Mi oración personal del Padrenuestro

«Padre Nuestro», que estás en las flores, en el canto de los pájaros, en el corazón latiendo; que estás en la compasión, la caridad, la paciencia y el gesto del Perdón.
«Que estás en los Cielos», que estás en mí, que estás en este prójimo que yo amo, en ese que me hiere y en aquél que busca la verdad.
«Santificado sea tu nombre», por todo lo que es bello, verdadero, justo y misericordioso.
«Venga a nosotros tu reino», de Paz, Justicia, Fe, Caridad, Luz y Amor.
«Hágase tu voluntad», aunque mis ruegos a veces reproducen más mi orgullo que mis necesidades reales.
«Dame hoy el pan de cada día», y dáselo también a todas las personas que pasen alguna necesidad.
«Perdóname mis ofensas», mis errores, mis faltas. Perdona cuando se vuelve frío mi corazón.
«Perdóname», así como yo intento perdonar a aquellos que me ofenden,  incluso cuando mi corazón está herido.
«No me dejes caer en las tentaciones», de los errores, de los vicios, de la crítica infundada y el egoísmo.
«Y líbrame del Mal»,  de todo lo malo y negativo, de toda violencia, de todo infortunio, de toda enfermedad. Líbrame de todo dolor, de toda tristeza y de toda desilusión. Manténme ahora y siempre libre de todas las insidias, influencias y tentaciones del Maligno y de todo mal espíritu.
Pero incluso, si ves que esas dificultades son necesarias en mi vida, concédeme que yo tenga la fuerza y el coraje, la serenidad y la sabiduría suficientes para afrontarlas.
Que así sea. Amén.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s