Rusalka, la doncella del agua de los pueblos eslavos

Una rusalka es una figura de la mitología eslava, un espíritu femenino del agua que vive en los ríos, lagos y corrientes de agua dulce.

De acuerdo con algunos mitos, la rusalka era una criatura hermosa de piel nívea y ojos blancos que vive en el fondo de los ríos. Su cabello es descrito como de color verde, y siempre húmedo. Según algunas leyendas, si se secase su cabello, la rusalka moriría. Por ello, siempre se acompaña de su peine; del cual fluye un pequeño chorro de agua.

Sólo hasta principios de junio abandonan sus hogares subacuáticos para salir a la orilla, entonar canciones, hilar o danzar en grupo. Es cuando tiene lugar la Semana de las Rusalki, durante la cual es peligroso bañarse en el río.

Cuando alguien las sorprende en dicho acto, el intruso es atraído por los cantos para perder la vida en el fondo del agua. Para protegerse de las rusalki es necesario llevar en la mano una ramita de ajenjo.

También se dice que, antes de ser ninfas acuáticas, algunas rusalki fueron mujeres normales, cuya muerte fue trágica o cerca de los ríos. Para evitarlo, o liberarlas, es necesario realizar ofrendas durante la Semana de las Rusalki: verter alguna bebida alcohólica, romper varios Huevos de Pascua y dejar viandas cocinadas en casa, tras lo cual deben cantarse plegarias dedicadas a las rusalki.

Según el historiador Vladimir Propp, la «rusalka» original era un apelativo utilizado por los pueblos paganos eslavos, que los vinculaban con la fertilidad y no consideraban malvadas a las rusalki [denominación para el plural] antes del siglo XIX. Salieron del agua en la primavera para transferir la humedad que da vida a los campos y así ayudaron a nutrir los cultivos. En las versiones del siglo XIX, una rusalka es un ser inquieto y peligroso que ya no está vivo, asociado con el espíritu inmundo.

Según Dmitry Zelenin, las mujeres jóvenes que se suicidaron ahogándose debido a un matrimonio infeliz (podrían haber sido abandonadas por sus amantes o abusadas y acosadas por sus maridos mucho mayores) o que fueron ahogadas violentamente en contra de su voluntad (especialmente después de convertirse en embarazada de niños no deseados), deben vivir su tiempo designado en la Tierra como rusalki.

Sin embargo, la tradición eslava inicial sugiere que no todas las ocurrencias de rusalki estaban relacionadas con la muerte por agua. La mayoría de las historias cuentan que el alma de una mujer joven que había muerto en o cerca de un río o un lago regresaría para frecuentar esa vía fluvial. Esta rusalka no muerta no es invariablemente malévola, y se le permitiría morir en paz si se venga su muerte. Sin embargo, su objetivo principal es atraer a los jóvenes, seducidos por su apariencia o su voz, a las profundidades de dichos cursos de agua, donde enredaría sus pies con su cabello largo y los sumergiría. Su cuerpo se volvería instantáneamente muy resbaladizo y no permitiría que la víctima se aferrara a su cuerpo para alcanzar la superficie. Luego esperaba hasta que la víctima se ahogaba o, en algunas ocasiones, les hacía cosquillas hasta la muerte, mientras se reía.

También se cree, según algunos relatos, que las rusalki pueden cambiar su apariencia para adaptarse a los gustos de los hombres a los que están a punto de seducir, aunque generalmente se considera que una rusalka representa la belleza universal, por lo que es muy temida pero respetada en la cultura eslava. En la mayoría de las creencias, las rusalki siempre tienen el cabello suelto, lo que popularmente se considera un signo de espíritus inmundos. Según el Diccionario explicativo de Dal, la expresión «Camina como una rusalka» (en ruso: Ходит, как русалка) se aplica a las niñas con el cabello despeinado. El pelo de la rusalka puede ser rubio, negro, verdoso o completamente verde. Un atributo importante de la doncella de agua es el peine, generalmente hecho de espinas de pescado.

La figura de la rusalka ha sido motivo de numerosas obras artísticas, por ejemplo, el poema dramático inacabado de Aleksandr Pushkin, el cuento largo de Gógol, Noche de mayo o La ahogada. Así mismo, la ópera Rusalka de Dargomyzhski y la ópera de Rimski-Kórsakov Noche de mayo, respectivamente. La rusalka es también el personaje principal de la ópera de Antonín Dvořák, Rusalka.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s