Archivo de la categoría: Depresión y pánico y otros males psíquicos

La influencia de los espíritus en nuestras vidas

espiritus01

En muchas ocasiones, los espíritus de los muertos permanecen entre nosotros y nos influencian, motivan y hasta nos dirigen. La fe, la confianza en Dios y una fuerte coraza espiritual, nos mantienen libres de todas las influencias negativas.

En muchas ocasiones, las personas tienen dificultades para mantener la estabilidad emocional. Varían mucho, de la tristeza a la alegría, de la depresión a la euforia, del buen ánimo al desaliento. No siempre esas emociones están asociadas al día a día. La diversificación de estados emocionales, en muchas ocasiones está asociada a la naturaleza de los Espíritus que se aproximan a nosotros, y tiene relación directa con las influencias que sufrimos por parte del mundo espiritual.

¿Hablamos de las almas de los muertos? Sí.

Hombres y mujeres, desencarnados, liberados de la materia, pero presos y sujetos al interés humano, atados todavía a este mundo material por distintas razones. Permanecen entre nosotros y nos influencian, motivan y hasta nos dirigen. Escribe Allan Kardec  que  esa influencia es a veces tan intensa, que no es raro que sean los espíritus los que dirijan en parte nuestros comportamientos, actitudes o forma de pensar.

Es inevitable preguntarse: ¿Por qué hacen eso? ¿Cuál es su propósito?

Las motivaciones de esos espíritus desencarnados atienden a su propia condición. Los hay que están perplejos y quieren ayuda, o piden oraciones, o no saben siquiera que ya no tienen cuerpo físico, porque fallecieron en circunstancias trágicas o de manera súbita e inesperada (un accidente de tráfico, por ejemplo).

Hay espíritus malévolos que se divierten en atenazar, amedrentar, asustar a los encarnados;  los hay que ejercen venganza; los que han sido enviados por los poderes de la magia negra, por un brujo negro que ha recibido el encargo de otra persona, para hacer daño a un ser vivo o a una familia entera… También hay espíritus que se vinculan a los vicios y desean intermediarios para seguir satisfaciéndolos, pues ya no pueden disponer de su propio cuerpo … Las influencias de los espíritus en nosotros, seres encarnados y habitantes en este plano terrenal, son muy variadas y las motivaciones muy distintas.

¿Cómo distinguir, pues, nuestros pensamientos de aquellos que pueden ser inspirados por un desencarnado?

En principio es difícil, por cuanto el flujo mental de los espíritus a los cuales nos asociamos –o de aquellos que se acercan a nosotros por cualquiera de las razones antes expuestas-, se expresa en nuestra mente como si fuesen nuestros propios pensamientos, algo de nuestra intimidad. Y es necesario también  tener muy en cuenta y considerar la cuestión de la sintonía. Generalmente, esas entidades guardan una cierta compatibilidad con nuestra manera de ser, con nuestras tendencias y con nuestras ideas.

Esta sintonía o compatibilidad de los espíritus con los humanos encarnados podría llegar a explicar, por ejemplo, casos tan extremos como el que las influencias llegaran a ser tan negativas que pudieran llegar a impulsar al suicidio a alguien que jamás pensó tomar esa iniciativa.

Si la entidad desencarnada que influencia y perturba al ser vivo, fue en su vida un suicida, puede seguir induciendo, sugestionando y llevando a la persona hasta un grado de depresión o de inestabilidad emocional tan profunda, que lleve a la persona a sentir el deseo de matarse.

En ciertas ocasiones, si la persona, por circunstancias afectivas, laborales, o por hallarse en una situación emocional  muy compleja, llega a hacerse afín a esa idea del suicidio, a entrar en sintonía con ella, puede suceder que llegue a admitirla y, en consecuencia, a aceptarla como la única solución válida en ese momento de su existencia.

Para superar las influencias negativas de los espíritus maliciosos, vengativos, endurecidos o rebeldes y para reforzar todo nuestro ser de manera que sólo reciba buenas influencias del mundo espiritual que nos rodea, sólo dos cosas son indispensables: Practicar el Bien y poner en Dios toda nuestra confianza.

La fe, la confianza en Dios y una fuerte coraza espiritual nos mantienen libres de todas las influencias negativas.  La confianza en Dios sustenta el equilibrio de las emociones, en todas las situaciones difíciles, y nos ayuda a evitar los estados depresivos que nos vuelven vulnerables a las influencias inferiores. Y la práctica del Bien nos pone en sintonía con las fuentes de la Vida, facultando la infalible protección de los benefactores espirituales.

Anuncios

Qué les ocurre realmente a los suicidas

depre

La médium rusa Helena Roerich, que reunió información durante la década de 1930, se inclinaba por una visión negativa de lo que le sucedería a quien se hubiera suicidado. En una carta escribió:

“Los suicidas permanecen normalmente en los estratos que están más próximos a la Tierra, porque la atracción magnética de sus energías hacia la Tierra no se ha superado todavía. Su cuerpo etéreo les liga especialmente a las sensaciones terrenales. Si tenían la conciencia nublada durante su vida, la turbiedad se intensificará aún más después de la separación del cuerpo físico”.

Roerich también advirtió que dichas almas permanecerían “en un estado de semisomnolencia”.

Asimismo Charles Leadbeater, clarividente británico de finales del siglo XIX y principios del siglo XX,  afirmaba que los suicidas tendían a estar especialmente conscientes de su desagradable entorno en el plano astral inferior:

“Se entenderá fácilmente que el hombre que es arrancado de forma apresurada de la vida física cuando está lleno de salud y fuerza, ya sea por accidente o por suicidio, se encuentra en el plano astral en unas condiciones que difieren considerablemente de las que rodean al que muere por edad o bien por enfermedad.

“En el caso de la muerte accidental o del suicidio, una gran cantidad de materia astral del tipo más burdo todavía está adherida a la personalidad, por lo que, consecuentemente, se mantiene en la séptima subdivisión del plano o subdivisión más baja, que ya se ha descrito como algo que puede ser cualquier cosa menos un lugar permanentemente agradable”.

Algunos médiums contemporáneos adoptan una postura similar, pero admiten alguna variabilidad en cuanto a dónde puede terminar un suicida. Además, reconocen la existencia de espíritus auxiliares, cuya función es tratar de ayudar a estas almas perdidas a avanzar espiritualmente hacia un plano mejor de existencia.

Una situación terrible

Elsie Sechrist, experta en sueños a nivel internacional y amiga del médium Edgar Cayce, también creía que los suicidas pueden terminar en una situación terrible, muy distinta de la que habían previsto. Conoció a un hombre que se había enamorado de su secretaria. Los dos se habían suicidado con el deseo de estar juntos. Sin embargo, después de sus muertes Sechrist describe:

“Una noche estaba rezando por ellos, me quedé dormida y tuve un sueño muy vívido. En el sueño era por la noche. Vi al hombre solo junto a una gran masa de agua muy oscura, rodeado de una absoluta oscuridad. Llamaba a su secretaria con la voz humana más lastimera que yo había oído jamás: “Celia, Celia, Celia”. Aunque se habían suicidado juntos, cada uno de ellos estaba ahora completamente solo”.

Sechrist comenta que toda la escena fue de una total desolación: oscura, lúgubre y deprimente. Aunque sería reconfortante atribuir la visión a sus expectativas religiosas, otras fuentes sugieren que los suicidas pueden, de hecho, encontrarse atrapados en tales situaciones, ya se deba en parte a su carga psicológica o a otras razones.

Llenos de remordimientos

Georges Meek, investigador de la supervivencia de conocida trayectoria y fundador de la publicación Metascience, utilizó la transcomunicación instrumental para ver cuánto tiempo podrían estar los suicidas atascados en el plano astral inferior y le dijeron lo siguiente:

“El suicida sólo se ha hecho daño a sí mismo y, si acaso, a sus seres queridos. Normalmente está de inmediato lleno de remordimientos. Cuando se ofrece ayuda y orientación, es probable que el suicida responda de buena gana. Cuán rápido absorba las enseñanzas que se le ofrecen será lo que determine con qué rapidez va a avanzar a un nivel más hospitalario”.

Esto sugiere que no hay un tiempo fijo de permanencia de un alma en el plano astral inferior, sino que el tiempo varía según lo rápido que se pueda enseñar al espíritu.

Las experiencias cercanas a la muerte suicidas abarcan todo el espectro, desde infernales a celestiales, y pueden incluir el típico encuentro con seres superiores y la revisión de la vida. Tal vez debido a ello, los que se han provocado una experiencia cercana a la muerte mediante un intento de suicidio mostrarán las mismas reacciones mezcladas con respecto a lo que sucede a aquellos que se lo han provocado por otros medios. Algunos se benefician mientras que otros no.

Tristeza intensa

El neuropsiquiatra e investigador de vidas pasadas canadiense Joel Whitton se unió al investigador independiente de la reencarnación Joe Fisher para colaborar en un libro acerca de las memorias de experiencias del reino de los espíritus entre dos encarnaciones obtenidas por regresión hipnótica. En un caso, describen la experiencia de una mujer que regresó a una vida en España, después de haberse tirado por una ventana:

“La calle se apresuró a recibirla y ella sintió su impacto entumecedor seguido de las ruedas de un carruaje tirado por un caballo que le aplastó el pecho. Pero también estaba consciente, desde una perspectiva más alta, de su cuerpo desparramado sobre los adoquines… Qué trivial era esta cáscara mortal ahora que una luz cegadora la obligaba a fijar su atención arriba… Se había adentrado en la luz, una luz más brillante, más deslumbrante que el sol, y sin embargo carente de toda sensación de calor. Este resplandor absorbente irradiaba paz y serenidad y, muy relajada, ella se deleitaba en su benevolencia. También tenía la impresión de estar encerrada en un túnel o en un tubo o en un capullo. Las palabras eran bastante inadecuadas para la tarea de describir el esplendoroso entorno por el que había sido arrastrada a una velocidad increíble”.

El diario de esa mujer continuaba diciendo que, después de que se le pasara la conmoción de morir, “la tristeza era tan intensa que tenía ganas de llorar. Me brotaban las lágrimas”.

William Dudley Pelley ofrece un interesante relato de la experiencia cercana a la muerte de un suicida, que merece la pena mencionar por su similitud con el material canalizado, lo que sugiere que esto último puede tener su base en hechos reales:

“Un joven llamado Charles Riley era un estudiante de medicina que había ingerido una gran dosis de cianuro porque su prometida le había dejado plantado por otro hombre. Le llevaron urgentemente al Hospital de urgencias de San Francisco, y a su llegada su cuerpo ya no mostraba signos de vida. Estaba, según todas las pruebas y apariencias, tan muerto como podía estarlo.

“El doctor Greiger le inyectó una solución de un nuevo preparado, Methylene Blue, y en quince minutos el aspirante a suicida estaba respirando casi con normalidad… Charlie Riley dijo, totalmente recuperado: “No… no tenía ninguna sensación, excepto un entumecimiento que empezaba en las extremidades y se esparcía lentamente por todo mi sistema físico. No hubo rigidez muscular al irme a pique…”.

“Incluso cuando estaba supuestamente muerto, tenía una clara sensación de estar flotando. No había nada de la oscuridad común que se reconoce como la muerte. Me sentía como si estuviera saliendo a la luz, a un inmenso lugar resplandeciente de serena luz solar, como si entrara en un mundo nuevo y misterioso… No me sentía trágico al respecto, sólo tremendamente sorprendido y feliz de encontrarme a mí mismo todavía consciente… Recuerdo una sensación de alivio bien definida, algo así como si emergiera desde una habitación en penumbra a una luminosidad repentina.”

Diversidad de reacciones

Por consiguiente, vemos que se produce una diversidad de reacciones cuando las almas cruzan por primera vez la vida del más allá. Con frecuencia tienen la sensación de ser muy ligeros o de estar flotando. Algunos sienten frustración, que se exacerba si no se dan cuenta de que la razón por la que otros los ignoran es porque están muertos. Otros experimentan una gran belleza y una gran paz. Las experiencias cercanas a la muerte parecen reflejar las variaciones emocionales que las almas pueden sentir al pasar al otro lado. Una diferencia entre los dos grupos es que la intensa frustración que experimentan en su nuevo estado muchos de los que han logrado suicidarse, puede permitirles llevar a cabo impresionantes actos de telequinesia como forma de comunicación con los que han dejado atrás.

El investigador japonés contemporáneo Hiroshi Motoyama también ha detectado que con frecuencia los muertos ignoran su condición:

“Al igual que muchos espíritus no son conscientes en vida, tampoco son conscientes de lo que pasa en el proceso de la muerte. Más adelante analizaré el mecanismo que se produce al morir, baste por ahora decir que la mayoría de la gente no se da cuenta inmediatamente de que está “muerta”, incluso después de que su alma haya dejado el cuerpo. El espíritu sigue guardando y alimentándose de una cierta cantidad de energía que traslada desde la dimensión física y sigue dirigiéndose hacia este plano. Esta energía se disipa en una o dos semanas, y después empieza un periodo difícil.

“Es posible que el espíritu se encuentre solo, en una especie de pozo oscuro y profundo y no pueda entender dónde está o qué está haciendo allí. He visto que esta dolorosa situación se prolonga durante dos o tres semanas en algunos casos, y durante uno o dos meses en otros. Tarde o temprano, el espíritu individual se da cuenta de lo que ha sucedido y acepta el hecho de su muerte. Entonces estará preparado para pasar al siguiente lugar de existencia determinado por el karma.

Intentando matarse una y otra vez

El parapsicólogo filipino Jaime Licauco describió un caso aún más dramático de un suicida que después de haberse cortado las venas no podía entender que ya estaba muerto, por lo que siguió intentando matarse una y otra vez.

“Un vidente vio lo que hizo. Su espíritu siguió cortándose las venas, aunque su cuerpo físico ya estaba muerto. No entendía por qué no se moría. Siguió cortando las venas de su muñeca fantasma, pensando que todavía era de carne y hueso.

“Este espíritu permanecerá atado a lo terrenal hasta que empiece a darse cuenta de que ya está muerto y lo acepte”.

Hemos visto que muchos suicidas tienen dificultad en entender que están muertos. Con frecuencia, esto se debe al hecho de que todavía “se sienten” vivos y tienen un cuerpo astral. El problema se puede exacerbar especialmente debido a las falsas expectativas y a las creencias culturales, como pensar que no hay vida después de la muerte o la suposición de que deben estar dormidos hasta el día del Juicio Final. No obstante, el entendimiento y la aceptación de que están muertos puede ser el primer paso hacia la integración del alma y su avance en el reino de los espíritus.

Extractos del libro “Suicidio. ¿Qué sucede realmente en el otro lado?”, de Pamela Rae Heath y Jon Klimo. La Esfera de los Libros, 2007

 

Las influencias espirituales negativas

espiritus-influencias01

En muchas ocasiones, las personas tienen dificultades para mantener la estabilidad emocional. Varían mucho: de la tristeza a la alegría, de la depresión a la euforia, del buen ánimo al desaliento. No siempre esas emociones están asociadas a la rutina cotidiana, al día a día. La diversificación de estados emocionales que experimentamos está asociada a la naturaleza de los espíritus que se aproximan a nosotros, a las influencias que sufrimos por parte del mundo espiritual.

¿Hablamos de las almas de los muertos? Sí. Estamos hablando de hombres y mujeres, desencarnados, liberados de la materia, pero presos y sujetos al interés humano, a lo que fueron o tuvieron en vida, atados todavía a este mundo material por distintas razones. Permanecen entre nosotros y nos influencian, motivan y hasta nos dirigen. Esa influencia es a veces tan intensa, que no es raro que sean los espíritus los que dirijan en parte nuestros comportamientos, actitudes o forma de pensar.

Es inevitable preguntarse: ¿Por qué hacen eso? ¿Cuál es su propósito? Las motivaciones de esos espíritus desencarnados atienden a su propia condición. Los hay que están perplejos y quieren ayuda, o piden oraciones, o no saben siquiera que ya no tienen cuerpo físico, porque fallecieron en circunstancias trágicas o de manera súbita e inesperada (un accidente de tráfico, por ejemplo). Hay espíritus malévolos que se divierten en atenazar, amedrentar, asustar a los encarnados;  los hay que ejercen venganza; los que han sido enviados por los poderes de la magia negra, por un brujo negro que ha recibido el encargo de otra persona, para hacer daño a un ser vivo o a una familia entera… También hay espíritus que se vinculan a los vicios y desean y necesitan intermediarios para seguir satisfaciendo dichos vicios, pues ya no pueden disponer de su propio cuerpo… Las influencias de los espíritus en nosotros, seres encarnados y habitantes en este plano terrenal, son muy variadas y las motivaciones muy distintas.

¿Cómo distinguir, pues, nuestros pensamientos de aquellos que pueden ser inspirados por un desencarnado? En principio es difícil, por cuanto el flujo mental de los espíritus a los cuales nos asociamos –o de aquellos que se acercan a nosotros por cualquiera de las razones antes expuestas-, se expresa en nuestra mente como si fuesen nuestros propios pensamientos, algo de nuestra intimidad. Y es necesario también  tener muy en cuenta y considerar la cuestión de la sintonía. Generalmente, esas entidades guardan una cierta compatibilidad con nuestra manera de ser, con nuestras tendencias y con nuestras ideas.

Esta sintonía o compatibilidad de los espíritus con los humanos encarnados podría llegar a explicar, por ejemplo, casos tan extremos como el que las influencias llegaran a ser tan negativas que pudieran llegar a impulsar al suicidio a alguien que jamás pensó tomar esa iniciativa. Si la entidad desencarnada que influencia y perturba al ser vivo, fue en su vida un suicida, puede seguir induciendo, sugestionando y llevando a la persona hasta un grado de depresión o de inestabilidad emocional tan profunda, que lleve a la persona a sentir el deseo de matarse. En ciertas ocasiones, si la persona, por circunstancias afectivas, laborales, o por hallarse en una situación emocional  muy compleja, llega a hacerse afín a esa idea del suicidio, a entrar en sintonía con ella, puede suceder que llegue a admitirla y, en consecuencia, a aceptarla como la única solución válida en ese momento de su existencia.

Para superar las influencias negativas de los espíritus maliciosos, vengativos, endurecidos o rebeldes y para reforzar todo nuestro ser de manera que sólo reciba buenas influencias del mundo espiritual que nos rodea, sólo dos cosas son indispensables: Practicar el Bien y poner en Dios toda nuestra confianza. La fe, la confianza en Dios y una fuerte coraza espiritual nos mantienen libres de todas las influencias negativas.  La confianza en Dios sustenta el equilibrio de las emociones, en todas las situaciones difíciles, y nos ayuda a evitar los estados depresivos que nos vuelven vulnerables a las influencias inferiores. Y la práctica del Bien nos pone en sintonía con nuestro Padre y Creador, con la verdadera y única fuente de toda Vida, facultando y facilitando así la infalible protección de los benefactores espirituales (espíritus elevados, ángeles, etc.).

Destacada ex adepta afirma que la Cienciología “es como un tsunami de destrucción”

cienciologia

Karen de la Carriere alcanzó uno de los puestos más altos dentro de la Iglesia de la Cienciología  -la secta creada por el escritor de ciencia ficción L. Ron Hubbard-, se casó con su entonces presidente, HeberJentzsch, y vivió como una reina. Ahora es considerada una “persona supresiva” y, fuera de la comunidad, se enfrenta a los abusos perpetrados dentro de la controvertida organización. Lo leemos en Infobae.

“La Cienciología es como un tsunami de destrucción. Se lanza hacia ti y cuando retrocede deja vidas quebradas, personas dañadas, personas quebradas, personas que creían que estaban comprando un sueño y a las que le vendieron un monstruo”, dijo en una entrevista con el Daily Mail, publicada el pasado 10 de septiembre, en la que detalló los horribles abusos de derechos humanos y la cultura de miedo que hay dentro de la secta.

Creada en 1954, la Cienciología predica que los seres humanos son seres espirituales inmortales llamados “thetan”, que tienen innumerables vidas pasadas que se remontan a una época en que vivían en culturas extraterrestres antes de llegar a la Tierra. Supuestamente, a través de varios procedimientos, una persona podrá recordar estas vidas. Numerosas personalidades, entre ellas los actores Tom Cruise y John Travolta, forman parte de la organización.

Tras varios exámenes diseñados para comprobar su “estado espiritual”, Karen firmó un juramento de lealtad en 1975 e ingresó en la Sea Org (Organización del Mar), un equipo de gerencia diseñado como una Marina (y que la Iglesia de la Cienciología considera como su “orden religiosa”). A los tres años, alcanzó el prestigioso rango de supervisora de casos clase 12 y se casó con Heber Jentzsch, un oficial del departamento de relaciones públicas que en 1980 se convirtió en el presidente internacional.

Cuando todo empezó a cambiar…

En 1982 abrió los ojos: durante una campaña de recaudación de fondos, reclutadores de la Iglesia le llevaron personas con tendencias suicidas y psicóticas. “La Cienciología se opone a la psiquiatría e hipócritamente estaban aceptando pacientes psiquiátricos. Si una de estas personas moría bajo mi supervisión, yo sería responsable”, relató.

Cuando informó sobre esto, la Oficina de Guardianes, un grupo de inteligencia ahora llamado Oficina de Asuntos Especiales, la envió a un “programa de rehabilitación”, donde realizó mucho trabajo manual y la obligaron a dormir poco y comer comida en mal estado. Incluso la forzaron a correr 12 horas diarias alrededor de un poste, supuestamente para brindarle iluminación espiritual.

“Estuve en eso todos los días durante tres meses. Sólo había cortes para recuperarme y luego a correr, a correr. (…) Mientras corría en esa pista, juré que algún día contaría lo que realmente ocurría en la Iglesia de la Cienciología. Tomé la decisión de que algún día hablaría de ello”, dijo.

Pero ese deseo desapareció en 1984, cuando nació su hijo Alexander. A partir de ese momento, se leprohibió a los miembros de Sea Org tener hijos debido a que, en palabras del grupo, “Sea Org es el único grupo que toma la completa responsabilidad de cuidar al planeta entero. (…) Tener hijos ha resultado una carga impráctica y ha inhibido la eficiencia”. Karen y Heber solicitaron permiso para tener otro hijo, pero les fue denegado y Heber fue castigado.

Tras la muerte del fundador

En 1986, con la muerte de Hubbard, David Miscavige, un oficial “de ojos de acero frío”, tomó el control de la Iglesia, a la que lidera al día de hoy “con un puño de hierro y un corazón oscuro”. Numerosos miembros que han abandonado la secta lo han acusado de ser extremadamente violento, pero él siempre lo ha negado.

Un día, Karen fue llamada a la oficina de Miscavige y se le quitaron todos los rangos porque había compartido chismes sobre dos oficiales. “Por diez días hice duro trabajo manual, como sacar la pintura de barras de hierro. No se me dio acceso a la higiene personal. Es humillante apestar y que no se te permita ni siquiera lavarte los dientes o cambiarte la ropa. (…) Heber fue enviado a Alemania y mi hijo de dos años fue dejado en una guardería de la Iglesia. Eso es lo que me volvió loca”, relató.

Tras esto fue interrogada intensamente durante seis meses sobre si deseaba “destruir la Cienciología o a David Miscavige”. Afirmó que la experiencia la dejó tan quebrada emocionalmente que se quedó y le permitió a su hijo entrar en la Sea Org, algo que lamentará por siempre. En 1988 ella y Heber se divorciaron y se enteró de que él había entregado 24 informes contra ella en un solo día. “La Iglesia usa la inteligencia como arma. Es una cultura en la que el esposo informa sobre la esposa y el hijo sobre el padre”, explicó.

La salida de la secta

Finalmente, en 1990 decidió dejar la Iglesia de la Cienciología. Para hacer esto, fue sometida a otros interrogatorios sobre si hablaría públicamente en su contra y si pediría una manutención. También le informaron de que tenía una deuda de 90.000 dólares por su entrenamiento. Para cuando logró salir en 2010, se había endeudado para pagar su entrenamiento, pero había construido una carrera en bienes raíces y luego en pinturas, y se casó con un abogado llamado Jeff Augustine.

Pero al poco tiempo, miembros de la Sea Org aparecieron en su puerta y la acusaron de hablar con “gentesupresiva”, es decir, ex-miembros de la secta, y le ofrecieron “aclararse”, lo que rehusó. A las pocas semanas, su hijo Alexander le mandó una carta en la que le demandaba que se sometiera a la Oficina de Asuntos Especiales si quería tener una relación con él.

En ese momento, Karen se convirtió en lo que la Cienciología llama “juego limpio”, una persona a la que se le puede “mentir, robar y destruir”. Afirmó que la Iglesia inició una campaña para desprestigiarla: dijeron que traficaba niños, la acusaron de maltratar animales, la denunciaron al Departamento de Sanidad por vivir supuestamente en condiciones insalubres y publicaron detalles de un procedimiento médico al que se había sometido.

En medio de esto, llegó el peor de los golpes: su hijo Alexander murió y no se le informó. Había contraído neumonía a los 27 años y, en lugar de proveerle tratamiento médico adecuado, la Iglesia simplemente lo trató con “ayuda de toque”, un procedimiento que, según la secta, trata la mayoría de las enfermedades e incluso puede revivir a alguien.

Como Karen culpó repetidas veces a la Cienciología por la muerte de Alex, fue acusada de usar el episodio para desprestigiar a la Iglesia y a Heber, quien no ha hecho ninguna aparición pública desde 2004 y varios testimonios apuntan que se encuentra prisionero en la llamada “Celda de Personas Supresivas”.

Como respuesta, Karen declaró: “No hablo porque tenga una venganza. No estoy diciendo que la gente no pueda creer lo que quiera creer. Hablo contra los abusos que se cometen en nombre de la Cienciología. Hay gente que está siendo aplastada y destruida y eso se debe detener”.

Seis de los ocho acusados del infanticidio de la secta de Colliguay no pisarán la cárcel

Por tercera vez, el Ministerio Público solicitó al Tribunal de Garantía de Quilpué (Chile), una ampliación del plazo para investigar, en el caso de un bebé muerto en una hoguera en la localidad de Colliguay, y por el cual hoy están imputados ocho seguidores de la denominada secta de Antares de la Luz. La solicitud se dio tres días antes de la realización del juicio abreviado a seis de los ocho formalizados por el homicidio, quienes el pasado lunes 8 tenían previsto ser reformalizados desde encubridores del delito.

Así lo confirmó a El Mercurio de Valparaíso el fiscal de Quilpué que lleva el caso, Juan Emilio Gatica, quien sostuvo que la razón de esta tercera extensión del plazo se debe a que aún no llegan al poder del Ministerio Público la ampliación de un peritaje psiquiátrico a la madre del lactante de tres días de vida asesinado. ‘Son pericias que están pedidas respecto de Natalia Guerra’, sostuvo escuetamente el persecutor.

Precisamente el segundo plazo de un mes para investigar finalizaba el 5 de septiembre. Previo a ello, y por primera vez, el juez de Garantía Milenko Grbic había autorizado una ampliación del tiempo de investigación en 90 días. El tribunal quilpueíno daría a conocer la mañana del pasado 8 de septiembre si autoriza o no la nueva extensión.

Respecto de los análisis faltantes, cabe recordar que se trata de un metaperitaje para analizar las pericias psiquiátricas solicitadas anteriormente a Pablo Undurraga, principal colaborador de Ramón Castillo, alias Antares de la Luz, y líder de la secta, y a Natalia Guerra, la madre biológica del lactante, que fue engendrado producto de su unión con el propio Castillo, quien se suicidó en Cuzco, Perú, en mayo del año pasado.

Los primeros resultados de dichas pericias psiquiátricas sostienen que al momento del homicidio, ambos actuaron bajo un cuadro delirante, equiparable a enajenación mental. La segunda pericia solicitada anteriormente por la defensa de Natalia Guerra al Instituto Psiquiátrico Dr. José Horwitz, dice relación con la eventual peligrosidad que pudiese presentar la imputada.

Para el 8 de septiembre, en el Tribunal de Garantía de Quilpué, estaba prevista la audiencia dereformalización y juicio abreviado para seis de los ocho imputados por la muerte del lactante en el fundo Los Culenes. Se trata de Josefina López, Carolina Vargas, David Pastén, María del Pilar Álvarez y KarlaFranchy, quienes hasta ahora han sido investigados en su calidad de cómplices del crimen. A partir de sureformalización de cargos, se suman a la sexta formalizada, Francisca Ceroni, como encubridores, en el marco de un acuerdo alcanzado entre sus defensas y la fiscalía quilpueína.

De este modo, ellos reconocerán frente al juez Grbic los cargos que se les imputan y los hechos ocurridos la noche del 23 de noviembre de 2012; sin embargo, ello no implica reconocimiento en algún grado en la autoría del homicidio. En esta salida alternativa a juicio oral, los seis imputados evitarán cumplir presidio, pues baja considerablemente la calidad de los cargos. En definitiva arriesgan una pena máxima de tres años de presidio menor en su grado medio, lo que podría terminar en una pena remitida.

Tres fueron los factores a considerar para acordar un juicio abreviado, respecto de los seis imputados que mantienen una implicancia menor en el caso: la recalificación en enero pasado de su participación en el hecho, desde autores a cómplices; la colaboración que han prestado a la justicia; y las bajas penas aplicables de acuerdo a su nivel de participación.

Reseña de la audiencia

Con una tribuna repleta de familiares de seis de los ocho imputados por el crimen de un lactante, cometido por el padre y líder de la secta de Colliguay, Ramón Castillo, alias “Antares de la Luz”, se realizó el pasado 8 de septiembre, en el Juzgado de Garantía de Quilpué, la audiencia en que se reformalizó a seis inculpados, quienes pasaron de cómplices a encubridores, tal como informa La Tercera.

El fiscal Juan Emilio Gatica propuso penas que van desde los tres años y un día para María del Pilar Alvarez, Carolina Vargas y David Pasten; dos años para Karla Franchy; 800 días para Josefina López y 541 para Francisca Ceroni. Con esas sanciones, ninguno cumpliría cárcel efectiva. “Quedamos convencidos de que la conducta es de encubridor y no cómplice. Ellos no habrían estado en conocimiento del destino del lactante. Ahora es el juez el que determinará”, dijo Gatica.

En tanto, la directora del Servicio Nacional de Menores (Sename), Marcela Labraña, criticó la decisión del Ministerio Público. “No queremos que nadie quede libre por infanticidio. Si el juez toma el acuerdo de las partes para rebajar penas, nos vamos a oponer. Es una muy mala señal para el país, porque hubo un bebé que se quemó vivo, y no puede considerarse que si estaban algunos unos metros más cerca que otros, allí se preparó un montaje”, aseguró la autoridad.

Labraña podrá exponer ante el tribunal la apelación a esta nueva propuesta de cargos, que deja a sólo dos imputados -Natalia Guerra y Pablo Undurraga- como autores del asesinato. Ambos casos están a la espera de exámenes psiquiátricos para realizar el juicio ordinario.

Fuente: Varios medios

Las emociones y su relación con nuestros órganos

mapa_emocional

El Hígado:

Está a cargo de descomponer y de almacenar y reconstruir la materia. Si la vida de una persona se desmorona, y no puede llevar a cabo la tarea de reconstruir, entonces uno almacena sensaciones de hallarse sobrecargado, sobre-exigido, lo cual puede crear bronca, odio y resentimiento. Mucha gente de hecho están sobrecargadas por las circunstancias de sus vidas, pero el umbral difiere ampliamente y por supuesto muchas personas tienen distintas neurosis cuando se sienten sobrecargadas.

Los Pulmones:
Tienen dos funciones: inspiran la vida y expresan ideas a través del habla. Si tiene problemas con los pulmones, la expresión de uno está siendo sofocada, no se pueden expresar libremente, en algún área de su vida.
Cuando una palabra subyuga a un niño, el niño puede convertirse ya sea en una persona muy ruidosa y que siempre presiona a los demás para que justamente lo escuchen, lo cual es uno de los órganos del cuerpo y su relación con las emociones sobre estimulación de los pulmones, o nos rendimos, porque nos hallamos oprimidos y cerramos nuestra comunicación, y entonces tenemos los pulmones débiles.
Generalmente si ustedes tienen problemas con los pulmones, es porque tienen que hacerse oír, y aprender nuevas formas de comunicación. Y con respecto a sentirse oprimidos, recuerden que hay cierta gente que se siente oprimida en un segundo, uno se les acerca y ya se sienten oprimidos, eso es lo que quiero significar. Ellos están tan llenos sin poder desagotar, por eso toda la reducción del stress es una ayuda tan grande.
La meditación reduce al stress y si aprenden a hacerlo adecuadamente es muy útil, pero si lo hacen solamente un rato corto esto no consigue el efecto deseado.

El Estómago:
Es la asimilación de las experiencias de nuestros ideales, y si sienten que es demasiado lo que pasa, uno no puede asimilar las cosas adecuadamente, entonces el estómago se puede descomponer, y el resultado de una preocupación crea una rajadura entre la mente y las emociones.
Recuerden nuevamente que si sienten que es demasiado lo que pasa, y para mucha gente es cierto, los que tienen muchos temas simultáneos, todo está sucediendo demasiado y todo el tiempo, siendo ellos mismos los que están creando todo eso, ya que son patrones de conducta, entonces hay que mirar.

El Páncreas:
Tiene que ver con el azúcar y con la dulzura de la vida, pudiendo el mismo ser dañado por la amargura, en especial una mamá muy amargada, y hay mucha gente sufriendo este problema.

Los Riñones:
Involucran emociones y son el canal procesador de agua más importante, ya que es ahí donde se almacena los temores resultantes de traumas, los cuales dañan a la vitalidad de la persona, bloquea su motivación y su entusiasmo. Cuando el temor se almacena en los riñones, el individuo se hallará incapacitado de manejar situaciones emocionales futuras.

El Bazo:
Retiene los fracasos, los deseos de muerte, apatía, y si una persona enfrenta más dificultades de las que puede soportar, uno se puede dar por vencido, uno puede creer que realmente fracasó, y pierde su voluntad para vivir, y su deseo de vivir. Se presentan problemas de circulación y digestión, pereza, porque los sentimientos se mueren, y uno tiene a intelectualizar todo, y uno siente este tipo de apatía y tiernamente lo soportamos, y como que la alimentamos. Es un problema del bazo.

Las Gónadas:
Ellos almacenan lo inconsciente, cuando uno abandona su habilidad de manejarse uno mismo, por medio de drogas, alcohol, lastimaduras, accidentes, cuando uno pierde su propio empoderamiento, energías externas a nosotros pueden posesionarse de nosotros y poseernos.
Algunas personas que han abandonado su propio gobierno en algún área de su vida, ya que a la naturaleza no le gusta el vacío y hay también agujeros en el aura, así que generalmente tienen posesiones pegadas a ellas.

Corazón:
Tiene que ver con el amor, y el daño ocasionado al corazón siempre es por la pérdida, cuando uno resquebraja la confianza de una persona en uno, y eso nos conduce al temor, más pérdidas y también a la posesividad, a los celos, egoísmo, todo eso es el daño y el corazón está roto.

La Vesícula Biliar:
Es el precursor a tener problemas cardíacos, y resulta dañado por el temor a la pérdida, y todas las tensiones resultantes de una falta de confianza en la vida.
Es ansiedad con respecto al futuro y acá hay que mirar el tema de la concepción, si los padres no son positivos cuando ustedes fueron concebidos, si el alma pasó por un momento de trauma y no fueron bienvenidos a la nueva encarnación y hay una gran desilusión del alma acerca de la forma en la que los padres se ocuparán del niño, entones hay problemas en la vesícula biliar.

Los Pechos:
Representan el aspecto nutriente de lo femenino, como así también a la sexualidad y almacenan los sentimientos de la mujer con respecto a su sexualidad y de cómo los hombres la ven.
De forma que si hay un trauma sexual, represión, resentimientos respecto a las expectativas de su rol, entonces puede suceder un daño.

Las Piernas:
Nos llevan hacia delante, nos sostienen, los problemas se presentan cuando la persona no ha tenido el coraje de dar un paso nuevo. Muchas veces es porque aquellas personas no han tenido el apoyo que él o ella creyó necesitar, y entonces comienza a tener problemas con sus piernas.

Las Manos:
Corresponden al dar y recibir, y el problema se desarrolla cuando una persona no se siente igual a otras, y no pueden encontrar el balance justo entre el dar y el recibir. Eso tiene que ver con si usa su fuerza de voluntad o la cede.
Este desequilibrio se produce por un ego superdesarrollado o una falta de autoestima.

El Cuello:
Es la parte flexible de la columna dorsal, es el balance de su voluntad con flexibilidad. Un cuello duro es una actitud rígida, la tensión se siente en el cuello cuando la propia rigidez le hace mantener a uno conceptos rígidos y esos son desafiados.

El Pelo:
Es gobernado por el hígado de modo que la pérdida de cabello se produce por aferrarse rígidamente a la bronca o enojo. Cuando alguien impone su voluntad sobre otros para probar simplemente su punto de vista, uno sigue trayendo a la vista resentimientos pasados, o sea recordándolos. Y son cabeza duras. Pueden tener problemas con el pelo.

Las Caderas:
Son los puntos de equilibrio, son energía creativa asociada con la crianza de los niños.
Es nuestra habilidad de pararnos y valernos por nosotros mismos, y la flexibilidad en las caderas, está relacionada con su sentimiento de libertad personal, y acá miramos a los adolescentes, en los cuales se producen temas acerca de su primer sentimiento de separación de los padres, de las expectativas, de sus direcciones, tenemos una entidad sexual.
Si uno se rinde al control de los padres, como adolescentes, en vez de encontrar nuestra propia dirección, entonces las caderas no se desarrollan adecuadamente. De modo que el deterioro de las caderas realmente surge de una culpabilidad sexual, de modo que si sentimos culpa y resentimiento, porque hemos permitido que otros tomen decisiones por nuestra cuenta, y no hemos expresado nuestro poder, también tenemos deterioro en las caderas.

La Tiroides:
Es donde almacenamos enojo, es el deseo de poder, de actitudes rígidas, cuando las tiroides no funcionan bien. Hay una calcificación anormal en los huesos, y que puede también desarrollar una artritis y de vuelta el cuerpo rígido proviene de una mente rígida.

El Timo:
Almacena temor y gobierna nuestro sistema inmunológico de forma que el miedo hace que una persona retroceda y se achique y se puede perder la integridad en una situación, y cuando esto sucede el cuerpo permite la entrada de virus.
Cuando uno tiene un virus, hay que mirar por dónde surgió el temor en su vida, dónde uno se achicó frente a una situación, tiene que volver a esa situación e imaginarla en forma diferente y cambiarla y ello ayuda a combatir el virus.

Las Glándulas Suprarrenales:
Almacenan pena y nos lleva al complejo de víctimas, ¿peleo o me escapo? Siempre creen que hay algo ahí afuera que se va a apoderar de ellos, y los está persiguiendo.
Cuando no están dispuestos a soportar amorosamente una experiencia emocional dolorosa, esa persona reacciona como si el mundo fuera responsable por su experiencia dolorosa, y se olvida de que cada persona es responsable de su propia creación, de su vida.

La Glándula Pituitaria:
Almacena pena reprimida, porque al experimentar pena o dolor, puede ser una puerta o un portón hacia una conciencia superior, después de que los juzgamientos de las glándulas inferiores son transmutadas.
Soportando amorosamente el dolor, justamente esto permite que nosotros experimentemos la dualidad y reconciliar, y esto justo libera toda la parte del juzgamiento y ayuda a la glándula pituitaria.
La dualidad representa lo correcto e incorrecto, lo bueno y lo malo, lo positivo o lo negativo, a todo nivel.

La Glándula Pineal:
Necesita luz natural, de día, necesita entusiasmo y si no hay suficiente entusiasmo en su vida, la glándula pineal no funciona adecuadamente, así que tienen que salir a la naturaleza, porque la naturaleza a fin de hallar algo de luz natural, y eso realmente va a ayudar.

La Columna Vertebral:
La columna vertebral representa su voluntad, la fuerza de voluntad, es como que cuando uno no mantiene su propia visión, al enfrentarse con la presión que viene de afuera, uno puede llegar a tener escoliosis, la distorsión de la columna, la que se tuerce porque su fuerza de voluntad se doblega.
Cuando uno utiliza la columna vertebral para hacer trabajo espiritual, nuestra fuerza de voluntad está alineada con la voluntad divina, y algunas personas lo llaman co-creación, pero realmente se trata de la columna vertebral que se abre a la Kundalini, lo cual es simplemente la parte femenina que se halla en la columna y a medida que nosotros nos damos cuenta de ello, ella también se va dando cuenta.

Los Órganos Sexuales:
Son reproducción, esto por supuesto es su habilidad de expresarse sexualmente. Puede haber una inhabilidad de recibir la parte femenina si los padres desearon un chico del sexo opuesto, puede ser que uno se enfrenta a la propia moralidad y está realizando un auto-castigo.

La Espalda:
Es lo que uno deja detrás suyo, lo que se quiere olvidar, lo que está en el fondo de nuestra mente, la parte baja de la espalda es el apoyo, y el dolor en esta parte es cuando una persona resiente al no tener el apoyo que él o ella cree que necesita, a fin de lograr algo.

La Vejiga:
Libera agua, es la expresión de manifestar exteriormente su emoción. Si la vejiga es débil, la persona siente dificultades en expresar sus sentimientos.

El Intestino Delgado:
Es la etapa final de la digestión, es el comienzo de la absorción, provee la base para la construcción y el crecimiento, construye su personalidad, su carácter, su fuerza de voluntad, su confianza, pero más importante que todo es que refleja los estados más importantes de nuestra vida.
De modo que puede que realmente no funcionemos cuando una persona sufrió una gran vergüenza. Esa vergüenza sufrida en la primera infancia. Son muy conscientes, muy cercanas las personas, piensan que no se están acordando o pensando en ello, pero se acuerdan del colegio, la primera vez que menstruaron, los niños con quienes jugaron, algún pariente que les hizo sentir vergüenza.

El Intestino Grueso:
Tiene que ver con la materia sólida y esto nos muestra si somos capaces de lidiar bien con todos los temas materiales.
El Intestino Grueso tiene que ver totalmente con dejar ir y soltar todas las cosas que no nos sirven, y la incapacidad de dejar ir puede ser el resultado de un miedo a la pérdida. ¿Qué es lo que se pierde si se deja ir? Tienen que fijarse de vuelta en el momento de la concepción, qué es lo que formó la actitud de la personalidad de esa persona.

Ayurveda Tibetano. Las emociones y los órganos internos

Fuente: barcelonalternativa.es

Vampiros psíquicos, los enemigos ocultos

¿Nunca has experimentado que la presencia de alguien te corta el aliento? Si es así, posiblemente fuiste víctima de vampirismo psíquico.

Un sistema del aura poco desarrollado y con recursos energéticos deficientes tiende a crear un patrón de comportamiento de adaptación, que suele invadir el sistema del aura de otras personas y absorber su energía.

Este fenómeno se llama vampirismo psíquico y tiene como resultado un aumento en las reservas de energía del vampiro psíquico y el desgaste o agotamiento energético de la otra persona.

A pesar de que una interacción “vampírica” dura sólo algunos minutos, los efectos residuales sobre la víctima pueden notarse durante varios días. La falta de energía, los mareos, la tensión muscular, la dificultad de concentración, los dolores de cabeza y las náuseas son algunos de los efectos más comunes sentidos por las víctimas; sin embargo, sucesivos ataques de este tipo pueden producir fatiga crónica, desarreglos del sueño, irritabilidad, depresión e incluso enfermedad física.

Todos hemos estado con personas que parecían dejarnos sin energías, y es muy probable que todos conozcamos individuos que suelen agotar o deprimir a los que tienen a su alrededor. Incluso en un encuentro que dure tan sólo unos minutos, el vampiro psíquico experimentado puede encerrarse dentro de nuestro sistema energético y rápidamente agotar nuestras fuentes de energía. A pesar de que en ese momento no hayamos atribuido nuestro agotamiento energético al vampirismo psíquico, probablemente nos hayamos puesto en guardia inconscientemente frente a sus ataques.

Los vampiros psíquicos presentan una gran variedad de rasgos personales y de patrones de comportamiento. Muchos de ellos adoptan el estereotipo bien conocido de “mosquita muerta” o comportarse de manera halagüeña. A menudo no tienen ningún escrúpulo y se valen de cualquier medio para lograr sus fines. Pueden parecer pasivos y reservados, ocultando cualquier inclinación al vampirismo, pero cuando la ocasión lo requiere pueden ser muy agresivos e incluso intimidatorios; pueden valerse de la vulnerabilidad de la otra persona, esperando el momento oportuno para golpear, o bien pueden manipular a la víctima elegida por medio de regalos o halagos.

En ámbitos laborales suelen ser personas con las que es muy difícil trabajar y cuyo rendimiento es muy dispar; a veces son altamente eficaces y otras totalmente inoperantes. A pesar de los disfraces tras los que se ocultan, los vampiros psíquicos son típicamente inseguros y vulnerables; si bien pueden adoptar un estilo autosuficiente, operan desde una posición de debilidad y no de poder.

No suelen tomar conciencia de ellos mismos, pero son rápidos a la hora de emitir juicios sobre la gente que los rodea. Pese a estar totalmente centrados en ellos mismos y tratar a los demás en forma desconsiderada, a menudo se quejan de que el mundo es injusto con ellos. Sus relaciones personales son típicamente inestables. Puede decirse que muchas de estas personas presentan trastornos de la personalidad, con síntomas tales como inseguridad emocional, dificultad para controlar la ira, baja autoestima, sentimientos de hostilidad reprimidos que estallan esporádicamente.

La interacción “vampírica” puede ser deliberada o espontánea por parte del vampiro, y consensual o no consensual por parte de la víctima. El típico ataque de vampirismo psíquico es espontáneo, por lo tanto, no requiere un esfuerzo consciente para iniciarlo ni para mantenerlo.

En muchas interacciones de este tipo, ni el vampiro ni su víctima son conscientes de que se está produciendo una transferencia de energía de uno al otro. Si bien la víctima suele estar dentro del radio de visión periférica del vampiro, el ataque en sí puede llevarse a cabo incluso sin contacto ocular con los sujetos.

Una vez que se ha dado cuenta de sus tendencias “vampíricas”, muchos vampiros psíquicos las racionalizan como una forma aceptable de satisfacer sus necesidades energéticas y, por consiguiente, planean sus encuentros absorbentes de energía como cualquier otro evento social.

Contrariamente a lo que sucede con los ataques planeados, los ataques vampíricos ocasionales no implican una interacción social preliminar con la víctima, quien puede haber sido seleccionada tan sólo por estar disponible en ese momento. Un ataque casual no es tan visible como uno planeado, y normalmente la víctima no se entera de lo que está sucediendo. Los resultados, sin embargo, son los mismos: el vampiro sale saciado y la víctima experimenta un agotamiento energético.

Tomen sus precauciones, estimados lectores…