Karadima es imputable y puede ser enjuiciado civilmente por abusos sexuales

Este lunes fue entregado el informe siquiátrico de Fernando Karadima, realizado por el Servicio Médico Legal, a la ministra en visita del caso Jéssica González.

En el escrito se declararía al ex párroco de El Bosque como imputable, por lo que podría enfrentar un juicio, debido a las denuncias de abusos sexuales en su contra.

Las conclusiones del SML indicarían que Karadima no tiene sus facultades mentales enajenadas, por lo que podría participar en las diligencias investigativas consideradas por la magistrada.

El pasado 5 de abril, un equipo del SML liderado por el siquiátra Rodrigo Dresdner, quien no asistió a la diligencia, realizaron los peritajes al sacerdote en el convento Siervas de Jesús de la Caridad.

Errázuriz: “Hay cosas que se olvidan”

“He dicho que soy un ciudadano de Chile y por lo tanto, ella (la jueza Jéssica González) puede pedir mi testimonio, lo que quiera. Qué es lo que puedo responderle es otro cuento, porque yo no tengo ningún papel, ningún documento, y hay cosas que se olvidan, que quedan más imprecisas. Pero lo que pueda ayudar, claro que sí”.

Así respondió  el cardenal Francisco Javier Errázuriz ante la posibilidad de declarar en el proceso penal al sacerdote Fernando Karadima, donde la ministra en visita Jéssica González indaga los supuestos abusos sexuales contra menores cuando se desempeñaba como párroco de El Bosque.

Errázuriz, que era arzobispo de Santiago cuando se presentó la primera denuncia ante la Iglesia, designó dos promotores de justicia para que determinaran si las acusaciones eran veraces. Además, a pocos días de que se terminara el plazo de investigación, elaboró un documento donde incluyó testimonios anónimos de dos personas que dijeron haber sufrido abusos y de tres que sostuvieron haber presenciado conductas impropias. Karadima fue condenado por el Vaticano de abusos contra menores y del ministerio sacerdotal.

Consultado sobre si después del fallo canónico se dio cuenta de la culpabilidad del ex párroco, el cardenal dijo que “no, fue mucho antes. No mandaría nada a Roma sin estar seguro de lo que estoy mandando”.

Perdón

Errázuriz llevó a cabo la misa de Domingo de Ramos en la iglesia de Schoenstatt, en Las Condes. Tras la ceremonia, se refirió al perdón que les ofreció a los denunciantes de Karadima en una entrevista en El Mercurio, por la demora y poca comunicación que tuvo con ellos desde el inicio de la investigación eclesiástica. José Andrés Murillo presentó la primera denuncia y después lo siguieron James Hamilton, Juan Carlos Cruz y Fernando Batlle. “Me di cuenta que ellos mismos han sufrido mucho, los dos primeros por la tardanza y, tal vez, porque no tuvieron noticia de cómo iba el proceso. Esa pena de ellos, que de ninguna manera la quise causar y sin duda la han sufrido, es la razón porque les quise pedir perdón”, explicó. Agregó que ya había adherido al perdón que pidió la Conferencia Episcopal. Señaló que decidió pedir perdón porque el proceso penal es largo y “tiene que haber pruebas, certezas y tenerse la seguridad de que es verosímil todo lo que se expone”.

A la salida de la misa de Domingo de Ramos en la Catedral Metropolitana, el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, valoró el gesto del cardenal: “Me parece muy bien lo que ha dicho. Creo que sus palabras pueden ser importantes para comprender lo que hemos vivido y lo que estamos viviendo”. Durante la homilía, el cardenal estuvo acompañado por el obispo auxiliar, Andrés Arteaga, un religioso formado por Karadima. Al término de ésta, Ezzati se refirió a la entrevista de Errázuriz, donde manifestó que “yo no creo que los obispos me hayan querido engañar” y que “no creo que (Arteaga) se haya propuesto no decirme algo que pudiese haber sabido”.

Sobre estos dichos, Arteaga dijo que “no he podido leer la entrevista con detalle, pero lo que sí puedo reiterar es que no soy ni testigo ni cómplice ni encubridor de ningún delito. Y eso lo puedo defender con argumentos sólidos”.

——————————————

Reportajes de CIPER (Centro de Investigación Periodística) sobre el caso Karadima que no se puede usted perder si desea profundizar en esta aberrante historia.

Las operaciones secretas que ordenaba Karadima para aniquilar a su competencia.

Los sacerdotes que cortaron lazos con Karadima usan una metáfora para describir su situación: “Estamos saliendo de la Matrix”. Dolidos y aún incapaces de creer la magnitud de los abusos, algunos han pedido disculpas a los acusadores. La Matrix. Así llaman ahora al mundo de El Bosque, en alusión a la película protagonizada por Keanu Reeves, donde se plantea que la realidad es sólo el invento de una gran y perversa máquina que usa a la humanidad para su beneficio. La gran máquina es hoy Karadima, el mismo hombre que antes fue considerado por todos como un santo en vida. Hoy los sacerdotes de la primera y segunda salida, en las conversaciones que entablan para explicarse lo vivido, especulan con que al final de cuentas Karadima debió ser un homosexual reprimido, mesiánico y que generó este mundo para satisfacer sus necesidades de sexo y de poder.

La historia oculta de Karadima: su mentor y otros sacerdotes acusados de abusos.

Karadima se formó con varios de los hombres más conservadores de la iglesia chilena, entre ellos el obispo Medina. Fue Alejandro Hunneus Cox, el rico y piadoso sacerdote que fundó la parroquia El Bosque, quien entregó la administración a Karadima, convencido de que era un ser excepcional. La parroquia se alzó como un faro de rectitud en una sociedad que a ojos de la feligresía conservadora vivía una crisis moral. Testimonios recogidos por CIPER muestran que por más de 50 años El Bosque no fue lo que sus fieles creyeron. Emergen nuevas denuncias de abusos cometidos en décadas pasadas.

Los secretos del imperio financiero que controla Karadima.

Varios millones de dólares conforman el patrimonio de la Unión Sacerdotal cuyo líder es Fernando Karadima, el religioso acusado de abusos sexuales. CIPER detectó más de una decena de inmuebles a nombre de la organización, la que además controla la propiedad de la parroquia El Bosque -avaluada en más de US$ 10 millones-, templo desde el cual Karadima construyó su red de influencia en la elite conservadora. Se trata de datos clave en las investigaciones judicial y eclesiástica, pues el círculo de Karadima ha efectuado millonarios pagos a personas que denuncian abusos o que podrían ser testigos y se requiere establecer el origen de esos dineros. Entre los bienes hay inmuebles comprados por orden de Karadima en los que vivió el médico James Hamilton en el mismo período en que, según acusa, el sacerdote mantuvo relaciones sexuales con él. Las acusaciones de los cuatro denunciantes originales fueron reforzadas por impactantes relatos a los que CIPER tuvo acceso, entre ellos el del canciller del Arzobispado y ex miembro de la Unión Sacerdotal, Hans Kast.

Juan Pablo Zañartu acusa a otro sacerdote de El Bosque: “Yo era un niño muy destruido y ese cura se apoderó de mí”

El testimonio de Juan Pablo Zañartu, arquitecto de la Universidad Católica, es particularmente escalofriante. No solo por lo que le ocurrió, sino porque parece mostrar que en El Bosque los abusos contra niños y jóvenes tenían una larga historia. Aquí detalla cómo, a inicios de los años 60, Karadima lo confesaba cuando él sólo tenía 12 años, consultándole de manera obsesiva por aspectos sexuales. Zañartu cree que en entonces Karadima actuaba en acuerdo con el seminarista Raúl Claro Huneeus, quien lo invitó a su habitación, se acostó y le dijo: “Ven y abrázame”.

Ex sacristán de El Bosque: “Vi al padre Karadima besuqueándose con un joven de la parroquia”. 

Mariano Cepeda (76) llegó a la parroquia de El Bosque antes que Fernando Karadima y conoce muy bien cada rincón y cada personaje que ha pasado por ahí. Mientras la investigaciones sobre las acusaciones que involucran al sacerdote esperan el doble pronunciamiento de el Vaticano y de la Corte de Apelaciones, Cepeda le puso un pleito laboral a su ex patrón por no pago de su previsión y otros derechos. Molesto por la “generosidad” que ha habido con otros empleados, cuenta aquí el ambiente que conoció en El Bosque, el Karadima íntimo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s