La sanación espiritual

El verdadero sanador imparte, simplemente, la sanación, pero no observa al paciente para decirle de qué forma ha de recibirla.

Este enfoque libera al sanador para sanar de todo corazón, sin limitarle su ansiedad por los posibles resultados. Donde hay ansiedad, no puede haber amor.

La sanación va mucho más allá de la recuperación del cuerpo. Hay personas que tratan su cuerpo con comidas, suplementos, ejercicios, lo que se supone más adecuado, pero aun así permanecen enfermos.

El cuerpo es sólo una forma particular de la energía vital universal (llámesele Dios o llámesele como se quiera), mientras que la mente es una forma más sutil, que tiene más capacidad para la sintonización y la armonía universal.

Por lo tanto, el cuerpo necesita adaptarse a la mente, y no al revés. Y por ello, en el proceso de la sanación es muy importante considerar el sistema de creencias.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s