El riesgo de invocar ángeles de nombres desconocidos

Cotidianamente, muchas personas invocan ángeles de nombres desconocidos. Quienes lo hacen (y no dudamos que muchos lo hacen con la mejor de las voluntades), posiblemente creen que están invocando a los ángeles celestiales.

Una vez más, recordamos que no hay nada malo en pedir la ayuda a los ángeles en general. Pero si se les llama por su nombre, lo prudente y recomendable es no hacerlo más que con aquellos nombres que nos constan en las sagradas escrituras.

Hay quienes llaman a un determinado ángel con un nombre que han leído en un libro (normalmente de los muchos que proliferan bajo el prisma de la Nueva Era), y después sufren una muy ingrata experiencia cuando descubren que ese nombre es el nombre de un demonio o un ángel caído.

Todavía es peor cuando se pide la protección o la visita al hogar de esos «ángeles», añadiendo ciertas prácticas o rituales, que a nada bueno conducen.

Por favor, ante cualquier duda, infórmense siempre bien, busquen en los textos clásicos y sagrados y no se arriesguen a pasar por una desagradable experiencia.

No olviden nunca que los ángeles caídos no han dejado de ser ángeles, y están mucho más cerca de nosotros (y por lo tanto suelen responder mucho más rápido a nuestro llamado) que los ángeles buenos de Dios.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s