Archivo de la categoría: Espíritus y bajos astrales y posesiones y obsesiones

Signos y señales que nos indican que un ser querido fallecido ha venido a visitarnos

A veces el velo que nos separa del ‘otro mundo’ se hace más delgado. Y los seres queridos tienen permiso para visitarnos o manifestarnos su presencia para consolarnos o ayudarnos. En este artículo trataremos las señales que nos podrían indicar que un ser querido fallecido nos ha venido a visitar.

Las apariciones de muertos son comunes entre los católicos. Se interpretan que son almas del purgatorio que llegan a la tierra gozando de un permiso especial de Dios. Y para cumplir una misión.

La Iglesia considera pecado la comunicación con los muertos, la nigromancia, cuando esto es buscado. Pero cuando los muertos aparecen, como les sucedió al Padre Pío, María Simma y otros, hay que ser muy cuidadosos y discernir de quién se trata. Porque el demonio puede hacerse pasar por uno de ellos. Todo esto requiere mucho discernimiento.

UNA MULTITUD DE CASOS

Un teólogo relata numerosos casos en que los vivos supuestamente se han comunicado con los seres queridos que se han ido antes que ellos. Mitch Finley escribió el libro “Susurros de Amor: Tocando la Vida de los Seres Queridos Después de la Muerte”, donde relata un caso tras otro en que los parientes fallecidos se han manifestado a los vivos. Lo hacen en transmisiones breves inolvidables que dejan una alegría trascendental y paz.

Parece que Dios, en su misericordia, permite que ciertas almas se muestren en ocasiones – a veces vívidamente-, sobre todo si los que quedan están desconsolados.

Un caso es la monja Sor Redempta, una hermana de la caridad de sesenta y un años que murió de repente y dejó una buena amiga llamada Rosemary.

Ella no fue capaz de ir al funeral, pero se despertó temprano por la mañana y “vio” a la hermana Redempta mirando a través de un amplio panel de vidrio cristalino.

“El vidrio era opaco y sin embargo, yo sabía que estaba presente. Instintivamente, me di cuenta que la hermana Redempta estaba viendo con la claridad y la sabiduría del Cielo. Los tonos de color eran suaves matices de gris. Entonces, vi a lo lejos una amplia vista de montañas. Una mano milagrosa había coloreado las montañas con nuevo verde de la eterna primavera. Vi las líneas de una forma de arco iris lleno de color”.

Estos relatos tienen similitudes con las experiencias cercanas a la muerte.

Había una madre cuyo hijo Scott, la había llamado con regularidad a las cuatro de la mañana de camino al trabajo cuando estaba vivo. Ella siempre se volvía a dormir después de que él llama, pero ella insistía que lo hiciera. Y cuando Scott murió, oyó que su teléfono sonaba cada mañana alrededor de esa misma hora, un solo ring.

Cuando lo hacía, se sentaba a la espera del segundo ring, que nunca llegaba. Un día los “rings” se detuvieron. “Dios me estaba diciendo que Scott había llegado al cielo” dijo la mujer.“No he ‘oído’ sonar el teléfono temprano en la mañana desde ese día”.

Una mujer llamada Fay estaba en un duelo excesivo. Fue “visitada” por un hermano fallecido que la miró y dijo: “Fay, ¿qué haces? Para. Yo no puedo descansar”. Y luego desapareció.

Había una mujer llamada Elana, que conducía un día con su hijo y su hija adolescente cuando su vehículo fue chocado por un conductor borracho. De repente, Elana – cuyo corazón se había detenido – se encontró que viaja a través de un túnel oscuro (como en las experiencias cercanas a la muerte). “Vi a mi hija corriendo por delante de mí mirando como si no tuviera ninguna preocupación en el mundo, a diferencia de los problemas que había experimentado en la tierra”, dijo Elana en este libro de Finley, quien tiene una maestría en teología. Había una luz brillante.

Pero no era el momento de Elana. Su hija se volvió para explicarle: “No puedes seguirme ya que tu tiempo no se ha cumplido aún, pero el mío sí”. Como Elana se puso a llorar, su hija dijo que esperaba que su madre la perdonara por todos los problemas que causó y prometió trabajar duro donde iba. Seis meses más tarde, Elana escuchó ruidos en su sala de estar a las tres de la mañana y afirma haber visto un ángel – una forma etérea – con la cara de su hija.

En la mayoría de los casos, estas manifestaciones, al parecer, tratan de comunicar: “Estoy bien. No te preocupes. Es el cielo”.

Hay sueños y visiones medio entre sueño y despierto, como el que otra monja que murió, y se apareció a una cuñada de rodillas en oración y dejándole una gran paz porque la mujer estaba afligida por la enfermedad de su marido. Después de su muerte, lo vio a él una noche a las 3 a.m.

En un caso, la fragancia a jacintos se materializó mientras que una mujer llamada Elaine rezaba un rosario por un amigo moribundo.

En otros casos, un objeto aparece repentinamente o una canción en particular se toca en la radio o hay alguna otra “coincidencia”.

Pero en “el otro lado”, ¡no hay coincidencias!

Hay una historia de una madre quien el 11 de septiembre rogó a San Rafael por su hijo, que trabajaba en el World Trade Center. Cuando se encontró su cuerpo (uno de las pocos intactos), lo vio a él y a un gran ángel al lado con crisantemos blancos y su labrador retriever amarillo (que había muerto meses antes) a su lado. El ángel ella cree que era Rafael.

¿Pueden todos estos casos ser producto de la imaginación?

Un halo de color rosa. Una luz brillante. La cara de una abuela.

Hay una mujer que afirmaba que no sólo veía a su madre, sino que en realidad la abrazaba.

“Ella estaba hermosa allá de las palabras” dijo esta hija, cuyo nombre es Rebecca. “De pie en esta luz – o más bien ella era esta luz – se veía de treinta y cinco a cuarenta años de edad, en lugar de sesenta y siete años, que ella tenía cuando pasó”. Yo estaba tan encantada que instintivamente grité, “¡Mamá!” prácticamente saltando a sus brazos”. Ellas “se abrazaron y se besaron y se rieron y se abrazaron una y otra vez” y luego Rebecca observó cuan sólida era, antes de que ella se fuera de repente.

Hay un relato similar que fue reportado por la vidente Ivanka Ivankovic de Medjugorje, que dijo que también abrazó a su madre fallecida después que la Santísima Virgen le preguntara si tenía una solicitud especial.

También está el caso de una mujer Marie cuyo marido murió inesperadamente antes de su cuadragésimo primer cumpleaños. “Poco después de su muerte, yo estaba durmiendo y lo ví y hablé con él. Dijo que estaba en el purgatorio y estaría allí durante dos años. Me dijo que me arrepintiera por mis pecados”.

Después hay una mujer llamada Catalina cuyo padre murió, tras pruebas terribles con enfermedades del corazón e incluso la amputación de una pierna. Soñó que estaba lavando los platos en la cocina de su madre cuando oyó la puerta de atrás abierta y apareció su padre. “Recuerdo que me sorprendió y que mi cara reflejaba eso”, recuerda en el libro. Todo lo que pudo decir fue: “Papá”. El padre le habló diciendo que no podía quedarse. Había venido sólo para decirle lo feliz que estaba. Le dijo a Catalina que era tan hermoso donde estaba ahora, que ella no lo podía imaginar.

¡Con qué frecuencia oímos esto! “Se veía tan saludable”, dijo Catherine, “una especie de paz brillante, y sin dolor en su rostro por primera vez que podía recordar. ¡Y él tenía ambas piernas!”

SIGNOS DE COMUNICACIÓN CON LOS SERES QUERIDOS MUERTOS

En base a este tipo de historias, podemos establecer una serie de signos en los que se presentan señales de los seres queridos fallecidos.

La clave para darse cuenta de los signos de los seres queridos fallecidos es prestar atención. Si has experimentado alguno de estos, es muy probable que hayas recibido de hecho una señal del cielo. Pero debes discernir, porque del demonio también puede crear signos para confundirte. Y también tu ansiedad te puede llevar a ver y sentir cosas que son meras casualidades.

Sueños de visitas

Los sueños son una de las formas más comunes en que los seres queridos fallecidos llegarán a conectarte contigo.

Los sueños de visitas los seres queridos en el más allá son muy diferentes de los sueños normales. Para empezar, son increíblemente vívidos y reales. Cuando te despierta de un sueño verdadero de visitas, sabrás que fuiste contactado por tu ser querido.

Tu ser querido probablemente va a transmitirte un mensaje, y te hará saber que está bien. En general aparecerá saludable y vibrante, independientemente de su estado cuando murió. Y después de compartir su amor y comunicar el mensaje, el sueño va a terminar.

Extrañas ocurrencias eléctricas

Ellos son capaces de acceder fácilmente al flujo energético para obtener su atención. Hay un gran número de maneras en que pueden hacerlo. Causar que las luces parpadeen, apagar la televisión, la radio, o encender o apagar las luces.

También pueden causar que electrodomésticos, teléfonos, aparatos o juguetes de los niños suenen sin razón conocida, o se enciendan sin ser tocados. Incluso te pueden llamar por teléfono desde un número desconocido. Y luego cuando respondes sólo hay estática, o nada en el otro extremo en absoluto. Esto es una señal de que incluso después de la muerte, tu ser querido sigue vivo.

La mayoría de las veces las señales eléctricas son sólo a sus seres queridos que quieren saber cómo están. Tus pensamientos pueden ofrecer información adicional sobre el mensaje de tu ser querido. O incluso ofrecer una confirmación de que el parpadeo de las luces es realmente tu ser querido.

Sensación de su presencia

¿Sientes que tu ser querido te está mirando? ¿Que todavía están contigo y vela por ti?

Sentir la presencia de un ser querido fallecido es uno de los principales signos de que realmente está contigo, y que te visita desde el más allá físico.

¿Cómo puedes sentir su presencia? Hay bastantes maneras.

Es posible detectar un cambio en el aire, sentir que estás siendo observado (de una manera no-espeluznante). O que tienes un fuerte sentimiento de su presencia que te permite saber que está contigo. También hay casos que se puede sentir tu ser querido se acostó junto a ti en la noche. O tener la sensación de que está sentado a tu lado, incluso sosteniéndote tu mano, o frotándote suavemente la espalda, tocando tu mejilla.

Oler su perfume

¿Tu ser querido fumaba, usaba un determinado perfume, hacía las mejores galletas de chocolate, o disfrutaba de la preparación de un cierto tipo de alimentos? El olor es signo común en estas apariciones.

Si tu difunto padre fumaba, y estás sentado en el sofá viendo una película, y sientes olor a tabaco a pesar de que nadie fuma en la proximidad, esto es probablemente una señal divina de que tu padre está contigo. O tal vez hueles el perfume de tu madre fallecida, o el olor de las famosas galletas de chocolate de tu abuela, cuando no hay evidencia física de por qué este olor está presente.

Hay que recordar que con frecuencia gente que reza el rosario siente olor a rosas, y que el Padre Pío, aún en vida, por ejemplo mandaba mensajes a través de perfumes.

 Objetos que se mueven o se colocan en tu camino

Tu ser querido es capaz de mover objetos para conseguir tu atención. Este signo del espíritu puede tomar un par de formas. Puede ser que los objetos se muevan por su acción. También puede verse movimientos dentro de una imagen, por ejemplo un cuadro. También pueden colocar objetos en tu camino. O mover una ropa en una ubicación un poco extraña. O causar que algo caiga como una manera de conseguir tu atención. O que aparezcan ciertas monedas, o piedras, o flores, o llaves, etc.

Puedes recibir objetos que de alguna manera significativa están relacionados con tu ser querido. Si estos movimientos u objetos tienen una historia relacionada con tu ser querido, sobre el que estás pensando ahora, entonces debes saber que tu ser querido te está enviando una señal.

“Sentir” la comunicación de un mensaje

En la mayoría de los casos los seres queridos fallecidos que se comunican contigo no pueden mostrarse físicamente ni hablar. Aunque hay casos en que sí lo hacen como vimos antes.

Pero aunque tu ser querido no puede hablar audiblemente, puede ser capaz de comunicarse contigo de espíritu a espíritu. Y puede darte directamente un mensaje.

Presta atención a los pensamientos que acaban de estallar en tu cabeza cuando estás haciendo otra cosa, que no puedes sacártelos de la cabeza y son más que vívidos. Esa es una forma común en el que un ser querido fallecido puede comunicarse contigo. Especialmente si suena como algo que tú ser querido diría o si te trae un mensaje de amor, aliento, o responde a una pregunta con una voz que no suena como la tuya propia.

También hay casos en que se desarrolla una conversación en tu mente con tu difunta madre, abuela, o un amigo. Cuando tú les haces una pregunta y luego recibes una respuesta, es muy probable que sea en realidad un mensaje de ellos.

Otra variación leve de esto es cuando una determinada canción parece empezar a tocar en tu mente de la nada. Escucha la letra para sintonizar con el mensaje de tu ser  querido. La canción puede incluso tocarse en la radio en el momento justo.

También tus seres queridos pueden utilizar a otras personas para entregarte sus mensajes. Puedes escuchar una conversación de alguien que es la que tendrías con el fallecido. O alguien te puede estar inspirando con un mensaje de orientación o seguridad, que sientes es en realidad un mensaje de tu ser querido muerto.

 Coincidencias y sincronicidad

¿Has experimentado un aumento del número de coincidencias y sincronicidades después de la muerte de tu ser querido? Ellos pueden muy bien estar tirando de algunos hilos para ayudar a que las cosas se alineen para ti en tu vida. Tus seres queridos pueden ayudar con encuentros casuales, nuevas oportunidades, y con la captación de nuevos socios, amigos, maestros, etc.

Una ligera variación de esto es la sincronicidad en las formas de signos. Por ejemplo, estás pensando en tu tía Emma fallecida mientras conduces, y de repente aparece un gran afiche en la calle que dice Zapatería Emma.

O tal vez tu abuelo siempre te estaba animando a que viajaras a Italia. Y luego de su muerte recibes una oferta irresistible de unas vacaciones en Italia con descuento.

Cuando algo sincrónico sucede en tu vida a veces puede provenir de Dios. Pero en algunos casos, tienes la sensación de que tu ser querido en el cielo está de alguna manera involucrado.

Visiones directas

En algunas ocasiones puedes llegar a ver de lleno una visión de tu ser querido fallecido. Puede ser en una forma difusa, a través de un vidrio, o muy vívida, como lo hemos visto arriba. Si esto sucede, y de vez en cuando lo hace, será una señal para que no puedas poner en duda. Su intención, según los testimonios, es para consolarte y hacerte saber que está bien.

Hay otras formas también en las que puedes recibir una visión de un ser querido muerto. Es muy común “ver” a través de la memoria viva, o como una visión en el ojo de tu mente. Este tipo de visión mental de tu ser querido está entremedio de algo que estás imaginando y algo real captado por los sentido. Aparecerá aparentemente de la nada, y por lo general acompaña a una de varias de las señales.

Orbs o anomalías que aparecen en las fotografías son otra forma común en la que tus seres queridos pueden aparecer visualmente. Pero debes tomar en cuenta que tomar una foto en la luz solar directa o en una atmósfera polvorienta también puede provocar la aparición de orbs. Aunque se ven muchos casos de orbs capturados (especialmente los que parecen ser sólidos), que muestran ser algo más que una anomalía.

Fuente: forosdelavirgen.org

Programas de Brasil y México se hacen eco de nuestra actividad como exorcistas en El Templo de la Luz Interior

La actividad que realizamos como exorcistas laicos en El Templo de la Luz Interior, con rituales de oración y de caridad espiritual para ayudar a distintas personas a liberarse de los espíritus malignos y obsesores y entidades negativas que los contagian, está siendo reconocida y valorada fuera de Chile, y en países como Brasil y México, por poner sólo dos ejemplos, programas televisivos y canales de investigadores en YouTube se han hecho eco de nuestro trabajo.

En este post recogemos dos ejemplos. El primero pertenece a ‘Extranormal’, un prestigioso programa de investigación de fenómenos paranormales y temas extraños que ya lleva más de diez años de emisión en México, por canales de televisión abierta y con una audiencia que alcanza no sólo a México sino también a otros países del área, incluido Estados Unidos.

En la última y más reciente emisión de ‘Extranormal’, programa del pasado domingo 21 de mayo, nos entrevistaron brevemente, comentando nuestro trabajo y recogiendo nuestra opinión -entre los minutos 12:34 y 13:45- sobre los exorcismos que realiza el pastor cristiano Hugo Álvarez.

Les recomendamos ver el reportaje completo, por su gran interés. Por nuestra parte, sólo añadir que esta corta intervención es el preludio o avance de una entrevista mucho más amplia que será emitida próximamente, y aclarar que aunque me denominan ‘pastor’, no soy tal porque no pertenezco a ninguna institución religiosa.

PROGRAMA EXTRANORMAL – 21 MAYO 2017

El segundo ejemplo del interés por nuestro trabajo lo tenemos en “Spooky Houses Casas Assombradas”, un popular blog que tiene en YouTube el investigador Rodrigo Mamouth   y en el que cada semana se analiza y comenta un tema o asunto específico relacionado “con el lado espiritual que tanto fascina al ser humano”, como ellos mismos explican.

En este caso, analizaron nuestro vídeo del exorcismo a Francisco, explicando con detalle el ritual que realizamos y reiterando en varias ocasiones que en este caso no se trata de un demonio, sino de un espíritu obsesor.

ANÁLISE ESPIRITUAL – EXORCISMO REAL DE UM JOVEM CHILENO – SPOOKY HOUSES CASAS ASSOMBRADAS -23 FEBRERO 2017

Cada noche morimos un rato

El sueño forma parte del descanso. En gran medida es cierto. Científicamente sólo se conoce el estado del cuerpo pero no el del espíritu, que marcha a las regiones del astral a las que pertenece para reencontrarse con sus seres queridos, olvidando toda la experiencia una vez retorna al cuerpo. Nos ocurre un fenómeno parecido al de la reencarnación, pero diariamente. Por eso se puede decir que cada noche morimos un rato.

El lazo que nos une al cuerpo es conocido como cordón de plata y es de color dorado;  ahí se encuentra el fluido vital que une el cuerpo físico con el espíritu, cualquiera que haya realizado un viaje astral podrá dar fe de ello. Esta cadena se rompe cuando desencarnamos y, dependiendo de la moral del espíritu, tardará mayor o menor tiempo en romperse definitivamente.

La función reparadora que tiene dormir viene acompañada por un viaje al plano astral del cual pocos tienen conocimiento. Apenas recordamos lo que hemos vivido mientras dormimos, recuerdo que está acompañado con imágenes del día a día que van quedando registradas en nuestro subconsciente. Aprender a descubrir lo que significan los sueños es muy difícil, debido a la mezcla de imágenes entre la verdadera experiencia y lo vivido en el mundo onírico.

Tenemos  muchas tareas que realizar en el mundo astral, tan importantes incluso como las que realizamos en el plano físico.

En ese mundo o plano paralelo al nuestro, ayudamos con consejos (a través del pensamiento) a seres queridos que se encuentran encarnados como nosotros, escuchamos los consejos de los guías espirituales que nos acompañan, planificamos parte de las experiencias que vamos a vivir en nuestro mundo físico, nos relacionamos con seres queridos que ya desencarnaron… Incluso podemos encontrar la inspiración de un proyecto que tengamos y muchas cosas más.

Durante el sueño podemos recibir información sobre el futuro que difícilmente retendremos al despertar,  pero suceden casos en los que es tan intenso el recuerdo, que podemos estar seguros de que lo que soñamos ocurrirá. Éstos son  los conocidos como “sueños premonitorios”, clara muestra de que nuestras capacidades extrasensoriales están receptivas, como ocurre en el mundo espiritual.

Aquellas personas que tienen a menudo este tipo de sueños, señalan que existe una serie de características que diferencia éstos de los demás:

1) Los sueños son muy realistas. 2) Representan una vivencia muy fuerte. 3) Las personas sienten que lo soñado se realizará. 4) Se despiertan con ganas de contarlos.

El camino hacia la Luz y los bajos astrales

Cuando una persona fallece, su alma se desprende del cuerpo, pero no lo hace instantáneamente. Hay quienes, por su propio proceso espiritual, saben que están listos para desencarnar, así como también algunos pacientes enfermos terminales, que se van despidiendo de sus seres queridos, dejando todas sus cosas –terrenales y espirituales- en orden, e inclusive hay quienes refieren que han visto a seres queridos o ángeles que se presentan a buscarlos. En estos casos, sus almas pueden ir más rápido hacia la Luz Divina.

Cuando la muerte ocurre por sucesos violentos o inesperados (un accidente de tráfico o laboral, una muerte súbita por infarto, una balacera, etcétera), es posible que las almas estén un poco desorientadas en el primer momento. Entonces se quedan cerca de su envoltorio físico, aunque éste ya no les sirve. Por eso en muchos países, como en Chile, es muy conocida la tradición de las ‘animitas’, pequeñas capillas-recordatorio en el lugar donde una o más personas han fallecido en un accidente o muerte violenta.

Si a esto le agregamos que hay seres queridos que comienzan a llorarlos y no se resignan a su partida, los llaman cada día, los invocan con dolor y angustia, esas personas están reforzando el vínculo de alma a alma, reteniéndolos en un plano dimensional que ya no les corresponde.

Cuanto más tiempo transcurra entre el fallecimiento y el “dejar ir” al alma a la Luz, más difícil se le hace a ese ser elevarse, pues comienza a bajar su vibración. El riesgo en tales casos es que los fallecidos pasen a convertirse en lo que se denominan almas en pena, porque realmente están viviendo en una pena eterna.

BAJOS ASTRALES

Por otro lado, existen toda una serie de espíritus de bajas vibraciones que, cuando desencarnan, pueden aferrarse a nosotros causándonos problemáticas de muy distinta índole. Se trata de los llamados bajos astrales.

Esos espíritus bajos, aunque desencarnados, siguen aferrados a los placeres de la tierra y por eso, se arriman, pegan o “enquistan” a nuestras espaldas, o incluso toman posesión de nuestro cuerpo para satisfacer todas aquellas necesidades a las que ya no pueden acceder porque carecen del cuerpo material. Tales espíritus bajos pueden empujarnos a que bebamos alcohol por ellos, a que consumamos drogas, a que cambiemos parte de nuestra forma de sentir y nos tornemos poco menos que inadaptados para la convivencia familiar a la que estábamos acostumbrados.

Si el enquistamiento o posesión tiene lugar en personas libres de adicciones o carencias afectivas, los efectos no se harán tan visibles en un comienzo. Pero la energía negativa de esos bajos astrales terminará minando cada área de la vida de la persona, hasta que un buen día los afectados caen en la cuenta de que desde hace un tiempo han venido cargando inconvenientes, complicaciones y malestares que antes no tenían y para los que no encuentran una explicación lógica y real.

Por ello es muy importante que cuidemos el nivel de nuestra energía; que sellemos y protejamos nuestra aura con oraciones, meditaciones o distintas técnicas, evitando dar paso a esas entidades abrumadas y perdidas que forman parte del plano o nivel más bajo del extenso mundo astral.

Por ejemplo, una de las maneras concretas de hacerlo es evitar la curiosidad de andar mirando cuando hay accidentes o suceden tragedias o las personas se suicidan; tomando conciencia de que las almas de esas personas están desorientadas y lo primero que hacen es buscar un cuerpo en donde poder seguir viviendo. Un cuerpo que, si estamos débiles energética y espiritualmente, puede ser el de cualquiera de nosotros.

La influencia de los espíritus en nuestras vidas

espiritus01

En muchas ocasiones, los espíritus de los muertos permanecen entre nosotros y nos influencian, motivan y hasta nos dirigen. La fe, la confianza en Dios y una fuerte coraza espiritual, nos mantienen libres de todas las influencias negativas.

En muchas ocasiones, las personas tienen dificultades para mantener la estabilidad emocional. Varían mucho, de la tristeza a la alegría, de la depresión a la euforia, del buen ánimo al desaliento. No siempre esas emociones están asociadas al día a día. La diversificación de estados emocionales, en muchas ocasiones está asociada a la naturaleza de los Espíritus que se aproximan a nosotros, y tiene relación directa con las influencias que sufrimos por parte del mundo espiritual.

¿Hablamos de las almas de los muertos? Sí.

Hombres y mujeres, desencarnados, liberados de la materia, pero presos y sujetos al interés humano, atados todavía a este mundo material por distintas razones. Permanecen entre nosotros y nos influencian, motivan y hasta nos dirigen. Escribe Allan Kardec  que  esa influencia es a veces tan intensa, que no es raro que sean los espíritus los que dirijan en parte nuestros comportamientos, actitudes o forma de pensar.

Es inevitable preguntarse: ¿Por qué hacen eso? ¿Cuál es su propósito?

Las motivaciones de esos espíritus desencarnados atienden a su propia condición. Los hay que están perplejos y quieren ayuda, o piden oraciones, o no saben siquiera que ya no tienen cuerpo físico, porque fallecieron en circunstancias trágicas o de manera súbita e inesperada (un accidente de tráfico, por ejemplo).

Hay espíritus malévolos que se divierten en atenazar, amedrentar, asustar a los encarnados;  los hay que ejercen venganza; los que han sido enviados por los poderes de la magia negra, por un brujo negro que ha recibido el encargo de otra persona, para hacer daño a un ser vivo o a una familia entera… También hay espíritus que se vinculan a los vicios y desean intermediarios para seguir satisfaciéndolos, pues ya no pueden disponer de su propio cuerpo … Las influencias de los espíritus en nosotros, seres encarnados y habitantes en este plano terrenal, son muy variadas y las motivaciones muy distintas.

¿Cómo distinguir, pues, nuestros pensamientos de aquellos que pueden ser inspirados por un desencarnado?

En principio es difícil, por cuanto el flujo mental de los espíritus a los cuales nos asociamos –o de aquellos que se acercan a nosotros por cualquiera de las razones antes expuestas-, se expresa en nuestra mente como si fuesen nuestros propios pensamientos, algo de nuestra intimidad. Y es necesario también  tener muy en cuenta y considerar la cuestión de la sintonía. Generalmente, esas entidades guardan una cierta compatibilidad con nuestra manera de ser, con nuestras tendencias y con nuestras ideas.

Esta sintonía o compatibilidad de los espíritus con los humanos encarnados podría llegar a explicar, por ejemplo, casos tan extremos como el que las influencias llegaran a ser tan negativas que pudieran llegar a impulsar al suicidio a alguien que jamás pensó tomar esa iniciativa.

Si la entidad desencarnada que influencia y perturba al ser vivo, fue en su vida un suicida, puede seguir induciendo, sugestionando y llevando a la persona hasta un grado de depresión o de inestabilidad emocional tan profunda, que lleve a la persona a sentir el deseo de matarse.

En ciertas ocasiones, si la persona, por circunstancias afectivas, laborales, o por hallarse en una situación emocional  muy compleja, llega a hacerse afín a esa idea del suicidio, a entrar en sintonía con ella, puede suceder que llegue a admitirla y, en consecuencia, a aceptarla como la única solución válida en ese momento de su existencia.

Para superar las influencias negativas de los espíritus maliciosos, vengativos, endurecidos o rebeldes y para reforzar todo nuestro ser de manera que sólo reciba buenas influencias del mundo espiritual que nos rodea, sólo dos cosas son indispensables: Practicar el Bien y poner en Dios toda nuestra confianza.

La fe, la confianza en Dios y una fuerte coraza espiritual nos mantienen libres de todas las influencias negativas.  La confianza en Dios sustenta el equilibrio de las emociones, en todas las situaciones difíciles, y nos ayuda a evitar los estados depresivos que nos vuelven vulnerables a las influencias inferiores. Y la práctica del Bien nos pone en sintonía con las fuentes de la Vida, facultando la infalible protección de los benefactores espirituales.

La gran responsabilidad de ser muertero

cementerio10

En México, ser muertero es un oficio tradicional. Así denominan en ese país a las personas que tienen un trato cotidiano con los muertos. Nos referimos a los trabajadores de las empresas funerarias, que preparan a los muertos para ser posteriormente velados por sus familiares. Suturan, maquillan, trabajan para dejar presentable al difunto. Tienen que estudiar cosmetología, reconstrucción facial, a veces incluso medicina forense, y todo ello conlleva años de preparación y de estudio. No todo el mundo puede realizar este oficio, para el que se requiere un carácter y un temperamento especial, saber manejar las emociones.

En resumen, los muerteros mexicanos trabajan con la parte física y material del muerto; es decir, el cadáver de la persona que ha fallecido.

En Cuba, por el contrario, la palabra muertero tiene un significado mucho más amplio y hace referencia no ya a la parte material, sino que en este caso nos habla de la parte espiritual e inmaterial; es decir, el espíritu de la persona fallecida.

El  muerterismo o muertería constituye, para el pueblo cubano, todo un sistema de creencias. Es un fenómeno religioso que tiene por objeto principal el culto al muerto, una categoría de la espiritualidad de los cubanos. Este sistema está configurado por cultos populares de base africana, en los que concurren de manera armónica y singular distintas expresiones religiosas, que van desde el espiritismo hasta el sincretismo, en el cual dioses de origen africano están íntimamente vinculados con santos del catolicismo.

Y así surgen distintas expresiones de diferentes cultos, desde la santería en general pasando por el palo mayombe, la umbanda o la quimbanda hasta llegar al vudú. Es una temática tan variada como compleja, y no es nuestro objetivo tratarla aquí.

En Venezuela, país predominantemente católico, también hay una fuerte presencia del sincretismo religioso y de la santería, si bien esta última está más enfocada hacia el espiritismo.

En relación a los muerteros, de un foro sobre espiritismo en Venezuela entresacamos esta importante información:

El muertero no es sólo aquella persona que tiene contacto con sus antepasados, guías espirituales y otras entidades evolucionadas, sino aquel que tiene la obligación de saber trabajar con “muerto” en cualquier circunstancia: desde tratar con aquel muerto que se ha “posesionado” físicamente de una persona, con el muerto que tiene “secuestrada” el alma de una persona, con el muerto que se ha “pegado” a una persona, con el muerto que se le “recostó” a una persona, hasta convertir a un muerto malo en muerto bueno, e incluso darle luz al mismo muerto…

En El Templo de la Luz Interior, y según estas definiciones, somos muerteros porque:

1) Ayudamos al muerto a irse en paz, ascender hacia la Luz.

2) Liberamos (exorcizamos, si es preciso) a la persona que está perturbada, contagiada o incluso poseída por un muerto, por el espíritu de un fallecido que no es el suyo propio.

3) Al mismo tiempo, liberamos también al espíritu obsesor y posesor, haciendo que se marche en paz al lugar donde le corresponde estar y que devuelva su lugar al alma de la persona afectada.

4) Transmitimos, en determinados casos, el mensaje que el muerto quiere dar a sus deudos.

Etcétera…

En consecuencia, y de acuerdo con determinada corriente espiritista, ser muertero implica negociar y tratar con el muerto, tanto desde el lado bueno como desde el lado malo. En el lado malo, es decir, oscuro y relacionado con lo que nosotros conocemos como magia negra, estaría por ejemplo “comprar los servicios del muerto en el cementerio”, “acudir al lugar donde hubo un accidente o muerte trágica y hacer en ese momento trato con los muertos para ayudar o destruir”, o también “saber cómo convencer al muerto fresco para meter trabajo negro en sus entrañas”. (En nuestro trabajo y desde la magia blanca que practicamos, nada de esto nos atañe).

Ser muertero, también, obliga a la persona a tener unos mínimos conocimientos sobre brujería, hechicería, sanación, espiritismo, videncia, adivinación y mediumnidad. Ha de haber estudiado “el Catolicismo sacerdotal” y asimismo, conocer qué es el Mal para poder hacer el Bien.

Y no olvidarse nunca que es un don entregado por Dios. Ello conlleva, por supuesto, una tremenda responsabilidad espiritual.

La persona engreída, arrogante y orgullosa, quien sólo ambiciona sacar provecho material, jamás conseguirá nada del muerto. Los muertos son maestros espirituales de la verdad que a los vivos nos está vedada.

 

 

Los espejos, portales a otras dimensiones

espejos-01

No se sabe con seguridad cuándo apareció el espejo en la vida del hombre. Lo cierto es que se encuentra desde la más remota antigüedad

Se han encontrado espejos en todas las civilizaciones, en América, Asia, África y Europa.

Los espejos como utensilios de tocador y objeto manual fueron muy usados en las civilizaciones egipcia, griega, etrusca y romana.

Durante la alta Edad Media, apenas se usó el espejo. En el siglo XIII se inventó la fabricación de los espejos de vidrio y de cristal de roca sobre lámina metálica, comenzando a ser utilizados como mueble de habitación recién en el siglo XVI,

Hacia fines del siglo XVII se fabrican en Venecia los primeros espejos de gran tamaño y desde entonces sirven como objetos decorativos en salones, en los que ocupan un lugar destacado.

Otro mundo

Según muchas personas dentro de los espejos hay otro mundo, como si fuese el nuestro pero de una manera invertida, las cosas que nosotros vemos aparecen a la inversa, y las cosas escritas de forma correcta, en ese mundo del espejo están escritas al revés.

Una de las leyendas que hay sobre los espejos, es que si uno sitúa un espejo frente a otro, crea un portal infinito donde los espíritus pueden transitar libremente entre el mundo de los vivos y su dimensión, la dimensión de los muertos.

En la cultura oriental los espejos están dotados de un gran poder místico y son elementos capaces de espantar a los espíritus malignos.

Usados en magia y hechicería

Por su capacidad para duplicar la realidad, los espejos han sido siempre un medio de acceso para la magia y lo sobrenatural, y ya en la Antigüedad el arte de la adivinación por medio de espejos, conocido como cristalomancia, era practicado por magos y arúspices de muchas culturas. Las antiguas brujas de Tesalia escribían sus oráculos en espejos con sangre humana. Se cuenta que enseñaron a Pitágoras a adivinar sosteniendo un espejo en dirección hacia la Luna.

John Dee, el mago de la reina Isabel I de Inglaterra, utilizaba un huevo de cristal y un espejo negro de obsidiana. Un procedimiento habitual entre los adivinos consistía en sumergir un espejo de metal en el agua y según se viera el reflejo -desfigurado o claramente definido- se auguraba si la persona iba a vivir mucho o a morir.

Una de las diosas que se sirven de su espejo mágico es la egipcia Isis. Recordemos que en el mito Osiris es el hermano-esposo de Isis, el cual será despedazado por Seth y sus fragmentos esparcidos por el mundo. Gracias a sus artes mágicas y con la ayuda de su espejo, Isis localizará los pedazos de Osiris para poder recomponerlo y devolverle la vida.

Las leyendas y el folclore tienen cientos de historias relacionadas con la magia y los espejos encantados. Aunque en muchos casos se tratan de simples historias, en otros tienden a ser advertencias sobre los peligros que acompañan los espejos, que tienen cualidades negativas sobrenaturales. Pero además, los espejos también son vistos por muchos como portales a otras dimensiones, acompañado del riesgo añadido a lo desconocido. Entonces, ¿estamos seguros delante de los espejos?

espejos-02

Fenómenos paranormales 

Muchas personas han informado sobre fenómenos paranormales alrededor de los espejos en sus propias casas.

Hay cientos de casos documentados de espejos encantados y tienden a tener características similares. Los testigos han reportado experiencias paranormales cuando han comprado o adquirido un viejo espejo y lo han puesto en su casa. También, muchas personas han afirmado que cuando se han mudado a un nuevo hogar, han tenido problemas con los espejos dejados por los ocupantes anteriores.

Otras personas han reportado actividad paranormal después de usar espejos para la adivinación. Por lo general, si los participantes no tienen las nociones básicas de su uso, pueden abrir un portal a lo desconocido. El mismo riesgo existe, y redoblado en peligrosidad, si se practica el ‘juego’ de la ouija cerca de un espejo, u otras variantes desgraciadamente tan en boga entre los adolescentes, como la Verónica, el ‘baila jocker baila’, etcétera…

Los fenómenos informados en relación con los espejos embrujados varían. La manifestación más frecuente es la formación de imágenes de individuos o entidades que no sean las propias personas que ocupan la habitación.

Pero a pesar de esto, muchos de los casos relacionados con espejos encantados fueron presenciados por más de una persona en diferentes momentos del día, en diferentes condiciones de iluminación. Por lo tanto, en estos casos se pueden descartar las causas naturales.

Las cualidades ocultas de los espejos

Los espejos tienen la capacidad de capturar las almas, por lo que deben ser quitados de una habitación donde se encuentra una persona enferma, ya que son más vulnerables en este momento.

Los psíquicos recomiendan no mirar un espejo por la noche o con la luz de las velas. Según los expertos, si se hace esto , se pueden ver fantasmas, demonios y presagios de muerte, incluso la propia.

Cuando una persona muere en una habitación con espejos, se tienen que cubrir o se deben volver hacia la pared, ya que si no se hace podría perderse en ellos el alma de la persona fallecida.

Incluso durante el sueño, se debe cubrir el espejo, ya que si no está consagrado o ritualizado, es vulnerable a los ataques de los espíritus negativos o demonios durante las horas de oscuridad. Tampoco se debe colocar la cama en un lugar en el que se refleje en un espejo.

Con el fin de evitar que los espejos sean utilizados como un portal por entidades sobrenaturales, se debe mover con frecuencia por las diferentes zonas de la habitación. Los espejos con un soporte sólido colocados en la misma posición durante un largo período de tiempo, son más propensos a convertirse en portales espirituales.

espejos-03

Misteriosas apariciones en los espejos

Hay una gran diversidad de extraños fenómenos que pueden experimentan las personas. En la mayoría de los casos, pero no todos, la energía parece ser más negativa que benigna. Sin embargo, hay que recordar que en algunos casos la maldad aparente podría ser debido al factor del miedo, sugestión o mala interpretación en lugar de un espíritu negativo.

La actividad paranormal incluye:

Sombras.- Éstas tienen una relación directa con los espejos embrujados. Las personas describen las sombras de pie cerca de los espejos, incluso también saliendo y entrando de ellos. En otros casos también se informa de otros fenómenos, tales como los puntos fríos, voces, extraños ruidos, orbes y olores. Las sombras pueden adoptar diversas formas: alta, pequeña, muy delgada, muy gruesa, torcida, humana o incluso animal.

 Nieblas.- Básicamente similares a las sombras. La niebla no sólo se ve entrar y salir de los espejos, a veces también parece formar formas reconocibles. Otras personas han descrito brumas cambiantes, como nubes o masas que se mueven alrededor de la habitación, así como en densos espejos oscuros. Los sentimientos reportados por los testigos suelen ser generalmente de naturaleza negativa. Los sentimientos experimentados van desde la ira, la hostilidad y el mal. Además, las personas se han dado cuenta de otros fenómenos que suceden al mismo tiempo en la habitación, como puntos o zonas donde hace más frío, presencias de orbes en fotografías o vídeos, extraños ojos brillantes, gruñidos u otros ruidos relacionados con la actividad poltergeist.

Caras.- Esta es probablemente la manifestación más frecuente informada por las personas en relación con los espejos embrujados. Las caras son, normalmente, humanas y a veces son conocidas por los propios testigos. Pero en algunos casos las personas han informado sobre la aparición de otras entidades o caras demoníacas.

Portal a otras dimensiones

Los portales espirituales son la entrada y salida de energía espiritual a otras dimensiones. Según la creencia popular, estos portales son agujeros, aperturas de los campos de energía que rodean a los reinos espirituales o dimensiones. Los espíritus pueden desplazarse a través de estas aberturas en el plano físico.

Por desgracia, los espíritus negativos atraviesan con frecuencia estos portales. Se cree que esto sucede porque la capa astral más cercana al plano físico está llena de seres astrales inferiores energéticos, conocidos comúnmente como bajos astrales.

Al igual que con cualquier fenómeno paranormal, es difícil saber qué casos son auténticos fenómenos naturales o fenómenos sobrenaturales. Pero la realidad es que los espejos seguirán desempeñando un papel importante en los fenómenos psíquicos. Y es importante recordar que la próxima vez que pases ante un espejo y sientas un extraño escalofrío recorriendo todo tu cuerpo, párate un instante a pensar: porque nunca se sabe quién o qué podría estar mirándote desde el otro lado del espejo.

Otros artículos nuestros sobre este tema, para saber más:
Simbolismo y magia de los espejos

Portales a otros mundos