Denunciantes de Karadima lo acusan de ‘soberbio’ y de hacerse la víctima en los careos

Karadima sale del tribunal junto con sus abogados (Foto El Mercurio)

“Yo no lo había visto hace 17 años, me pareció increíblemente soberbio, no reconoció absolutamente nada de lo que se le imputa y yo esperaba algún perdón o que reconociera algo, pero francamente no reconoció nada y tuvo una soberbia increíble”.

Con estas palabras el periodista Juan Carlos Cruz se refirió a la experiencia que vivió este lunes en el 34° Juzgado del Crimen, luego de carearse con el sacerdote Fernando Karadima a quien atribuye abusos sexuales que se habrían cometido en la Iglesia de El Bosque cuando el profesional participaba en el movimiento Acción Católica.

Cruz, junto al abogado Fernando Batlle, el médico James Hamilton y el filósofo José Andrés Murillo concretaron este lunes una diligencia clave en la investigación que la jueza Jéssica González instruye en contra del religioso.

El procedimiento en total se prolongó por más de 5 horas, en la que cada uno de los querellantes tuvo su propio “cara a cara” con quien fuera su guía espiritual.

“No es fácil enfrentarse a una persona que te ha abusado, no es fácil, pero estuve tranquilo y dije lo que tenía que decir. Ahora hay que cerrar el ciclo y seguir adelante”, dijo Cruz, quien calificó a Karadima como un “cara de palo” al negar cada uno de los ataques sexuales que ellos le imputan.

El último en enfrentar al denunciado fue el médico James Hamilton. En esta diligencia el acusado habría caído en contradicciones y al escuchar las denuncias en su contra se habría resguardado en el secreto de confesión para evitar responder.

Cerrar un ciclo

A la salida del tribunal, el gastroenterólogo aseguró que con este enfrentamiento él cierra un ciclo. “Yo creo que nosotros también estamos acá para que muchas personas que hayan sufrido cualquier tipo de abusos en Chile o en el mundo o donde sea, no tengan miedo de enfrentar a quienes hayan sido sus abusadores porque en general es gente que es cobarde, que no va a volverlos a victimizar en esa circunstancia”, dijo.

Hamilton confidenció que en un momento Karadima le había pedido perdón, pero de una forma muy genérica. “Él tuvo una actitud muy general de pedir perdón, que era una actitud sin ninguna especificidad, como manipulando un poco la circunstancias. En el caso mío, hizo un comentario respecto a que si él me había afectado por cualquier cosa etérea, pedía perdón, pero no era un perdón relacionado con los hechos, fue más bien genérico”, detalló.

El principal denunciante del caso expresó que sintió que en el careo Karadima intentó victimizarse al no poder negar los hechos que se estaban relatando. “Yo diría que trató de dar pena, manipuló bastante la situación y en un momento fue incluso soberbio con la ministra”, dijo.

Finalmente expresó que él lo perdonaba pues “uno no puede estar toda su vida trancado en el odio y en la venganza. Si uno no logra perdonar, no puede reconstruir su vida”.

Finalmente, José Andrés Murillo se manifestó sorprendido de que pese a que no veía al religioso hace 15 años éste se viera “exactamente igual”, descartando que esté débil de salud dada su avanzada edad.

“Es una persona muy compleja. Está mejor de salud que todos nosotros. Hubo momentos de tensión cuando yo le dije que él había hecho mucho daño, nos trató de mentirosos y confabuladores”, expresó.

Esperando resoluciones penales

Tras una agitada jornada de careos, tanto Luis Ortiz Quiroga -defensa del sacerdote Fernando Karadima- como el abogado de los denunciantes, Juan Pablo Hermosilla, coincidieron que con esta diligencia se comienza a cerrar un largo proceso judicial que en las próximas semanas tendrá importantes resoluciones a nivel penal.

El primero de ellos restó importancia a los careos, pues aseguró que es una herramienta poco útil pues cada uno de los sujetos mantiene su versión de los hechos.

“Personalmente las diligencias de careos, no las considero muy útiles porque generalmente las partes que disienten en sus declaraciones se mantienen en sus declaraciones iniciales y por consiguiente la cosa queda igual, esa es mi experiencia por lo menos”, dijo Ortiz Quiroga.

El jurista no descartó pedir el sobreseimiento del sacerdote investigado por abusos sexuales, sin embargo dijo que esperará a que la ministra en visita Jéssica González cierre el sumario y tome alguna decisión.

“Prácticamente ha terminado el periodo de investigación. Esto depende de la ministra, probablemente hay alguna diligencia que tenga que hacer, pero lo más probable es que de aquí a un mes este sumario esté cerrado y ella tome alguna decisión”, dijo.

Querellante optimista

En contraparte, el abogado Hermosilla dijo que le pareció que los careos fueron muy útiles desde el punto de vista procesal y se centró específicamente en la diligencia que vivió el médico James Hamilton.

“En uno de los careos creo que puede surgir un antecedente relevante para esta investigación. En general se negaron de forma bien tozuda los hechos, salvo en uno de los careos en que yo creo que hubo cierto reconocimiento que van a traer consecuencias. En este careo se pudieron haber alterado parcialmente las versiones originales del imputado”, dijo

Asimismo dijo que esperará a que se realicen las últimas diligencias de la causa, para luego pedirle a la jueza conocimiento el sumario y pedir, eventualmente, el procesamiento del ex párroco de El Bosque.

“Estamos en la etapa final, lo que es bueno para todo el mundo. Esto ha sido muy desgastador, pero creo que el trabajo de la ministra es muy acucioso”, sostuvo.

Fuente: emol

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s