Luces y sombras

Si observan bien, las velas tienen sombra, que se refleja en la pared. En cambio, la llama de esas mismas velas no tiene sombra, no hay reflejo.

La Sombra nada puede contra la Luz. Donde la Luz brilla, ninguna Sombra se refleja.

Los servidores del Maligno son muchos. Algunos actúan a cara descubierta; otros se disfrazan, se hacen pasar por ‘amigos’ y esconden sus reales intenciones.

Su finalidad es clara: tratar de dañarnos de cualquier forma posible. Pero no lograrán apagar nuestra Luz.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s