No hay niños en el Infierno

Un niño acompañado de su ángel de la guarda.

Me preguntan si hay algún niño que, tras su muerte, por las razones que sea, vaya al Infierno.
Aquí me referiré a quienes denomino «niños»; es decir, los que tienen la edad cronológica de la infancia y de la inocencia, entre los 0 y los 7 años.

No hay niños en el Infierno. Niño, adulto, anciano, son edades del cuerpo físico. En el Infierno sólo hay almas y espíritus condenados. El espíritu no tiene edad, no tiene tiempo cronológico. Por tanto no está sujeto a las leyes físicas,las que rigen el mundo físico.

No hay niños en el infierno. Los niños no tienen ninguna responsabilidad moral, puesto que no tienen conciencia del Bien y del Mal, y tampoco del pecado.

Las almas de los niños fallecidos en estado de inocencia, tras un brevísimo tránsito, son tomadas de la mano por los ángeles del Señor, quienes les llevan directamente al Cielo, donde son llamadas ante la presencia de Dios.

En el Deuteronomio (1:39) se nos dice: «Y vuestros niños, de los cuales dijisteis que servirían de botín, y vuestros hijos que no saben hoy lo bueno ni lo malo, ellos entrarán allá, y a ellos la daré, y ellos la heredarán».

Y no olvidemos las hermosas palabras de Nuestro Señor Jesucristo, en Marcos 10: «Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios (el Reino de los Cielos, según otras versiones)».

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s