Existencia de un ser supremo: la creencia más intensa en el mundo

La creencia en un dios o ser supremo y algún tipo de vida después de la muerte es fuerte en muchos países de todo el mundo, según un nuevo sondeo Ipsos/Reuters.

El 51 por ciento de las 18 mil 829 personas de 23 países que participaron en la encuesta dijeron que estaban convencidas de que había vida después de la muerte y de que existía una entidad divina, mientras que el 18 por ciento dijo no creer en ningún dios y un 17 por ciento afirmó no estar seguro.

Sin embargo, sólo el 28 por ciento dijo creer en el creacionismo, la noción de que un dios creó a los humanos, frente al 41 por ciento que cree en la evolución humana y el 31 por ciento que simplemente no sabe qué creer.

“Para muchos puede parecer que vivimos en un mundo laico, pero esta encuesta demuestra lo importante que es la vida espiritual para muchos ciudadanos del mundo, ya que la mitad dice creer en un ser espiritual y la misma proporción en un más allá de un tipo u otro”, dijo Bobby Duffy, director ejecutivo del londinense Instituto de Investigación Social en Ipsos.

“La otra cuestión realmente interesante es la gran proporción del resto de personas que simplemente no están seguras de que haya una explicación espiritual a cómo llegaron aquí o a qué sucede cuando mueren”, agregó.

Indonesia, Turquía y Brasil tuvieron la proporción más alta de gente con una fe categórica en un dios o ser supremo, mientras que el 24 por ciento de habitantes de India, el 14 por ciento de los chinos y el 10 por ciento de los rusos eran los más propensos a creer en muchos dioses.

Y en el otro lado del espectro, entre los que dijeron que no creen en un dios o ser supremo, casi el 40 por ciento tenía más posibilidades de vivir en Francia, seguidos por Suecia, Bélgica y Gran Bretaña.

Aunque la mitad de los encuestados pensaban que hay algo después de la muerte, casi una cuarta parte no cree que haya cielo o infierno. El 7 por ciento cree en la reencarnación y el 2 por ciento cree en el concepto del cielo, pero no en el infierno.

Los mexicanos eran los más propensos a aceptar la idea de una vida después de la muerte, pero no de un cielo o un infierno, seguidos por rusos, brasileños, indios, canadienses y argentinos.

La creencia en la reencarnación era más fuerte en Hungría.

De los que creían en la reencarnación, el 13 por ciento era de Hungría, mientras que los suecos formaban la mayor proporción de los que dijeron que no sabían lo que pasaba después de la muerte. España y Corea del Sur tuvieron el porcentaje más alto de personas que pensaban que “simplemente dejas de existir”.

“Hay una convicción en una parte (en un ser supremo) pero hay mucha incertidumbre en la otra”, dijo Duffy, refiriéndose a lo que sucede después de la muerte.

Los que creían en el creacionismo eran más numerosos en Sudáfrica, seguidos de Estados Unidos, Indonesia, Corea del Sur y Brasil.

Habitantes de Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Hungría, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Polonia, Rusia, Arabia Saudí, Sudáfrica, Corea del Sur, España, Suecia y Estados Unidos participaron en la encuesta.

Fuente: milenio.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s