La Iglesia Universal del Reino de Dios se presenta ahora en España con el nombre de “Familia Unida”

“La iglesia que todo lo cura”. Así titulaba hace unos días el diario español Levante-EMV un interesante artículo de investigación de la periodista Mónica Ros, revelando la actualidad de la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD) en Valencia. Según explica la redactora, esta secta de origen brasileño se presenta en esa ciudad con el nombre de “Familia Unida”.

Familia Unida. En tiempos de crisis, la proliferación de centros de oración se incrementa. En Valencia, una iglesia anuncia que tiene el remedio para todos los males, sea el que sea, exorcismos incluidos. Sin embargo, no es una doctrina desconocida. Se trata de la IURD, que, en Valencia, se ha asentado con el nombre de Familia Unida.

¿Hasta cuándo vas a vivir con desempleo, deudas, falta de documentación, depresión, enfermedades incurables, mala suerte o mal de amores? Los alrededores de la plaza de España están plagados de carteles con un claro mensaje: Toque el manto sagrado a la Santísima Trinidad y verá sus problemas resueltos. Firmado “Familia Unida”. Como último dato, la dirección y un número de teléfono fijo. En tiempo de crisis la proliferación de iglesias no cristianas o centros de oración se incrementa. Levante-EMV acude a la cita del “Domingo de Poder” para observar qué mueve a los fieles y qué persiguen los oradores.

El templo es amplio y austero. Ubicado en un bajo comercial, centenares de sillas se disponen alrededor de un altar que tiene, como único adorno, un atril y una gran cruz. Al fondo, en letras de madera, “Jesucristo es el señor”, y como protagonista, un pastor que no quiere ni dar su nombre ni hablar con la prensa. Ni él ni sus colaboradores. Con una sonrisa y gran amabilidad, invitan a contactar con la sede central de la IURD, en Madrid, donde nadie contesta. Las fotografías están prohibidas. La reticencia ante los medios de comunicación es evidente, algo que se comprende a la perfección cuando los propios fieles indican que la de ellos es la IURD, una entidad calificada por algunos expertos como secta, presente en 174 países y con cerca de ocho millones de fieles en Brasil, su lugar de nacimiento.

Varias nomenclaturas

La IURD ha cambiado varias veces de nombre. En Valencia se ha constituido como Familia Unida, y tiene una única sede. Esta doctrina tiene los mismos principios que otras iglesias pentecostales, e interpreta la palabra de Dios. La iglesia visible es la reunión de todos los cristianos fieles en comunión con Dios y guiados por el Espíritu Santo. Pero ahí no acaba la cosa. En esta iglesia se utilizan elementos físicos para usar la Fe, y conseguir lo imposible. Eso sí, previo pago.

Ahora bien, saber cuánto cobran por “piedras de la tumba de Jesús”, “el agua bendita del Jordán”, la “rosa milagrosa”, la “sal bendecida por el Espíritu Santo” o el “aceite de Israel” es misión imposible. Y es que las doctrinas centrales de esta iglesia son la “lucha contra todo mal, los demonios, las sanidades, la bendición en la vida económica, y especialmente, la restauración de las familias”. Los objetos antes señalados se utilizan para “liberar las fuerzas malignas” ya que la IURD es una entidad experta en exorcismos.

Cierto es que en Familia Unida no se obliga a nadie a pagar cuota alguna. Ahora bien, a los miembros de la iglesia se les “recomienda” dar el diezmo de su sueldo o su pensión ya que -a diferencia de otros credos pentecostales que prometen a sus fieles la felicidad en el “más allá”- en Familia Unida se asegura que Dios dará gratificaciones a sus fieles aquí, en la tierra. De ahí que si uno entrega más dinero tendrá más posibilidades de ser rico en esta vida. El pastor de Familia Unida en Valencia no dejó lugar a dudas: “Los pequeños donativos son miserias, y Jesucristo no era ningún miserable. Es mejor dar el diezmo del sueldo o la pensión”.

La IURD, además, está blindada judicialmente ya que miles y cientos de miles de testimonios afirman que Dios está con ellos y que han podido prosperar -y siguen haciéndolo- cuando antes no tenían ni para comer. Y todo gracias a un pacto privado con Dios.

Fuente: Info/RIES-Levante/EMV

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s