Hipnosis e hipnoterapia

La hipnosis es un estado de conciencia en el que las facultades analíticas lógicas se ven reducidas y se alcanzan niveles más profundos del subconsciente. Se denomina “trance hipnótico” al estado de “concentración focalizada” en el que el paciente no está ni totalmente dormido ni totalmente despierto. Las personas en profundo estado de relajación pueden sugestionarse para olvidar temores, fobias o dolores. Los sujetos hipnotizados pueden parecer ajenos a lo que sucede a su alrededor y, sin embargo, estar sumamente concentrados en los estímulos sobre los que que el hipnoterapeuta llama su atención.

Los niveles de conciencia van desde la alerta hasta el sueño, pasando por la ensoñación, el trance moderado y el trance profundo. No existen fronteras rígidas entre ellos. En un estado de alerta, el sujeto empezaría a correr; en uno de ensoñación, pensaría en correr; en trance moderado, se imaginaría que está corriendo; en trance profundo, sentiría que está fisicamente corriendo, y, soñando, creería estar participando activamente en una carrera. La mayoría de las personas está familiarizada con estos tipos de trance. Por ejemplo, se entra en estado de ensoñación cuando uno queda absorto por una novela o una película y pierde la noción del resto de las cosas. Muchas personas utilizan técnicas hipnóticas de manera inconsciente en la vida cotidiana. Los médicos, los vendedores, los creativos publicitarios y los magos emplean la sugestión, la distracción, la relajación y la visualización a diario.

La hipnosis ha logrado dejar atrás su asociación con el curanderismo y cada vez gana más aceptación entre la profesión médica. Se usa en medicina y deporte para modificar el modo en el que el cerebro interpreta las experiencias, produciendo un cambio en la percepción y el comportamiento. Es corriente que , cuando un paciente acude por primera vez a la consulta para someterse a sesión de hipnosis, lleve consigo toda una serie de ideas preconcebidas que, si no se discuten y aclaran cuidadosamente, dan lugar a todo tipo de malentendidos que pueden distorsionar el proceso terapéutico.

Así por ejemplo, una creencia errónea es la que afirma que la hipnosis rompe o debilita la voluntad del sujeto y el hipnotizador “impone” su voluntad o personalidad al hipnotizado. Otra falsa creencia es que la hipnosis les hará perder el control de sus actos. La realidad es que la hipnosis, convenientemente empleada, no tiene nada que ver con lo anterior. Es completamente imposible hipnotizar a alguien en contra de su voluntad u obligarle a realizar actos extravagantes, que vayan en contra de su sentido del ridículo o criterio moral.

Otra falsa creencia es que el paciente pierde la consciencia de lo que está ocurriendo. En este sentido, hay que decir que es cierto que en el trance hipnótico, tanto de mediana intensidad como en el profundo, pueden darse diversos fenómenos de amnesia parcial o total. Es también cierto que la hipnosis puede dejar al paciente en estado de somnolencia; pero ello de ninguna manera implica que esté a “merced de las órdenes del terapeuta”.

También debe quedar claro que la actitud pasiva e improductiva del paciente es uno de los principales obstáculos para la terapia. La hipnosis no es un proceso donde todo sucede de forma automática e inconsciente, y en el cual uno no tiene que esforzarse en absoluto por grave que sea el problema. Así, es necesaria la colaboración activa del paciente para el proceso terapéutico con hipnosis.

El uso de la hipnosis con fines terapéuticos recibe el hombre de Hipnoterapia. Se ha demostrado que la hipnosis tiene efectos positivos en problemas relacionados con los sentimientos y con el comportamiento, e incluso en casos que implican reacciones involuntarias del cuerpo. Si bien no cura enfermedades como el cáncer, las cardiopatías o las infecciones, sí puede usarse para potenciar el sistema inmunológico y reprogramar nuestra actitud hacia una enfermedad.

Existen toda una serie de trastornos en cuyo tratamiento la hipnosis puede ser de especial utilidad. Tal ocurre con los trastornos de ansiedad, como el estrés, estrés postraumático, crisis de pánico y fobias. La hipnosis hace posible el progresivo control de sus manifestaciones y el descubrimiento de sus causas. La hipnosis brinda excelentes medios para el control del estrés y, asimismo para el tratamiento de las secuelas de experiencias traumáticas; en este sentido son de particular interés para el tratamiento de las fobias (claustrofobia, agorafobia, fobia social, etcétera.).

Otro camino de aplicación de la hipnosis terapéutica lo constituye el tratamiento de las diversas disfunciones sexuales. La hipnosis aplicada al tratamiento de este tipo de trastornos (disfunción eréctil, eyaculación precoz, anorgasmia, falta de deseo, etc.) presenta una serie de ventajas, entre las que se encuentran el rápido diagnóstico de los conflictos subyacentes, la independencia y autocontrol que proporciona al paciente el aprendizaje de la autohipnosis y el incremento de la expectativa de crecimiento personal. Son numerosas las técnicas hipnóticas que pueden ser utilizadas en sexoterapia.

La hipnoterapia también tiene gran relevancia en el control del dolor. En cirugía dental, en cirugía estética y, por regla general, en las intervenciones quirúrgicas menores; disminución del dolor en quemaduras y partos. Es eficaz para el tratamiento de trastornos psicosomáticos, sobre todo los que se producen en dermatología, gastroenterología, pediatría; prevención y tratamiento del asma y la hipertensión arterial; tratamiento de problemas de timidez y de inhibición… Asimismo, en el tratamiento de trastornos en la alimentación y desintoxicación de alcohol, tabaco y/o drogas.

El éxito de la terapia con hipnosis no depende únicamente de la aplicación de las reglas de la hipnosis. Los factores ligados a la personalidad, a las aptitudes profundas, a la competencia de la persona a la que se quiere hipnotizar, también cumplen con un papel importante.

—————————————–

Si tiene usted problemas y no halla una explicación lógica o ‘normal’ a lo que le está sucediendo.
Si siente o se da cuenta usted de que no puede superar una etapa o situación negativa de su vida, a pesar de haber hecho todo lo posible para conseguirlo.
Si padece usted alguna enfermedad del alma o del espíritu de la que no consigue mejorar ni sanar, a pesar de seguir los tratamientos de la Medicina convencional.
Si considera usted que, por algún motivo, razón o circunstancia, pudiera haber sido o estar siendo víctima de un ‘trabajo’, maleficio, mal de ojo, hechizo, brujería o similar…
Póngase en contacto con nosotros a través del mail: eltemplodelaluzinterior@yahoo.com o llame a los teléfonos: Fijo 22 839 29 39 y celular 966 958 35.

Le ayudaremos a resolver su problema y a revertir su situación negativa, con eficacia, seriedad y profesionalidad.

Anuncios

8 Respuestas a “Hipnosis e hipnoterapia

  1. Quiero saber si puedo conseguir alguna hipnoterapia para mi claustrofobia

  2. hHola quisiera saber donde dan estas terapias de hipnosis gracias

  3. quisiera saber si existe la posibilidad de aprender mejor un idioma a traves de la hipnosis , para alguien que a puestos barreras

  4. quisiera ir a un hipnoterapeuta en orlando en esanol podria ser posible tener information, yo iba a uno en ingles apesar que me relajaba a largo plazo no veo ni una mejoria en mi comportamiento cuando tengo estress

  5. He leido su exposicion sobre la hipnosis y la hipnoterapia. Me ha parecido una muy responsable y profesional. quisiera saber donde ofrecen estos servicios, costo, horarios, etc. Hace tiempo deseo someterne a este tipo de tratamiento por que entiendo q me ayudaria a controlar mi agresividad ya que he intentado terapia convencional y no ha servido. Espero su pronta respuesta!!!

  6. Alegna I. Cruz Rexach

    quisiera saber de algun tratamiento rapido a la claustrofobia. Es la primera vez que viajo ahora estoy en Orlando Florida trayendo a mi hija que se queda aca para tratamiento de mi nieta con autismo. tengo que montarme en otro avion el 11 de agosto de 2008 para Puerto Rico con mi hija de 9 anos y me van a cedar con pastillas otra vez y estoy bien preocupada por esto.
    quisiera saber si estan aqui y en Puerto Rico y si no, si saben de algo no tan caro por ahora.
    el darme este ataque de panico en julio en el avion a abierto una caja de pandora de horribles sensaciones y sentimientos para mi. demasiado suceptible a todo el medio ambiente…casi no puedo ni dormir. estoy poniendo todo de mi parte y asi no puedo echar hacia adelantey esta no soy yo.
    proque le pedi a Dios y a la Diosa que solo acercaran personas positivas hacia mi, aparecio esta direccion de e-mail frente a mi… espero que si no se puede dar algun tipo de servicios por lo menos dejenme saber si en Puerto Rico hay tratamiento y si voy bien.
    Gracias, Gracias, Gracias por el trabajo que hacen…. hasta siempre, Alegna, Bayamon Puerto Rico

  7. eltemplodelaluzinterior

    Gracias por su positivo comentario a nuestro artículo sobre la hipnosis. Es todo un honor recibirlo de una prestigiosa institución como la suya. Aprovechando que hemos visitado su página y leído sus artículos, nos permitimos indicarles dos errores en uno de ellos, que estaría bien corrigieran para no inducir a error a los lectores y visitantes de su web. En el artículo ‘Transtornos del sexo y su tratamiento con la hipnosis clínica’, en el apartado de ‘Parafilias’, observarán ustedes que la palabra ‘coprofilia’ tiene la misma definición que ‘cronofilia’, por lo cual no queda bien explicado ese transtorno relacionado con los excrementos. Asimismo, aparece una cierta confusión entre ‘Urofilia’ y ‘Urolofilia’ y antes de ellas, la palabra’ Andinismo’, a nuestro entender debería ser ‘Undinismo’ (de Undine, la ninfa de las aguas). Reciban un cordial saludo.

  8. Excelente descripción de las indicaciones clínicas de la hipnoterapia. Solo una pequeña puntualización en los estados de consciencia que van desde la vigilia, confusión, obnubilación, estupor y coma. Por lo demás, una perfecta exposición. Nosotros no lo hubiesemos hecho mejor.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s