El increíble testimonio de Martín Cárcamo sobre magia negra que le hicieron con un muñeco clavado con alfileres

“Y este muñeco rubio, o sea una muñequita con pelo amarillo, con alfileres puestos en la cara. Yo estaba en Viña en este minuto y mi primera reacción humana fue preguntar, y digo ‘¿encontraron ese muñeco?’. ‘Sí’. ‘¿Y qué pasó?’. ‘No, no lo encontré yo’, me dice mi señora”. Este fue parte del increíble relato de Martín Cárcamo en el matinal de Canal 13. Bienvenidos realizó este martes 27 de junio un reportaje sobre la magia negra en Chile.

En el set estuvieron el parapsicólogo Josep Riera, que forma parte de un “grupo de estudios de espiritualidad, sanación y alta magia” llamado El Templo de la Luz Interior y Alejandra Farías, directora del centro especializado en “terapias de enfoque holístico complementario” Casa Berkana. Y fue Riera quien comentó al animador del programa que notó que en 2013, el año en que lo detuvieron por manejar bajo la influencia del alcohol y en que se separó de su esposa, algo le habían hecho.

Entonces, Cárcamo sorprendió con el siguiente testimonio:

Tonka Tomicic: (Dirigiéndose a Josep Riera) “Pasó algo muy especial, porque cuando te sentaste, la gente nos estaba empezando a escribir, y miraste a Martín y le dijiste algo. ¿Podrías compartirlo?”.

Josep Riera: “Para terminar (el comentario anterior), la magia negra, cuando una persona la encarga, hace daño a otra, tiene que ser un brujo, un mago negro, alguien que se dedique precisamente a eso. Una persona cualquiera no lo puede hacer. Y yo te vi (dirigiéndose a Martín), en el año 2013, cuando estuve aquí haciendo ‘Especialistas’, te vi muy mal. Y era, no sé exactamente, una etapa de tu vida en la que estabas complicado, y yo sé que te hicieron algo”.

Martín Cárcamo: “¿Y eso…?”

Riera: “Yo sentí que te habían hecho algo. A nivel laboral, a nivel profesional, estabas en un momento delicado de tu vida. No sé exactamente, porque no te conozco, pero sé que estabas mal en ese momento”.

Tonka: “¿Pero cómo identificas tú? Porque uno a veces está mal y otras veces no, es como la vida. ¿Cómo identificas tú que a Martín le hicieron un trabajo?”.

Riera: “A la persona se le nota, se le nota en el color de la piel, más pálida, la mirada caída… Lo que hablamos la otra vez: el mal de ojo, el ojo bobo, pesado. Hay diferentes caracteres en las personas. El pelo se te estropea, se te cae a puñados. Tienes psoriasis, enfermedades en la piel. Cualquier cosa te hace daño. Te hinchas. Muchísimos síntomas de que una energía negativa te está afectando, primero físicamente…”.

Tonka: “¿Te acuerdas el 2013?”.

Cárcamo: “Sí. Estábamos acá, en Bienvenidos. Y sí, fue un año complejo para mí. Muchas cosas: mi separación, las cosas que sabemos. Pero me acuerdo de algo que me pasó antes, y esto, creo, lo he compartido públicamente…

Riera: “Nunca lo has dicho públicamente”.

Cárcamo: “No, pero lo he conversado con algunas personas. Fue para la época del Festival de Viña, cuando era jurado, comencé con un dolor muy grande en la cara, como el dolor del nervio trigémino. Yo lo atribuía a que estaba muy cansado, viajaba de Viña a Santiago todos los días al Festival, de noche. Viajaba a Santiago después a hacer Calle 7, estaba en un ritmo de pega muy fuerte.

“Estaba así, tomando analgésicos, cuando en esa época había una persona trabajando en mi casa, que debe haber durado dos o tres semanas. A mi señora, en ese minuto, le digo ‘sabes que estoy con unos dolores’. Y ahí, como te contaba de esta persona que trabajaba en la casa, tenía comportamientos medios extraños. En la casa había vírgenes, y lo había notado con cosas como con las vírgenes, santería. Un persona extranjera. Y resulta que soy muy incrédulo respecto a esto, pero sí creo en las malas energías y que te las pueden transmitir.

“Y haciendo aseo, cuando se va esta persona, dejó de trabajar, de fue de la casa. Había como una mala onda y esa persona estaba incómoda. Y encuentran un muñeco rubio… Esto no lo van a creer: Y encuentran al muñeco rubio en el clóset de esta persona, arriba”.

Pancha Merino: “¡¿Me estai webiando?!”

Cárcamo: “Y este muñeco rubio, o sea una muñequita con pelo amarillo, con alfileres puestos en la cara. Yo estaba en Viña en este minuto y mi primera reacción humana fue preguntar, y digo ‘¿encontraron ese muñeco?’. ‘Sí’. ‘¿Y qué pasó?’. ‘No, no lo encontré yo’, me dice mi señora”.

Tonka: “¡¿Qué hicieron con el muñeco?!”

Cárcamo: “Y claro, digo ‘¿y quién lo encontró?’. ‘Lo encontró Domingo, que trabajaba en la casa’. Y digo ‘¡¿qué hizo con el muñeco?! ¡¿Le sacó los alfileres?! ¡¿Qué hizo?!’. ‘No, agarró el muñeco y lo botó’. ‘¡¿Con los alfileres puestos?!’, digo yo. ‘Sí, porque agarré el muñeco, encontré esta cuestión, lo tiré a la basura y se lo llevó el camión de la basura’.

“Bueno. Aquí hay un tema de sugestión claramente, que es humano. No creo en los brujos, pero de que los hay, los hay. Entonces, ahí después, una persona, un familiar, una persona muy cercana, nos ayudó e hizo una limpieza. Y ahí efectivamente me sentí mejor. Aquí se mezcla la vida, obviamente, con este tipo de situaciones. Pero esta es una situación super atípica y yo quedé para adentro”.

Fuente: Reportaje de Carlos Zúñiga el 28 de junio de 2017 en Glamorama.cl
Correcciones del texto: El Templo de la Luz Interior

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s