La continua búsqueda de la paz interior

En esta sociedad actual invertimos mucho esfuerzo, tiempo y dinero para mantener nuestro cuerpo sano y para lograr que nos guste lo que vemos cuando nos miramos al espejo.

Tenemos un sinnúmero de productos para sentirnos más jóvenes, estilizados y atractivos a los ojos de los demás y para mejorar nuestra propia autoestima. Valoramos muy poco lo que realmente importa, lo que de verdad puede hacernos felices: trabajar en nosotros mismos para alcanzar la paz interior.

El cuidado de nuestro interior, de nuestras emociones ha pasado a segundo plano, y cada vez más vemos como se sustituye por el materialismo. Pero es inevitable y necesario parar, parar un momento toda esa maquinaria y ese ciclo para observar qué sucede dentro de nosotros. Es sencillo darnos cuenta que cuidar de nuestras emociones es igual o incluso más importante que cuidar de nuestro cuerpo y es necesariamente complementario.

CONSEJOS PARA LOGRAR LA PAZ MENTAL Y ESPIRITUAL

1. Alégrate por lo bueno que les sucede a otras personas. Tus mejores momentos están por llegar.

2. Deja de crear competiciones y compararte con otras personas. Las comparaciones no sirven para nada. Cada persona lleva su propio ritmo. Con la única persona que tienes que compararte es contigo mismo y observar tu progreso.

3. Focaliza tus esfuerzos en las cosas que puedes controlar. De nada sirve que te preocupes por lo que no puedes cambiar, pero si por como eso te afecta y lo que haces al respecto.

4. Perdónate a ti mismo. No es tan difícil, encuentra tu propio perdón y aprende la lección para la próxima.

5. Encontrar paz es mejor que hallar venganza. Soluciona los problemas que tienes pendientes, libérate de esas cargas pesadas que no te ayudan a ser feliz.

6. Responsabilízate. Asume las consecuencias de tus actos, en muchas ocasiones te equivocarás. Aprende y sigue, la vida es eso.

7. Recuerda qué es lo que más importa y valóralo. Invierte más tiempo en lo que te importa, en lo que te hace realmente feliz.

8. No tienes nada que demostrar, deja a los demás que se equivoquen.

9. Relájate. Terminarás estando en el lugar donde debes estar.

También es importante tener en cuenta que cuidar nuestra salud, nuestra apariencia y nuestra mente son complementarios. No se trata de cambiar una cosa por la otra, es una serie de ingredientes que son todos necesarios y complementarios.

Una persona que cuida su salud y su apariencia, que está segura de sí misma, tendrá más facilidad en encontrar la paz mental y felicidad en su día a día y en sus relaciones con los demás.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s