La primera mujer ahorcada en Salem por brujería

En 1692, moría en la horca la primera víctima acusada de brujería en los juicios de Salem.

El 10 de junio de 1692, Bridget Bishop, la primera persona en ser juzgada durante los juicios de Salem, murió ejecutada en la horca después de ser declarada culpable de practicar brujería.

Todo había comenzado algunos meses atrás, en febrero de 1962, cuando dos niñas de 9 y 11 años de edad, la hija y la sobrina del Reverendo Samuel Parris, comenzaron a experimentar convulsiones y a manifestar misteriosos síntomas.

Un doctor concluyó que las niñas estaban sufriendo los efectos de un acto de brujería. Ellas corroboraron el diagnóstico y, ante la presión del médico y de sus padres, nombraron a los presuntos responsables de su sufrimiento.

Los primeros residentes de Salem en ser acusados de brujería fueron Sarah Goode, Sarah Osborne y Tituba, un esclavo indio proveniente de Barbados. Tituba confesó el crimen, y ayudó a las autoridades a identificar a las demás brujas de Salem.

En junio de 1692 se convocó a un tribunal especial para juzgar a los acusados. Bridget Bishop había sido identificada como bruja por más personas que cualquier otro acusado, por lo que fue la primera en someterse a juicio. Bridget Bishop fue ahorcada, y a ella le siguieron otras 13 mujeres y 5 hombres.

Elizabeth Johnson Jr., declarada culpable de brujería y sentenciada a muerte en 1693, aunque su ejecución quedó en suspenso, fue absuelta por los legisladores de Massachusetts, 329 años después del veredicto.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s