Archivo de la categoría: HIPNOMÍSTICA®

La hipnosis funciona “mejor o igual” que los fármacos para tratar la ansiedad

La hipnosis funciona “mejor o igual” que los fármacos en el tratamiento de enfermedades como la ansiedad o la depresión, según ha explicado a Europa Press el responsable del Centro de Hipnosis Profesional de Valencia, Ángel Mateo, con motivo de la presentación en el Palacio de Congresos de Madrid de su libro ‘¿Y por qué no con la hipnosis? Vivencias de un hipnólogo profesional’.

En su opinión, esta forma de terapia ha evolucionado de manera “brutal” en los últimos cinco años, ya que “ahora se diseña en función de los neurotransmisores que hay que tocar para que el organismo regule”. En este sentido, expresa que éstos “se manejan ahora simplemente hablando”, cosa que antes “era impensable”.

Todo ello se debe a los “importantes avances” que se están consiguiendo en la aplicación práctica de la hipnosis gracias a las investigaciones que se están realizando en especialidades como “la neurología, la neuropsicobiología o la psicobiología”, explica Mateo.

En concreto, la hipnosis es una técnica basada en conocimiento científico y “absolutamente demostrada y comprobada por la ciencia”, indica. Ésta se desarrolla a través de una serie de ejercicios que “tratan de desconectar la parte consciente del cerebro para meter sugestiones en la inconsciente y que se produzcan cambios cognitivos y conductuales”, señala. Así, Mateo subraya que el objetivo es “alcanzar los cortes cerebrales más profundos, que es donde está la memoria a largo plazo”. Para ello, se vale de la electrónica y de un oxipulsímetro, con los que se observa, mientras se habla con el paciente y se atiende al número de pulsaciones y de saturación de oxigeno, “las cosas que no tiene resueltas y las que están superadas”, manifiesta.

No deben combinarse ambas terapias

El experto, que señala que con anterioridad este proceso se hacía únicamente estudiando la gestualidad del paciente, afirma que no hay que hacer preguntas al paciente, sino hablar con él para “identificar la causa y el efecto” de su problema. Además, informa de que también es necesario realizar un test de proyección de personalidad al paciente “para comprobar si lo que cuenta se ajusta a su proyección mental”.

Por otra parte, señala que la terapia no debe ser combinada con medicamentos, ya que “no hay ningún fármaco para modificar una emoción”. Por ello, siempre pide al paciente “que le diga a su médico que le vaya eliminando el tratamiento suavemente”.

En cuanto a las enfermedades de los pacientes, diferencia entre dos situaciones habituales como la fobia y la obsesión asegurando que la primera “es estática y se activa sólo en presencia del objeto fóbico”. Por contra, expone que la obsesión se da cuando tan sólo al imaginar este objeto, “el paciente ya se pone malo”.

No obstante, la enfermedad que la mayoría de los pacientes de Mateo padecen es la ansiedad, ya que “entre cinco y seis de cada diez” la presentan. Tras ésta, destaca a otras como “la depresión, la neurosis, las obsesiones compulsivas, los problemas sexuales y las adicciones a drogas duras o al tabaco”.

Respecto a esta última, indica que “se hace en una sóla sesión”, algo que no pasa con las demás. Por ejemplo, la ansiedad necesita “entre cuatro y seis sesiones a lo largo de dos o tres meses” pero, con ello, “el 90 por ciento de los pacientes resuelven este problema de una vez por todas”, explica.

Todo el mundo puede ser hipnotizado

Además, subraya que “no hay nadie que no pueda ser hipnotizado, aunque puede costar más trabajo o menos”. Sin embargo, no existen muchos profesionales que puedan realizar la hipnosis, ya que Mateo cifra en 30 los expertos en la misma en España.

Precisamente para “acercar al público esta eficaz terapia”, el especialista ha publicado esta obra realizada conjuntamente con la escritora Lupe Bohorques. Según su criterio, era necesaria, ya que “se ha usado mucho en ‘shows’ sin explicar cómo se llega hasta ahí”.

En este sentido, Mateo pone como ejemplo el truco de chasquear los dedos y hacer que la persona duerma. “Lo primero es que nadie se duerme porque tienen la mente despierta, además de que lleva un proceso de instalar esa orden en el paciente”. Así, considera que “parece que se tengan poderes mágicos, pero no es nada de eso”.

Por último, y a pesar de reconocer que existen psicólogos y psiquiatras que han aprendido hipnosis en escuelas privadas, subraya que éstos “son los mayores detractores de esta terapia”. Además, sostiene que los que sí la han estudiado “son bastante flojos” en su práctica.

Fuente: europapress.es

‘Enigmas del Más Allá’ (Bienvenidos, Canal 13): ¿Tiene poder la hipnosis o sólo se trata de montaje?

Intervención del sanador espiritual e hipnoterapeuta Josep Riera de Santantoni en el capítulo de ‘Enigmas del Más Allá’ dedicado a los poderes de la hipnosis y emitido dentro del matinal ‘Bienvenidos’ de Canal 13.

Ver aquí el capítulo completo:

http://www.13.cl/programa/bienvenidos/especialistas/tiene-poder-la-hipnosis-o-solo-se-trata-de-montaje

La nueva cara de la hipnosis

La técnica ha ido evolucionado, y en la actualidad sólo se utiliza la palabra y la persona jamás pierde la conciencia.

La vieja imagen del hipnotizador con ojos bien abiertos y voz firme que mueve su péndulo frente al paciente y le ordena que se duerma, es un recurso del pasado y una caricatura que representan sólo magos e ilusionistas, pero que nada tiene que ver con la realidad que se vive actualmente.

La hipnosis es un técnica terapéutica muy antigua, pero que ha ido evolucionando, en cuanto a la forma en que induce al paciente a entrar en un estado hipnótico y también, en los nuevos usos que se le está dando, donde se promueve su eficacia para dejar de fumar, manejo del dolor en tratamientos dentales, quemaduras graves y curaciones cutáneas, bajar de peso, bulimia, anorexias, fobias, jaquecas, tartamudez, neurosis, crisis de pánico, depresiones, impotencia, eccemas, problemas digestivos, asmas, dolores y cáncer.

¿Cómo funciona? Una sesión dura alrededor de una hora y el paciente está recostado en un diván. El terapeuta le pedirá cerrar los ojos o mirar un punto exacto de la sala, y con su voz y palabra lo irá guiando hacia una relajamiento muscular que le permitirá ser llevado a un estado de trance. Luego, se le pide al paciente que levante una mano, brazo o cruce los dedos. Si lo hace, quiere decir que ya está hipnotizado. Aunque también hay terapeutas que con sólo la observación del movimiento involuntario de sus ojos saben cuándo el paciente está en estado hipnótico.

El enfoque más usado es el Ericksoniano, que da la oportunidad a la persona que acepte las sugerencias con las que se siente cómodo, estando consciente de lo beneficios que obtendrá.

“Las personas no pierden el control y no quedan dormidas profundamente, sino que están en un estado de conciencia donde reacuerdan con claridad el pasado, el comienzo emocional de un problema y una serie de cosas que le brotan y no sabe de dónde vienen”, comenta Claudio Reyes Díaz, hipnoterapeuta.

También cuenta que se trabajan los síntomas de algún trastorno o enfermedad y desde ahí van hacia el origen o la causa, que siempre estará en el pasado. “Hacemos regresiones a diversos momentos de la vida de la persona, niñez y etapa intrauterina e incluso a las supuestas vidas anteriores. No nos importa si es real o ficticia, si la persona las imagina o si realmente las vivió o las heredó biológicamente. Cada uno contiene una serie de recuerdos que hay que limpiar de las emociones que tiene, liberarlas”.

Agrega que no sólo se trata de recordar hechos, sino de sanar y hacer una limpieza con técnicas especiales que se desarrollan con terapias regresivas.

En ese sentido, la hipnoterapeuta Rossana Sotomayor complementa que la mente es como un iceberg, existe una parte visible que es el consciente y otra parte mucho mayor que es el subconsciente, y éste hace que muchas de nuestras conductas se repitan todo el tiempo. “A través de la hipnosis clínica, podemos ‘reprogramar’ positivamente el subconsciente, dejando atrás las conductas erróneas o negativas”.

Nilda Glaser, kinesióloga y terapeuta en regresiones desde hace 30 años, afirma que la terapia sirve también para conocer propósitos de vida, mejorar relaciones familiares y sanar heridas emocionales que impiden tener una vida plena y feliz.

“Cuando regresas a vidas pasadas revisamos lo que aprendiste y esas se convierten en tus herramientas en esta vida, pero que si no las hecho aún consciente, la regresión te servirá para hacerlo. También vemos las vidas o momentos que tienen injerencia actual, donde es habitual sanar las vivencias de tristeza, dolor y sufrimiento que hayan sido programadas en el útero materno o en otras vidas, que las entendemos como caminos y aprendizajes anteriores”, especifica.

Asegura que todo lo que pasa en la vida actual tiene una explicación, que se condice con elecciones que se han tomado en el pasado. Es decir, desde las penas de amor, no encontrar pareja, trabajo, realización hasta la falta de prosperidad económica. “Las regresiones ayudan a ser más responsables frente a tus propias acciones, tomas conciencia, se amplía tu mente y cambia tu forma de enfrentar los problemas. Te vuelves responsable con lo que hiciste antes y en cómo enfrentar este presente”.

Los tratamientos con hipnosis van desde una hasta seis sesiones.

Fuente: emol.com

————————-

Para más información sobre nuestras terapias y tratamientos hipnóticos, infórmese sin compromiso en el teléfono 22 839 29 39 de Santiago.

Incremento de la depresión en Chile: Preocupa una mala salud mental

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente más de 120 millones de personas padecen depresión actualmente y Chile no estaría libre de este flagelo, según la última Encuesta Nacional de Salud, esta patología es hoy uno de los trastornos psiquiátricos de mayor prevalencia en Chile.

Según explica el profesor del Departamento de Psiquiatría de la UC dr. Raúl Sánchez “podemos encontrar varios tipos de depresión, una de ellas es la llamada melancólica o endógena, donde la causa radicaría en un componente genético y biológico. Los pacientes tienen como característica un ánimo mucho más plano del punto de vista depresivo, no reaccionan ni para empeorar ni para mejorar frente a eventos ambientales, tiene componentes de inhibición psicomotora en el crecimiento, importante disminución del apetito, problemas de insomnio y suelen presentar un empeoramiento en el horario matinal”.

Hay un subtipo que se llaman atípicos que tienen características distintas al anterior, poseen un ánimo más bien reactivo y presentan empeoramiento durante la tarde o la noche, presentan aumento de su apetito y peso, y tienen más sensibilidad al rechazo externo en sus vínculos interpersonales.

Otra depresión es la llamada psicótica que es una depresión grave, porque son pacientes que además de estar con la enfermedad tienen síntomas psicóticos como por ejemplo alucinaciones (escuchan voces que no son pronunciadas por nadie, ven cosas que no están en la vida real) o tienen delirios o creencias falsas que lesionan gravemente la relación con el mundo y consigo mismo.

Un tipo que se ha tocado bastante en los medios, es el trastorno depresivo estacional, en donde los pacientes suelen tener recurrencia depresiva cuando comienza el periodo de otoño-invierno, etapa donde hay una disminución de la luz y de la temperatura. Estos pacientes suelen ir mejorando con la llegada del periodo primaveral.

Asimismo, el especialista dijo que existe un trastorno afectivo de carácter depresivo crónico llamado “distimia”, en donde el paciente suele tener 2 o más años de evolución con un cuadro de ánimo-depresivo que no es tan grave como la depresión mayor, pero que si conlleva un deterioro en el funcionamiento de la vida subjetiva y objetiva de sus roles, son pacientes que no consultan pero que son diagnosticados cuando tienen otro problema de salud mental o físico.

Esta patología puede afectar a cualquier persona y para poder detectarla hay que tener cierto cuidado con algunos elementos característicos, por ejemplo: cuando existe un cambio respecto al modo de ser de la persona, estar atento cuando hay tristeza o pena con tendencia al llanto durante un periodo prolongado de tiempo, otro síntoma llamado medicamente anhedonia que consiste en la pérdida del interés en realizar actividades, además se debe observar cambios en el apetito, libido y en los horarios de sueño.

La depresión puede tener no una, sino que varias causas y se conjuga en una combinación de factores, hay pacientes que tienen antecedentes genéticos de enfermedades depresivas, que los hace proclives para caer en depresión, también hay eventos traumáticos que pueden producir o gatillar la depresión, hay factores psicosociales, elementos familiares, de las sociedades mismas y de la vida cotidiana que pueden ser menos protectores y que hace que una persona enferme.

Usualmente a los pacientes de antaño, cuando tenían depresión se les recomendaba hacer reposo, por el contrario, hoy en día es muy importante que los pacientes realicen actividades físicas dado que la vida sedentaria puede empeorar el cuadro depresivo. La recomendación es evitar el aislamiento social, es muy importante que los pacientes mantengan sus actividades y por lo menos mantener una interacción social aunque sea mínima y a pesar de que cueste. Además de evitar sustancias que puedan enmascarar la depresión e incluso afectar el ánimo como el alcohol o las drogas.

Actualmente tenemos buenos tratamientos, los pacientes con depresiones graves al usar antidepresivos obtienen una gran ayuda, muchos también se benefician de terapias como la psicoterapia, que permite hacer cambios en el modo de sentir, pensar, y conducir, y que provoca un menor riesgo de volver a enfermar en el futuro.

La depresión debe ser vista como una enfermedad, una patología que debe ser reconocida y tratada adecuadamente, y es muy importante acabar con su visión estigmatizadora que ha llevado a que las personas no se atrevan a consultar o a compartir sus dramas por miedo a la discriminación, puntualizó el profesional.

Fuente: lasegundaonline

Sonidos que sanan y que aquietan el alma

El viento, el incesante canto del mar, el aleteo de un pájaro, todos tienen un increíble poder sanador en el ser humano. Basta detenerse a escucharlos para equilibrar cuerpo y mente. También están los instrumentos milenarios como los cuencos de cuarzo, que provienen del mundo terapéutico.

Parar. Detenerse. Frenar. Quedarse por unos instantes frente al mar. Viendo las olas morir en la orilla, escuchando el canto de la masa de agua y arena que se aproxima a la playa. Cerrar los ojos y oír la inmensidad.

Ese simple ejercicio que parece la quintaesencia de un new age, no es solo una pose alternativa. Es mucho más. Quien lo haga sentirá el poder curativo que esconde la naturaleza, sobre todo en el sonido, en la vibración del mundo haciendo resonancia en el cuerpo humano.

El mismo arte sanador que se puede experimentar al detenerse en medio del campo y escuchar el viento que mece las copas de los árboles. O una noche oscura en el sur de Chile cuando se oye el intermitente cricrí de los grillos insomnes en medio del silencio.

Pero la ciudad nos vuelve sordos. Nos acostumbramos al ruido, al miedo al silencio, reflejado hasta en las musiquillas que acompañan las esperas telefónicas. Todo es bulla en Occidente.

Los sonidos de la naturaleza “generan un estado anímico tranquilo, un remanso, eso se siente al oír el viento, las olas, el sonido de la noche. El oleaje tiene otra particularidad, la persona escucha el mar y se entretiene en el ir y venir, lo mismo que el viento, eso tiene que ver con el pulso; le tomas el pulso a la naturaleza y eso nos trae un recuerdo de cuando estamos en la guata de la mamá, porque ahí se sienten fuerte las palpitaciones. Por ejemplo, si un niño llama a la mamá y ella no está, tú le pones cerca el tictac de un reloj y se calma, pues lo regresa a su vida prenatal, lo pone en otro estado de conciencia”, explica Thais Nowack, profesora de Educación Musical y experta en musicoterapia.

Los sonidos calman y ayudan a eliminar el estrés porque “entran en una frecuencia vibratoria de uno como ser humano, se conectan con tu columna vertebral, con tu centro. La parte lumbar vibra con determinados sonidos y tu cuerpo te va indicando cuáles son”, agrega.

El músico Tomas Thayer, intérprete de música clásica de la India y líder de la organización Sargam, que trabaja con música hindú y el denominado Nada Yoga Sadhana o yoga del sonido, explica: “El ser humano antes vivía en torno a lo natural, pero hoy la naturaleza desapareció y en la ciudad ya no se conocen los sonidos como el de los ríos, el viento. De hecho mi maestro decía ‘Dios es sonido’. Por eso al oír la naturaleza volvemos a estados más primitivos, más genuinos”, dice.

El especialista recuerda que la sílaba sagrada ‘om’ es el sonido del silencio y representa a la trinidad hindú; cuando se entra en esa fase, el hombre se conecta con el sonido universal. Al ir más lejos nos encontramos con que en la filosofía india se dice que la materia se creó a partir del sonido.

Pero, coinciden los expertos, la persona debe “poner de su parte”. Como sucede en las sesiones de reiki, que van acompañadas de una música que el terapeuta elige especialmente, “así tú te entregas, porque además vas preparado, bajas tus decibeles, te predispones a un estado”, dice Nowack.

 LOS CUENCOS DE CUARZO

Desde sus orígenes el hombre necesitó comunicarse y para ello siempre recurrió al sonido, por lo que empezó a fabricar sus propios instrumentos, desde las milenarias flautas hasta simplemente hacer chocar dos piedras para emitir un mensaje. “Eso proviene de la observación de la naturaleza, como escuchar que las cañas ahuecadas emiten silbidos cuando pasa el viento”, explica la experta vinculando naturaleza y música.

Este arte fue una forma de comunicarse con las divinidades. Tomas Thayer explica que el ‘om’ es también el sonido primordial, cuando el hombre era Dios, “luego vienen los conocidos mantras, que son cuando rezas o miras al cielo”, añade.

Pero ¿qué música me ayuda a sanar?  La pregunta acarrea una amplia respuesta. Para Maven Lomboy, sicóloga transpersonal que trabaja junto a Thayer en un proyecto de terapia y música, “toda la música posee un estado vibratorio determinado y en especial la música de la India, que lo hace en una alta frecuencia, haciendo resonancia con estados superiores del ser, activando procesos de sanación, a través de un experto que guíe a la persona en este viaje”.

En suma, la música posee un poder curativo natural. Es cuando decimos que una canción “nos pone la piel de gallina -añade Thais-. Cada persona tiene un sonido y debe procurar buscarlo, encontrarlo, investigarse a sí mismo”, agrega.

¿Qué instrumentos ayudan a sanar y calmar? Hay varios de moda. El más top es el cuenco vibrador de cristal de cuarzo. “Como lo usan los orientales se asocia a la cultura del autoconocimiento”, explica Thayer. Estos instrumentos generan vibraciones que penetran entre lo físico y lo espiritual y entregan armonía. Hasta se utilizan para hacer limpiezas y buscar el equilibrio.

Por otro lado, la música medieval, renacentista, tiene una pureza de sonido, debido a que utiliza menos instrumentos y son más acústicos, que ayuda a descubrir nuevos estados de conciencia. También están los raga, que representan la música clásica de la India, esquemas melódicos que se repiten y que son capaces de cambiar estados de ánimo y desbloquear zonas que mantenemos cerradas.

A esta lista Thais Nowack suma un clásico, Bach, cuya obra ha sido denominada ‘la voz de Dios en forma humana’. Diversos estudios indican que su música hace trabajar al cerebro de un modo más balanceado, lo que ayudaría a espíritus apesadumbrados a salir del pozo. Incluso dicen que estudiar el contrapunto de Bach podría curar enfermedades.

“La música facilita que el cúmulo de pensamientos que tenemos a diario disminuya, logrando un aquietamiento de la mente, y desde ahí el ser humano logra conectarse con estados más profundos de sí mismo, desde una experiencia que a la vez es placentera, lo que se refleja en la sensación de calma experimentada”, aporta Maven.

 UN SONIDO PARA CADA UNO

Pero no todo es música clásica o instrumentos milenarios. En general hay voces humanas o ciertos sonidos que por su altura producen estados beneficiosos. “Para cada persona hay un sonido. Cuando estás escuchando una música determinada dices ‘esto me encanta, me relaja, se me pone la piel de gallina’. Con otra dices ‘esto me estresa’. Ahí la tarea del terapeuta será investigar cuál es tu sonido”, explica la profesora de música.

Incluso los Beatles, cuando sintieron un vacío en su música viajaron a la India en busca de nuevos sonidos y descubrieron el sitar y compusieron Norwegian Wood, el primer tema occidental con este instrumento de gran poder vibratorio.

Un par de consejos simples

Acompañar el sonido con una respiración ad hoc. Basta buscar el espacio más silencioso de la casa y hacer un pequeño ritual, poner una música que nos guste, descubrir cuál nos relaja, cuál nos da sueño. Buscar un estado de conciencia que nos calme para lograr lo que, por ejemplo, le provoca a un bebé una canción materna, que lo conduce a un estado amoroso de tranquilidad.

Otro punto donde coinciden los especialistas es que cuando le hablas en forma suave a otra persona lo invitas a calmarse, si subes el tono te acercas más al caos.

Fuente: Reportaje de Ignacio Tobar en mujer.latercera.com

El caso de hipnosis en Colombia fue una histeria colectiva

Fue un acto de circo que salió mal y ahora un hipnotizador colombiano está siendo acusado por el delito de lesiones personales.

El mago Miller Zambrano fue detenido en la localidad de Mocoa, en el departamento de Putumayo, luego de que una treintena de estudiantes tuvieran que ser hospitalizados luego de su espectáculo.

La sesión de hipnosis era parte de un acto lúdico celebrado en la Institución Educativa Ciudad Mocoa y, para la misma, Zambrano utilizó a ocho voluntarios.

Pero una vez concluido el show, “unos 30 o 35 estudiantes entraron en estado de shock”, le dijo a BBC Mundo el coronel Carlos Hernández, del Departamento de Policía de Putumayo.

Según los reportes de varios testigos, unos lloraban, otros se tiraban al piso y otros gritaban.

“Una niña aseguraba ver el demonio”, informó el diario El Tiempo de Bogotá, que también citó al director del centro hospitalario al que fueron llevados los afectados asegurando que “todos presentaban, en mayor o menor grado, hipnosis colectiva”.

“Algunos entraron en shock por la hipnosis y otros al ver el estado de sus compañeros”, le dijo por su parte a BBC Mundo el coronel Hernández, quien confirmó que Zambrano fue detenido y puesto a disposición de las autoridades.

 Histeria vs. hipnosis

Pero para el presidente de la Asociación Colombiana de Hipnosis Clínica, William Pereira, el incidente parece más bien un caso de histeria colectiva y de autosugestión que el resultado de un trance hipnótico.

“La hipnosis es un estado intermedio que se da entre el estado de vigilia y el estado del sueño. Es un estado de relajación”, le explicó el doctor Pereira a BBC Mundo.

“Se dice que los niños quedaron ‘enganchados’ en el trance hipnótico y eso es totalmente falso. Lo peor que puede suceder en un estado de esos es que los niños entren en un estado de sueño y que se despierten”, afirmó.

Para el especialista, casos como el Mocoa contribuyen a mitificar lo que es la hipnosis y son un buen ejemplo de por qué esta técnica debería ser empleada únicamente por profesionales de la salud para fines clínicos y terapéuticos.

Espectáculo

“(El espectáculo) no es la función con la que surgió la hipnosis. Pero desafortunadamente es lo que se vende”, dijo el psicólogo.

“Muchas personas hacen cursos por internet, hacen cursos virtuales y se venden como hipnotizadores, sin saber el daño que pueden estar haciendo al generar una expectativa negativa de lo que es un proceso de hipnosis”, agregó Pereira, quien también se desempeña como director de la Sociedad Colombiana de Hipnosis Profesional.

En el caso de Mocoa, Pereira cree que lo ocurrido puede explicarse como una combinación de la gran capacidad de imaginación de los niños y lo que los hipnoterapeutas llaman “hipnosis colectiva por aprendizaje social”.

“Los niños son más susceptibles al estado hipnótico por sus características cognitivas y por su poder de imaginación y de visualización. Ellos imaginan mucho más fácil”, le explicó a BBC Mundo.

Mientras, la “hipnosis colectiva por aprendizaje social” se produce cuando se es testigo de algo y “a uno le encantaría ser el protagonista de esa acción”, explicó.

“Es como cuando uno ve una novela: uno no es el actor de la novela, pero uno llora con él, se angustia por él. Es una sugestión a distancia”, dijo Pererira.

“Esa situación puede haber sido tan impactante para ellos, que llegaron a tomarla de manera personal”, sugirió el especialista, refiriéndose al caso de los estudiantes de Mocoa.

 Cobertura mediática

Por lo pronto, el coronel Hernández le dijo a BBC Mundo que todos los estudiantes ya habían sido dados de alta.

Pero Pereira se dijo preocupado por el impacto que la cobertura mediática del incidente podría tener sobre los afectados. “Toda esta histeria que se generó a nivel colectivo, noticieros, periódicos, radios que dicen que esos niños fueron vulnerados pueden estar generando lo que se llama el ‘efecto Pigmalión”, advirtió.

“Si tú le dices a un niño que es muy bueno en matemáticas el niño se lo cree, si le dices que es muy malo en matemáticas el niño se lo cree. Y esta histeria colectiva puede terminar de convencer a los niños de que fueron vulnerados”. “Ese es el problema real que se está generando”, concluyó.

Fuente: bbc.co.uk

Unos 70 estudiantes colombianos no despiertan tras un espectáculo de hipnosis colectiva

Bogotá.- Cerca de 70 estudiantes de un colegio de la ciudad colombiana de Mocoa no lograron despertar tras una sesión de hipnosis realizada como una práctica lúdica, según reportes de medios locales de prensa.

El caso ocurrió en el colegio Institución Educativa Ciudad Mocoa, cuando el mago de un circo que realizaba una función decidió hacer una práctica colectiva de hipnosis.

Sin embargo, el mago no pudo despertar del trance a los menores de edad, por lo que unos 70 tuvieron que ser llevados a un hospital de esa ciudad, capital del selvático departamento de Putumayo (sur).

El rector del colegio, Daniel Mora, dijo que el hecho ocurrió en el marco de una práctica lúdica que se le salió de las manos al mago.

Varios psicólogos comenzaron a atender a los estudiantes, pero pidieron a las autoridades que llevasen al mago al hospital para que con sus métodos los lograra despertar, según la cadena radial Caracol.

Nota del Templo de la Luz Interior.- La hipnosis bien hecha por hipnoterapeutas profesionales no tiene ningún riesgo. Otra cosa es que quien la pretenda realizar sea un ilusionista o ‘mago’ de circo, como cuenta esta noticia que nos llega desde Colombia. Practicar hipnosis como ‘actividad lúdica’ o como parte de un espectáculo no tiene ninguna fiabilidad, ni credibilidad, y sí en cambio tiene sus riesgos. Estamos seguros que, más que hipnotizados realmente, esos estudiantes en realidad se encontraban en un estado de sugestión colectiva.

Un estudio relaciona la depresión persistente con los abusos padecidos en la infancia

Los médicos que tratan personas con depresión deberían indagar en la infancia de sus pacientes antes de realizar una prescripción, ya que un antecedente de abuso infantil tiene gran impacto en su enfermedad y capacidad de recuperación, indicaron científicos el lunes.

Investigadores que realizaron un análisis combinado de 26 estudios que incluían a más de 23.000 personas hallaron que aquellas que habían sufrido maltrato en la niñez eran dos veces más propensas que quienes habían vivido infancias normales a desarrollar depresión persistente y recurrente.

La depresión es una de las enfermedades mentales más comunes y costosas del mundo.

Las personas que habían vivido infancias estresantes o con episodios de abuso eran menos propensas a que los medicamentos o el tratamiento psicológico surta efecto, según indicó el análisis, lo que sugiere que los médicos y expertos deberían buscar nuevas formas de terapia y de intervención temprana.

“Identificar a aquellos en riesgo de episodios depresivos múltiples y de larga duración es crucial desde una perspectiva de salud pública”, señaló Andrea Danese, del Instituto de Psiquiatría (IoP) del King’s College de Londres, quien dirigió el estudio.

Danese indicó que la investigación demuestra que la prevención y las medidas de intervención tempranas sobre el maltrato infantil serían clave a la hora de prevenir este importante problema de salud global.

“Saber que las personas con antecedentes de maltrato no responderán tan bien al tratamiento también sería valioso para la determinación del pronóstico de los pacientes por parte de los médicos”, añadió el autor.

La depresión es una causa importante de mortalidad, discapacidad y carga económica en todo el mundo y la Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que para el 2020 será el segundo mayor contribuyente a la carga de enfermedad global en todas las edades.

Danese, cuyo estudio fue publicado el lunes en American Journal of Psychiatry, dijo en conferencia de prensa que investigaciones previas revelaron que las personas que habían sido maltratadas de chicas también presentaban cicatrices biológicas de esas experiencias.

Alrededor de uno de cada 10 niños está expuesto a maltrato en el mundo -incluidos el abuso psicológico, físico o sexual y el rechazo- y como resultado pueden surgir anormalidades en zonas biológicas particularmente sensibles al estrés, como el cerebro y el sistema inmune, explicó el investigador.

Estos cambios biológicos podrían explicar por qué las personas deprimidas con antecedentes de maltrato son menos proclives a responder bien al tratamiento o brindarían indicios para apuntar la investigación al hallazgo de nuevas terapias más efectivas, indicaron los científicos.

“Si bien aun no sabemos exactamente qué tipo de tratamiento mejoraría la atención de los individuos maltratados, podría ser que nuevas terapias basadas en las vulnerabilidades biológicas relacionadas con el maltrato infantil sean un sendero de investigación”, dijo Rudolf Uher, también del IoP y colaborador de Danese en el estudio.

Fuente: Reuters

————————–

Infórmese sin compromiso sobre el tratamiento de la depresión mediante la terapia de regresión hipnótica, llamando al teléfono fijo de Santiago 22 839 29 39.

Una ‘banda gástrica virtual’ para combatir la obesidad, nueva y eficaz terapia hipnótica

Ser obeso es una grave carga en nuestra sociedad. Quienes no lo son, quienes nunca han luchado contra su apetito, quienes nunca han escuchado repetidamente en una tienda “no tenemos su talla”, lo ignoran. Muchos han comprado la historia del gordito feliz, desconociendo la patética historia que se esconde detrás de esa conducta.

Así lo expresa el hipnoterapeuta Rubén Sierra Gutiérrez, quien habla acerca de uno de los más recientes descubrimientos en la hipnosis: la banda gástrica virtual. Explica este profesional: “De alguna manera a quienes son gordos, la naturaleza les ha jugado una mala pasada, porque a su lado conviven personas que comen igual o más… y no engordan”.

Los obesos tienen organismos ahorrativos, el excedente no utilizado de comidas ingeridas lo ahorran, almacenándolo en forma de tejido adiposo. Si colocamos en una balanza de 2 platillas, en una las calorías que ingerimos y en otra las que gastamos en la actividad diaria, tenemos que la única manera de bajar de peso es que las calorías ingeridas sean menos que las consumidas. Esto es una verdadera ley inmodificable y no debemos olvidarla.

 Reprogramación subliminal

La banda gástrica virtual es la aplicación práctica de los recursos de la hipnosis, sugestión y reprogramación subliminal, para modificar su actitud frente a la comida y por consiguiente su peso.  Dice Rubén Sierra: “Es un tratamiento psicológico que opera precisamente, en otro extremo del problema, o sea sobre el deseo, la compulsión, las adicciones y desarrollo de los hábitos alimenticios”.

No sólo disminuye el deseo de comer, sino que se implantan nuevas pautas de conducta frente a la comida.

Esta técnica logra un viejo sueño de los gordos: bajar de peso a partir de la disminución del deseo y de un cambio en las conductas alimenticias, acompañado de dietas y tratamientos médicos asociados, sin rebote. Además, durante el tratamiento los pacientes mejoran o curan alteraciones del sueño, ronquidos, apnea y ansiedad.

La banda gástrica virtual no está enfrentada a otros tratamientos médicos o quirúrgicos, al contrario facilita el efecto de éstos. Es un tratamiento tendiente a obtener la reducción de peso, no a partir de la prohibición externa, sino de la disminución del deseo, lo que evita el ciclo de rebote de peso como ocurre en muchos tratamientos.

Agrega el entrevistado: “En una sesión que puede ser grupal o individual, se logra implantar la banda gástrica virtual desarrollando consciente e inconscientemente conductas y consignas que se van a convertir en comportamientos automáticos frente a la comida, facilitando la pérdida de peso. La consecuencia es una disminución drástica del apetito al menos del 50%.   Utilizando los recursos psicoterapéuticos de la hipnosis, con la BGV trabajamos sobre la fuente del problema haciendo que disminuya el deseo de comer, haciendo que nuestra mente (en donde está radicado verdaderamente el problema) se satisfaga con mucha menos cantidad de alimentos, tal como sucedería si hubiéramos achicado el estómago a menos de la mitad de su volumen útil”.

Agrega el hipnoterapeuta: “Enseñamos e implantamos nuevos hábitos de alimentación, logrando alcanzar la saciedad, ese concepto que a los obesos les suena casi misterioso”.

Por primera vez comenzarán a sentirse satisfechos con menores cantidades de alimentos. De hecho, la cantidad total de comida con la que suelen satisfacerse baja a la mitad.

Fuente: impreso.milenio.com

—————————-

Para informarse de los tratamientos y terapias de hipnosis que realizamos en El Templo de la Luz Interior, llamar al teléfono de Santiago: 8392939.

Hospitales belgas y franceses operan con hipnosis

Cuando los cirujanos le estaban perforando el cuello, Marianne Marquis pensaba en la playa. Había sido hipnotizada antes de que la operaran para extirparle la tiroides.

Un número creciente de pacientes quirúrgicos en el hospital belga Cliniques Universitaires  St. Luc, en Bruselas, eligen la hipnosis y un anestésico local para evitar la anestesia general.

Están sedados, pero conscientes, y los médicos dicen que su período de recuperación es menor, como también su necesidad de analgésicos. Pero que este método sólo es posible en determinados tipos de operaciones.

Desde que los médicos empezaron a ofrecer hipnosis en el hospital, en 2003, cientos de pacientes la eligieron. En otro hospital belga se efectuaron más de 8000 operaciones quirúrgicas con este método desde 1992.

Los médicos dicen que casi cualquier cirugía efectuada con un anestésico local puede funcionar con hipnosis y menor cantidad de analgésicos. Sus partidarios dicen que la hipnosis puede embotar la sensación de dolor y que también reduce la necesidad de anestésico.

Eso significa que los pacientes se recuperan más rápidamente y que los hospitales ahorran dinero, según algunos estudios. La técnica se ha popularizado en Bélgica y Francia en los últimos años.

Pero no es para todos. Expertos advierten que es imposible en operaciones mayores de corazón o de otros órganos internos porque el dolor sería insoportable.

Fuente: Agencias