Uno de los líderes del Sodalicio de Vida Cristiana tuvo “conductas sexuales impropias”

Ex vicario peruano Germán Doig estuvo cerca de ser postulado para una posible beatificación.

Un terremoto causó en el movimiento religioso peruano Sodalicio de Vida Cristiana —también con presencia en Chile—, el anuncio de que se canceló el proceso preliminar de investigaciones —que pudo haber terminado en beatificación— de su ex vicario general, Germán Doig Klinge.

Ello, tras descubrirse “el doloroso hecho” de que el religioso llevaba “una doble vida”.

Doig, peruano y laico consagrado, murió en 2001 y desde entonces fue un importante referente de vida ejemplar en varios miembros de dicha comunidad.

Su fama de supuesta santidad llegó a tal nivel que el Sodalicio de Vida Cristiana inició en 2006 un proceso preliminar para declarar su vida como un modelo a seguir, paso previo a postularlo a una eventual beatificación por parte de la Santa Sede.

Arzobispo de Santiago fue informado hace varios días

Sin embargo, en junio de 2008, mientras el movimiento recababa relatos que respaldaran la supuesta vida ejemplar de Doig, surgió un testimonio que acusaba actitudes sexuales impropias por parte del ex vicario.

El Sodalicio de Vida Cristiana creó una comisión investigadora cuando, en años posteriores —y sin saberse la declaración de 2008—, aparecieron otros dos testimonios “consistentes” que también hablaban de una contradicción entre la vida religiosa de Doig y sus conductas sexuales.

Ante esto, el movimiento emitió un comunicado oficial donde reconoce las “inconductas sexuales de Germán Doig reñidas con su condición de cristiano y de laico consagrado”.

Sin especificar los hechos, la nota recalca que “estas conductas (…) no sólo no pueden tener cabida en nuestra comunidad, sino que deben ser denunciadas y rechazadas con energía, claridad y transparencia”.

Fuentes del movimiento en Chile aseguraron que esta situación fue comunicada hace varios días al Arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati, al cardenal Jorge Medina y a otros amigos cercanos.

“No se trata de pedofilia”

Desde Lima el vocero del Sodalicio de Vida Cristiana, padre Gonzalo Len, explicó a “La Segunda” los alcances de esta situación.

Len aseguró que se habla de “doble vida” ya que Doig “tenía unos compromisos como laico consagrado y varios años después de su muerte recibimos unos testimonios de sus conductas sexuales que están reñidas con lo que él nos mostraba a todos”.

Para el sacerdote, esa explicación “es lo suficientemente clara dada la situación de discreción que debemos mantener por el respeto a las personas que nos han dado sus testimonios”, negándose a especificar más los hechos ya que “este asunto es muy delicado”.

Consultado si Doig tuvo comportamientos homosexuales, el padre Len contestó que “ir más allá sería dar algunos elementos que podrían identificar a las personas”, pero enfatizó que “no se trata de pedofilia, se trata de tres personas jóvenes que por voluntad propia han venido a dar testimonio de que Germán Doig tuvo conductas sexuales impropias con ellos”.

El vocero del movimiento dijo que los testimonios “fueron consistentes e independientes” y que “no se necesitaron más pruebas”.

Fuente: lasegunda.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s