Craneo de vampira hallado en Venecia

craneovampira1

Los restos de una ´vampira´ han sido encontrados en una tumba en una laguna de Venecia, según han afirmado expertos en antropología forense. Matteo Borrini, de la Universidad de Florencia, afirmó que él y su equipo descubrieron el esqueleto de una mujer de la Edad Media cuya calavera habían sido empalada a través de la boca con un ladrillo, uno de los métodos tradicionales para asegurarse de que los vampiros no podrían volver a alimentarse de sangre.

El término “vampiro”, procedente de lenguas eslavas, empezó a usarse en Europa allá por el siglo XVIII, aunque el mito de los demonio humanoides chupadores de sangre existiese en tiempos medievales. Tal mito hace referencia a seres voladores, chupadores o bebedores de sangre. También se refiere a ciertos animales, como el murciélago.

Una de las formas, quizá la más conocida, de acabar con ellos, según la tradición, era clavarles una estaca en el corazón. En esta ocasión, al parecer, los ciudadanos de aquella época optaron por asegurarse de que la ‘vampira’ no volviese a morder, si es que alguna vez lo hizo, a nadie más.

Borrini encontró los restos en 2006 durante la excavación de una fosa común en la isla de Lazaretto Nuovo en la Laguna de Venecia, que data de la época en la que la peste bubónica afectó la ciudad (para ser exactos, en el año 1566). A diferencia de las leyendas reproducidas por Abraham “Bram” Stoker en su novela Drácula (1897),  para los habitantes de Venecia de aquella época no servía de nada clavarle una estaca en el pecho al presunto vampiro.

La forma de neutralizarlos dependía más bien de ponerles algo no comestible en la boca. La explicación de ese razonamiento puede ser encontrada en la obra del teólogo alemán Philip Rohr, De Masticatione Mortuorum (1679). “Sabemos de Phillip Rohr y otros autores que la gente realmente hacía esas cosas (enterrar muertos con ladrillos en la boca) en época de pestes porque pensaban haber encontrado cadáveres con características de vampiros”, señaló Borrini a BBC Mundo en una entrevista telefónica desde su despacho en la Universidad de Florencia.

vampiraenblanco

Se comían el sudario

Existía la creencia de que los cadáveres que presentaran señales de que el muerto se estaba comiendo el sudario con el que había sido inhumado, deberían ser tratados como vampiros. “En mi estudio traté de entender el fenómeno, porque realmente no creo en vampiros”, dijo el forense que trabajó en el proyecto. Para él,  existe una explicación científica muy clara para el fenómeno encontrado por los sepultureros de la época que solían reabrir las tumbas en busca de vampiros.

El esqueleto fue exhumado de una fosa común de la plaga de 1576 en Venecia, en la que murió Tiziano, en Lazzaretto Nuovo, que está alrededor de tres kilómetros al noreste de Venecia y que se utilizó como sanatorio para los afectados por la plaga. La sucesión de plagas que afectaron a Europa entre los años 1300 y 1700 incrementó la creencia en los vampiros, sobre todo porque no se entendía el proceso de descomposición de los cuerpos.

Muchas veces encontraban cadáveres en los que se veía un agujero en la parte del sudario que cubría la boca, además del abdomen hinchado de sangre y el crecimiento de piel nueva en las manos y los pies.

“El abdomen hinchado con fluido rojo es una característica de los cadáveres en proceso de descomposición, así como la piel nueva en la mano y los pies”, explicó el forense y agregó: “El sudario dentro de la boca se debe a la exhalación de gases durante la descomposición. El sudario se humedece, se cae dentro de la boca con la humedad y se forma un hueco debido al gas y las bacterias”.

Según textos medievales médicos y religiosos, se creía que los muertos vivientes extendían la pestilencia para chupar la vida que quedaba en los cuerpos hasta que conseguían la fuerza para volver a las calles.

“Para matar a un vampiro tenías que quitar el paño de su boca, que era su sustento como la leche lo es para un niño, y poner algo que no se pudiera comer ahí”, dijo Borrini. “Es posible que otros cadáveres hayan sido encontrados con ladrillos en la boca pero esta es la primera vez que se ha reconocido el ritual”, agregó.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s