Hipnosis y curación

La hipnosis es, en cierto sentido, una situación alterada de conciencia, ya que se trata de un estado no común, provocado por alguien o por algo. Todos los seres humanos poseemos dos estados ordinarios de existencia: el de vigilia (cuando estamos despiertos) y el onírico (cuando dormimos). A estas dos formas de existencia se llega de una forma natural. En cambio, el estado hipnótico sólo lo podemos alcanzar mediante una serie de técnicas y motivaciones provocadas por un hipnólogo.

La hipnosis se puede emplear dentro del ámbito de la Parapsicología, como método terapéutico y como espectáculo. A la hipnosis utilizada como un ‘show’ o espectáculo encima de un escenario somos contrarios, y aunque no la rechazamos de plano, sí hemos de decir que creemos firmemente que los hipnotizadores que se dedican al espectáculo ayudan y favorecen muy poco a la seriedad de esta técnica.

Como ya hemos dicho en otros artículos sobre esta misma temática, la hipnosis no es en absoluto peligrosa, si se parte de la base de que quien la practique -además de dominar y conocer la técnica- posea un alto grado de ética. A nadie se le pueden inducir sugestiones o ideas que vayan en contra de sus principios éticos y morales. Si a una persona hipnotizada le ordenamos algo que vaya o esté en contra de sus convicciones, dicha persona responderá con cierto grado de agitación y saldrá del estado hipnótico.

Se reconocen tres grados de hipnosis. Al primero o ligero prácticamente todo el mundo puede llegar, exceptuando a las personas con un grado de deficiencia mental importante, lo que les impide concentrarse en las inducciones del hipnólogo. Al último grado, o más profundo, solo pueden llegar entre un veinte o treinta por ciento de las personas, aunque el porcentaje aumenta conforme la persona va aprendiendo a concentrarse y va adquiriendo confianza en el hipnoterapeuta. Tampoco se puede ni se debe hipnotizar a niños muy pequeños, ya que tampoco poseen ese nivel de concentración.

Un ámbito importante de la hipnosis es su aspecto terapéutico. En ciertos campos médicos, como la odontología, existe un gran auge de estas prácticas, ya que la hipnosis es bastante efectiva en el tan temido “dolor de muelas”. Asimismo se la utiliza en la cirugía como suplemento, complemento o en ciertos casos incluso como sustituto de la anestesia. Luego tenemos la hipnoterapia, que es influir sobre el subconsciente de un sujeto con la finalidad de aliviar o transformar unas pautas de conducta indeseadas. Prácticamente cualquier desarreglo de tipo psíquico puede ser tratado mediante hipnosis; fobias, depresiones, ansiedad, tics nerviosos, insomnio, etcétera…

La hipnoterapia posee la ventaja de que el hipnólogo puede adentrarse en el subconsciente del paciente de una forma rápida. Las herramientas primordiales en que se apoya son la sugestión y la palabra. La hipnoterapia trata de introducir ideas de curación, que después se desarrollarán inconscientemente y producirán un reflejo condicionado en la mente del paciente. Para utilizar de manera adecuada las sugestiones, es esencial el uso correcto de la palabra. Las palabras no sólo significan una realidad, sino que la crean. Repita usted varias veces la palabra limón y observará como sus glándulas salivares empiezan a funcionar. Las palabras manifiestan nuestros pensamientos. Y nuestros pensamientos se transforman en realidad. La persona que siempre dice encontrarse mal, acabará al final contrayendo una enfermedad.

Si desea más información o concertar una cita para una sesión hipnótica, llame sin compromiso a los fonos del Templo de la Luz Interior en Santiago, fijo 22 839 29 39 y celular 966 95 835.

Anuncios

2 Respuestas a “Hipnosis y curación

  1. como se llaman los circulos que giran y marean? no encuentro por ningun sitio
    espero respuesta rapido

  2. es una definicion muy clara sobre la

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s