Práctica de Exorcistas y Flagelum Daemonum, dos de mis libros de cabecera

Con agrado les muestro hoy dos libros que guardo como oro en paño y que están entre las obras más preciadas de mi biblioteca. «Práctica de exorcistas», del padre Benito Remigio Noydens (Madrid, 1670), en castellano antiguo, es casi mi libro de cabecera, junto con el «Flagelum Daemonum» y el «Fustis Daemonum», de Girolamo Menghi (también conocido por Hyeronimo Mengo) (Venecia,1586), ambos escritos en latín medieval.

Con la lectura y estudio de estas obras -y otras similares-, he aprendido muchísimo más sobre exorcismos y sobre la manera de luchar contra los malos espíritus, que con el «Rituale Romanum», el libro «oficial» de la Iglesia católica. La última versión de 1999 del Rituale es prácticamente ineficaz, ya que al haber sido modificadas y alteradas casi todas las oraciones, y traducidas al castellano, el ritual de exorcismos ha perdido toda su fuerza.

La Iglesia católica insiste en considerar que todas las posesiones son causadas por demonios, a pesar de que exorcistas experimentados, como lo fue mi mentor espiritual el padre Amorth (quien por muchos años fue el exorcista oficial del Vaticano), ya defendían que una gran mayoría de posesiones no eran causadas por demonios, sino por malos espíritus, desencarnados y entes varios del bajo astral. En nuestra experiencia de muchos años, esta realidad la tenemos bien constatada.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s