“La fuerza de Dios es superior a la del demonio”

Satanás existe, la Biblia lo dice, la Iglesia lo reconoce y los hechos a través del tiempo parecen demostrarlo. Sin embargo, aún hay muchas personas que no creen que una entidad demoníaca pueda poseer a alguien y conducirlo a cometer homicidios u otro tipo de delitos en medio de un ritual satánico.

“Es necesario comprender que en la Biblia aparece Satanás, también conocido como Lucifer, Maligno o Diablo, e incluso en el Antiguo Testamento se dice que Satanás perturbó a Job y lo hizo pasar por muchas calamidades, pero Dios lo protegió porque era un hombre justo. El Nuevo Testamento indica que Jesús expulsó y combatió a los demonios quienes perturbaban a las personas. El demonio sabía que Jesús era Dios, por lo que bíblicamente el Diablo sí existe”, explicó en Internet el teólogo, filósofo y sacerdote venezolano Miguel Ospino.

Continuó al exponer: “La Iglesia también cree que Satanás existe, y el Papa Pablo VI lo definió como ‘un ser vivo, espiritual, terrible, de una realidad pavorosa, pervertido y pervertidor, y del cual poco sabemos’, aunque su misión es hacerle creer a la gente que no existe”.

No obstante, Ospino destacó que quienes creen en “Dios saben que su fuerza es superior a la del Demonio, por lo que no pueden dejarse llevar por el miedo y pensar que Lucifer puede hacerles daño, ya que sólo lo hace si la persona se lo permite, porque para que alguien haga mal tiene que tener la voluntad para realizarlo. El Demonio no posee fácilmente a un individuo, lo hace si lo deja, si rinde cultos al mal o quiere hacer daño a los demás”.

El clérigo mencionó que aunque es muy difícil que ocurra, la posesión diabólica es factible, y eso no significa que Satanás se mete en el cuerpo de las personas, ya que es imposible que subsistan dos seres (espíritus) en un mismo organismo, sino que se apodera de los sentidos.

Ospino resaltó que “no todo el mal que hace el hombre viene del Demonio en sí, porque para eso el humano tiene el libre albedrío para escoger entre el bien y el mal, aunque en algunos casos Satanás se aprovecha y lo conduce a ejecutar algo maligno. Allí es donde surge el satanismo, movimiento de personas quienes veneran a Satanás como su Dios, le rinden culto, hacen misas negras, sacrificios de animales, se bañan con sangre y le piden cualquier cosa a él, pero se sabe que quien entregue su vida a Satanás siempre la perderá”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s