La honestidad del sanador espiritual

sanacionespiritual001

En fecha reciente apareció en el matinal Bienvenidos de Canal 13 el caso de Karina González, una mujer que decía sentirse estafada por un falso sanador espiritual que se publicita y tiene su consultorio en la comuna de Maipú. Pueden ver en este enlace el vídeo del reportaje:  http://www.13.cl/programa/bienvenidos/lo-que-tienes-que-saber/estafada-por-un-falso-sanador-espiritual .

Debido a la confusión que ha generado este tema entre algunos lectores y asimismo entre algunos de nuestros clientes, al respecto de lo que es realmente la sanación espiritual, hemos creído necesario y conveniente volver a reproducir este artículo que ya publicamos cinco años atrás, concretamente en el año 2009:

El sanador espiritual actúa como un canal permitiendo que sus guías espirituales utilicen su campo energético y así puedan trasladar a través de él y hacia el paciente, diferentes energías de Luz. Todas estas energías  poseen un elevado nivel de vibración, a través del cual se pueden equilibrar los cuerpos emocional, mental, espiritual y físico de las personas que deseen y/o necesiten recibir dichas energías.

Como ya dijimos anteriormente en el artículo ‘La curación espiritual’, el sanador espiritual únicamente es el canalizador de dicha energía universal y sabe muy bien (o debe saber, siempre que sea honrado y sincero) que NO ES ÉL QUIEN SANA, SINO QUE QUIEN SANA ES DIOS O ENTIDADES S DE NIVELES SUPERIORES, A TRAVÉS  SUYO. El sanador o curador únicamente es un facilitador de esa energía y por ello, en su actuación debe regir siempre este principio, norma básica o, si se quiere llamar así, mandamiento:

La labor del curador espiritual ha de estar siempre regida por los principios básicos de la humildad, la honestidad, la honradez y, sobre todo, debe actuar en toda ocasión y momento con mucho amor y respeto hacia todas las personas que lo necesitan.

Un encuentro con un sanador espiritual realmente comprometido con su misión puede resultar para la persona una experiencia de un valor incalculable; ya que estimula al hombre o a la mujer que lo necesitan, no sólo a mejorar su calidad de vida sino que también lo/la hace participar activamente en el proceso de su curación, ya sea únicamente espiritual, psíquica o incluso en muchas ocasiones, sanación a nivel físico.

Sea el caso que sea, el proceso de curación se lleva a cabo únicamente entre el paciente y Dios; en todo dicho proceso, el sanador es solamente un testigo del resultado; un testigo que en no pocas ocasiones se siente reconfortado y satisfecho por el sólo hecho de que la persona experimente una mejoría o llegue a curar completamente. Asimismo, muchas veces tal experiencia hace cambiar la actitud del enfermo frente a su existencia, puesto que después de haberla vivido, la persona adquiere una fortaleza interior, una nueva confianza de su valor como persona, más autoestima y más seguridad en sí misma, por sólo citar algunas mejoras sustanciales en su existencia; mejoras que posiblemente,  de otra forma no hubiera alcanzado.

Lamentablemente, ciertas personas -en todas partes del mundo y también aquí en Chile-  poco escrupulosas y con claros intereses y objetivos de ganar dinero con rapidez y facilidad, se aprovechan de la amplitud del concepto ‘sanación espiritual’ para ‘armar’ sus negocios y confundir a las personas necesitadas que de buena fe buscan la ayuda de un sanador, llegando a poner tarifas o precios desorbitados para sus ‘terapias’ y ‘sesiones’ y aprovechándose de la ignorancia de la gente sencilla para aturdirla y/o confundirla con un batiburrillo o mezcla de técnicas, conceptos y tratamientos.

Por todo ello, hemos creído conveniente y necesario aclarar lo siguiente a todos nuestros lectores, amigos y visitantes, lo siguiente:

– La sanación y curación espiritual que llevamos a cabo en el Templo de la Luz Interior es radicalmente distinta y no tiene nada que ver con la que realicen o puedan realizar grupos católicos carismáticos, grupos o comunidades evangélicas o cualquier otro ritual similar que lleve a cabo cualquier grupo o entidad esotérica o religiosa, secta o grupúsculo o cualquier individuo que se anuncie o promocione en el mismo o parecido sentido.

Consultas e información sin compromiso, al fono fijo de Santiago 02- 28 39 29 39.
(Este artículo fue publicado por primera vez en este blog el 13 de enero de 2009)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s