El sexo mágico

La magia es el arte de manejar las energías universales, las existentes en la naturaleza y las propias energías particulares. Hablar del sexo mágico, en otras palabras hablar de magia sexual, es referirnos a un conocimiento acerca del uso consciente de la energía sexual en nosotros, un manejo que todavía hoy en día sigue siendo prácticamente desconocido para el hombre cotidiano, especialmente el hombre occidental. Como afirma Swami Kurmarajadasa, hay varias claves en esto, y una es reconocer que somos el sexo, que la sensación sexual somos nosotros; es decir que no es algo separado -el sexo y yo, por ejemplo-, pues la dualidad sólo existe en la mente del ignorante. Una vez reconocido esto iremos más allá, tratando de descubrir la íntima relación existente entre sexualidad y éxtasis místico.

El goce sexual es espiritual y sagrado, aunque nuestra cultura occidental lo ha degradado a un simple acto reproductivo, mecánico, a veces con cierto placer genital y en muy pocos casos, con un goce que va más allá de lo orgánico, llegando a lo emocional. Para el mago el sexo es arte, es poesía, es música, éxtasis, arrobamiento, devoción, adoración, entrega. Y la clave está en el manejo de la energía sexual.

Quien vea el sexo como algo sucio, o solamente como algo liberador del estrés o las tensiones, o como algo lujurioso, simplemente está enfermo. Y por tanto,  o bien actuará de manera lujuriosa, saltando de cama en cama y de flor en flor o bien reprimiéndolo de la manera y forma que pueda, a veces incluso con castigos corporales (cilicios, azotes) como hacen ciertos religiosos radicales, que llevan su represión por el sexo a límites extremos. En todos los casos, las enfermedades mentales, complejos, huidas, prejuicios, condicionamientos, miedos, neurosis, psicosis, rupturas del yo, crisis de identidad, narcisismos y un largo etcétera, están aseguradas. Aquellos que ven el sexo con ojos sucios, con maldad, retorcimiento, deberían buscar dentro de sí mismos cuáles son las razones para que sea así. Pero eso se puede sanar, pues el sexo con amor es belleza, es compartir, es entrega, es comunicar… no hay que ver culpabilidad ni miedo en nuestros actos, ya que el sexo sólo es el juego del amor.

Antiguamente la magia sexual era enseñada en secreto, en los templos de iniciación, y según cuentan algunos adeptos, sólo se le enseñaba este arte al discípulo ‘despierto’. Lo cual nos viene a recalcar la importancia del tema, y la seriedad con la que debe de abordarse. No se trata de volvernos gimnastas sexuales, sino de ingresar en un mundo de percepción y sensibilidad, al que el hombre común no accede fácilmente. Para ello es preciso en primer lugar cambiar la forma de pensar y sentir, especialmente ésta última. La absurda idea de tener una relación sexual lineal, donde ambos participantes van en busca de algo llamado orgasmo, pero que ni siquiera es -como creen- el momento de mayor goce, resulta muy limitadora, y por lo tanto nos aleja del éxtasis sexual. La energía que produce el éxtasis sexual, es la misma que nos lleva al éxtasis místico.

La vivencia de lo sexual como una comunión espiritual con nuestra pareja nos permite fusionarnos con nuestro dios interno, con la totalidad, con eso que nunca dejamos de ser: la eternidad. La clave no es sólo encauzar la energía hacia adentro, sino que se necesita también de un estado del alma diferente al cotidiano (por eso hablábamos antes de cambiar la forma de pensar y sentir): requiere que estemos enamorados, pero no dependientes, de nuestra pareja, ya que como también señalábamos antes, esto no es una gimnasia sexual.

Con este arte amatorio estamos trabajando con la serpiente sagrada, la Divina Kundalini que habita en el coxis, en nuestro chakra básico, adormecida pero esperando despertar cuando sienta los llamados del absoluto. Toda la información existente sobre el tema enfatiza el punto de no eliminar la energía sexual, lo que ocurre en el humano con la eyaculación. Es de gran importancia subrayar la idea oriental de que el hombre de Occidente no conoce el orgasmo. Cree que esa sensación placentera posteyaculatoria es el orgasmo, pero no lo es. El orgasmo en Oriente es el mismo éxtasis. Lo que siente el hombre común es la sensación de alivio que se genera cuando se desbloquea la energía. Cualquier energía bloqueada que se libera produce placer, y por consiguiente es aceptada de buen agrado, pero aquí estamos tratando de ir más adentro, a las raíces mismas de la comunión con lo divino, donde podemos participar de la sensación de Éxtasis. Por eso decía que no se trata solamente de aplicar una técnica de no eyacular (en el hombre o la mujer), o retener el semen o fluidos vaginales, sino que se trata de una actitud interna que nos permita fundirnos con la totalidad. Si no experimentamos eso no estaremos practicando magia sexual, sino un acto sexual más o menos rebuscado. Se trata de transmutar la energía creadora, sublimarla, ascenderla por la columna vertebral, llenando el aura con ese fuego divino, para comenzar una creación interior.

3 comentarios sobre “El sexo mágico

  1. Señor Fabian: El artículo que usted menciona está escrito con intención meramente informativa y como introducción y preludio de otros muchos que irán apareciendo en esa misma categoría; no pretenderá que desde el primer momento hablemos a los lectores de Shanti, Shiva, lingam, yoni, Kundalini y otros muchos conceptos de Tantra difíciles de entender para la mente occidental; hay que ir ‘piano piano’. Aparte, el tema de la magia sexual es muy amplio y no se circunscribe solamente al ‘sexo mágico’ de los tantristas. En cuanto a poner links a otras páginas que traten esos temas, entendemos que la gran mayoría de los lectores, por no decir todos, no son precisamente tontos y cuando quieren encontrar algo en la red, saben cómo y dónde buscarlo. Atentamente,

  2. si, estamos de acuerdo con esto de la magia sexual, pero el problema radica en la pobre explicacion dada sobre la misma, es solo una introduccion pobre con caracter de informativa, mas, el dominar tales practicas conlleva mucho entramiento, el solo leer llena la mente de conceptos, pero no el corazon con aquello que es verdadero y debe ser trabajado y experimentado, quisa seria mas util mostrar links a sitios en que hagan cursos sobre un determinado tema, pues muchos son los individuos que hacen practican que supuestamente dan resultados y tan solo han leido por ahy alguna introduccion pequeña.. y no esta demas mencionar que el mercado espiritual posee de todo, pero cuanto de eso es real?, verdadero y noble?.. en fin..

    saludos y Luz

  3. yo me siento identificada con los sintomas que decriben sobre el mal de ojos, la mayoria de las cosas que describen me pasan, me gustaria recibir su ayuda.
    Desde ya muchas gracias

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s