Enterrado vivo un supuesto brujo boliviano

La policía investiga la misteriosa muerte de un supuesto «brujo» a manos de campesinos quechuas, que supuestamente lo enterraron vivo después de acusarlo de haber hechizado a uno de los suyos.

La aparente venganza ocurrió el pasado 20 de agosto en una remota aldea montañosa del centro de Bolivia; pero el cuerpo de Jorge Cano Rojas, de 48 años, recién fue recuperado este viernes primero de octubre para realizar una necropsia, informó la policía de la ciudad de Cochabamba, que evitó dar más detalles del caso.

El hijo de Cano, de nombre Javier, relató a medios de prensa en esa ciudad que su padre fue detenido en otra localidad por una treintena de comuneros, quienes lo llevaron por la fuerza a Pacha Alta, donde lo golpearon antes de enterrarlo aún vivo en presencia de sus familiares.

El hombre fue acusado de embrujar a Miguel Aquino, agricultor de Pacha Alta, quien murió poco antes de forma misteriosa, según relató Javier Cano. Negó que su padre haya sido hechicero y dijo que era agricultor.

Antes de Cano, otras doce personas murieron en circunstancias parecidas a manos de turbas que tomaron la justicia por mano propia a nombre de la  «justicia comunitaria», una práctica prohibida por la legislación boliviana.

Los linchamientos generalmente ocurren en barriadas y aldeas rurales alejadas, donde la presencia policial es muy escasa.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s