La ciencia explica el misterio de las pareidolias: ¿por qué no dejamos de ver caras por todas partes?

El cerebro está programado no solo para ver ojos y boca en objetos inanimados, sino también para percibir el supuesto estado de ánimo de esas figuras Un juego al aire libre muy recurrente es el de adivinar las formas de las nubes : un caballo, una oveja o un tren. Esta capacidad del ser humano … Continúa leyendo La ciencia explica el misterio de las pareidolias: ¿por qué no dejamos de ver caras por todas partes?