En todos los pueblos y culturas existe el fenómeno de la posesión

El fenómeno de la posesión tiene lugar en distintos pueblos y culturas en todo el mundo. Pero no solamente existen las posesiones demoníacas. Una persona puede ser poseída por demonios, por espíritus o incluso por entidades divinas.

En este último caso, tenemos como ejemplo el de los adoradores del dios Dioniso en la antigua Grecia. En sus rituales llegaban a un intenso estado de trance extático, que se sentían literalmente poseídos por su dios. De tales estados procede la palabra «entusiasmo» (del griego en-theos, poseído por dios).

El ritual de exorcismo no sólo se emplea para expulsar entidades demoníacas, sino que dependiendo del caso, se utiliza también para expulsar influencias negativas u otras entidades, como son los desencarnados o las almas errantes, del cuerpo de una persona. Es un recurso presente en multitud de culturas y realizado por sacerdotes, chamanes y hechiceros o incluso laicos.

Este poder de expulsar espíritus no sólo estaba en manos de Jesús, sino que también dus seguidores gozaron de tal facultad. Tras la muerte de Jesús, los apóstoles continuaron realizando exorcismos, incluso utilizando objetos y reliquias como talismanes. Así lo leemos en Hechos, 19: 11-12: «Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, a tal grado que a los enfermos les llevaban pañuelos y delantales que habían tocado el cuerpo de Pablo, y quedaban sanos de sus enfermedades, y los espíritus malignos salían de ellos».

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s