Todos los Santos y Día de Difuntos: Viviendo el duelo por quienes ya no están con nosotros

cementerio_ibiza01

 Con la llegada de los días 1 y 2 de noviembre, en los que se celebran respectivamente el Día de Todos los Santos y el Día de los Difuntos, los cementerios tanto de Chile como del resto del mundo cristiano se repletan de personas cargadas de flores que van a visitar a sus familiares ya fallecidos. Como un rito, asisten una vez al año para recordar a esos seres queridos que ya no están.
 
Si bien perder a un ser querido es probablemente uno de los dolores más grandes que puede llegar a sentir un ser humano, es necesario aceptar la pérdida del otro y continuar con la vida cotidiana. Es aquí que cobran sentido las visitas al cementerio, pues según especialistas son parte de los ritos necesarios para vivir un duelo sano. “La visita al cementerio y todos los rituales asociados, son saludables en la medida que permiten apuntalar el significado que hemos otorgado a la pérdida” comenta Rodrigo Morales, sicólogo de la Universidad Mayor.
 
El sicólogo añade que “los ritos siempre han formado parte de nuestra cultura como modo de conmemoración, como modo de hacer real aquello que no podemos tocar. Los símbolos asociados permiten que celebremos en concreto lo abstracto que resulta el destino de la vida después de la muerte”.
 
La dificultad del duelo varía considerablemente para cada persona y dependerá de qué significado le demos a la vida y la muerte en nuestra vida cotidiana. Hay ejemplos claros de factores socioculturales que modulan esta relación con la muerte, como el sostén en la religión, las creencias, o la historia personal en torno a la pérdida de seres queridos.
 
Eso sí, el sicólogo de la Universidad Mayor asegura que visitar la tumba de los seres queridos no es una acción terapéutica en sí. Pero se puede decir que, “sin tener la mediación de un terapeuta, puede tener consecuencias terapéuticas, en el entendido de que resulta saludable para la propia historia, construida en torno a la pérdida, realizar el rito”.
 
De este modo, la visita al cementerio no sólo permite celebrar al que ha partido, sino que permite celebrar además aquella relación con la vida y con la muerte que ha construido aquel que ha quedado en vida. Esto reafirma un compromiso, una historia y así una forma de vida en ausencia del ser querido.
 
Vivir el duelo
 
Existen momentos distinguibles en la vivencia de un duelo, en muchos casos caracterizados por una reacción inicial de evitación de la pérdida. En este primer momento se genera una sensación de que esto no puede estar ocurriendo. Luego viene una paulatina asimilación de la misma, que tiene que ver con el reconocimiento intelectual y emocional de la pérdida, lo que genera una inevitable revolución interior.
 
El momento final tiene relación al acomodo, por parte de la persona, de un nuevo escenario sin el fallecido. Esto implica la aceptación de la pérdida y la reorganización de la vida.
 
Para cada persona es diferente la asimilación de la pérdida de un ser querido. Así  también, la vivencia de cada momento es disímil para cada individuo. “En esta última fase es donde se marcan las diferencias más importantes, ya que tiene que ver con qué recursos contamos para significar la ausencia de la persona querida en el resto de nuestra vida. Ahí pueden aparecer recursos como la fe, como las creencias, como los rituales, entre otros”, enfatiza el experto.

cementerio_general03

Mayoría de chilenos creen que hay vida después de la muerte

El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Universidad Central de Chile realizó una encuesta con motivo del día de Todos los Santos, en que la población chilena recuerda, de modo especial, a los seres queridos que han fallecido.

El estudio demuestra la importancia que tiene en la vida de las personas creer en que hay algo más allá después de la vida. Esta creencia es compartida por el 68% del total de los encuestados (300 personas de la Región Metropolitana).

“De alguna manera”, indica el psicólogo y académico de la Universidad Central, Marco Antonio Campos, “esta creencia genera en las personas un modo de mantener una conexión simbólica con la persona que ha fallecido, aspecto que resulta muy relevante en cuanto a la adaptación a la pérdida”.
 
El estudio revela cómo, a medida que avanzan los tramos etáreos, las personas manifiestan que el duelo no terminaría jamás (34% de las respuestas), probablemente debido a la experiencia en las personas mayores de que el duelo ha cambiado profundamente sus vidas o bien podría deberse al tipo de relación que tenían con la persona fallecida. Según el psicólogo Campos, es muy frecuente que en los casos que son padres que pierden a sus hijos, la vivencia tan poderosa de pérdida sea difícil de superar, “creando en las personas la sensación de pérdida irreparable, que si bien es posible, no es lo mismo que un duelo interminanble”.

Otro aspecto relevante lo constituye el hecho de que los hombres consideren que el momento más duro sea el funeral, mientras que las mujeres admitan que lo peor viene después. Es probable que esto se deba a que para los hombres, la adaptación a la pérdida consiste típicamente en dedicarse al trabajo y las actividades diarias, haciendo que para los hombres sea menos notorio el dolor los meses posteriores a la pérdida. Las mujeres, en tanto, siendo más reflexivas y conectadas con sus emociones, experimentan más dolor luego de que ha terminado la vorágine de trámites, ceremonias y emociones implicados en la pérdida. 

cementerio_general02 La muerte en los tiempos de Internet
 
 Por otra parte, los cambios en los estilos de vida han propiciado un nuevo concepto de la muerte, que se reinventa y se adapta a la sociedad actual, mucho más heterogénea, en la que los ritos paganos, como la tradición anglosajona de Halloween, van ganando terreno a las costumbres religiosas.

Y al respecto también influyen los inmigrantes. Desde Latinoamérica han llegado a España otros ritos y tradiciones. Por ejemplo, es habitual ver en cualquier ciudad la silueta de los altares mexicanos, repletos de flores, velas y pequeñas calaveras, elevándose hacia el cielo en homenaje a alguno de sus más célebres fallecidos, como la pintora Frida Kalho.

Y estos cambios han llegado a Internet. El éxito de las redes sociales como Facebook ha llevado a sus creadores a ofrecer a sus usuarios la posibilidad de crear “un perfil” con los datos del fallecido, un espacio virtual “in memoriam”, al que sólo pueden tener acceso sus familiares y amigos.

La red también simplifica la publicación de esquelas en un periódico, y un ejemplo de ello es la página www.todoesquelas.com, que permite al internauta comprar espacios en prensa y diseñar en cuatro pasos su propio aviso.

A la moda de Internet se han unido también los cementerios españoles, como el de Torrero, en Zaragoza, que hizo coincidir con el día 1 de noviembre el estreno de su sitio web, un portal en el que se puede tramitar lo necesario para un entierro, acceder a la historia del camposanto o solicitar visitas guiadas, entre otras opciones.

Y para los más ecologistas existen ya urnas de sal, arena o gelatina, coches fúnebres eléctricos o ataúdes biodegradables, últimas incorporaciones del sector funerario.

Los cementerios también se adaptan a este nuevo concepto y España acogerá pronto el primer “camposanto natural”, un espacio cada vez más común en otros países europeos, en el que se ofrecen enterramientos de cenizas al pie de un árbol que lleva el nombre del difunto.

Y si, a pesar de todo, todavía a alguien le pesa más la tradición, y se decide por una lápida, puede optar por nuevas y modernas técnicas de grabados en mármol, trabajado por artesanos que atienden peticiones tan extravagantes como el esculpir las insignias de equipos de fútbol como el Real Madrid o el FC Barcelona.

Fuentes: latercera.com, lasegunda.com y Agencia Efe

——————————————

Para saber más:

La muerte y el mundo espiritual

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s