La historia del «Tue Tue» y el «Chonchón», los pájaros nocturnos que aún atemorizan los campos chilenos

«Yo no creo en brujos Garay…. pero de que los hay los hay». Con esta frase termina una de las entrevistas que tuvimos que realizar para esta nota. La historia popular chilena está llena de mitos y leyendas: Encuentros donde un campesino logra engañar al mismísimo satanás, historias de brujos o pájaros errantes que traen mala fortuna.

Los brujos en Chiloé fueron asunto de Estado

El tema de los brujos o brujas estuvo y está aún muy asentado en la isla de Chiloé. El sistema judicial chileno incluso llevó adelante juicios formales en contra de estas prácticas: En el Archivo Nacional permanece un caso fechado en 1693, el de «Juana Codosero, quien fue acusada por envenenar y dar muerte a su marido a través de la preparación de los sesos de asno.

Otro caso, «es el que está protagonizado en 1714 por el cacique de Ytata Lorenso Andrés Millacura, quien fue acusado por el corregidor del partido por usos de «algunos maleficios» como se constata en la causa judicial de la Real Audiencia volumen 2.990; «que se haga sentencia en que se condene al dicho indio en cincuenta azotes los cuales se les haga dar y que se desterrado del dicho partido veinte leguas en contorno y no le quebrante pena a de que lo cumplirá por tiempo de dos años en las minas del Valle de Copiapó».

Los relatos de estos pájaros nocturnos han llegado al juego de cartas chileno Mitos y Leyendas. En este caso el Tue Tue

Los relatos de estos pájaros nocturnos han llegado al juego de cartas chileno Mitos y Leyendas. En este caso el Tue Tue

El Tue Tue: «Hay que creer en la sabiduria popular»

En la zona central de Chile, una de las leyendas más conocidas es la del «Tue Tue». Se trata de un supuesto pájaro nocturno que aún acecha los campos chilenos.

Silvia Gutierrez administra el centro Curarrehue en el sector de los huertos familiares en San Pedro de la Paz. En este lugar se hacen cuerpo las tradiciones chilenas.

En conversación con Sabes.cl recuerda que cuando chica vivía en Arauco, cerca de la bifurcación de la ruta costera hacia Lebu. Su familia era del sector Curaquilla y manifiesta que escuchaban siempre al Tue Tue; «mi abuela se persignaba, salia afuera y le decía; ven mañana por un queso y sigue tu camino y el pájaro se iba». La historia no queda aquí pues al día siguiente llegaba una persona a pedir el alimento comprometido y uno podría identificar quien estaba detrás del pájaro.

La historia del Chon Chon también ha sido rescatada para el juego Mitos y Leyendas

La historia del Chon Chon también ha sido rescatada para el juego Mitos y Leyendas

En la página web del centro Curarrehue se hacen referencias a estas historias; varias de las cuales se siguen transmitiendo de generación en generación en los campos chilenos. Silvia nos relata que antes el sector de huertos familiares en San Pedro era solo campo y que también se escuchaban los Tue Tue, «hoy ya es más difícil por el ruido la gente, pero antes era normal» nos asegura.

Pero esto es un mito, una simple leyenda le preguntamos…«hay que creer en la sabiduria popular».

«Yo no creo en brujos Garay…. pero de que los hay los hay» culmina.

Uno de los relatos populares afirman que el brujo es capaz de autodecapitarse y volar para recorrer los campos chilenos

Uno de los relatos populares afirma que el brujo es capaz de autodecapitarse y volar para recorrer los campos chilenos

¿Qué son el Tue Tue y el Chonchón?

El relato popular refiere que el Tue Tue es un pájaro nocturno que debe su nombre al sonido que emite cuando zurca los cielos rurales: tue tue tue tue tue!!!! se escucha en los campos. En teoría es un brujo o bruja que durante la noche entraría en una especie de trance y adoptaria la forma de un pájaro para recorrer la zona donde reside.

El Chon Chón sería una especie de derivación del Tue Tue. En esta oportunidad el brujo o bruja sería capaz de desprenderse de su cabeza y salir a volar para también recorrer las localidades vecinas. Si escuchas cantar un Chon Chón significa que habrán muertes en la familia o en las inmediaciones. Eso es lo que por lo menos afirma la sabiduría popular.

Los relatos transmitidos de generación en generación aseguran demás que cuando se encuentre a la persona sin cabeza en su casa hay que darlo vuelta y así el pájaro no podrá posarse nuevamente en su cuerpo cuando vuelva.

«Es todo verdad…»

El historiador penquista Alejandro Mijovilovic nunca ha escuchado al pájaro cantar, pero si ha escuchado la historia, «esto es muy antiguo, probablemente venga desde los mapuches o incluso más atrás; de los romanos que después pasó a los españoles y después durante la conquista se mezclaron con las creencias de los mapuches».

Para muchos estas historias no pasan de ser relatos populares sin ningún sustento. Sin embargo, hay quienes si los han escuchado y creen firmemente en su existencia. Es el caso de María López, esta vecina hoy vive en Penco. Cuando era niña residía o visitaba con frecuencia Loncoche (novena región) en el campo de su padre ubicado en el sector «La Paya».

Su relato es vívido, pese a los cerca de 50 años que han pasado; «yo tenia 16, junto a mi padre fuimos al pueblo a ver un circo. De regreso a eso de las 12 de la noche nos bajamos del bus y caminamos hacia el monte. De pronto sentimos un montón de pájaros aleteando sobre nuestras cabezas. Estaban muy cerca, incluso podía sentir sus aleteos que me tiraban viento sobre mi pelo y orejas. Tue, tue, tue, tue, tue!!!!! se escuchaba clarito. Yo le pregunté a mi Papá y él sólo me pedía caminar rápido y no mirar para atrás. Así fue hasta que llegamos a la casa y los pájaros nos siguieron hasta ahí.

Mi papá siempre contaba muchas historias de que en esa zona había mucho brujos, incluso algunos los conociamos, todos sabían. Había un señor que vivía al otro lado del rio y todos decían que era un brujo de esos que era capaz de cortar su cabeza y salir a volar en las noches», culmina.

El relato de María suena muy cercano, aún pese a los años que han pasado, «me da miedo el campo ese, todo lo que le digo es verdad. Yo tenía 16 años y me acuerdo claramente» culmina el relato de la vecina.

Fuente: sabes.cl

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s