Archivo de la categoría: Espectros, Fantasmas

Una cadete de policía sufre el ataque de un fantasma

cadete-policia

Varios espectros tienen atemorizados a los alumnos de la Escuela de Cadetes de la Policía Federal, Comisario General Juan A. Pirker, en el bonaerense barrio de Villa Lugano.

A María Florencia Ledesma no se le quita el susto del cuerpo. La cadete del segundo año de la escuela de la Policía Federal, “Comisario General Juan A. Pirker”, del popular barrio de Villa Lugano, en la capital argentina, denunció haber sido atacada por un fantasma el pasado día sábado 14 de este mes.

Según el blog, PolicialesAhora, que da cuenta de otros hechos similares sucedidos a varios alumnos, agentes y oficiales de la Escuela, el supuesto caso paranormal tuvo lugar cerca de las dos de la madrugada, momento en que la víctima cumplía guardia en la Mesa de Vigilancia del Pabellón de Féminas, ubicado en el subsuelo del recinto.

Fue estando allí que escuchó ruidos bastante extraños, que provenían de la habitación 11, que se hallaba vacía, y decidió dar cuenta del incidente aloficial de turno.

El superior revisó el lugar y, al notar que todo estaba perfectamente en orden y comprobar que  ciertamente no había nadie, le exigió permanecer en el pasillo, sin entrar a ninguna otra habitación.

Sin embargo, momentos después, la cadete Ledesma volvió a requerir la presencia de Goycochea, que en esta ocasión, al regresar, vio como la joven mujer presentaba rasguños en su cara, brazo y pecho.

La víctima, contó que siguió oyendo ruidos en la habitación, por lo que se acercó lentamente a la misma y al situarse próxima a la puerta, sintió que se abalanzó sobre ella una gran sombra negra.

De inmediato corrió hacia la puerta del baño, donde había luz, y allí pudo contemplar su reflejo en el espejo, momento en que advirtió las lesiones pero sin poder determinar quién se las infligió, ya que se encontraba sola en el pabellón.

La cadete Ledesma fue asistida en el puesto médico de la escuela, donde se le practicaron las curaciones pertinentes. En tanto, el director del Instituto dispuso la presencia del comisario Jorge Armando Sansone, jefe del Cuerpo de Cadetes, así como también de los oficiales de guardia del día en que ocurrieron los hechos y los cadetes involucrados en el mismo, a fin de clarificar la situación vivida por la presunta víctima del fantasma.

Cuando se le tomó declaración a la cadete, se constató que “no fabulaba, ni es una joven con problemas o trastornos psicológicos que le pudieran llevar a inventar o imaginar la aparición de espectros o fantasmas”, añadió una portavoz de la escuela.

Los peritos que trabajaron sobre las marcas que tenía Ledesma señalaron que “son rayas realizadas en forma muy perfecta y las heridas no son comunes en ataques con objetos cortopunzantes”.

Pero, este no es el único caso.

Un subcomisario que actualmente se desempeña en una de las secciones del lugar, afirmó en el mismo blog que es frecuente ver apariciones en dicha escuela.

“Yo estudié allí hace ya más de 20 años, cuando todavía se llamaba “Ramón Falcón” y lo que le pasó a esta camarada no es extraño. Es habitual que pasen estas cosas, aunque es la primera vez que escucho de un ataque”, comentó el subcomisario.

“El 90 por ciento de los que pasamos por ahí vimos, por lo menos una vez, cosas extrañas. Y esto incluye a comisarios, comisarios inspectores, mayores y hasta los generales de la cúpula. El que te dice que dentro no vio aunque sea una vez algo extraño, está mintiendo”, agregó.

El subcomisario confirmó que en la Pirker suele aparecer el abanderado decapitado, pero también hizo referencia a otras apariciones y sucesos misteriosos que hasta no hace mucho tiempo quedaban como anécdotas y no pasaban de las paredes del instituto deformación policial.

“Solía aparecer una nena chiquita que te invitaba a jugar y después desaparecía o a veces simplemente se ponía a llorar. También un cadete bombero que siempre se aparecía cerca de la autobomba y un ruido como de policías marchando en plena noche cuando todos estaban durmiendo. Algunos hasta hablaban de que alguien les estiraba las sábanas y a más de uno se le abría fuertemente su armario y  juro que no había nadie que fuera responsable de la posible broma”, explicó el oficial.

“Nadie se animaba a contar estas cuestiones abiertamente a sus jefes, porque el temor a que te pudieran tomar por loco, que te dieran de baja y de esa forma despedirte del sueño de toda tu vida: ser policía”, afirmaba contundente el subcomisario.

“Yo vi a la nena llorando dentro de la escuela y juro que no había ningún chico. No estoy loco, no sufro alucinaciones, estoy totalmente apto para usar un arma y jamás he matado a ningún civil. Es más, algunos cuentan historias similares de apariciones en comisarías o en puestos de custodia. No es mi caso, pero a muchos les pasó. Yo creo en esas cosas, aunque no me sugestiono”, concluyó.

“Este tipo de apariciones son frecuentes, sabemos que hay muchos que no las creen, pero son reales. Es más, muchos de los que pasamos por la Escuela de Oficiales Pirker conocemos la historia del “abanderado decapitado” o, directamente, le hemos visto”, detalló un Jefe de Policía de la ciudad al que se le preguntó por lo sucedido.

“Cuentan que hubo un cadete, hace ya bastante tiempo, que se suicidó en sus instalaciones y que la aparición de ese abanderado tendría mucho que ver con estos fenómenos. Hay miles de historias así en comisarías y otras oficinas que quedan como anécdotas, quizás no graciosas”, agregó.

Por otra parte, este hecho movilizó a todos los cadetes de la escuela, el revuelo que provocó el ataque a la cadete fue tal que muchos compañeros, y hasta superiores, piensan en traer a un especialista en ciencias ocultas para que limpie el lugar. Aunque, la gran mayoría, desacreditan la denuncia de Ledesma y piensa que la joven pudo haberse autolesionado.

“El tema parece poco serio pero es muy delicado, pues la denuncia puede comprometer a quienes se encontraban cerca de la denunciante”, señaló un vocero policial, que aseguró que el suceso está siendo investigado.

Como es de suponer, el tema revolucionó a la escuela policial, sacudida por una denuncia tan sorprendente que, dicha sea la verdad, muchos descreen.

OTRA COMPAÑERA DE LA JOVEN ATACADA CONFIRMA QUE HAY FANTASMAS

Fuente: http://www.ay-va.pareymedia.com/

Conmoción en Mar del Plata por la aparición de un fantasma en una foto familiar

fantasma-mardelplata
Ocurrió esta semana y ya exorcizaron la casa donde tuvo lugar el misterioso suceso. Según el relato de los protagonistas al medio marplatense 0223.com.ar estuvieron a un paso de borrar la imagen por miedo, pero se contuvieron y decidieron darla a conocer.
–¿Con quién hablás mi amor?
– Con la abuela Coqui– respondió una de sus hijas.
Su padre no le prestó atención, la abuela Coqui había fallecido hace años, lo tomó como un juego más y siguió con sus tareas.
Al día siguiente lo mismo.
Y al siguiente.
Entonces él, Edgardo, y su mujer, María Pía, un tanto preocupados, le hicieron preguntas a su hija para saber de qué hablaba con la abuela Coqui. La nena respondió con una precisión que les congeló la sangre: nombres, fechas y un suceso íntimo que era imposible que la nena hubiera inventado.
Como todo, pasó. La nena dejó de hablar sola y la historia de la abuela Coqui se diluyó en una anécdota.
Semanas después, festejaron en su casa el cumpleaños de un familiar. Había unas veinte personas, primos, tíos y nietos que casi nunca se veían. Empezó el tema de las fotos.
–Amor, andá a buscar la reflex que hoy estamos todos. Con los celulares las fotos se pierden– le dijo María Pía a su marido.
Edgardo sacó fotos hasta que la cámara le avisó que la memoria estaba completa, así que en medio de la fiesta se acomodó en una silla para borrar imágenes viejas. Iba recorriendo el archivo hasta que se detuvo en una foto donde vio algo que no correspondía. Hizo zoom. La reacción inmediata fue vomitar. La fiesta se detuvo al instante. Edgardo, desencajado, le preguntó a su mujer:
–¿Quién usó esta cámara?
–¿Qué pasó?
Edgardo le mostró la foto. María Pía se puso pálida. Se reconoció de espaldas, contra la ventana de la cocina. Delante de ella había alguien, una mujer sentada.
–¿Quién usó esta cámara?– volvió a preguntar Edgardo, intentando calmarse. Su otra hija, asustada, le dijo que la semana pasada le había sacado fotos a su mamá mientras lavaba los platos.
–¿Vos viste a alguien en la cocina mientras sacabas las fotos?
–No papá.
La nena, jugando, tomó seis fotos sin encuadrar ni cuidar el foco, son todas más o menos iguales, en la tercera foto aparece una mujer en la mesa, mirando directo a la cámara, tal vez mordiendo algo.
Edgardo, en la desesperación, estuvo a punto de borrarla, pero se contuvo. Recordó lo que le había contado su otra hija con la abuela. Decidió pedir ayuda.
La foto y la historia llegaron a manos de un cura.
–Tengo que ir a la casa, hay que limpiarla– les dijo el cura mientras estudiaba la imagen. Para tranquilizarlos les explicó que estaban en presencia de un espíritu, un espectro, mejor llamado fantasma. Lo que le llamó la atención al cura es que en la amplia mayoría de veces las apariciones de fantasmas son difusas y etéreas. En este caso, por cómo rebota la luz en el cuerpo de la mujer, queda claro, señaló el cura, que el espíritu se corporizó. La luz de la ventana se refleja en su brazo y hace sombra sobre la mesa. Lo común es que se muevan cosas o que las apariciones sean débiles, casi nunca la presencia es física.
Según la tradición católica, hay almas que quedan en una instancia anterior al cielo, lo que antiguamente se llamaba el purgatorio. Las almas tienen que purgarse, limpiarse, para acceder a otras vidas. El trabajo de limpieza es una bendición y un rezo para que estas almas se liberen y sigan su camino. “Lo que ustedes ven es un alma que se manifiesta. No tengan miedo”, les dijo.
Ayer a la mañana el cura, Edgardo y su hija –la que sacó la foto– caminaron la casa. El ritual fue simple, el cura encendió una vela, besó su estola, rezó un padre nuestro y con el asperje (un pequeño dispositivo que tira gotas de agua) fue bendiciendo cada habitación con agua bendita. Al finalizar, leyó un pasaje de los evangelios. Estuvieron media hora. No más
La familia volvió a la casa. Edgardo y María Pía sienten que ya pasó, que la casa volvió a ser la misma de siempre. No lo pueden explicar, pero lo sienten. Algo que estaba ya no está más. Así lo dicen.
El cura envió la foto a un grupo de la iglesia en Buenos Aires que estudia casos de apariciones.
Nadie en la familia reconoció a la mujer de la foto.
Fuente: minutouno.com

Se salvaron de la procesión de las ánimas (Santa Compaña)

cementerio-mondariz-santa-compaña

El cementerio de Mondáriz, en Galicia (España), es  único en el mundo, pues en él entierran solo a las víctimas de “la procesión de las ánimas.

Hoy hablaremos de un cementerio que es poco común y del cual, aunque al principio se pensaba que no existía y que sólo era una leyenda urbana, en realidad sí existe.

Me refiero al camposanto del poblado de Mondariz en España, en donde, afirman, están enterrados exclusivamente las personas que han visto a la procesión de las ánimas (también conocida como Santa Compaña).

Y es que se afirma que son tantos los casos de personas que han fallecido al ver a esta procesión, que las autoridades decidieron en el siglo pasado hacer un cementerio en lo más alejado del bosque sólo para quienes fueron víctimas de las ánimas.

Un relato que circula en la red y que es de los más verídicos habla del caso de Charles Alba, quien en el año 2003 se fue de vacaciones a esa población junto con cuatro amigos más:

“En nuestro viaje decidimos visitar pequeños pueblos del alrededor de Pontevedra. Estuvimos en Mondáriz, una pequeña localidad habitada por campesinos y vendedores. Llegamos de noche y decidimos alojarnos en el único hotel del pueblo, situado en las inmediaciones de un bosque bastante extenso, Juan, uno de mis amigos, decidió salir al bosque, pero la mayoría nos negamos, realmente nos asustaba salir en mitad de la noche, y más en tierras gallegas donde la magia y lo enigmático se apodera de cada rincón.

Una aventura en el bosque

“Pero cerca de la una de la madrugada de nuevo, Juan, nos volvió a insistir con la misma pregunta, se estaba haciendo pesado, además no podíamos dormir, eso hizo que nos aventurásemos, desgraciadamente, al bosque.

“Al cabo de un recorrido de más o menos un kilómetro, encontramos un pequeño cementerio, lo rodeaba una verja de hierro forjado, con una puerta principal. Entramos y vimos únicamente lápidas y tumbas semiabiertas, el cementerio parecía estar abandonado, al principio no nos ocurrió nada de nada, pero al salir del camposanto vimos a un señor correr y sin parar de correr ni un instante nos dijo que nos escondiésemos, que si no lo hacíamos, moriríamos.

“Nosotros nos empezamos a reír de él mientras se perdía en la oscuridad, y al recorrer unos pocos metros, escuchamos una especie de murmullos, al prestar más atención vimos un resplandor que se acercaba al mismo tiempo que escuchamos unos pasos, pasos de personas. Entonces si que nos asustamos, instintivamente y como si todos hubiésemos quedado en acuerdo entramos al cementerio de nuevo para escondernos.

“No quisimos mirar para ver qué era, sólo estábamos callados y sentimos cómo, cerca de nosotros, pasó un grupo de gente y luego como los pasos se fueron alejando. Durante los intensos momentos sentimos todos un olor a corrompido y quemado.

“Cuando ya no escuchamos nada más salimos y más adelante vimos unas huellas de pasos marcados en el húmedo suelo, se podía apreciar perfectamente que había pasado un grupo de gente y que su rastro se dirigía, justo, en la misma dirección donde se había escondido aquel señor que se fue corriendo.

Vivos de milagro

“Finalmente, salimos del bosque, a eso de las cuatro de la madrugada, para regresar lo antes posible al hotel. Al entrar había un anciano, que nada más vernos se nos puso a gritar, pidiendo explicaciones del porque salimos de noche al bosque. Le contamos lo sucedido y él empezó a rezar. Nos dijo algo así como que estábamos vivos de milagro.

“Le pedimos explicaciones, se trata de una vieja leyenda de las enigmáticas tierras del norte de España, según nos dijo, por la noche pocos son los valientes que se adentran en las profundidades de los bosques gallegos y menos en luna llena, puedes encontrar la muerte y vagar como alma en pena si te encuentras con ella, con la Santa Compaña, si te ve, te entregan un hueso encendido, a modo de antorcha y te unes a ella para vagar durante el resto de la eternidad junto a ella, no se puede mirar, y si te atreves a hacerlo deberás dibujar un círculo en el suelo y permanecer dentro hasta que pase de largo, por delante de tus ojos, y si no te atreves a mirar escóndete y reza, reza mucho para que no te vean.

“También nos dijo que ese cementerio estaba ahí solamente para los que fallecían víctimas por la Santa Compaña, dicen estar maldecidos y por eso está tan escondido y apartado del pueblo. ¿Y los pasos que escuchamos?, según el anciano pueden ser dos cosas, los pasos de la Santa Compaña o las ánimas que pasaron cerca de nosotros, o que las almas de los difuntos corrían huyendo de ella.

“No sabemos lo que realmente sucedió esa noche, pero nunca supimos nada de aquel señor que desapareció huyendo entre la oscuridad de aquel bosque maldito”, finalizó.

Fuente: Artículo de Jorge Moreno en sipse.com

Una pareja británica asegura haber fotografiado un fantasma en un castillo

fantasma-inglaterra

Una pareja británica que sacó una foto del Castillo de Dudley, en Inglaterra, asegura que en ella se puede apreciar la figura de lo que ellos insisten en definir como “el fantasma de la así llamada Dama Gris”, informa ‘Daily Mail’.

Tras ampliar la imagen, que fue obtenida desde lo alto de las ruinas del castillo, la pareja vio una figura de lo que parece ser una mujer con pelo negro ataviada con túnicas grises.

Construido en 1071, el Castillo de Dudley fue considerado durante mucho tiempo como uno de los castillos más misteriosos en Inglaterra.

Según la leyenda, la Dama Gris es el espíritu de Dorothy Beaumont, que murió junto a su bebé poco después del parto.

Aquí pueden leer el artículo completo del diario inglés ‘Daily Mail': Couple say they’ve captured image of a ghost at England’s most haunted castle http://dailym.ai/1qagcIt  

Vírgenes que lloran, estigmas y otros misterios en Mentiras Verdaderas a cargo de Freddy Alexis

En su más reciente intervención en el ‘late’ Mentiras Verdaderas de La Red, este viernes 12 de septiembre, el investigador paranormal Freddy Alexis analizó temas tan sorprendentes y sobrecogedores como el fenómeno inexplicado de las imágenes de vírgenes que lloran, las personas que sufren estigmas como los de Nuestro Señor en la Cruz (Teresa Neumann o el padre Pío, entre otros) y leyendas tan impactantes como la del Cuero, del que muchos chilenos aseguran es un ‘monstruo’ real.

Freddy Alexis nos asustó con las casas embrujadas y otros temas paranormales en MV

Este pasado viernes 5 de septiembre, el ‘late’ Mentiras Verdaderas, de La Red, con el investigador paranormal Freddy Alexis como invitado y bajo la dirección de Julia Vial, estuvo dedicado íntegramente a tratar con amplitud el tema de las casas embrujadas, además de ocuparse de otros fenómenos extraños, como por ejemplo el caso de la terrorífica muñeca ‘Anabelle’ o los cuadros de niños que lloran y que han causado problemas y desgracias a todo quien ha tenido uno de ellos en su casa. ¡Un programa para no perderse!

¿Por qué seguimos creyendo en fantasmas?

ninya-poltergeistUna escena de la famosa película ‘Poltergeist’, de Tobe Hopper

Desde Europa hasta Asia pasando por América. A día de hoy, es difícil encontrar a alguien que no haya oído hablar de los espíritus. Sin embargo, según una encuesta realizada por la empresa «Harris », las creencias en lo paranormal están resurgiendo de nuevo en el mundo. Así lo dicen los datos, pues un 42% de la población encuestada en Estados Unidos sigue creyendo en fantasmas. Lo mismo sucede en Gran Bretaña, donde esta cifra aumenta hasta el 52%, según afirma la versión digital de la revista «The Atlantic ».

Con todo, la creencia en los fantasmas y la forma de interactuar con ellos varía radicalmente dependiendo del continente y la región a la que se acuda. Así pues, en gran parte de Asia la creencia en los espectros está muy extendida, aunque allí no son vistos como crueles espíritus transparentes con «sábanas» que vienen del más allá para dar sustos, sino como seres que, al igual las personas, pueden enfadarse si se les provoca o ser apaciguados con rituales.

Los fantasmas, en Asia
«[A los fantasmas de Asia] se les puede pedir ayuda en la curación de los seres humanos, ganar la lotería y la protección de uno durante un viaje o durante el embarazo», explica el profesor de estudios religiosos en la Universidad de Pennsylvania.

Por otro lado, en China Malasia, Singapur, Vietnam y Tailandia, el séptimo mes del calendario lunar marca el comienzo de la «Hungry Ghost Festival », época en la que se cree que los fantasmas de los fallecidos son liberados temporalmente del reino inferior a visitar a los vivos. En Taiwán, se considera que la presencia de los fantasmas errantes puede causar accidentes a los vivos.

«Al igual que Occidente, en Asia se ha mantenido la creencia en los fantasmas a pesar del auge de la ciencia, el esceptcismo, el laicismo y la educación pública. En lugares como Japón, la creencia en fantasmas sigue siendo alta. Incluso en la hiper-moderna Escandinavia hay un alto tanto por ciento de personas que creen en fantasmas», completa el profesor.

¿Por qué se cree en fantasmas?
A nivel mundial, los datos también afirman no sólo que la población cree en los espectros, sino que un alto porcentaje de la sociedad dice haber visto alguna vez uno. En un estudio publicado en 2011, el 28,5% de los universitarios encuestados dijeron haber tenido una experiencia paranormal. Lo mismo sucedió en 2006, año en que el 20% de los encuestados informaron de que habían tenido contacto con un espíritu en algún momento de sus vidas.

Pero, ¿por qué creemos en fantasmas? Según los expertos, existen varias causas. En primer lugar, y según afirma un estudio realizado en 2002, las personas que creen en lo paranormal tienden a interpretar que, aquellos ruidos que no conocen, son realizados por espíritus. No sucede lo mismo con los más escépticos. «Lo que sucede es que la gente trata de dar sentido a algo que, para ellos, parece inexplicable», explica Christopher French, profesor de psicología de la Universidad de Londres.

Fenómenos como la «parálisis del sueño» (un trastorno que provoca que el sujeto se despierte bruscamente en mitad de la noche durante dos o tres minutos teniendo plena consciencia de ello, pero manteniéndose paralizado) pueden generar también pequeñas alucinaciones que hacen que el cerebro confunda las siluetas cercanas de los objetos con espíritus. Los estudios han demostrado que entre 30% y el 40% de las personas que padecen esta dolencia han sufrido delirios tanto a nivel visual como auditivo. (N.del Templo.- Otros estudios y pruebas realizadas han demostrado, por el contrario, que hay una estrecha relación entre estas´’parálisis’ y la presencia de entidades fantasmales).

Por otro lado, varios investigadores anglosajones sostienen que la pareidolia podría ser otra causa para explicar la creencia en los fantasmas. Éste fenómeno psicológico, concretamente, lleva a las personas a conferir una identidad reconocible a cualquier forma de la naturaleza. Varios estudios han señalado que aquellas personas con más tendencia a humanizar estas siluetas (ver caras de personas en imágenes sin forma) también tienden a creer en lo paranormal.

Finalmente, la lucha contra la mortalidad también tiene cabida en estas teorías. «A la gran mayoría de nosotros no nos gusta la idea de nuestra propia mortalidad. A pesar de que la idea de que los fantasmas y los espíritus existen da miedo, en un contexto más amplio, es una evidencia de la supervivencia del alma», finaliza French.

Fuente: abc.es