Ángeles en la Biblia

Ángeles en el Antiguo Testamento

Se presentan a Abraham, en la figura de tres hombres, y le anuncian que después de un año tendrá un hijo. (Gn 18, 1, 37). Mensajeros de Dios son también los dos huéspedes de Lot en Sodoma. Ellos lo protegen a él, a su mujer y a sus dos hijas. Pero los ángeles tienen también la tarea de seguir el juicio sobre los habitantes de Sodoma. Jacob ve a los ángeles de Dios que subían y bajaban sobre una escalera que salía de la tierra y tocaba el Cielo. (Gn 28, 10).

Después de la expulsión de Adán y Eva del Paraíso, Dios puso al oriente del Jardín del Edén a los Querubines y la llama de la espada zigzagueante para custodiar el acceso del árbol de la vida. (Gn 3,24).

El ángel del Señor se aparece a Moisés en la llama de fuego en medio de la zarza. (Ex 3, 1-33).

El ángel del Señor protege a Israel en el pasaje del mar y lo escolta durante el éxodo. (Ex 23,20).

Envía un ángel a hacer de guía delante de ellos en el desierto. (Ex 32, 34; 33, 2). “Yo enviaré un ángel delante de ti para que te proteja en el camino y te conduzca hasta el lugar que te he preparado”. Los ángeles llevan ante Dios las plegarias de los hombres. (Tb 12, 12) (Ap 5,8; 8,3).

Un mensajero de Dios se aparece a Josué con el aspecto de un hombre con la espada zigzagueante. El ángel promete a Josué y a Israel su ayuda en la batalla. Mientras Josué estaba preso en Jericó, levantó los ojos y vio a un hombre de pie ante él que tenía una espada zigzagueante. Josué le pregunta “¿tú estás por nosotros o por nuestros adversarios?”. El extranjero responde “Yo soy el jefe de los ejércitos del Señor”. Él prepara a Josué el anuncio de la próxima caída de Jericó.

David levantó los ojos y vio al ángel del Señor que estaba entre el cielo y la tierra con la espada desenvainada en la mano apuntando hacia Jerusalén. (1Cr, 21, 16). El Señor ordenó al ángel que saliera a enfundar su espada. (1 Cr, 21, 26).

Ante la ira de la Reina Jezabel, Elías tuvo que partir al desierto para salvar su vida. Cansado, se sentó bajo una retama. Mientras dormía, un ángel lo tocó y le dijo “levántate y come”. Él vio que había a su cabecera una galleta cocida sobre piedras calientes y una jarra de agua. Comió y bebió. Cuando se acostó de nuevo, el ángel del Señor volvió otra vez a tocarlo y le dijo: “Levántate y come, porque todavía te queda mucho por caminar”. Entonces Elías se levantó, comió y bebió, y fortalecido por ese alimento caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta la montaña de Dios, el Horeb. (1Re 19, 4-8).

“Yo vi al Señor sentado sobre un trono elevado y excelso, y las orlas de su manto llenaban el templo. Unos Serafines estaban por encima de él. Cada uno tenía seis alas: con dos se cubrían el rostro, con dos se cubrían los pies y con dos volaban. Y uno le gritaba al otro “Santo, santo, santo es el Señor de los ejércitos. Toda la tierra está llena de su gloria”. (Is 6,1-4).

Porque tres jóvenes rehusaron rendir honores divinos a Nabucodonosor, fueron arrojados dentro de un horno de fuego ardiente. El ángel del Señor bajó con ellos al fuego y apagó las llamas del horno. Los jóvenes así salvados, alabaron al Señor y a sus ángeles. (Dn 3).

Darío ordena arrojar a Daniel a la fosa de los leones, porque el profeta, contraviniendo la ley, rezaba al Dios de Israel. Decidido esto, Daniel no sufrió ningún mal y confesó: “Mi Dios ha enviado a su ángel y ha cerrado las fauces de los leones”. (Dn 6).

Tobías emprendió un viaje porque necesitaba dinero para su padre, que estaba ciego. En este viaje, lleno de peligros, Tobías encontró a un ángel (Rafael) que lo acompañó y lo indujo a tomar la hiel de un pez como remedio contra la ceguera del padre. Al mismo tiempo, el ángel salvó de su tragedia a la joven mujer de Tobías. Al final reveló su identidad: “Yo soy Rafael (Dios salva), uno de los siete ángeles que están delante de la gloria del Señor y tienen acceso a su presencia”. (Tb 12, 15).

Ángeles en el Nuevo Testamento

El Arcángel Gabriel se le apareció a Zacarías, en el tiempo, para anunciarle el nacimiento de su hijo, Juan. (Lc 1, 8-22).

El Arcángel, a los seis meses, fue enviado por Dios para anunciarle a María la encarnación de su hijo, llamado Jesús. (Lc 1, 26-28). Más tarde, el Arcángel se aparece a los pastores que hacían guardia de noche. “La gloria del Señor los cubrió de luz. Ellos anunciaron el nacimiento del Mesías y, de improviso, apareció una multitud del ejército alabando a Dios.”.

Un ángel se le apareció en sueños a José para anunciarle la concepción del niño.(MT 1, 18- 24) Más tarde, en otro sueño, se apareció nuevamente a José y le ordenó huir a Egipto con el niño y su madre. (Mt 3, 13-15). Después de la muerte de Herodes, un ángel se le apareció en sueños a José y le ordenó volver a Galilea. (Mt 2, 19-23).

Al inicio de la pasión de Jesús, un ángel se le apareció durante su plegaria y lo reconfortó. (Lc 22, 43). “¿No crees que yo le puedo pedir ayuda a mi padre y que Él pondría inmediatamente a mi disposición más de doce legiones de ángeles?”. (Mt 26, 53).

Un ángel, en ciertos momentos, descendía a la piscina y agitaba el agua, y el primero en entrar después de la agitación del agua se curaba de cualquier enfermedad que padeciese. (Jn 5, 4).

Mría Magdalena y la otra María, madre de Santiago y Salomé, miraron a la tumba de Jesús: Un ángel del Señor bajó del cielo, e hizo rodar la piedra y se sentó sobre ella. Su aspecto era como el de un relámpago y su vestidura era blanca como la nieve. Él anunció a las mujeres: “No está aquí, ha resucitado”. (Mt 28, 1-6).
“Así, dos hombres vestidos de blanco se les presentaron” y les explicaron lo que había sucedido. (Hc 1, 10s). Cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles (Mc 8,38).

“Mandará a sus ángeles con una gran trompeta, para que congreguen a sus elegidos de los cuatro puntos cardinales, de un extremo al otro del horizonte”. (Mt 24, 31). “Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria con todos sus ángeles, se sentará sobre su trono de gloria”. (Mt 25, 31).

Cuando el sumo sacerdote mandó arrestar a los Apóstoles en la prisión pública, un mensajero de Dios abrió las puertas de la prisión y los hizo salir. (Hc 5, 18s). Herodes hizo encarcelar a Pedro pero un ángel mensajero lo liberó. De pronto apareció un ángel del Señor y una luz resplandeció en el calabozo. El ángel sacudió a Pedro y lo hizo levantar diciéndole: “¡Levántate rápido!”. Entonces las cadenas se le cayeron de las manos. Las puertas se abrieron solas delante de ellos. (Hc 12, 4-9).

Cuando Pablo estaba en peligro de naufragio se le apareció un ángel, durante la noche, y le prometió la salvación para él y para todos aquellos que estaban con él. (Hc 27, 23-25).

Los ángeles formados en torno al trono de Dios que está en el cielo. Ellos estaban ante Él junto a la oración de todos los santos. (Ap 5,8; 8,3). El Apocalipsis dirige, sobre todo, siete mensajes a los siete ángeles de la comunidad de Asia. (Ap 1, 4; 3, 22). Los ángeles tienen, en sí mismos, las potencias sobre los poderes distribuidos en la naturaleza como: ángeles de los vientos (Ap 7, 1-8), del fuego (Ap 14, 18), del agua (Ap 16, 5). Ellos anotan las acciones de los hombres sobre los libros celestiales (Ap 17, 8; 20, 12). A los siete ángeles les dieron siete trompetas, con lo cual se inicia el juicio (Ap 8, 9). Siete ángeles anunciaron las últimas siete plagas. (Ap 15, 16).

El ángel del juicio encadenó, al final, al dragón y lo lanzó al abismo. (Ap 20, 1-3).

Α ω  Α ω  Α ω

Para más información recomendamos la lectura de estos magníficos trabajos sobre los ángeles:

Los ángeles: los mensajeros de Dios ante los hombres

Los ángeles custodios y los ángeles caídos

El arcángel San Miguel, príncipe de los espíritus celestiales

San Gabriel y San Rafael y otros árcángeles menos conocidos

Anuncios

Una respuesta a “Ángeles en la Biblia

  1. Por favor necesito una ayuda. soy devota de San Gabriel Arcángel, todos los días le rezo por un milagro que es muy importante para mi. Hoy en la mañana, hacía mi petición con muchísimo fervor y fe y de pronto se abrió la puerta y la ventana de mi cuarto con un viento estrepitoso, esto qué significa? no tengo malas entidades en casa, está limpio y tengo protección de San Benito.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s