La cruz Tau, una señal de Dios

antonianos2La Orden de los Antonianos (cuya historia explicaremos en otro artículo) es heredera de la de los Hermanos de la Limosna, fundada a principios del siglo XI por nueve nobles caballeros del Delfinado francés. Se les reconocía por su hábito negro sobre el que se podía ver una tau azul. Desde su nacimiento, se imponen como misiones cardinales la búsqueda de reliquias de San Antonio -anacoreta en Egipto- y la cura y cuidado de los enfermos del fuego de San Antón.

En su ir y venir por Egipto se procuran la advocación de Santa María Egipciaca (santa e iniciada en los conocimientos mistéricos de la escuela de Alejandría) y se aproximan al hermetismo oriental, introduciendo la tradición isíaca de las Vírgenes Negras.

Establecen el emblema de la Tau -cien años antes que los Templarios- y en su crecimiento establecen contactos con la Orden Teutónica. Expandiendo sus metas, entre otras, en el Camino de Santiago. Los ciudadanos nórdicos y centroeuropeos, atacados de forma endémica por el fuego de San Antón, acuden en peregrinaciones multitudinarias hacia Compostela. A lo largo de la andadura, piden a los clérigos antonianos que mitiguen el daño de sus extremidades gangrenadas, tocándolas con la punta de sus báculos en forma de tau.

anton-bastontauHay dos referencias en el Libro Sagrado a las señales que Dios utiliza para marcar a quienes elige.

La primera afirma:  “Recorre la ciudad, Jerusalem, y marca una tau en la frente de los hombres que gimen y lloran por todas las abominaciones que se comenten en ella (…). No tengáis piedad, no perdonéis; matad a viejos, jóvenes, doncellas, niños y mujeres hasta que no quede uno. Pero no toquéis a quien lleve la tau en la frente” (Ezequiel 9, 3-6).

La segunda:  “Luego vi a otro ángel que subía del Oriente y tenía el sello de Dios vivo; gritó con fuerte voz a los cuatro ángeles a quienes se había encomendado causar daño a la tierra y al mar: No causéis daño ni a la tierra, ni a la mar, ni a los árboles, hasta que marquemos con el sello la frente de los siervos de nuestro Dios” (Apocalipsis 7, 2-4).

No es de extrañar, pues, que este signo haya sido elegido para significar a personas que, por distintas razones, tienen una relación especial con lo genuinamente espiritual o con lo sobrenatural. El hecho que las dos órdenes militares más misteriosas (Antonianos y Templarios) la adoptaran, es símbolo de algo que se nos escapa. Quizá su forma de báculo (en la imagen más arriba, bastón con la forma y con el símbolo de la Tau grabado) sugiera el apoyo que da Dios a los hombres en su búsqueda de la Luz.

Anuncios

2 Respuestas a “La cruz Tau, una señal de Dios

  1. Alberto torres

    Hola: me gustaria saber en cual version de la Biblia aparece que la señal era una cruz Tau, ya que en mi Biblia solo dice Y PONLES UNA SEÑAL EN LA FRENTE, pero no especifica cual señal. gracias por su respuesta

  2. harold navia

    GRACIAS POR TODA LA INFORMACION QUE NOS BRINDAN,SIGAN ADELANTE CON SU MARAVILOOSA LABOR

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s