El prófugo líder de la secta de Quilpué que quemó a su propio hijo estaría formando otro grupo similar en Cusco (Perú)

secta-castillo-08

La búsqueda de Ramón Castillo Gaete, alias Antares de la Luz, sindicado como líder de la secta que sacrificó a un bebé recién nacido en Colliguay, se concentra en la ciudad del Cusco, en Perú, a donde huyó luego del quiebre con el grupo y las primeras pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI).

El subprefecto de la PDI, Miguel Ampuero, indicó este viernes, que “nosotros estamos manejando la arista de que está en Perú y que según los últimos antecedentes estaría formando otra secta en el país con mujeres llevadas de Chile”.

Agregó que “los últimos antecedentes que tenemos es que estaría en la ciudad de Cusco, eso lo tiene que ver Interpol Chile”, sin aclarar si esas chilenas que se encontrarían con él corresponden a las 2 que integran el grupo de 4 que falta por arrestar.

El detective detalló que “nosotros tomamos conocimiento que el 19 de febrero de 2013 salió por aeropuerto en dirección a Perú. Interpol Chile hizo una inspección y está en contacto con la policía peruana a fin de que ubiquen a este sujeto y que la Fiscalía de Quintero haga los trámites necesarios para poder traer a este sujeto al país”.

secta-castillo-07

Asesinato planificado ‘paso a paso’

Tras la formalización de los cuatro imputados por el crimen que cometió una secta en Colliguay, donde un lactante fue quemado vivo, el fiscal encargado del caso oficializó la información que indica que los agresores planificaron el brutal crimen.

Juan Emilio Gatica afirmó a  Radio Cooperativa, que las acciones del grupo muestran una clara planificación. “Desde que se tiene noticia del embarazo de una de las miembros de este grupo, se tomó la decisión y esa decisión fue compartida y aceptada por el resto de los miembros de esta secta en cuanto a darle muerte una vez que naciera la criatura”, afirmó el fiscal.

Entre los detalles, Gatica señala que la planificación se demuestra al comprobarse que “hay medios, se arrendaron casas, hay automóviles, hay traslados” y agrega que “Cada uno de los imputados tuvo algún grado de participación y colaboró en que el 23 de noviembre en el sector de Colliguay, comuna de Quilpué, se diera muerte a este recién nacido”.

 “Víctimas de manipulación”

Desde el lado de la defensa, el abogado Claudio Pérez, quien representa a Natalia Guerra (madre del menor asesinado) apeló a la manipulación que el líder del grupo ejerció sobre los otros miembros.

“Son víctimas de la manipulación de esta persona que está fugada”, señaló en referencia a Ramón Castillo Gaete, quien se autodenominaba “Antares de la Luz” y que actualmente es buscado en Chile y Perú.

Sobre esto, el profesional comenta que el nivel de dominio de Castillo es algo “muy poco visto”. “Nunca me había tocado y lo he conversado con otros colegas: no habíamos pasado por esta situación de ver que una comunidad, de las cuales existen muchas en el país, haya llegado a estos extremos: que un líder dé este tipo de órdenes, de que se prive de vida a su hijo, y éstas son cumplidas”, expuso a Radio Cooperativa.

La PDI da detalles del macabro sacrificio

Una cinta en la boca para que no se escuchen sus llantos pusieron los miembros de la secta encabezada por Ramón Gustavo Castillo Gaete (35, prófugo), al lanzar a una pira de fuego al bebé que aparece como víctima de un sacrificio que se registró a fines de 2012 en un predio en la zona de Colliguay, cerca de Quilpué, en Valparaíso.

La Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la PDI detuvo a tres mujeres y un hombre que integraban el grupo acusado de haber incinerado al recién nacido (tenía 3 días de vida) por orden del sujeto apodado “Antares de la Luz”, que aseguraba ser una divinidad y es sindicado como padre de la pequeña víctima.

La indagación apunta a que éste, que aparentemente logró escapar a Perú, convenció a sus seguidores que la guagua era el Anticristo y en un “rito de sanación” para salvar al mundo, le pidió el niño a la madre, lo cargó en sus brazos hasta una excavación donde se hizo una pira de maderos encendidos, donde fue lanzado.

“La guagua fue lanzada viva a la hoguera”

El jefe de la BIPE Metropolitana, subprefecto Miguel Ampuero, manifestó que “hace unos cuatros meses comenzamos una indagatoria de una secta en San José de Maipo y con la Fiscalía Local de Puente Alto iniciamos una investigación del grupo por estar cometiendo delitos”.

En medio de esa pesquisa, apuntó, “el año pasado, el 23 de noviembre, en sector de Colliguay, Quilpué, una mujer había dado a luz un varón en una clínica de Viña del Mar y al empezar las indagatorias no podíamos dar con el bebé, pues no estaba inscrito en el Registro Civil, por lo que se investigó a fondo”.

“Se estableció que tras nacer, a los tres días fue llevado a un cerro, donde había una excavación de 2 metros de profundidad por 1,20 mts., donde había una hoguera, según el relato entregado por los propios participantes de este rito. La guagua estaba desnuda, con una cinta en su boca para que no grite ni llore, y la ponen sobre una tabla para arrojarla viva a la hoguera”, agregó.

Los detenidos fueron identificados como la madre del bebé, Natalia Guerra Jequier (25 años), licenciada en artes; Karla Franchy Arana (34), azafata y veterinaria; María del Pilar Álvarez Fuenzalida (25) y David Pastén Rojas (30).

El sindicado como líder de la secta salió de Chile el 19 de febrero pasado y se encuentra en Perú, donde estaría formando otra secta similar y sobre él ya pesa un encargo a través de Interpol para su arresto. También son buscados Pablo Undurraga Atria (30 años), Carolina Vargas San Martín (38) y Josefina López Núñez (24).

secta-castillo-09

Sexo duro y falso fin del mundo, causas del quiebre de la secta

El rudo poder sexual que ejercía sobre las mujeres, el “operativo” montado para esconder el embarazo de Natalia Guerra (cuyo bebé luego fue quemado vivo) y la frustración por no haberse concretado el fin del mundo para el que tanto se habían preparado. Estas aparecen como las causas de la crisis que separó a miembros de la secta de Quilpué de su líder, hoy prófugo probablemente en Perú, Ramón Castillo (alias Antares de la Luz), y finalmente el golpe policial al grupo.

Los primeros conflictos se registran a fines de 2013 gracias a desertores (que se han cifrado en 4 respecto de los primeros 12 integrantes) que dieron señales de alerta a familiares respecto de las escenas sexuales a las que eran sometidas sus hijas.

El subprefecto de la Policía de Investigaciones (PDI), Miguel Ampuero, comentó este viernes que en diciembre ya recibieron “antecedentes de algunos familiares de integrantes de esta secta que comenzaron a notar cambios y además unos desertores se acercaron y empezaron a comentar lo que sucedía al interior de la secta en cuanto a los abusos sexuales que hacía éste a las mujeres”.

“Notaron que una secta de auto sanación no tenía por qué tener sexo rudo y ahí ellos dan la alerta a familiares de otras integrantes que no querían salirse. Ustedes saben que son obedientes”, apuntó en entrevistas con varios medios.

Precisó que “desde el primero de diciembre al 21 de diciembre consumieron ayahuasca todos los días y ahí es cuando se producen varios ataques sexuales a las mujeres que están bajo el mando de Antares de la Luz”.

El semen y la limpieza espiritual

Respecto del sexo duro, en el diálogo con el Canal 24 Horas, comentó que “hay unas atrocidades que no se pueden contar en televisión, pero son bastante fuertes según narración de las mujeres que dependían de este sujeto”.

En Canal 13, sin embargo, fue derechamente consultado por sexo oral y relatos que señalan que obligaba a las mujeres a tragarse su semen. Ampuero asintió y explicó que lo hacía “para que les sacaran sus impurezas del cuerpo”.

Consultado si la actividad sexual era grupal precisó que “él llegaba donde se encontraban las mujeres,indicaba a una y se la llevaba a un lugar y tenían relaciones sexuales y después las mandaba a meditar 12 días”. “Era individual, pero a veces llegaba al grupo cuando estaban todos reunidos y ordenaba a una. Pero eran individuales, no eran orgías”, apuntó.

 La llegada del ‘Anticristo’

La crisis final del grupo comenzó en momentos en que se sabe del embarazo de Natalia Guerra, cuando Antares establece que su futuro hijo se trata del Anticristo, lo denomina el Adefesio, ordena esconder a la mujer y la muerte del bebé al nacer.

“Esta secta empieza destruirse cuando la mujer queda embarazada y Antares tiene que ordenarles que la escondan en una casa en la ciudad de Los Andes y no la dejen salir”, señaló el detective.

Es ahí cuando hay mas presiones para normalizar los cuidados de la joven, viene la complicación en el parto, el nacimiento en una clínica, la posterior desaparición y no inscripción del bebé y la alerta de la abuela de Guerra que finalmente logra su confesión.

Frustrados porque el mundo no se acabó

El sujeto inicialmente aceptaba el ingreso de parejas y luego conseguía que se retiraran los hombres y quedarse con las mujeres, aunque después lograba persuadir incluso a los varones para que aceptaran que éstas mantuvieran relaciones con él, el líder.

Una de esas parejas que se entregó a las órdenes de Castillo fue la de Guerra con Pablo Undurraga Atria, sindicado como el segundo del grupo y con quien protagonizara el último quiebre antes de viajar a Perú.

El oficial de la PDI indicó que “la secta se desintegró después de 21 de diciembre cuando el fin del mundo no sucedió, ya que ellos querían el juicio final. Encontraron fome la situación y Antares perdió credibilidad ante el grupo”.

“Según las declaraciones encontraron fome el juicio final, por eso se genera el conflicto con el número 2”, acotó y luego de eso viene “un quiebre fuerte entre el número 1 y el número 2, ahí se separa el número 2 de su pareja y no sabemos dónde se encuentra”.

Ampuero enfatizó que todos estaban enterados del plan y que no se mantuvieron por temor a Castillo: “En ningún momento manifestaron tener miedo, estaban siguiendo a su líder hasta la muerte, ellos trabajaban durante el día normalmente, todos tenían sus labores habituales, cuando se juntaban con el líder tenían sumisión hacia él”.

Fuentes: lanacion.cl / lasegunda.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s