Arrestan en EEUU a devotos “neo-tántricos” por supuestas curaciones sexuales

Veinte “sanadores neotántricos” de un grupo llamado el “Templo de la Diosa” fueron arrestados en el oeste de Estados Unidos por ofrecer servicios sexuales bajo el pretexto de practicar curaciones religiosas “new-age”.

Los oficiales aún buscan a otros 17 sospechosos y se espera que se anuncien más arrestos próximamente, informó el sargento Steve Martos, de la policía de Phoenix, Arizona (suroeste de Estados Unidos).

La investigación sobre el Templo de la Diosa en Phoenix duró seis meses, según la oficina de la fiscalía del condado, y derivó el 7 de septiembre en redadas en Phoenix y en la ciudad de Sedona, al norte del estado y refugio de turistas.

Según el fiscal de Maricopa, Bill Montgomery, hay evidencia suficiente para mostrar que “sanadores” hombres y mujeres practicaban actos sexuales a cambio de “donaciones” monetarias ocultas bajo el pretexto de ofrecer servicios religiosos.

El Templo de la Diosa -que abrió su sede en Phoenix en 2005 y la sucursal en Sedona en 2008- ofrece supuestamente terapias de curación “neotántricas”, una versión moderna y occidentalizada del “tantra” indio, que tiene en el sexo una de sus principales prácticas espirituales.

El templo se autodefine como una organización “de trabajadores corporales, asesores sexuales, terapeutas táctiles, sustitutos sexuales, sanadores intuitivos, terapeutas tántricos certificados, educadores sexuales y sanadores que practican yoga y otros sistemas de curación y otorgamiento de poderes”.

Según una información de ABC News, el templo ofrecía sesiones de educación sexual y clases con juguetes sexuales, y promovía una sesión de “curación de bloqueo sexual” por 650 dólares (unos 475 euros).

Es “desalentador que algunos intenten disfrazar sus crímenes en la libertad religiosa”, dijo el jefe de policía de Phoenix, Joseph Yahner.

Entre los arrestados figura la fundadora del Templo de la Diosa Tracy Elise, quien ya fue objeto de una investigación similar por un supuesto burdel en Seattle, Washington, cerrado en 2009. Elise se enfrenta a cargos de prostitución, control ilegal de una empresa, proxenetismo y operación de una casa de citas, mientras los demás arrestados afrontan cargos como conspiración, prostitución o práctica de masajes sin licencia.

“La protección de la primera enmienda (de la Constitución) al libre ejercicio de la religión no permite a los individuos intercambiar sexo por dinero, independientemente de cómo se represente esto”, dijo Montgomery.

Fuente: AFP

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s