La separación del alma del cuerpo no es dolorosa

Uno de los mayores miedos del ser humano ante la muerte es el dolor que puede sufrir. Pero no se debe tener miedo. Los espíritus informan que la separación del alma del cuerpo no es dolorosa, y a menudo sufre más el cuerpo durante la vida que en el momento de la muerte.
Los sufrimientos que se experimentan en el momento de la muerte son un placer para el espíritu, que ve llegar el término de su destierro y cómo se acerca el regreso al mundo espiritual. Cuando morimos todo es confuso, el alma precisa de un tiempo variable para reconocer la situación en la que se encuentra. Dicho tiempo varía en función de su avance espiritual y de su apego a lo material.
Cuanto más apegados estemos a lo material mayor será el tiempo necesario para percatarnos de la situación. El que está ya «purificado» se reconoce inmediatamente; porque se ha separado de la materia durante la vida en el cuerpo; pero el hombre carnal, cuya conciencia no es pura, conserva por mucho más tiempo la impresión de la materia.
En cada encarnación venimos para aprender un poco más. Si lo logramos, avanzamos. Y si no, nos quedamos como estábamos antes.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s