Cómo entiende la muerte y resurrección de Cristo la secta de los Testigos de Jehová

El programa “Conoce las sectas” emitido en Radio María España el Sábado Santo ha tratado de cómo algunos grupos sectarios y sociedades secretas viven y entienden la Pascua. La mayoría de estos grupos no hacen nada especial, al no considerar la Pascua con valor ninguno. Pero otros sí, a su modo.

Abrimos una serie de artículos donde el experto Vicente Jara, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES) y director del programa, resume lo tratado en este programa de Sábado Santo. Los grupos tratados serán las sectas de los Testigos de Jehová, la secta Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones), los neopaganos germanos, y las sociedades secretas de la Masonería y la Fraternidad Rosacruz.

Los Testigos de Jehová

Los Testigos de Jehová celebran la Vigilia Pascual el día 14 de Nisán, según la fecha de los judíos, que este año cae el viernes 6 de abril, pero los judíos lo celebran el día anterior, así que tampoco llegan a coincidir con la celebración de los judíos. Esta secta, que no son cristianos, aunque se hacen pasar por cristianos, muchas veces, y según zonas, para facilitar la reunión la celebran el domingo, que este año de 2012 será el día 8 de abril.

Los cristianos católicos celebramos la Vigilia Pascual la noche del sábado 7  al domingo 8, porque buscamos la fecha del sábado al domingo tras el día de luna llena, del mes lunar del pueblo de Israel, mes de Nisán, para celebrar el domingo la resurrección de Cristo, al despuntar el día.

Veamos el texto de la Biblia adulterada y manipulada de los Testigos de Jehová: “Al fin cuando llegó la hora, Jesús se reclinó a la mesa, y los apóstoles con él. Y, aceptando una copa, dio gracias y dijo: ‘Tomen ésta y pásenla del uno al otro entre ustedes…’ También, tomó un pan, dio gracias, lo partió, y se lo dio a ellos, diciendo: ‘Esto significa mi cuerpo que ha de ser dado a favor de ustedes. Sigan haciendo esto en memoria de mí.’”

Los Testigos de Jehová dicen: “Esto significa mi cuerpo”, por lo tanto no dicen, “esto es mi cuerpo”, que es lo que dice la Palabra en su original, que tiene un sentido de igualdad, “esto, mi cuerpo”. Para la secta de los Testigos, es simplemente un símbolo, un “emblema”, dicen ellos. Así, en su celebración de la Pascua no está presente Cristo.

Hacen un recuerdo de la muerte de Jesucristo y tratan de su significado, su importancia para todos los asistentes. Porque según ellos es un recuerdo, no hay más. Viven de recuerdos. Los católicos vivimos de realidades. Así, los católicos, en nuestras misas, nuestras celebraciones de la eucaristía, está presente Cristo. Está, realmente.

Los Testigos de Jehová usando de pan sin levadura y vino tinto, como emblemas, lo van pasando de un asistente a otro sin que nadie los consuma, excepto unos pocos privilegiados, dicen ellos. Estos privilegiados son aquellos elegidos que se saben que están dentro de los que son los salvados de primer rango, los 144.000 que se salvarán e irán al Cielo, al hacer una lectura literalista del libro del Apocalipsis. El resto de los salvados, de su grupo siempre, porque el resto seremos aniquilados según sus creencias, estarán en un paraíso en la tierra.

A esta celebración invitan a mucha gente, haciendo los preparativos un mes antes, con mucha propaganda, e invitando a familiares, vecinos, etc. Una vez allí hablan de Jesús, y sabiendo que hay presentes futuros adeptos, en el espacio de alrededor de una hora que dura la celebración, explican lo que ellos entienden que es Jesús, para qué murió por nosotros, y lo que implica en nuestra vida. Todo ello según sus creencias. Ya que recordamos, los Testigos de Jehová consideran a Jesucristo como un ayudante de Dios, un colaborador, le quitan el ser Dios, la divinidad, para esta secta Jesucristo no es Dios. No son cristianos, aunque se hagan pasar por cristianos, para captar adeptos para su secta.

En esta celebración hay también cantos, oraciones intercaladas, hacen lectura del texto de San Pablo de la institución de la Eucaristía (1 Cor 11, 23-28), pero con los cambios y manipulaciones que han introducido en la Biblia protestante, y que ningún cristiano admite como verdadera ni como una Biblia realmente.

Fuente: Artículo de Vicente Jara en RIES/Conoce las sectas

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s