Curanderos suplen la falta de médicos en Filipinas

Los curanderos tradicionales filipinos, que emplean las mismas técnicas desde los tiempos prehispánicos, son los médicos de familia de los más pobres, incapaces de pagar por una consulta o medicamentos. Con una mezcla de masajes, métodos ancestrales y supersticiones religiosas, los llamados ‘hilot’ aseguran que además de saber eliminar cualquier dolor de huesos o músculos, también curan la gripe, quitan la fiebre y sanan a la gente que padece otras muchas enfermedades.

Para un gran número de familias son la única opción, ya que los precios de los medicamentos en Filipinas, uno de los países más pobres de Asia, son los segundos más caros del continente, sólo superados por los de Japón.

“Viene mucha gente que carece de dinero, así que no cobro a nadie, simplemente me dan lo que pueden o no pagan”, explica a Efe Cipriano de la Cruz, un conocido curandero de la provincia de Pampanga, a unos 80 kilómetros al norte de Manila.

Sentado sobre un camastro de madera colocado ante la puerta de su casa, con un cigarrillo a medio consumir entre los labios, De la Cruz recibe a un paciente tras otro, la mayoría vecinos de este humilde barrio en el que habita.

“Siempre traigo a mis niños al ‘hilot’ cuando tienen fiebre, así no tengo que pagar medicinas”, comenta Catherine, una mujer de 28 años preocupada por la alta fiebre que sufre su hijo de dos años, el menor de los cuatro que tiene.

El curalotodo coloca las manos en la cabeza y la espalda del niño y presiona en distintos puntos durante varios minutos, hasta que considera que su tratamiento ha surtido el efecto deseado.

“Les toco la cabeza y rezo, entonces empiezan a sudar y al poco tiempo se sienten mejor”, apunta de la Cruz, quien presume de que nunca ha visitado a un médico desde que nació, de eso hace 63 años.

“Una doctora que vive cerca de aquí suele venir cuando sus hijos tienen algún problema. Otra gente me ha pedido que vaya al hospital a curarles, y también hay fisioterapeutas que traen a sus pacientes cuando no encuentran solución a sus lesiones”, relata.

Los ‘hilot’ -palabra que en idioma tagalo también significa masaje o masajista- aseguran que su conocimientos sólo se transmiten de un miembro a otro de la misma estirpe familiar.

“Es muy raro que alguien de fuera de la familia pueda adquirir el don, he tratado de enseñarlo a mucha gente y nadie pudo, sólo mi cuñado aprendió un poco”, dice De la Cruz.

La gradual desaparición de curanderos-masajistas ha contribuido a que en cuatro décadas de ejercicio, De la Cruz haya puesto en práctica sus métodos de curación “más de un millón de veces”.

“Cada día tengo al menos 30 o 40 pacientes, pero algunas veces pasan de cien. Los días de más trabajo no me puedo acostar hasta la medianoche, es muy cansado. A veces, cuando viajo a mi provincia natal me escondo porque todos hace cola para que les cure en cuanto me ven y me resulta muy fatigoso”, confiesa.

No obstante, el curandero que asegura haber tenido como paciente al fallecido actor y candidato a presidencial Fernando Poe, admite que sus procedimientos para la curación no son eficaces con enfermedades como la diarrea, la deshidratación, el cáncer y la ceguera.

Además de suplir la función de un médico, algunos de estos ‘hilot’ aseguran que son capaces de expulsar del cuerpo por medio de exorcismos a los “malos espíritus” en los que creen muchos filipinos.

Mientras describe los espasmos que sufren los supuestos poseídos a los que ha tratado, De la Cruz muestra una hoja de papel con el dibujo de un triángulo, inscripciones en latín y referencias a la religión católica y comienza a leer.

“Uso palabras latinas para expulsar a los espíritus malignos. Para ellos si empleo ese idioma es como si echara fuego por la boca. Siempre empiezo el ritual con rezos latinos, me da fuerza, me los enseñó un ‘hilot’ hace muchos años y no se me han olvidado”, comenta con un destello de orgullo.

Aunque profesa la religión católica, no considera necesario pedir permiso a ningún estamento para realizar estas prácticas.

“¿Por qué habría de hacerlo? Tengo más poder que los curas”, proclama.

Fuente: Efe

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s