Archivo de la categoría: Sanación Espiritual

Homosexualidad, celibato y represión

La parte más arcaica de la Iglesia católica considera que los homosexuales, por serlo, jamás entrarán al cielo, hagan lo que hagan. Tener esa orientación sexual (cualquiera sea su origen) los condena a no ser parte de Dios jamás. Por fortuna, esa visión antediluviana no es compartida por toda la Iglesia, que en alguna medida ha avanzado (y algunos, las excepciones, son comprensivos y progresistas, como Raúl Vera). La postura oficial dice que hay que tratar con conmiseración y respeto a los homosexuales: algo es algo. Dice el Catecismo de la Iglesia Católica, en su número 2358, que: “Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta”.

Pero eso no significa que se acepte ni comprenda su condición sexual. Dice el número 2357 del Catecismo citado: “Los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados. Son contrarios a la Ley Natural, cierran el acto sexual al don de la vida. No pueden recibir aprobación en ningún caso”. Entonces, ¿qué debe hacer un católico homosexual, si su propia Iglesia lo considera pervertido y anormal? ¿Qué hacer si la Iglesia sólo acepta la sexualidad dentro del matrimonio, con una pareja de sexo opuesto y con fines de procreación? Muy fácil; debe reprimir su sexualidad y consagrar a Dios la frustración que de ello derive. De esa forma, hallará la salvación. En el Núm. 2359 del Catecismo se dice: “Las personas homosexuales dentro de la Iglesia Católica están llamadas a la castidad. Mediante virtudes de dominio de sí mismos que eduquen la libertad interior. (Con) la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana. deben unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que puedan encontrar a causa de su condición”.

Lo cual refleja que la jerarquía católica está lejos de haber comprendido un elemento esencial del evangelio cristiano (que por cierto comparte con otras tradiciones, religiones y filosofías orientales): buscar la salud emocional y la sanación espiritual en esta vida. En diversos pasajes evangélicos se habla de superar emociones malsanas, como envidias, rencores, ambiciones, culpas, miedos, ansiedades, soberbia y apegos terrenales, para así alcanzar (desde la vida terrenal) la paz interior, la armonía con el exterior, e incluso una felicidad profunda. Lo cual implica un trabajo interior (sicológico, diríamos ahora). Jesús decía: “No preguntéis dónde está el cielo, pues no está aquí ni está allá, sino dentro de vosotros está”. Muy parecidos principios y propósitos manejan el budismo, el hinduismo, el sufismo musulmán y el taoísmo chino. Lo que supone, en primer lugar, que todas estas corrientes filosófico-religiosas tienen un mismo fondo de verdad, aunque expresado con conceptos y símbolos distintos. Y de ahí la idea del Ecumenismo, que reconoce que, en efecto, el fundamento de las grandes religiones es el mismo, aunque la liberación interior se busque a través de rituales y prácticas diferentes (yoga, meditación, respiraciones, mantras, oración, danzas derviches, etcétera). Los fundamentalistas de cada religión, que consideran la suya como única y verdadera, no han entendido por ende ni lo más elemental de su propia fe o no excluirían a los “infieles” de la salvación ni pelearían por imponer su propia religión.

Por otro lado, esos principios de sicoterapia (o de sanación espiritual, si se prefiere) contenidos en todas las grandes religiones aparecen también (en versión racionalista y más estrecha) en diversas escuelas occidentales de sicología. Eric Fromm, por ejemplo (y muchos otros después de él), detectó muchas similitudes de fondo entre el sicoanálisis y la tradición judeo-cristiana (entendida sin el dogmatismo medieval, desde luego), y también con el budismo zen y otras filosofías orientales. Y prácticamente todas las escuelas de sicoterapia coinciden en que la represión del sexo, un impulso muy poderoso, genera graves conflictos, neurosis marcadas, y frustración que a veces pueden llevar a desórdenes graves o incluso al suicidio. De ahí que prácticamente todas ellas recomienden aceptar y ejercer la propia sexualidad (con el único límite de no afectar a terceros, como en el caso de la violación o la pederastia). Por la misma razón, el celibato sacerdotal -cuyo origen no es teológico, sino económico- genera diversos conflictos a quien se le impone (o autoimpone), pues la energía sexual así reprimida, frecuentemente busca una salida desesperada con quien haya a la mano (sea un alumno, un monaguillo o un seminarista).

José Antonio Crespo, en Excelsior (México).

Agradecimiento por una sanación

Doña Luisa XX  (omitimos el apellido para resguardar su privacidad) nos envía este mensaje desde España, que con gusto reproducimos:

Buenos días Josep y Aguamarine.

Quiero agradecerles su trabajo en mi caso; no importa la tardanza, todo sucede cuando es momento apropiado.

Mis cambios son espectaculares, quería mencionarles que las primeras veces que hacía el ritual de sanación y liberación, de mi cabeza veía salir velos negros y otras cosas con formas diabólicas, siempre tuve la capacidad de ver cosas… pero nunca tantas juntas. Cada vez veo menos, a veces no sale nada, pero interiormente mi cambio es grande, en cuanto a actitud y sobre todo en pensamientos positivos; mi espíritu de lucha es bueno ahora, antes no existía; soy mucho más positiva, humana y amorosa que antes.

Gracias por todo y que Dios les bendiga.

Nota importante: Diferencia entre Bendición y ritual de Sanación Espiritual y nuevas tarifas para las consultas

Por el elevado número de personas que estamos atendiendo a diario para la Bendición y debido a la confusión que hemos detectado que se produce entre ésta y lo que es el ritual de Sanación Espiritual, nos vemos obligados a informar y a aclarar a todos nuestros lectores y visitantes lo siguiente:

La Bendición, ó pequeño ritual de sanación espiritual, por la que no cobramos tarifa y sólo aceptamos un donativo, tiene una duración máxima de 10 minutos por atención. Esto se debe al abuso egoísta de muchas personas, que llegan a estar hasta dos horas explicando detalles de su problema, que no aportan nada para el resultado final de la sanación y que sí, en cambio, nos restan energía y mucho tiempo, que podríamos dedicar a otras personas en peores circunstancias. Véase más información en esta entrevista.

Pasados estos 10 minutos de atención, si la persona desea seguir siendo escuchada, su caso será considerado como una CONSULTA y por tanto deberá cancelar la correspondiente tarifa de 15.000 pesos chilenos. El pago es al contado y en efectivo, no se aceptan cheques ni pagos aplazados.

La consulta consta de:  Asesoría espiritual, visión del aura, quiromancia o videncia (según sea el caso) y el  ritual de Sanación Espiritual, más extenso que la Bendición. Otras mancias, como por ejemplo la lectura del tarot o mensajes angélicos, tienen su tarifa aparte.

Mucha gente acude a nosotros en busca de ayuda y consejo;  pero debido al abuso que algunas personas  hacen de nuestro tiempo, terminamos siendo para ellas psicólogos, psiquiatras, asesores nutricionistas, orientadores energéticos y consejeros espirituales, además de un ‘paño de lágrimas’. Somos conscientes de que todos tenemos problemas, pero también quienes vienen a atenderse gratuitamente por la Bendición, deberían comprender que han de venir exclusivamente a ello. Queremos atender y ayudar al máximo de gente posible, pero sólo somos dos personas.

Por ello, y dado que muchos de nuestros consultores y visitantes no valoran las muchas horas de trabajo y dedicación diaria que realizamos (incluyendo sábados y domingos en determinados casos), nos vemos obligados a hacer públicas estas nuevas especificaciones:

- Sólo Bendición: Duración 10 minutos y donativo voluntario.
- Consulta: Duración una hora, tarifa 15.000 pesos.
- Fuera del consultorio, para toda atención -bendiciones y exorcismos de casas o viviendas, de familias, negocios e industrias, etcétera- o desplazamientos para terapias a domicilio, se deberá cancelar la tarifa correspondiente más suplemento de viaje (y alimentación si la salida es fuera de Santiago).

Para contactar con don Josep, llamar al fono fijo de Santiago 02-8392939.

Gracias a todos ustedes por su comprensión.

Exorcismo, enfermedad y fenómenos sobrenaturales

Si usted está comiendo tranquilo y de pronto su acompañante dice que escucha voces o sin causa aparente cambia su personalidad de un minuto a otro y se vuelve intolerante y agresivo. ¡No se asuste! ¡No está frente a una posesión demoniaca! Es un síntoma de epilepsia. El doctor Francisco Shimasaki Martínez, especialista en el Hospital Psiquiátrico “Fray Bernardino Álvarez” de Ciudad de México, indicó que el 50 por ciento aproximadamente de los pacientes que acuden a consulta o están en hospitalización padecen esta enfermedad.

En antaño y actualmente en algunas regiones del país, explicó, esta enfermedad junto con la esquizofrenia (enfermedad mental grave que presenta alteraciones como las alucinaciones, ideas extrañas, aislamiento, cambios importantes de personalidad), eran consideradas como posesiones demoníacas. Se calcula que este padecimiento se presenta en el uno por ciento de los mexicanos, un millón de personas.

En esta lista también se encuentra la depresión grave, las personas que la padecen presentan síntomas como tristeza, angustia, dificultad para concentrase, fatiga, problemas para dormir, además de pensar en la muerte e incluso realizar actos suicidas.

El doctor Francisco Shimasaki Martínez señaló que hoy en día algunas personas con falta de conocimiento confunden estas enfermedades mentales con la presencia de fenómenos sobrenaturales. “Lo hemos visto en algunos de los pacientes que vienen a consulta, antes habían acudido con curanderos o brujos para realizarse ‘limpias’ y nos dejan al final en la lista de con quién asistir”, explicó.

Describió que en uno de sus casos, los familiares de un paciente recurrieron con personas que les cobraron 80 mil pesos para que su hijo “esté bien”. Cuando en realidad, indicó, sólo tenía esquizofrenia. Pero se valieron de la buena intención y la inocencia de estas personas.

“En algunas partes de la provincia se sigue pensando que existen enfermedades como el susto o el mal de ojo, originadas por mala intención de otra persona. La gente recurre a la medicina tradicional y a remedios mágicos. Nosotros les decimos: “Tómese su tecito, pero también la medicina. ¿De acuerdo?, váyase a hacer su limpia, pero me viene a consulta”. Vemos que tener fe, creer en esa alternativa les ayuda a las personas. Lo utilizamos como algo que puede coadyuvar”, expuso.

Advirtió que si el paciente acude primero con un curandero o con alguien que le haga limpias, eso puede retrasar su recuperación y hacer que desarrolle síntomas que después sean más difíciles de tratar.

Recalcó que sólo recibiendo un diagnóstico oportuno y un buen tratamiento se tiene una oportunidad de mejoría de los pacientes. “Culturalmente la gente no decide ir al psiquiatra por el estigma y la etiqueta que se adquiere. En el caso de la depresión es muy difícil de aceptar por los hombres, porque se piensa que la depresión es sólo para mujeres, que le pasa a gente débil, o porque que no tienen carácter o no carecen de inteligencia. Se sabe que cuando acuden a recibir atención, en forma temprana, los trastornos se recuperan en un 80 a 90 por ciento”, expuso.

Psiquiatras y exorcismo

En algunos casos, en los tratamientos psiquiátricos se han tenido que recurrir a montajes de exorcismo. A este concepto, refiere el doctor Shimasaki Martínez, se le conoce como seudoposesión, en el cual la persona afirma que sus acciones y sus pensamientos están influidos por una entidad.

El tratamiento consiste en hacerle creer que se le está haciendo un exorcismo. Se consigue a alguien que haga la parafernalia: viene vestido de sacerdote, trae agua, hostias y hacen rezos. Es una manera de sugestión. Sí en psiquiatría se ha utilizado.

“¡La sugestión es formidable! El poder de la mente es maravilloso y utilizado a favor es bueno. Si yo le digo a alguien que lo están embrujando, se sugestiona y él actúa como embrujado. Hay gente que le va muy mal por la sugestión”, dijo.

En medicina, precisó, se conoce como efecto placebo. Yo le puedo dar a una persona una sustancia sin efecto alguno y decirle que es el mejor medicamento que existe: la gente experimentara cambios y un beneficio. El 30 por ciento de las personas se curan muchos síntomas por el efecto placebo.

Recordó que un sacerdote, con quien lleva buena amistad, le narró que seguido le llevan gente poseída, a los cuales ayudaba haciéndoles creer que les practicaba un exorcismo, además de convencerles que recibieran una valoración médica.

Las enfermedades y sus causas

Explicó que la epilepsia tiene como origen un problema neurológico, aparece de manera abrupta en los casos graves con crisis convulsivas y en casos leves con cambios de personalidad, alucinaciones visuales, auditivas, corporales, la gente afirma que la están espantando, que le están mandando mensajes, escucha voces o experimenta sensaciones corporales como posesión.

Sus causas son multifactoriales: principalmente son por herencia, consumo de alcohol, uso de solventes, por parásitos, tumores, hipoxia neonatal, traumatismos craneoencefálicos o malformaciones congénitas.

En la esquizofrenia las personas tendrán alteraciones igual de los sentidos: pueden ver y oír cosas. Eso se conoce como alucinaciones. También puede tener las ideas, tienen que cumplir una misión en el mundo, de que Dios les está hablando y tienen que salir a predicar la palabra de Dios. O al contrario que son poseídos por una entidad maligna y que tienen un cometido distinto.

Indicó que la esquizofrenia se ha modificado gracias a los tratamientos psiquiátricos y farmacológicos que existen. Anteriormente para la esquizofrenia no habría mucho que ofrecer.

En estos casos, enfatizó, sólo era la observación y el aislamiento de las personas. El deterioro llegaba a tal grado que asemejaba un cuadro de demencia. Tenían un comportamiento extraño, muy bizarro, era difícil socializar con ellos. No entendían el mundo como lo vemos nosotros. Esto se le atribuía a la presencia de alguna entidad maligna.

Otras culturas, agregó, también hablaban de la aparición de esta enfermedad debido a las acciones en otra vida. Si yo hice algo malo en esta vida, tendría alguna alteración. Esto se puede ver en algunas culturas, en los hallazgos que se han hecho se han encontrado cráneos trepanados -es la apertura del cráneo.

“Ellos tenían la idea que al abrir el cráneo, iba a salir el espíritu maligno, por eso algunos restos tenían cráneos trepanados. Se creían en ese tiempo que las enfermedades mentales eran la posesión de una entidad”, ilustró.

En el caso de la melancolía, actualmente conocida como la depresión grave, es una enfermedad que ha avanzado tanto que al grado tal que la persona carece de toda voluntad, deja de comer, se abandona, no se baña, no se cuida.

En antaño, ejemplificó, si un hombre estaba enamorado de una mujer y ella no hacía caso a sus peticiones, entonces él entraba en un cuadro depresivo. El, entonces, decía que la mujer le había alterado el alma y le atribuían acusaciones de hechicería o de brujería. “Decía: me embrujó porque yo al conocerla he renunciado todo, ya no tengo contacto con mi familia, sólo pienso en ella. Por eso se le podía hacer ese tipo de alusiones”, indicó.

Fuente: Judith García / El Sol de México

El exorcismo y la influencia de los espíritus negativos

En este nuevo video exclusivo del Templo de la Luz Interior, presentamos el segundo capítulo de la serie ‘Desde lo Profundo’.

En esta ocasión, el sanador espiritual y exorcista laico Josep de Santantoni ofrece una detallada información, con un enfoque espiritual -y a la vez educativo para toda persona que quiera tener una visión clara y objetiva de este tema-, de la realidad de la existencia de los espíritus negativos, de la necesidad de ayudar a los desencarnados a ir hacia la Luz y de cómo librarse de ellos, mediante el exorcismo si es necesario.

El sanador de Santantoni explica qué es el exorcismo de entes negativos y recalca la necesidad de actuar con toda seriedad y también con rapidez, cuando la influencia de dichas entidades negativas se convierte en una perturbación o en una obsesión que llegan a dañar la salud espiritual e incluso física de la persona afectada. También hace referencia a la infestación de casas y viviendas por parte de dichos espíritus, y de la conveniencia de exorcizarlas y bendecirlas.

Ver el video en su ubicación original en Vimeo.

Una lectora afirma haberse sanado de una grave dolencia gracias a las oraciones del Templo de la Luz Interior

El pasado 23 de mayo y en el tema ‘Oración de sanación de cuerpo y alma’, video que tenemos publicado en la categoría ‘Oraciones poderosas de sanación y liberación’, recibimos este comentario de una asidua lectora, que reproducimos aquí con las mínimas correcciones ortográficas:

“Realmente esta oración es maravillosa. Se siente el amor de Dios en todo su esplendor. Cuando la escucho, se siente la presencia de Dios a nuestro lado, es una oración que ennoblece el alma. Tendría que ser escuchada en todo el mundo, para que nuestros hermanos puedan sentir que no están solos y se refugien en la Oración, la Fe, la Humildad, que son los pilares fuertes del Amor hacia Dios…

“Quiero expresar mi agradecimiento al Templo de la Luz. Yo padecía de una enfermedad a los huesos en todo mi cuerpo, con dolores muy fuertes, para los médicos algo incurable;  pero hoy puedo decir que a través de sus oraciones, prácticamente  estoy curada. Mi remedio principal es la fe y la oración y confianza en Dios, en Jesucristo y la Virgen María… Le agradezco al Templo de la Luz, que han sido mi principal guía, para tener esa confianza que a mí me faltaba… Muchas gracias, les quiero con el corazón, Ofelia Abad”.

El comentario anterior nos llenó, como es lógico, de una gran curiosidad, y quisimos saber algo más al respecto; por ello, nos dirigimos ese mismo día a la citada lectora, por correo privado, escribiéndole lo siguiente:

“Doña Ofelia: Como siempre, muchas gracias por sus acertados y valiosos comentarios. Viendo el último que hace usted en el tema de la Oración de sanación de cuerpo y alma, nos llama mucho la atención lo que usted dice de que, gracias a esa oración, ha mejorado mucho su salud. Queremos por favor pedirle que nos mande un mensaje (privado o público, usted decide) explicándonos con más detalle este hecho, que a nosotros en especial nos llena de alegría y nos hace darle las más fervientes gracias a Dios Nuestro Señor. Asimismo aprovechamos para pedirle que nos comente si la mejora ha sido con la oración en video, o si ha sido con las del ritual del agua y la medalla de san Benito, que le mandamos privadamente para usted y su hermana. Que Dios las bendiga y proteja, a ustedes y a toda su familia”.

Y también ese mismo día 23 de mayo, prácticamente ‘a vuelta de correo’, la señora Ofelia nos respondió de esta manera:

“Las gracias se las tengo que dar yo a ustedes, porque lo que he mencionado es una realidad. Gracias a ambas, la oración del video y el ritual del agua y la medalla de San Benito, es la real curación que he tenido. Sigo con mucha atención cada enseñanza de las que me envían ustedes. Son un ejemplo, son muy espirituales, con mucha dedicación.

“Mi enfermedad a los huesos era muy grave y hoy, les reitero, estoy sanada. Los médicos se asombran en verme tan bien, saben que es un milagro, me preguntaron en qué creía y yo sólo les dije que tenía una gran fe en Dios… Porque no sabía si los podía mencionar a ustedes, de lo contrario lo hubiera hecho con mucho gusto, porque ustedes me devolvieron la salud y la luz que me faltaba… Les pregunto: si las memorizo, ¿las puedo usar para ayudar a otras personas? Como ya saben, yo traigo un poder de sanación, he ayudado a otras personas y han sanado, pero ese don no es para ayudarme a mí misma, mi sanación es obra de ustedes. Les estoy muy agradecida y si desean hacerlo público, pueden hacerlo… Yo les pediría a mis hermanos, de los fieles seguidores del Templo, que cuando les surja algo similar a lo mío, que lo hagan público; es ser honesto y agradecido. Con mucho cariño les saluda Ofelia Abad”.

No disponemos de informes médicos que nos prueben fehacientemente  que la curación a la que se refiere nuestra lectora es un ‘milagro’, como ella afirma. Pero tampoco tenemos ningún motivo para dudar de su palabra, y menos aún cuando ella nos autoriza a hacer público su testimonio, con nombre y apellido. En todo caso, hemos querido destacar este caso y hacerlo llegar a todos los lectores y visitantes, como una prueba evidente del poder de la Oración y de que, cuando los seres humanos tenemos la Fe y la Confianza depositadas en Dios, cualquier cosa es posible y cualquier hecho o suceso maravilloso puede acontecer en nuestras vidas. Incluso, la curación de una enfermedad física grave y en apariencia incurable… gracias a Dios Nuestro Señor.

El inmenso poder de la palabra

La palabra, junto con el poder de la vibración, es capaz de crear, sanar y también destruir.

La teoría indica que cuando focalizamos nuestra mente en algo, y a esto le sumamos el sentimiento y la emoción para finalmente expresarlo, estamos exteriorizando y materializando un poder que estará afectando los reinados de la materia. Si cada uno de nosotros estuviésemos conscientes de que la energía liberada en cada palabra afecta no sólo a quien se la dirigimos sino también a nosotros mismos y al mundo que nos rodea, comenzaríamos a cuidar más lo que decimos.

Los antiguos esenios sabían de la existencia de un enorme poder contenido en la oración, el verbo y la palabra. Los antiguos alfabetos, como el sánscrito, el arameo y el lenguaje hebreo son fuentes de poder en sí mismos. Los esenios utilizaron la energía que canaliza el lenguaje – la cual era la manifestación final del pensamiento, la emoción y el sentimiento – para manifestar en la realidad la calidad de vida que deseaban experimentar en este mundo.

En las culturas del antiguo Oriente eran utilizados los mantras, los rezos, los cánticos y las plegarias con una intención predeterminada como técnicas para materializar estados internos y programar, de una forma ignorada por nosotros en la actualidad, realidades pensadas, deseadas y afirmadas previamente.

Los estudios realizados por físicos cuánticos comienzan a redescubrir y validar el enorme conocimiento olvidado de antiguas culturas ancestrales. Un conocimiento que se encuentra aún escondido y olvidado y que nos aportaría el poder de cambiar nuestro mundo.

Las palabras pueden programar el ADN

La más reciente investigación científica rusa apunta a que el ADN puede ser influido y reprogramado por palabras y frecuencias, sin seccionar ni reemplazar genes individuales. Solo el 10% de nuestro ADN se utiliza para construir proteínas, y este pequeño porcentaje del total que compone el ADN es el que estudian los investigadores occidentales. El otro 90% es considerado “ADN chatarra”.

Sin embargo los investigadores rusos, convencidos de que la naturaleza no es tonta, reunieron a lingüistas y genetistas – en un estudio sin precedentes – para explorar ese 90% de “ADN chatarra”. Los resultados arrojaron conclusiones impensadas: según los estudios, nuestro ADN no sólo es el responsable de la construcción de nuestro cuerpo, sino que también sirve como almacén de información y para la comunicación a toda escala de la biología. Los lingüistas rusos descubrieron que el código genético, especialmente en el aparentemente inútil 90%, sigue las mismas reglas de todos nuestros lenguajes humanos.

Compararon las reglas de sintaxis (la forma en que se colocan juntas las palabras para formar frases y oraciones), la semántica (el estudio del significado del lenguaje) y las reglas gramaticales básicas y así descubrieron que los alcalinos de nuestro ADN siguen una gramática regular y sí tienen reglas fijas, tal como nuestros idiomas. Por lo tanto, los lenguajes humanos no aparecieron coincidentemente, sino que son un reflejo de nuestro ADN inherente.

El biofísico y biólogo molecular ruso Pjotr Garjajev y sus colegas también exploraron el comportamiento vibratorio del ADN. “Los cromosomas vivos funcionan como computadoras solitónicas/holográficas usando la radiación láser del ADN endógeno”. Eso significa que uno simplemente puede usar palabras y oraciones del lenguaje humano para influir sobre el ADN o reprogramarlo.

Los maestros espirituales y religiosos de la antigüedad han sabido, desde hace miles de años, que nuestro cuerpo se puede programar por medio del lenguaje, las palabras y el pensamiento. Ahora eso se ha probado y explicado científicamente.

La sorpresa mayor fue descubrir la manera en que el 90% del “ADN Chatarra” almacena la información. “Imaginemos una biblioteca que en lugar de archivar miles de libros sólo guarda el alfabeto común a todos los libros, entonces, cuando uno solicita la información de un determinado libro, el alfabeto reúne todo lo contenido en sus páginas y nos lo pone a nuestra disposición”, aclaró Garjajev.

Esto nos abre las puertas a un misterio aún mayor: que la verdadera “biblioteca” estaría fuera de nuestros cuerpos en algún lugar desconocido del cosmos y que el ADN estaría en comunicación permanente con este reservorio universal de conocimiento.

La evidencia inesperada

El investigador Dan Winter, que desarrolla un programa de computación para estudiar las ondas sinusoidales que emite el corazón bajo respuestas emocionales, en una fase de la investigación con sus colegas, Fred Wolf y Carlos Suárez, analizó las vibraciones del lenguaje hebreo con un espectrograma.

Lo que descubrieron fue que los pictogramas que representan los símbolos del alfabeto hebreo se correspondían exactamente con la figura que conforma la longitud de onda del sonido de cada palabra. Es decir, que la forma de cada letra era la exacta figura que formaba dicha longitud de onda al ser vocalizada. También comprobaron que los símbolos que conforman el alfabeto son representaciones geométricas.

En el caso del alfabeto hebreo, las 22 gráficos utilizados como letras son 22 nombres propios originalmente usados para designar diferentes estados o estructuras de una única energía cósmica sagrada, la cual es la esencia y semblanza de todo lo que es.

Las letras de los antiguos alfabetos son formas estructuradas de energía vibracional que proyectan fuerzas propias de la estructura geométrica de la creación. De esta manera, con el lenguaje se puede tanto crear como destruir. El ser humano potencia el poder contenido en los alfabetos al sumarle el poder de su propia intención.

Eso nos convierte en responsables directos de los procesos creacionales o destructivos en la vida. Y con tan sólo ¡la palabra!

El poder curativo de la palabra

Existe una capacidad demostrada en la que la palabra puede afectar la programación del ADN. La salud podría conservarse indefinidamente si nos orientamos en pensamientos, sentimientos, emociones y palabras creativas y, por sobre todo, bien intencionadas.

Los estudios del Instituto Heart Math nos abren un nuevo panorama hacia la curación, no solo de los humanos enfermos, sino también para la sanación planetaria. El instituto cree en la existencia de lo que ellos dieron en llamar “híper-comunicación”, una especie de red de Internet bajo la cual todos los organismos vivos estarían conectados y comunicados permitiendo la existencia de la llamada “conciencia colectiva”.

El Hearth Math declara que si todos los seres humanos fuéramos conscientes de la existencia de esta matriz de comunicación entre los seres vivos, y trabajáramos en la unificación de pensamientos con objetivos mancomunados,  seríamos capaces de logros impensados, como la reversión repentina de procesos climáticos adversos.

El poder de los rezos, oraciones y peticiones, tal como nos lo han legado los antiguos esenios – potenciado por millares de personas – nos otorgaría un poder que superaría al de cualquier potencia militar que quisiera imponernos su voluntad por la fuerza.

Este poder ha sido demostrado en especies animales como los delfines, que trabajan unificados en objetivos comunes. Los delfines utilizan patrones geométricos de híper-comunicación, ultrasonido y resonancias que les sirven para interactuar con las grillas energéticas del planeta. Estos animales poseen la capacidad de producir estructuras sónicas geométricas y armónicas bajo el agua. Podríamos afirmar que los delfines ayudan más a mantener el equilibrio planetario de lo que lo hacen los humanos.

Una vez alcanzado un nivel de conciencia determinado, ayudemos con respeto a la vida a ser co-creadores de esta obra.

Fuente: Artículo en la revista ‘El Planeta Urbano’

—————————

RECOMENDAMOS LEER TAMBIÉN:

Conjuros, oraciones y física cuántica

La mente, la oración y la curación

La meditación y la oración estimulan la mente

Cadena de oración por María Ester Larenas

Hoy, jueves 6 de mayo, a las 18:00 horas horario de Chile (22:00 horas GMT), damos inicio a una cadena de oración por MARÍA ESTER LARENAS SCHOTT, que a dicha hora será intervenida quirúrgicamente en una clínica de Santiago, y debido a su delicado estado de salud y a su avanzada edad, necesitamos la mayor y mejor energía posible.

En esta misma fecha iniciaremos posteriormente otra cadena a las 22:00 horas en Chile (02:00 horas GMT de la madrugada del 7 de mayo), para su post-operatorio, y en los siguientes días continuaremos orando a la hora indicada (22:00), hasta su recuperación total.

Bendiciones para todos y de antemano, muchas gracias a tod@s cuant@s se unan a esta cadena de oración.

Este espacio del blog está siempre abierto a todas las personas que lo necesiten y así nos lo soliciten.

Conjuros, oraciones y física cuántica

Conjuro, oración, programación neurolingüística… Ayer y hoy, la palabra y el pensamiento son valorados como poderosos instrumentos de transformación. La física cuántica demuestra día tras día que nuestra realidad se modifica al tiempo que programamos nuestro cerebro en planteamientos y expresiones positivas.

La palabra ha sido reverenciada en todos las culturas humanas. Tanto es así, que no existe una sola civilización humana en la que no exista una bella leyenda sobre su aparición, pues la capacidad de hablar es lo que nos diferencia de los animales. Así lo relatan los Dogones, tribu africana aislada durante siglos en la frontera de Malí y Burkina Fasso: “El Séptimo recibió pues el conocimiento de un verbo, no ya reservado a unos pocos, sino destinado a la totalidad de los hombres…. De esta manera podría aportar un progreso al mundo” (del libro de Marcel Griaule “Dios de agua”). Al otro lado del planeta, en los círculos de danzas sagradas aztecas, los participantes se pasan la palabra con la expresión “Él es Dios”.

La “Palabra”, entendida como mensaje de Dios, se convirtió en la base de la religión y la magia transmitida por sacerdotes y magos en todas las culturas humanas: “Palabra de Dios: alabemos al Señor”, se dice en la santa misa. Ha sido y es, por tanto, el medio para realizar los mayores encantamientos: el conjuro y la oración… Lo sorprendente es que los últimos descubrimientos de la física cuántica repiten casi mágicamente gran parte de la sabiduría tenida como esotérica durante mucho tiempo: el pensamiento, a través de la palabra, es creador, es decir, es capaz de alterar la realidad.

En un conocido experimento conocido como “De los dos agujeros”, se comprobó que los deseos y las espectativas del científico influían en los resultados del mismo. En concreto, el profesor Anton Zeillinger, de la universidad de Viena, testificó que los átomos de la molécula de fullerano eran capaces de pasar por dos agujeros simultáneamente, un experimento que ha sido repetido con éxito en un gran número de ocasiones y convirtió la teoría de los “universos paralelos”, propuesta en su día por el médico de la Universidad de Princeton, Hugh Everett, en un asunto de la física, bajo el nombre de “superposición cuántica”. La idea es que la Realidad es un número “n” de ondas que conviven en el espacio-tiempo como posibilidades.

En otro conocido experimento con micropartículas, los físicos cuánticos comprobaron que las espectativas del científico influían en el comportamiento de una partícula: cuando observaba, la partícula actuaba como materia, mientras que cuando no lo hacía, aparecía como una onda. Se preguntarán cómo se sabía una cosa u otra si el investigador no estaba mirando: la respuesta es, mediante el registro del movimiento energético.

El efecto “Isaías”

Simultáneamente, pero en otro campo del saber tan alejado como la arqueología, la interpretación de los Manuscritos del Mar de Muerto hallados a mediados del siglo XX en Qumran ha venido a demostrar que los esenios, los “cristianos” originarios, tenían una manera diferente de orar a la actual. El investigador Greg Braden fue quien llamó “Efecto Isaías” a la manera de orar de los esenios, en referencia a uno de los rollos, atribuido a este profeta, el único que fue hallado intacto. En su libro, “El efecto Isaías: Decodificando la pérdida ciencia de la oración y la plegaria”, Braden afirma que la manera de orar de los esenios era muy diferente a la que los cristianos posteriores adoptarían. En lugar de pedir a Dios “algo”, los esenios visualizaban que aquello que pedían ya se había cumplido, que se había realizado, una técnica muy utilizada actualmente en el ámbito del deporte de alta competición.

Esta regla, utilizada por la moderna “Programación Neuroligüística”, es utilizar el presente, y no el futuro, cuando se pretende conseguir algo, como si ya se hubiera cumplido, como si ya fuera realidad. Sin embargo, si nos atenemos a este conjuro recogido por Martín Sevilla, procedente del Atharveda III,23; ya era conocida por las hechiceras de la antigua India. Este hechizo combatía la esterilidad: “Por lo que has resultado estéril/ eso hacemos desaparecer de ti/ eso ahora muy lejos de ti/ en otra parte lo dejamos/ Te hago capaz de tener hijos/ a tu matriz venga un niño/ consigue tú un hijo, mujer/ que te haga feliz/ y házle feliz tú a él”.

Algunos terapeutas de la Nueva Era, corriente espiritual ligada a la física cuántica, están empleando hoy esta técnica para curar enfermedades, visualizando el sistema inmunológico luchando, por ejemplo contra el cáncer. De momento, los resultados son, cuando menos, dudosos. No así, en el caso del fortalecimiento del sistema inmunológico o la respuesta al dolor, en donde sí se han obtenido resultados positivos. En concreto, un estudio conducido por Richard Davison, de la Universidad de Wisconsin, y el experto en budismo y meditación, John Kabat Zinn, inyectó vacunas para la gripe a un grupo de meditadores recién entrenados y a un grupo de no meditadores. Seguidamente, se midieron los niveles de anticuerpos en su sangre y sus sus actividades cerebrales para ver qué medida de la actividad mental se desplazaba del hemisferio derecho al izquierdo. El resultado fue que los meditadores no sólo tenían mayor cantidad de anticuerpos, tanto a las cuatro como a las ocho semanas después de inyectada la vacuna, sino que, además, las personas cuya actividad experimentaba mayor desplazamiento de uno a otro hemisferio, también habían creado más defensas. Kabat-Zinn propone que cuanto mejor sea la práctica de la técnica de meditación, su sistema inmune será más saludable.

La teoría, extraída de los experimentos de la física cuántica es que, cuando nos enfocamos en una de esas opciones, la hacemos Real. Y, al expresarla por medio del verbo, de la palabra, al exteriorizarla, ese pensamiento toma fuerza. Allí reside parte del poder del tradicional conjuro, algo que se utiliza en psicología deportiva: los corrillos de los jugadores de baloncesto o los ya clásicos de los All Blacks neozelandeses en el rugby antes de jugar tienen esa función, la creación a través del sentimiento.

Según Braden, los antiguos esenios usaron las cualidades del pensamiento, de la emoción y el sentimiento para describir cómo experimentamos la vida en este mundo. Los psicólogos y místicos ligados a la cuántica afirman hoy que la emoción es el sistema energético que nos hace avanzar en el mundo cada día a través del deseo; el sistema de energía no tiene un direccionamiento (es sólo una posibilidad) hasta que se encazua mediante el pensamiento. El pensamiento traduce el deseo en acción, ya sea del tipo negativo (“no soy capaz de hacerlo”, “va a salir mal”) como positivo (“me lo merezco”, “soy capaz”). Cuando el pensamiento adquiere emoción se convierte en sentimiento. La moderna física cuántica afirma que el sentimiento nos lleva a otro universo paralelo, a otra Realidad tanto para lo bueno (optimismo) como para lo malo (pesimismo).

Entrar en el sentimiento correcto

Los tibetanos también han utilizado los cánticos y los mudras en sus plegarias para entrar en el sentimiento correcto antes de orar; eso sí, en el momento de la plegaria no exteriorizan ese estado, ha de ser interior, parecida técnica a la usada por los monjes cristianos. En otras religiones, sin embargo, como las africanas umbanda, candomblé o santería en las que los iniciados son poseídos por espíritus o las sectas evangélicas, ese sentimiento sí es expresado de manera desbocada. Según las teorías que estamos viendo, estarían en un nivel inferior en cuanto a su actividad, moviéndose más en la emoción que en el sentimiento.

La moderna técnica psicológica de la Programación Neuroligüística, hoy en boga en el mundo empresarial y del deporte, abunda en este mismo protocolo, afirmando que “con el lenguaje construimos nuestra realidad, al igual que con los programas mentales, con los cuales elaboramos nuestras estrategias y secuencias internas al llevar a cabo una tarea, operando de manera similar a un ordenador”. El psicólogo Jim Loehr fue uno de los primeros en utilizar algunas de estas técnicas en el mundo del deporte profesional. Concretamente, son famosos los vuelcos que experimentaron en sus carreras, tenistas como Ivan Lendl, Jim Courier o Martina Navratilova, al pasar por sus manos. A través del fortalecimiento de su mente, de la repetición de una serie de movimientos rituales y de los chillidos, tan usuales hoy en el mundo del tenis, conseguían un mejor desempeño en el golpeo de la pelota. Ese chillido es casi calcado al “kiai” que emiten los karatekas antes de realizar algunas de sus proezas, como partir bloques de ladrillos. Eduardo Padierna, cinturón negro de kárate, explica que el kiai “se utiliza para llevar la energía desde la base del estómago, el tercer chakra, enfocándola en el punto donde se está dando el golpe, a la vez que se suelta el aire. Digamos que intensifica un golpe final al aumentar tanto la energía que se canaliza como la concentración”.

Una de las técnicas más empleadas en la psicología deportiva es la de la visualización de lo que se quiere conseguir, algo muy característico de los movimientos rituales antes de saltar el listón en atletismo. Sin embargo, esto no es novedoso: las brujas de la India ya utilizaban esta técnica miles de años atrás, como se recoge en el libro “La India de ayer a hoy”, recopilado por el profesor Martin Sevilla. Este sirve para calmar un enfado: “Como la cuerda de un arco,/ Aflojo el enfado de tu corazón,/ Para que siendo acordes,/ Sigamos como amigos,/ Sigamos como amigos,/ Afloja tu enfado,/ Bajo una piedra que es pesada,/ Tiramos tu enfado” (Ath, VI, 42).

Visualizar que lo que pedimos se ha cumplido

Las religiones orientales, de las que bebe en gran parte de la moderna psicología occidental a través de la gestalt y la psicología humanista, ya utilizaban hace milenios algunas de las técnicas hoy empleadas para mejorar el rendimiento. Entre ellas, el uso de un mantra o palabra repetida hasta que la mente quede embebido en el sonido, que produce un estado de fluidez, en cual, la creatividad fluye con facilidad. Algunos de los mejores discos de los Beatles nacieron de sus viajes a la India para meditar con el Maharishi, del cual fueron devotos, sobre todo, John Lennon y George Harrison (a Ringo Starr le aburría soberanamente).

Así pues, el poder de la oración, como el del conjuro (pues ambas técnicas son resultado de la misma lógica interna), reside en que visualicemos que lo que pedimos se ha cumplido y, al mismo tiempo, inhalemos la emoción y el sentimiento para que “entre” en nuestra realidad, “in-corporándola”. Estos son algunos de los conocimientos que tenían (y tienen) logias como los masones y los rosacruces, ligadas a los movimientos gnósticos y herméticos cuyos orígenes se remontan a Oriente Medio y Egipto.

El afamado Instituto Tecnológico de Massachussets ha demostrado, después de un larguísimo estudio con monjes tibetanos, que el ejercicio diario de la meditación genera nuevas conexiones neuronales, es decir, que la mente no sólo no envejece sino que es capaz de regenerarse con un adecuado sistema de “limpieza de archivos”.

Meditación para la paz

Llevando más lejos este poder, desde hace décadas se han realizado diferentes experimentos utilizando la meditación para llevar la paz a áreas en conflicto sobre la base del conocimiento ancestral y los experimentos de la física cuántica ya comentados.

El psicólogo Dr. David Orme-Johnson, Director de Investigacion en el Instituto de la Ciencia, Tecnología y Política Publica (ICTPP) en la Universidad Maharishi de la Administracion en Fairfield, Iowa, EE.UU, afirma que la tensión colectiva de una sociedad es la suma de las tensiones de cada uno de los individuos. Cuando ésta aumenta, la violencia de una población humana también lo hace, expresada en la forma de tensiones territoriales, odios étnicos, nacionalistas, etc. Durante las décadas de los 80 y 90, los científicos del ICTP comprobaron que la tensión en el conflictivo Líbano disminuía cuando un grupo de 200 meditadores practicaban la meditación cerca de esa área, llegando a decrecer en un 70 por ciento. Según Orme Johnson, “esta investigacion científica ha usado la metodología estadística más avanzada y fuentes objetivas de información, incluyendo las estadísticas oficiales del gobierno y otras elaboradas por investigadores independientes”,

Pero, sin duda, el experimento más polémico de este tipo se realizó en el año 1993 en Washington DC, por aquel entonces, enfrascado en una ola de violencia como nunca se había conocido. Basándose en decenas de estudios previos, un artículo publicado en el Institute Social Research pronosticó que, si se reunía un grupo de cuatro mil meditadores, los crímenes en la ciudad se reducirían aproximadamente en un 20%. Esta suposición se sostenía sobre la existencia de un campo de conciencia colectivo o campo mórfico, en el que unas neuronas reunidas (unas mentes) pueden influir. El escéptico jefe de policía de Washington respondió que eso sólo ocurriría si, en mitad del verano, acontecía una nevada de medio metro (porque así la gente no saldría de casa). Las predicciones resultaron ser exactas, porque los crímenes, que incluían robos, asesinatos y violaciones, se redujeron en un 23%, siendo la probabilidad de que ello ocurriera de 2 entre mil millones. Tras estos espectaculares resultados, el jefe de policía apoyó la investigación.

David V. Edwards, profesor de gobierno en la Universidad de Austin (Tejas) afirmó: “Se puede decir realistamente que el impacto potencial de esta investigacion excede la de cualquier otro programa existente de investigacion científica, social o psicológico. Ha superado una serie de pruebas estadísticas más amplias que la mayoría de las investigaciones cientificas en el campo de la resolución del conflicto. Esta obra y la teoría que la apoya merecen la consideracion más seria por parte del mundo académico y los creadores de la política social”.

El método científico empleado fue tal que los escépticos sólo pudieron aducir en su contra acerca de las suposiciones sobre los conceptos en los que se basaba. Robert D. Duval, profesor de ciencia política en la Universidad de Virginia Occidental, escribió en 1988: “Este artículo es de un valor dudoso para la investigacion científica de la política internacional porque sus principios básicos son sospechosos. Las suposiciones fundamentales de un ‘campo unificado’ y una ’conciencia colectiva’ no existen dentro del paradigma bajo que el cual la mayoria de nosotros opera”. Duval, sin embargo, admitió que “si aceptamos, solamente con el fin de discutirlo, que estos principios son razonables, entonces la investigación científica se conforma bastante bien a las normas científicas”.

Actualmente, la defensa a través de la meditación se ha convertido en objeto de estudio en el campo ¡militar! La revista norteamericana “Jane’s Defense Daily” publicó, en su edición inglesa, varios anuncios en este sentido y un representante de esta revista llegó a afirmar: “Nosotros no hemos tenido oportunidad de probar el sistema, pero los sistemas espirituales de defensa podrían ser la próxima generación de armas”.

El Mayor Franklin M. Davis, practicante de la Meditación Trascendental y, anteriormente, comandante del Colegio de Guerra del ejército norteamericano, predijo en 1973 que el próximo siglo sería “el de la mente,” y que el programa de la Meditación Trascendental podría tener un lugar muy importante en esa epoca. Actualmente, la organización presidida por el Maharishi Mahesh Yogui, popularizador de esta técnica, se ha embarcado en un ambicioso proyecto: construir mil palacios de paz en todo el Planeta que ayudarían a resolver pacíficamente conflictos.

Cómo funcionan los conjuros

Lo que las brujas y hechiceras de todo el planeta han hecho durante milenios tenía que ver, en buena medida, con esta “tecnología” que hoy la ciencia cuántica redescubre y que también la Programación Neurolingústica (PNL) ha reinterpretado en muchos casos. El profesor Martín Sevilla Rodríguez, de la universidad de Oviedo, ha analizado con sumo rigor los encantamientos mágicos de la antigua India, encontrando valiosas reglas. Una es la de repetir una palabra o frase para expresar una orden o un deseo, algo que utiliza la propia iglesia católica en los rosarios.

En el Atharveda, se lee el siguiente encantamiento para detener una hemorragia: “Esas muchachas que van /las venas vestidas de rojo/ como hermanas sin hermanos,/ sin fuerza se detengan. /Detente la de abajo, /detente la de arriba, /Y detente tú, la del medio;/ si se detiene la más pequeña, /deténgase también el tubo grande…”. Este otro conjuro también tiene que ver con la repitición, en este caso, para hacer a un hombre impotente con la ayuda de una hierba: “Tú, la mejor de las plantas,/ eres nombrada, hierba,/ hazme hoy a este hombre,/ impotente, afeminado./ Hazlo impotente, afeminado,/ Haz también que se peine como una mujer,/ Después Indra con las dos piedras de prensar / Que sus huevos aplaste” /Ath, VI, 138).

Otra regla tiene que ver con la progresión o regresión numérica para expresar una totalidad o cantidad. Por ejemplo, este sortilegio para agotar la energía sexual de un hombre: “Si eres un toro, córrete, estás sin simiente; si eres dos toros, córrete, estás sin simiente; si eres tres….; si eres once, estarás seco” (Atharveda V,15). Esta técnica también opera con los múltiplos de números para expresar un número considerable, como éste para protegerse de los salteadores de caminos: “Esas víboras en la otra orilla/ tres veces siete con la piel desprendida/ con sus pieles nosotros/ tapamos los ojos/ del malvado salteador” (Atharveda, I, 27).

También es usual la descripción de las partes de un conjunto del cual se quiere conseguir algo. Éste, por ejemplo, que sirve para conseguir el amor de una mujer, se parece a alguna de las relajaciones del yoga, pero con fines muy distintos. “Desea mi cuerpo, mis pies/ desea mis ojos, desea mis muslos; /tus ojos, tu pelo, ansiosa,/ me sequen con tu deseo” (AT, VI, 9).

A donde no llega la programación neurolingüística es a la inclusión del elemento espacial, algo común a todas las religiones paganas ligadas a la tierra, que realizaban un saludo a las cuatro direcciones antes de cualquier oración. Veáse este conjuro para obtener protección: “Brihaspati nos guarde por el oeste/ y por el norte, por el sur, del malvado/ Indra por el este y por el medio/ nos haga espacio libre/ compañero para compañeros” (Ath, VII, 53).

Así pues, las brujas y brujos conocían algunos secretos, como la meditación y el poder de la palabra. Su míticas capacidades bien pudieran estar relacionadas con la visualización y un inusual poder de canalizar la emoción.

Relación entre Realidad y pensamiento

La ciencia médica también está encontrando continuas comprobaciones para la relación entre la Realidad y el pensamiento. El médico colombiano Jorge Carvajal, uno de los puntales de la medicina bioenergética, relató recientemente, en una de sus charlas, que una universidad norteamericana realizó un estudio para ver cómo influía lo que los estudiantes pensaban sobre sí mismos en su porvenir. “Cuarenta años después, el resultado fue que los estudiantes que ven la vida como un vaso medio vacío tienen una morbimortalidad tres veces a cuatro mayor que los que ven la vida como un vaso medio lleno. Aquellos que tenían una imagen negativa de sí mismos, una imagen pesimista, frente a aquellos que ven la vida como un vaso medio vacío frente a aquellos que la ven medio lleno. Es el mismo vaso y la misma vida, pero esa es la diferencia”.

Carvajal explica de manera precisa cómo nuestro pensamiento influye en nuestra manera de encauzar la vida: “Nuestra memoria está llena de resentimientos, y de torturas, y de oscuridades, y de represiones, y todas esas memorias gravitan en nuestro presente. Pero si nosotros nos vamos a nuestra historia y rescatamos de ella las cosas dulces, las ternuras, entonces descubrimos que desde nuestro presente, podemos cambiar nuestro pasado, podemos modificar nuestra memoria y el sentido de lo que hemos vivido, porque la historia no está hecha de cosas muertas sino de elementos vivos, puedes regresar y darle nuevo significado a lo vivido y entonces sucede una magia: cambia su historia, y al cambiar su historia, cambias el impacto de tu historia sobre tu presente”.

Frase de Albert Einstein: “No podemos resolver un problema con el mismo pensamiento que creó ese problema”.

(Fuente: http://www.rafapal.com)

Padre Nuestro y Madre Nuestra

“(…) Y orad todos los días a vuestro Padre Celestial y a vuestra Madre Terrenal, para que vuestra alma se vuelva tan perfecta corno el santo espíritu de vuestro Padre Celestial, y para que vuestro cuerpo se vuelva tan perfecto como el cuerpo de vuestra Madre Terrenal. Pues si entendéis, sentís y cumplís los mandamientos, entonces todo cuanto pidáis a vuestro Padre Celestial y a vuestra Madre Terrenal os será concedido. Porque la sabiduría, el amor y el poder de Dios están por encima de todo.

“Orad, por tanto, del siguiente modo a vuestro Padre Celestial:

“Padre nuestro que estás en los cielos, bendito sea Tu Nombre. Venga a nosotros Tu Reino. Hágase Tu Voluntad como en los cielos así en la tierra. El pan nuestro de cada día dánosle hoy. Y perdona nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos conduzcas a la tentación sino líbranos del Maligno, pues tuyo es el reino, el poder y la gloria por siempre. Amén”.

“Y orad de¡ siguiente modo a vuestra Madre Terrenal:

“Madre nuestra que estás en la tierra, bendito sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino y hágase tu voluntad en nosotros así como en ti se hace. Igual que envías cada día a tus ángeles, envíalos también a nosotros. Perdónanos nuestros pecados, porque todos los expiamos en ti. No nos conduzcas a la enfermedad sino líbranos del mal, pues tuya es la tierra, el cuerpo y la salud. Amén.”

Y todos rezaron junto a Jesús al Padre Celestial y a la Madre Terrenal.

Y después Jesús les habló así:  “Igual que vuestros cuerpos han renacido por medio de los ángeles de la Madre Terrenal, que vuestro espíritu renazca de igual modo por medio de los ángeles del Padre Celestial. Convertios, pues, en verdaderos Hijos de vuestro Padre y de vuestra Madre, y en verdaderos Hermanos de los Hijos de los Hombres. Hasta ahora estuvisteis en guerra con vuestro Padre, con vuestra Madre y con vuestros Hermanos. Y habéis servido a Satán. Vivid a partir de hoy en paz con vuestro Padre Celestial, con vuestra Madre Terrenal y con vuestros Hermanos, los Hijos de los Hombres. Y luchad únicamente en contra de Satán, para que no os robe vuestra paz. A vuestro cuerpo doy la paz de vuestra Madre Terrenal, y la paz de vuestro Padre Celestial a vuestro espíritu. Y que la paz de ambos reine entre los Hijos de los Hombres.

(Tomado del Evangelio de los Esenios, Parte I)