de su corteza y esto parece generar una menor sensibilidad al dolor», dijo Joshua A. Grant, el autor principal del estudio.

Aunque hay múltiples técnicas para meditar, en esencia esta práctica implica enfocar la atención en un objeto que puede ser externo (como la punta de un sahumerio prendido) o en un pensamiento o imagen mental. Algunas personas también repiten un mantra, es decir una palabra o frase generalmente en el antiguo idioma sánscrito. Esta disciplina se practica desde hace milenios en muchos países de Oriente y continúa siendo una parte esencial de ciertas religiones, como el budismo.

Para constatar el efecto de esta práctica sobre el dolor físico, los investigadores tomaron como voluntarios a meditadores experimentados y a personas que nunca habían meditado ni practicado yoga. Ninguno experimentaba dolor crónico o patologías neurológicas o psicológicas.

Grant y su equipo -que publicaron los resultados en Emotion, la revista de la Asociación Psicológica Americana- aplicaron un objeto caliente en las pantorrillas de los participantes y midieron cómo respondían sus cerebros, usando un equipo de resonancia magnética funcional. La respuesta registrada en las regiones centrales del cerebro que regulan las emociones y el dolor fueron muy distintas en uno y otro grupo.

A su vez, constataron que estas zonas eran mucho más gruesas y densas en los voluntarios que llevaban años meditando.

«La dolorosa postura asociada a la meditación Zen podría hacer que las corteza cerebral se vuelva más gruesa y esto baje la sensibilidad al dolor», explicó Grant. El especialista agregó que las meditación podría ayudar a manejar el dolor, a prevenir la reducción de la materia gris que acontece con la edad y, potencialmente, a tratar o prevenir cualquier problema que afecte a la materia gris, como un accidente cerebrovascular.

Fuente de la noticia: AP

Un comentario sobre “La meditación Zen disminuye la sensibilidad al dolor

  1. Como en otras oportunidades les e comentado, que yo padecia una enfermedad cronica a mis huesos,tal es que yo trabajaba en la Univercidad,y era ayudante en clase y me jubilaron porque no debia ni estar mucho de pie o caminando.Habia hecho yoga y meditacion pero el tener que dejar de trabajar me hizo ponerme depreciba pero Dios no me dejo sola,encontre al Templo De la Luz Interior,y con sus oraciones y el agua,hoy estoy Sana,,que lindo es poder contarles hermanos,que Gacias a el Profesor De Santantoni y su Señora.esos hijos de Dios yo,,Sane nadies cree que una junta de Medicos me habian declarado impocibilidad total,asi obtube mi jubilacionque triste verdad,,pero gané mucho más,el poder comunicarme con este Templo de DIOS esmarabilloso.gracias muchas gracias les quiero con el corazón.Bendiciones.con cariño. Ofelia Abad.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s