Los muchos nombres del diablo

El diablo, ilustración de Gustave Doré para La Divina Comedia

Son muchos los nombres con los que se hace referencia a la representación de ese concepto bíblico del pecado, la maldad y la tentación.

La historia y los relatos bíblicos le han adjudicado decenas de nombres al diablo o Satanás. Algunos de ellos ni siquiera pueden calificarse de nombres sino de adjetivos. Desde querubín ungido hasta Lucifer, el diablo es una de las figuras históricas más polémicas y temidas por la humanidad, ya que representa el Mal absoluto y el simbolismo de todas las tentaciones humanas.

Algunos nombres pueden referirse a demonios inferiores o deidades distintas, dependiendo de las mitologías a las que pertenezcan, pero todos se refieren a ese concepto de la maldad, el pecado y la destrucción. Estos son los nombres con los que se le conoce al diablo, faltando seguramente muchos más.

Lucifer: es el nombre anterior de Satanás, cuando gozaba de la gracia de Dios y era considerado como el ángel más sabio y hermoso de la creación. Sin embargo, la soberbia le hizo rebelarse ante Dios y fue expulsado del Cielo y arrojado a los abismos negros y pestilentes del Infierno junto con su ejército de ángeles rebeldes. Lucifer se transformó en Satanás (“adversario” o “acusador” en hebreo).

Abadón: palabra hebrea para referirse al ángel de la destrucción.

Apolión: palabra griega para referirse al destructor.

Belcebú: El nombre deriva de «Ba’al Zvuv» que significa «El Señor de las Moscas». Su apariencia es la de un ser alado, peludo y de tamaño colosal. 

Belial: La Biblia Satánica, escrita por Anton Szandor LaVey, creador de la Iglesia de Satán, afirma que Belial es un demonio que representa al elemento tierra y encuentra su complemento en las figuras de Satanás, Lucifer, Leviatán y Lilith. 

Maligno: «Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno». 1 Juan 5:19

Samael: Jefe del Quinto Cielo, Arcángel de la muerte, uno de los siete regentes del mundo y servido por millones de ángeles. El poder de Samael es enorme. 

Leviatán: es una bestia marina creada por Dios, mencionada en el Antiguo Testamento y relacionada a menudo con Satanás. Leviatán es el caos anterior a la creación. Su aspecto es el de una gigantesca serpiente de mar o una ballena. En las distintas filosofías satánicas, Leviatán es uno de los cuatro príncipes del Infierno. 

Otros nombres o denominaciones que recibe el demonio o Satanás son Acusador, Adversario, Ángel del pozo sin fondo, Bestia, Padre de la mentira, Mentiroso, Poder de la oscuridad, León rugiente, Serpiente de antaño, Tentador o Malvado, según varios pasajes bíblicos. 

Fuente: culturacolectiva.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s