El Gran Rabino de Argentina: ”El rabino Yoshiyahu Pinto me utilizó para el lavado de dinero”

El Gran Rabino argentino, Shlomó Ben Hamu

Ben Hamu, quien se desempeña como Gran Rabino de Argentina y es suegro del rabino Yoshiyahu Pinto, desplegó sus acusaciones contra el rabino apreciado por políticos y gente de alto poder adquisitivo, en una declaración que presentó ante el Tribunal.

“Fui utilizado a fines de lavar dinero del rabino Pinto”, así acusa el Gran Rabino de Argentina, Shlomó Ben Hamu, a su yerno. Estas expresiones fueron escritas en una declaración presentada en el juicio al que se encuentra sometido Ben Hamu por el promotor de un prestigioso proyecto en Jerusalem, quien argumenta que el rabino argentino adquirió una vivienda pero no pagó el monto total. Ben Hamu sostiene que la deuda le pertenece al rabino Pinto, aclamado por la cúpula política, quien habría utilizado a Ben Hamu como vía para la compra.

La declaración fue presentada en los últimos días al Tribunal Jurisdiccional en Jerusalem. Según argumenta Ben Hamu, su hija Débora, casada con el rabino Pinto, le solicitó abrir una cuenta bancaria en Argentina para ella y su marido. A través de esa cuenta, el rabino Ben Hamu estuvo detrás de la adquisición de una propiedad costosa para su hija y el rabino Pinto, por un valor de más de un millón de dólares en el proyecto “Jerusalem de oro” en la calle Rabi Akiva en el corazón de la ciudad. Sin embargo, Ben Hamu argumenta que dicha propiedad no fue comprada por él y que no ha pagado absolutamente nada por ella. Según sus declaraciones, los verdaderos compradores son su hija y el rabino Pinto.

Ben Hamu relata que unos años atrás se dirigieron a él su hija y Pinto, y le comunicaron que abrirán una cuenta bancaria en Argentina a su nombre, y su hija recibiría el dinero que se acumularía en la cuenta luego de su muerte. Según Ben Hamu, él se negó a abrirla, sin embargo, luego de pedidos recurrentes por parte de su hija quien le argumentó que su negativa le provocaría un conflicto con su marido, él accedió. Ben Hamu describe que la pareja Pinto vino a su casa de Buenos Aires con el representante del banco para que él firmara los documentos de apertura de cuenta.

En 2007, la pareja Pinto volvió a dirigirse a Ben Hamu y le avisó que fueron adquiridas dos departamentos en este proyecto de envergadura en Jerusalem. Su hija Débora, sostiene Ben Hamu, le comunicó que su marido pide formalmente que Ben Hamu firme como garante para ellos en el acuerdo de compra con el empresario. “Me negué a ellos”, escribe Ben Hamu en la declaración, “pero mi hija accionó todos los medios existentes a su alcance utilizando manipulaciones emocionales sobre mí, y argumentó que mi desacuerdo provocaría conflictos con su marido”.

En julio de 2007, describe Ben Hamu, fue realizado un acuerdo entre él y la pareja Pinto y los hombres del empresario en la vivienda de los Pinto en Manhattan. Según sus palabras, en el momento de la firma del acuerdo no se giró ninguna suma de dinero. “De aquí en adelante”, escribió Ben Hamu en la declaración presentada ante el Tribunal, “comenzó una serie de hechos cuya culminación es ésta demanda. En el transcurso de los mismos, mi relación con mi hija y mi yerno estaba sobre el tapete, sufrí ofensas y amenazas y todo –como se me aclarara luego- fue realizado para utilizarme a fin de lavar dinero del rabino Pinto, hecho al que no estaba dispuesto a acordar, ni ser socio de ninguna manera”.

En diciembre de 2008, Ben Hamu fue notificado que Pinto no pagó el total del precio por la vivienda, y más tarde, inclusive, recibió una exigencia de regularizar la deuda antes que se adoptaran medidas judiciales. A raíz de la carta, llegó Ben Hamu a Israel y se reunió con los rabinos y abogados que intentaron cooperar en la negociación con el rabino Pinto y su esposa. Ben Hamu argumenta que él se mantuvo en la postura que el rabino Pinto y su señora declararan que él no es el comprador de la vivienda. Pinto y sus fieles se mantuvieron en la postura que esto se realizara a través del traspaso de la vivienda a ellos como si fuera un regalo, aclaró.

Como parte de esta negociación, Pinto se reunió con Ben Hamu en Buenos Aires, y del encuentro participó también el rabino Shmuel Arie Levin, considerado como un rabino de mucha aceptación en Argentina. De la declaración firmada por el rabino Levin se desprende que Pinto le solicitó a Ben Hamu que gire el dinero de la cuenta bancaria abierta a su nombre a una persona definida como “libre, en el aspecto impositivo en Israel” y que devuelva la vivienda a Pinto, y el mismo será inscripto a nombre de la persona “libre”. Desde entonces, se llevaron a cabo entre Ben Hamu y Pinto, con sus leales, diversos contactos, sin acuerdo.

Yoshiyahu Pinto

Yoshiyahu Pinto el rabino “hacia el que peregrinan” políticos y referentes de alto poder adquisitivo

Los ministros Israel Katz, Eli Ishai y Uzi Landau, los diputados Tzipi Livni, Itzjak Herzgov y Joel Hason, los empresarios Lev Levaiev, Jackie Benzaquen, Ilan Ben Dov, Noji Denkner, el empresario argentino Eduardo Elsztain, David Goldfarb, dueño de la empresa de mantenimiento “James”, el general de Reserva Avi Zamir, los generales retirados Arie Amit y Jaim Kleim, el basquetbolista de la NBA LeBron James, Dalia Rabin, Sarit Jadad, y muchos otros. ¿Qué tienen todos ellos en común? Todos vinieron o van de manera permanente a recibir una bendición y/o asesorarse con el rabino Yoshiyahu Pinto, una estrella que brilla en el firmamento del carisma espiritual judío en los últimos años.

Aún no cumplió 40 años y el rabino Yoshiyahu Pinto ya se convirtió en un imperio mundial, a pesar que en los últimos años luchó contra la enfermedad del cáncer. Su imperio “Shuva Israel” está compuesto por academias rabínicas, ámbitos del estudio de la Torah, y centros de distribución de comida para los carenciados. Divide su vida entre las distintas sucursales de la red en Manhattan, Ashdod, Buenos Aires y Los Ángeles, cuando miles de personas vienen a escuchar sus clases semanales de Torah o para recibir un paquete de alimentos.

El rabino Pinto no sostiene que posee poderes sobrenaturales – a diferencia, en parte, de sus tíos por parte materna, los hijos de la dinastía Abujatzira- pero muchos le endilgan ese tipo de capacidades y se refieren a él como un Gran Rabino justo, piadoso y santo. Sus consejos son un bien, principalmente para aquellos hombres de negocios y empresarios en Israel y Nueva York, que evalúan compras o ventas, concretar o esperar con paciencia. En lo del rabino encuentran respuestas claras que, según dicen, emanan de su inteligencia, experiencia y capacidad analítica. Junto a los referentes de alto poder adquisitivo y promotores de bienes raíces, junto a ministros y diputados, la fila fuera de su hogar incluye también a la gente simple –y el común denominador de todos es que la gran mayoría no son observante de los preceptos-.

Pero conjuntamente con las masas, en el último año empezaron a acumularse preguntas alrededor del rabino, sus establecimientos, y sus allegados. En el campamento del rabino rechazan de plano dichos argumentos y los califican como “intentos extorsivos” por parte de quienes tuvieron la esperanza de enriquecerse y fortalecerse por el éxito espiritual del rabino. Según expresiones de sus allegados, los intentos son dirigidos en parte hacia su esposa, y dicen que éste también es el contexto para el proceso judicial que le inició ni más ni menos que su suegro. Ellos sostienen que la policía israelí investiga lo que denominaron como “un caso de extorsión vinculado con el estado de salud de la mujer del rabino”.

Fuente: Iair Etinger – Haaretz.

Traducción e interpretación: Redacción Radio Jai

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s