La dirección espiritual

La dirección espiritual es un don. El Espíritu Santo da a ciertas personas dones de sabiduría, de fe y de discernimiento. Religiosos y también laicos pueden ayudarte, si realmente lo necesitas. a ver la voluntad de Dios en tu vida, a encaminarte por la ruta que Dios te marca.

«No sólo el director debe ser sabio y prudente, sino también experimentado. Si el guía espiritual no tiene experiencia de la vida espiritual, es incapaz de conducir por ella a las almas que Dios en todo caso llama, e incluso no las comprenderá», dice san Juan de la Cruz.

Por eso, elige bien con quien deseas tener dirección. Es importante este punto, porque tú pones tu alma en las manos de un hombre o mujer para que te ayude a buscar la voluntad de Dios. Ora y pide al Señor que te mande a tu director espiritual, al mejor que encuentre para ti, y confía en él. Dios se vale de instrumentos humanos para derramar sus gracias en la tierra.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s