A la señora Janet, que no ha sabido entender ni nuestra misión, ni nuestro trabajo, ni el significado de la palabra ‘paciencia’

El pasado 14 de febrero y a través de nuestra página en Facebook, una tal señora Janet Z. (omitimos su apellido por respeto -aunque posiblemente inmerecido-  y para salvaguardar su intimidad), nos pidió desde Puerto Rico consejo, para contarnos ‘algo espiritual’ que le estaba sucediendo.

Al siguiente día, 15 de febrero, le contestamos con una breve nota que podía contarnos lo que le sucedía, con toda confianza, y que haríamos lo posible por ayudarla.

Un día más tarde, el 16 de febrero, dicha señora nos escribió un largo mensaje narrándonos ciertos sucesos que acontecían en su vida, relacionados esencialmente con algún tipo de perturbación espiritual y con el ataque de alguna especie de íncubo o entidad negativa del bajo astral.

Hoy lunes, día 22, menos de una semana después y sin apenas habernos dado tiempo para responderle (ni siquiera tiempo para decirle que a diario recibimos una media de 60-70 mensajes con todo tipo de consultas y peticiones y procedentes de todo el mundo, además de tener que atender a diario a numerosas personas en nuestro consultorio), la tal señora Janet nos envía otro mensaje, cargado de insultos y ofensas, diciéndonos, entre otras cosas (lo que sigue entrecomillado y en cursiva es cita literal, con faltas de ortografía incluidas):

A estas alturas todavía ni por EDUCACION… he recibido una contestación suya. Me parece que eres un imbecil charlatan..que lo unico que persigues es enterarte de las cosas privadas de los demás. Las personas que disfrutan de “verdaderas facultades espirituales ” se dan cuenta inmediatamente quien tiene esa situación y quien no la tiene…

Fin de la cita textual. Su mensaje es más largo, pero realmente no vale la pena siquiera reproducir una palabra más del mismo.

La señora Janet  ha bloqueado cualquier posible contacto futuro de nosotros con ella, tanto por Facebook como por correo electrónico. Por ello, y únicamente por esa razón, le contestamos desde aquí; y porque de alguna manera también, pensamos que lo que a ella le decimos puede ser de ayuda a otras personas que estén en situación parecida o que, incluso, puedan en algún momento llegar a pensar como ella.

Lo lamentamos por usted, señora Janet. Lamentamos muchísimo que esté usted  tan profundamente equivocada con nosotros, y que no haya entendido absolutamente nada de nuestra misión ni de nuestros objetivos, que se reducen a ayudar a los demás siempre que sepamos y podamos, de la mejor manera posible.

Lamentamos, sobre todo, esa ira y ese odio que se reflejan en su mensaje, esa intransigencia y esa falta de paciencia (cuando hay muchos lectores que han escrito hace más de un mes, incluso dos meses, y aguardan con confianza nuestra respuesta porque saben que SIEMPRE respondemos a todo el mundo y que, si nos demoramos a veces, es por falta material de tiempo y no por ninguna otra razón).

En cualquier caso, y al margen de decirle muy claramente que sigue usted teniendo las puertas abiertas por si en algún momento desea volver a contactarse con nosotros, nuestro único deseo ahora mismo es que Dios la bendiga, la guarde, la proteja y le dé la Paz que tanto necesita, ayudándola a liberarse de esa perturbación  -no sólo espiritual, sino también mental y psicológica- que, efectivamente, usted SÍ padece.

4 Respuestas a “A la señora Janet, que no ha sabido entender ni nuestra misión, ni nuestro trabajo, ni el significado de la palabra ‘paciencia’

  1. Señora o señorita Maria Antonieta: Tiene usted razón; y precisamente porque creemos que esa pobre mujer puede estar sufriendo o atravesando por una experiencia poco grata y que necesita ayuda, por ello al final del comentario le reiteramos, si es que llega a leernos, que sigue teniendo nuestras puertas abiertas y puede seguir contando con nuestra ayuda.

  2. maria antonieta

    primera vez que ingreso a esta pagina,por curiosidad…creo entender la molestia que se siente cuando uno es ofendido,y por el comentario leido me doy cuenta que es sierto eso de que es facil juzgar y criticar,pero alguien se imagina por lo que puede estar pasando esa pobre mujer,la desesperacion que lleva en su alma y el temor tremendo que debe sentir?…el amor divino que debe sentir Dios por nosotros ,seres tan imperfectos e impacientes.espero no me juzgen es solo mi humilde comentario.

  3. Gracias a usted, Chechibel, por su comentario. No hemos enviado ningún correo particular a nadie al respecto de este tema; sólo hemos publicado un comentario en el blog, en la sección que destinamos a los mensajes a todos los lectores. Bendiciones.

  4. No entiendo porque hay personas que se cren saber todo pero a lo largo no son mada,que pena por la señora se que pudieron ayudar pero no entiendo porque he recbido este correo de la señora Janet, porque yo como todos ustedes estoy mas interesada por las cosas espirituales y como es posible que haya gente de malos sentimientos gracias por el imforme de lo que esta pasando estoy con ustedez

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s