Archivo de la categoría: Brujería, magia negra, maleficios, mal de ojo

Magia negra y prácticas oscuras en Paso de la Patria

Paso de la Patria —coloquialmente conocida como el Paso— es una localidad y municipio de la provincia argentina de Corrientes, ubicada a unos 42 kilómetros de la capital provincial, en el departamento San Cosme. Es una de las principales villas turísticas de la región, siendo su principal atractivo el río Paraná.

Según relata el diario La República, extraños sucesos comenzaron a salir a la luz en esta localidad del norte argentino, después de haberse conocido el caso de un chico de 16 años que estaría “endemoniado”. Vecinos del lugar y hasta la madre del joven dieron testimonios escalofriantes sobre juegos diabólicos y macumba, y del grupo de chicos que estaría detrás de estas prácticas oscuras.

Cuentan los lugareños que hace sólo dos semanas aparecieron restos de un enorme ritual de magia negra o macumba en un camino solitario de la villa. Los relatos dan cuenta de decenas de gallinas muertas, botellas de whisky, albóndigas y otros elementos abandonados sobre un paño rojo, en medio del camino a Punta Iglesias.

Un periodista del lugar recordó que hace diez años una historia similar a la que trascendió en las últimas horas había generado miedo en todo el pueblo. En aquella oportunidad, una mujer del Paso también habría sido poseída por un espíritu o demonio. Ese caso llegó incluso a la televisión nacional.

Mientras estos misteriosos relatos proliferan en la localidad, la familia del joven “endemoniado” busca respuestas que la medicina no le pudo dar. Él está mudo hace dos semanas y postrado en su cama.

“Sólo recibe a algunos amigos y su único gesto es apretarles a ellos las manos, como pidiendo ayuda”, contó su madre, Carmen Sena. La mujer confirmó que el chico recibió tratamiento médico, pero que “ningún estudio sirvió” para determinar su estado.

Por eso es que, hace ya tiempo, el cura párroco de la localidad y un colaborador suyo (que nadie pudo identificar) visitan al chico en su pequeña y humilde casa. Las visitas son casi periódicas.

Los “oscuros”

En los relatos que pudo recoger este medio muchos coinciden en la existencia de un grupo de chicos descriptos como “muy extraños”. Se trata de siete chicos que asisten a la única escuela secundaria del pueblo y que siempre se caracterizaron por andar mucho por la calle y no hablar con nadie.

Uno de ellos era el hijo de Carmen Sena. La mujer lo definió como “un chico que no hablaba con nadie, que no contaba sus problemas y que lo único que le preocupaba era trabajar”.

El adolescente comenzó a sentirse mal el 25 de mayo. Carmen relató a La República que “un día no se levantó más de la cama”. En este tiempo, dejó de hablar con su familia y sólo se comunicó con algunos de los chicos del extraño grupo.

Curiosamente, y pese a que Carmen y los vecinos con los que habló este medio parecen conocer bien a los jóvenes, nadie quiso identificarlos. Aunque se pudo saber que uno de ellos sería hijo de una personalidad de la villa turística.

Una historia repetida

Que la historia del hijo de Carmen Sena se haya conocido es, en gran parte, mérito del periodista Pedro Barboza, conductor radial en el lugar hace años.

En mayo llegó a sus oídos el caso de un chico que tenía una extraña enfermedad, que no le permitía hablar ni levantarse de la cama, y que los médicos a los que había consultado la familia no le encontraban nada.

Barboza se enteró también de que la humilde familia tenía problemas para pagar estudios más complejos y costosos, con los cuales determinar el padecimiento de su hijo. Fue así que comenzó a realizar una campaña pública de solidaridad con Carmen, su marido y su hijo.

Al tiempo, descubrió que detrás de este curioso caso había una misteriosa trama. Escuchó que el menor extrañamente enfermo y sus amigos practicaban habitualmente juegos relacionados con la magia negra, el oscurantismo o la adoración de espíritus o demonios.

La República dialogó con Barboza que, tras repasar los sucesos, descubrió que ésta no es la primera vez que en Paso de la Patria se habla de un poblador poseído por el demonio. El periodista recordó que “hace diez años pasó lo mismo”.

Según contó, en aquella oportunidad, se trató de una mujer que habría quedado presa de un espíritu. También tuvo extraños síntomas que los médicos no pudieron determinar a qué enfermedad o patología respondían.

“El caso fue muy comentado en toda la provincia y la región. La chica estaba muy mal. Me acuerdo que al pueblo vino gente de (el periodista) Mauro Viale para filmarla”, contó Barboza.

(Fuente del artículo: diariolarepublica.com.ar)

En Venezuela relacionan la exhumación de los restos de Simón Bolívar con oscuros rituales de brujería o santería

Los restos de Simón Bolívar fueron expuestos en la televisión venezolana durante la ceremonia de exhumación.

En la prensa de Venezuela han comenzado a aparecer opiniones según las cuales podrían existir sospechosos vínculos entre la exhumación de los restos de Simón Bolívar  y ceremonias de santería o de brujería,  para que el presidente Hugo Chávez pueda sacar provecho ‘por medios oscuros’ de los restos del Libertador. La controversia, la polémica y las especulaciones en este sentido, no han hecho más que empezar…

Roberto Lückert, arzobispo de Coro, opina que la exhumación de los restos de Simón Bolívar constituye una violación al descanso eterno que una persona debe tener, y más si trabajó para liberar cinco países, tal y como lo hizo durante su gesta independentista. “Es hora de que dejen descansar a Bolívar en paz hasta que llegue el día de la resurrección. Nadie, sin importar su investidura, tiene derecho de perturbar su descanso”. Para el presbítero, por la hora en la que se realizó la exhumación queda entreabierta la posibilidad de que se estuviera realizando una ceremonia de santería.

José Palmar, párroco de la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, considera que el acto se trató de un sacrilegio histórico. “Por muy avanzada que esté la tecnología forense es casi imposible determinar la causa de la muerte de Bolívar, más allá de elaborar ciertas conjeturas”.

A su juicio, la verdadera intención de la exhumación de los restos del Libertador gira en torno a crear una nueva figura histórica a través de un ritual que contempla la unión de sus huesos con los “restos simbólicos” de Manuelita Sáenz para lograr el renacimiento de Hugo Chávez como el nuevo prócer de la historia de Venezuela mediante un rito, con la asistencia de babalaos cubanos, el próximo 19 de agosto.

Para Eleuterio Cuevas, párroco de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá, los descubrimientos que se hagan sobre la muerte de Simón Bolívar son de relevancia histórica, científica y patriótica, ya que la sociedad puede conocer más sobre el Padre de la Patria. Sin embargo, critica el oscurantismo, la rapidez y la poca difusión del hecho a través de los medios de comunicación. “La hora, lo rápido y la poca información dan pie para que la gente piense en que hay cosas ocultas. Por tratarse del Libertador se debió informar con antelación para que todos estuviésemos al pendiente de tan importante hecho”. Ante cualquier rumor o posibilidad de que la exhumación pudiera tratarse de algún ritual, recuerda que “Dios es el único que tiene poder sobre la tierra y toda la creación, y no existe poder alguno que doblegue su poder”.

A César Mermejo, director ejecutivo del Consejo Evangélico de Venezuela, el asunto le causa preocupación debido al “fuerte ambiente espiritual” que está operando en estos momentos en Venezuela. Precisa que hay mucha especulación al respecto, así como información imprecisa que, al menos por ahora, permita relacionar la investigación con alguna práctica o ritual santero. Prefiere pensar que las motivaciones del presidente Hugo Chávez al ordenar el destierro de los huesos de Bolívar sean de carácter puramente científico, para corroborar o desmentir la teoría del envenenamiento.

¿Magia negra?

La posibilidad de que la exhumación obedezca a un rito ligado a la santería puede ser cierta, a juicio de uno de los sacerdotes de la religión Palo Mayombe. Según el practicante, quien prefirió no identificarse, el destierro puede dar origen a una ceremonia llamada Lucero Mundo, que obedece a una deidad que recorre el universo desde su creación. Explica que se trata de un culto de origen afrocubano en el que se hace una cabeza de madera o cemento con el rostro del personaje al que se quiere invocar. Allí se colocan los restos y objetos que se encuentren en el ataúd del cadáver, además de otros elementos religiosos. La persona que invoca debe colocar el lucero en el patio de su casa y alumbrarlo con velas, darle de comer con gallos y soplar aguardiente.

Luego, cuando el interesado recibe el lucero, debe juramentarse en la casa del padrino, también llamado “Tata”. Para dar vida al amuleto, éste pone la cabeza delante de su prenda, que es el habitáculo donde guarda los restos del muerto que acompaña al padrino. En ese momento la prenda acciona el lucero. Es decir, es un nacimiento de un santo a otro.

Con este ritual, la idea es que el lucero abra los caminos del éxito a la persona viva y logre todos los triunfos que desea. El sacerdote manifiesta que este ritual puede realizarse a cualquier hora del día, pero que ancestralmente se realiza en la noche debido a que la energía de la Luna es mayor al de otros astros y está relacionada con trabajos espirituales.

(Fuente del artículo: laverdad.com)

Otra versión sobre los extraños sucesos de ‘brujería’ que asustan a los curas de una iglesia colombiana

Hace pocos días ya dimos a conocer esta noticia. Ahora hemos encontrado, buceando en Internet, otra versión más completa de la misma, que compartimos también con nuestros lectores ya que el misterio se acrecienta.

“¿Brujas?. De que las hay, las hay”, señala el sacerdote Gustavo Cano, párroco del templo Santa Bárbara, el más antiguo de los tres que tiene el área urbana de Anserma. ¿Pero por qué lo dice? Cano señala que está siendo víctima de una de ellas, con cuerpo de anciana, “que asiste y viene al templo con mucha frecuencia y hasta comulga”.

Anserma, una población de 40 mil habitantes, está llena de leyendas e historias de cosas sobrenaturales, alimentadas por la imaginación popular, muchas de ellas protagonizadas por personas de carne y hueso que permanecen en la memoria de sus habitantes y que se han transmitido de generación en generación.

Por eso no es raro que en pleno siglo XXI surjan este tipo de relatos.

La historia comenzó ya hace varios meses. Según el sacerdote, al celebrar la Santísima Eucaristía había momentos de lapsus, en el que se les olvidaba el hilo normal de la misa.

“También en el altar comenzamos a sentir frío y un hielo al cual no encontramos explicación. En otra ocasión pusimos el cáliz con la hostia y al iniciar la misa esta última desapareció sin ninguna explicación”, relata el padre.

Agrega que en varias misas se presenta una mosca negra que se posa en todas partes y dificulta la realización normal de la eucaristía. Ante estos acontecimientos, el padre Gustavo ya no sabe qué hacer, pero al tratar de encontrar explicación, notó que casi siempre algo extraño sucedía en el templo.

El sacerdote comenzó a notar la presencia de una anciana que se escondía en uno de los nichos del templo y luego se ubicaba frente al altar. Pero allí no para todo. Esta anciana empezaba a hacerle muecas al sacerdote durante la realización de la misa y para colmo se acercaba a comulgar mirando maliciosamente al padre, quien optó por entregarle la comunión con la mano izquierda porque está convencido de que es una bruja, cuyo propósito desconoce.

Tampoco sabe su nombre, ni dónde reside, pero afirma que están en una batalla en donde triunfará el bien, con la ayuda de las oraciones de todos los feligreses.

Los empujan

Óscar Yarce, un joven que lleva 5 años como sacristán en este templo, afirma que a él y a otro joven que colabora allí también los está afectando la presencia maligna de la bruja, pues sienten que los empujan o que una sombra atraviesa unos sectores del templo y la casa cural.

“En una ocasión estaba apagando las luces del templo y escuché el quejido de un niño y una voz que pedía auxilio. No obstante estar solo el templo, creo que hay personas haciendo brujerías para sacar a los sacerdotes Gustavo Cano y Carlos Mario Valencia, así como a los colaboradores de este templo, que son dos empleados más”.

Dice que entre las sillas del templo se han encontrado envoltorios con plantas muy extrañas, hojas de cuchillo, también hemos encontrado estos envoltorios en los confesionarios y muy cerca al altar, así como parafina negra regada en varios sitios del templo.

Esta situación ya fue expuesta ante el Obispo de esta Diócesis, Tulio Duque, quien visitó el templo y la casa cural para realizar un exorcismo. Y aunque según el sacerdote Gustavo Cano, han disminuido las molestias, todavía los ruidos en la noche no lo dejan dormir y lo tienen agotado físicamente.

El presbítero, en la homilía mensual del Señor de Los Milagros, a la que asisten muchos de fieles, pidió orar para cambiar la actitud de esta bruja. Dijo que también a esta misa asistió la bruja, quien veloz como el rayo salió de un rincón y se ubicó muy cerca al altar.

“No sé cómo lo hizo”, manifestó el sacerdote, quien pidió así unirse todos en la oración poder derrotar al mal que ha penetrado los muros del templo de Santa Bárbara y que están tratando de expulsar con la ayuda de un libro de exorcismo que les dejo el obispo.

El padre Cano afirma que en Anserma existen sectas y se realizan aquelarres. Afirma tener conocimiento de que hay grupos satánicos, por eso dice que hay gente que ha venido al templo buscando que se le bendigan líquidos raros con azufre, que a veces es orina, para realizar rituales y hacerles daño a otras personas.

Espíritu que se quiere comunicar

El sacerdote Carlos Mario Valencia es vicario de esta parroquia. Para él, se trata quizá de un espíritu que quiere decirnos algo y comunicarse.

“He sentido sonar las campanas del templo en la noche y cuando les preguntó al día siguiente a los feligreses del sector, dicen que no escucharon nada. Se oye gente conversando en habitaciones que están vacías dentro de la casa cural. Recomiendo realizar un rito fúnebre, en donde se pide al alma de un difunto que descanse en paz, ya que si este es un fenómeno espiritual provocado y no espontáneo, habrá que recurrir a otros ritos y exorcismos”.

Gloria González, una fiel asistente a este templo, no oculta su miedo y preocupación por esta situación. Por eso señala que si se están metiendo con los ministros de Dios, y en el propio templo, qué podemos esperar de esta bruja los demás fieles.

Bernardo Bermúdez, quien también asiste con frecuencia a este templo, dijo que seguro alguien que practica la maldad le tiene mucha rabia a los dos sacerdotes. “Hay mucha gente que busca hacerle daño a la Iglesia”.

Germán Rendón afirmó: “No creo en esas cosas. Sí si sé que hay mucha maldad y tal vez por ese lado es que se presenta esta cosa, el rumor y los comentarios se acrecientan con los días”.

Sergin Giraldo, un mentalista de Anserma, conocido como el profesor Kosman, manifestó al respecto: “A los sacerdotes estos trabajos de las fuerzas del mal no los afecta, pues están investidos de una protección especial. Ofrezco mi ayuda para que se liberen de esa fuerza”.

Hace pocos días, Tulio Duque, Obispo de la Diócesis de Pereira, bendijo el templo y su casa cural, pero los fenómenos siguen perturbando la tranquilidad, hasta tal punto que ni seminaristas, ni familiares de los sacerdotes se quedan más de una noche, ya que también sienten ruidos y otras manifestaciones sobrenaturales.

(Fuente del artículo: lapatria01.securesites.net)

Muñecas ‘malditas’ causan terror a familias argentinas

Una muñeca de plástico antigua

Una serie de supuestos casos de posesión diabólica concentradas en la figura de inocentes muñecas de plástico sorprendió a varias familias residentes en la localidad bonaerense de Bolívar, a 350 kilómetros de Capital Federal, las que fueron víctimas de la maléfica influencia de esos juguetes depositarios por cuestiones inexplicables de una destructiva carga de energía negativa, según se reveló hace unos días.

Desgracias, violencia, peleas, desencuentros y adversidades del más variado tono eran la constante en la vida de al menos dos familias que padecieron el efecto de lo que constituyeron versiones casi reales de Chucky, el muñeco maldito que cobró notoriedad a través de la cinematografía.

Los distintos episodios en torno a las muñecas revelados por el investigador de fenómenos paranormales Jorge Sosa, quien hace dos semanas advirtió de la presencia de energía negativa en una vasta zona del sureste de la provincia de Buenos Aires y a la cual le atribuye distintas situaciones anómalas que perjudican a los pobladores del área en cuestión, fue convocado por las personas afectadas para que las ayudara a revertir el inimaginable trance que las atormentaba.

Sosa señaló que los casos en los que intervino y por los cuales comprobó la presencia de muñecas diabólicas, alteraban la tranquilidad, concordia y hasta la salud de distintos integrantes de las familias en cuyo seno, sin que nadie lo hubiera presagiado, algo cambió de modo dramático a riesgo, incluso, de generar situaciones fatales.

El investigador, que se autodefine como cultor de la escuela de parapsicología moderna, prefirió mantener en reserva las identidades de los vecinos de Bolívar que recurrieron a sus servicios en procura de recuperar algo de la paz que habían perdido en algunos casos desde hacía varios años.

Hogares infestados

“Lo que pasó es muy fuerte y es lógico que esta gente no quiera que se sepa mucho del calvario que atravesaron y de la aterradora experiencia que les tocó padecer” aseguró, Sosa, quien afrontó uno de los casos recientes en enero pasado, cuando una mujer lo contactó para que liberara a su hogar de la “mala onda” que lo había invadido.

Según Sosa, lo que sucedía en esa casa de un barrio ubicado no muy lejos del casco céntrico de Bolívar giraba en torno al cambio de carácter que había cobrado el marido de la mujer, quien sin motivos aparentes empezó a ser agresivo con su pareja, en una actitud que fue in crescendo al extremo de llegar a la violencia física.

“La mujer tenía miedo que el hombre la matara y me pidió que hiciera una limpieza energética de la casa”. Pero fue al entrar a la habitación del matrimonio -recordó Sosa- que la presencia de una muñeca de plástico y de cerca de un metro de altura, lo sobresaltó.

“Increíblemente al verla experimenté una energía negativa que me invadía” señaló y rememoró el detalle sin duda más escalofriante: “La muñeca estaba ubicada dentro de una cuna y en verdad parecía una nena durmiendo. Pero una cuando me dí vuelta para volverla a mirar por la sensación extraña que me había causado, observé que había abierto los ojos hasta la mitad”.

La muñeca era un regalo que la dueña de casa tenía desde que era niña. Lucía un vestido floreado, su cabello era negro, contaba con un dispositivo mecánico por el cual emitía sonidos y estaba confeccionada en plástico duro, como tantos otros juguetes de este tipo que hicieron las delicias de las nenas de las décadas del 60 y 70.

¿Posesión diabólica?

Al percatarse que estaba frente a un episodio sobrenatural y al que definió como el foco de energía negativa que influenciaba a esa casa, Sosa consideró que la única manera de alejar el mal era destruyendo a la muñeca. “Hay que quemarla” recomendó, acción que minutos después puso en marcha no sin antes convencer a la mujer quien, melancólica, no quería desprenderse de la muñeca que la había acompañado casi toda la vida.

Tras rociarla con alcohol y envolverla con papeles, el parapsicólogo prendió fuego a la muñeca que en medio de la quemazón y como un capricho de neto perfil paranormal, emitió una suerte de gemido producto, aparentemente, de la acción de las llamas sobre el dispositivo sonoro del juguete.

“Evidentemente se trató de un caso de posesión diabólica que se coló en la muñeca” afirmó Sosa, para quien la razón de ser de esa influencia maligna que motivó la angustia del matrimonio de esta historia y que a poco estuvo de llevarlo a su disolución, “es el resultado de las energías negativas procedentes del universo o del más allá y que están afectando al mundo”.

Este estudioso de episodios paranormales aclaró que “no se trató de un caso de magia negra sino de otra cosa: la muñeca recibió en algún momento esa energía negativa que la transformó en un objeto maléfico que operaba sobre la personalidad del marido y en la suerte de la familia a la que absolutamente todo le salía mal”.

Ya sin la muñeca las cosas cambiaron, el dueño de casa recobró su afabilidad y hasta empezaron a revertirse ciertas tendencias: por ejemplo, la familia pudo retomar la construcción de un local al frente de la propiedad y hasta desapareció la sensación de frío que se percibía sobre todo en la cocina y que sus moradores atribuían a la humedad en los cimientos.

El otro caso que se registró en Bolívar y que también tuvo a Sosa como testigo ocurrió a principios de mes, cuando una mujer le contó al parapsicólogo que no podía conciliar el sueño y que los médicos no daban en la tecla con un molesto sarpullido que sufría en las piernas.

También en este caso, al querer detectar fuentes de energía negativa, el investigador se encontró justo sobre la cama de la dueña de casa -una anciana que vivía sola y de la que también mantuvo reserva sobre su identidad – con una pequeña muñeca también de plástico y que desde hacía muchos años era un adorno más de la vivienda.

“La muñeca está maldita”, determinó Sosa, y también recurrió al alcohol y los fósforos para poner fin a las pesadillas de la anciana que cuando el parapsicólogo se fue, quedó en el patio de su casa contemplando como las llamas erradicaban la energía negativa allí asentada.

“Sin embargo, la señora volvió a contactarse conmigo para decirme que lo único que no se le habían quemado a la muñeca eran las piernas. Hubo que prender fuego otra vez – rememoró Sosa- y recién después de eso la mujer, que también recuperó el sueño, dejó de padecer la comezón intensa que hacía tiempo afectaba sus piernas”.

(Fuente del artículo: popularonline.com.ar)

La posesión de los espíritus, según un chamán

Un momento de un ritual realizado por el chamán Yenda en Colombia

El periódico regional colombiano ‘Diario del Huila’ publicó recientemente una entrevista con un chamán llamado Maitum Yenda. Nos permitimos reproducir algunos fragmentos de la citada entrevista, puesto que nos parece muy interesante compartir con todos los lectores el punto de vista (con el que nosotros en buena parte coincidimos) de un curandero indígena sobre el mundo de los espíritus y las posesiones que éstos realizan sobre los seres vivos.

“Casi todo el mundo es brujo en la vida: Los curas son brujos, el Obispo es brujo, el Papa es brujo, los evangélicos son brujos. Cómo será el conocimiento que llegaron a creerse más grandes que Dios. Los curas hacen ceremonias con Dios y para sacar espíritus tienen santos allá y cada uno tiene su misión”, afirma Maitum.

“El mundo inanimado está lleno de espíritus. El que se burle de un espíritu, él lo posee”, añade más adelante el chamán, considerado en su tierra colombiana una autoridad en ‘sacar’ malos energías de las personas. “Cuando hay un espíritu incorporado (en una persona), a ese espíritu no le va a gustar que lo desacomoden de ese apartamento donde está, de ahí que forma mucho inconveniente cuando lo quieren sacar.”

Además, Maitum indica que hay espíritus rebeldes que difícilmente salen de un cuerpo con una oración de un sacerdote o un rezo, entonces tienen que ser tratados en una ceremonia especial.

Hay diferentes motivos por los que un espíritu se puede incorporar a otras personas. Primero, esto se hace a través de la magia negra; por ejemplo, una persona al vengarse por un daño que le hayan hecho, va a donde un brujo para que le incorpore un espíritu a su enemigo. “Si yo tuviera un enemigo bien grande, en este momento lo podría aprovechar para mandarle ese espíritu que le saco al paciente, para desquitarme del enemigo. Y más fácil, porque ese espíritu sale de un departamento (cuerpo) y se va para el otro, fácil”, dice.

En otros casos, hay personas que van al cementerio, y si el cuerpo es vulnerable, un espíritu se les incorpora allá. En otros casos poseen los cuerpos cuando alguien se para en lugares donde se han presentado masacres. “Los niños también son vulnerables para esto, el llanto de un niño es apropiado para que el espíritu se entre por allí. Cuando hay niños llorones es mejor no pasarlos por lugares donde haya espiritismo”, afirma Yenda.

“España que era un país ciento por ciento católico, ahora no tiene sino el 30 por ciento católico, toda la demás gente se ha pasado a ciencias ocultas. ¿Por qué? Porque se han dado cuenta de la influencia de los brujos, lo que pasa es que hacen brujería distinto. Por ejemplo, en la religión Católica se hace una ceremonia bonita invocando espíritus altivos, hay veces que esos espíritus no le hacen caso, (los curas) hacen todo lo posible pero no pueden, entonces les toca buscar un espiritista como yo”. El chamán colombiano se refiere aquí a la ceremonia del ritual católico del exorcismo.

El espiritista además indica que entre la magia negra y la magia blanca no hay dimensiones, “porque son dos torres crecidas hechas por la divina creación del Universo, nuestro Padre Eterno; hay que entender todas estas cosas del más aquí y del más allá”. Por otra parte, el experto concluye que los  seres inmateriales no sólo pueden poseer a una persona, también se pueden alojar en el cuerpo de un animal. “La influencia de los espíritus es tan grande que pueden dañarle la cosecha a las personas, matar animales”.

Dos versiones distintas de un mismo exorcismo

Varios medios de comunicación de Neiva, capital del departamento colombiano del Huila, fueron invitados por el chamán Maitum Yenda para presenciar el acto en el cual una joven (para unos de 15 años, para otros de 24) fue supuestamente liberada de un espíritu que la poseía hace tres meses. Es muy curioso contrastar y comparar cómo dan la noticia dos medios distintos, el diario local y la corresponsalía de un diario internacional. Lean y ustedes mismos quédense con la versión que más les acomode.

La versión del exorcismo, según Diario del Huila.

El mismo exorcismo, según El Mundo

Espíritu asusta a los curas de una iglesia colombiana

En la web de Radio Caracol, prestigiosa emisora de radio de Colombia, hemos encontrado esta sorprendente noticia. La web la cuenta así:

“Atemorizados están los sacerdotes y habitantes del municipio de Anserma ubicado al occidente de Caldas. Feligreses y religiosos aseguran que en la Parroquia Santa Bárbara, la más antigua del lugar, los asustan de forma constante.

“El Vicario del templo padre Carlos Mario Valencia, asegura que una bruja o un espíritu rondan las instalaciones de la iglesia y la casa cural, perturbando las horas de descanso, las misas y en general la tranquilidad de los creyentes.

“El sacerdote dice que desde hace varias semanas el espíritu se presenta en forma de anciana de risa diabólica, en forma de una mosca que impide la realización de la misa y asegura que en ocasiones no aparecen las hostias o les cae arena.

“Agrega que en las noches toca las puertas de la casa, prende televisores y mueve las cosas de un lugar a otro y deja paquetes en varias partes de la iglesia sobre todo después de cada ceremonia.

“Ante esta difícil situación denunciada por los sacerdotes, el obispo encargado de esta diócesis en Caldas, monseñor Tulio Duque, estuvo en el templo y practicó un exorcismo, pero los padres aseguran que las molestias continúan”.

Hasta aquí la noticia, según Radio Caracol. A nosotros, con toda humildad y modestia, el único comentario que a bote pronto se nos ocurre no es ningún chiste jocoso sobre el aspecto de la pobre vieja de risa maquiavélica o sobre el tamaño y/o auténtico origen de la insidiosa y pertinaz mosca que hasta es capaz de paralizar la celebración de una misa;  lo que de todo corazón queremos preguntarnos públicamente es qué clase de sacerdotes  -obispo incluido- son los ‘protagonistas’ (o ‘víctimas’, da igual) de este suceso;  en qué creen realmente (si es que creen en algo) y cómo debe ser su fe, si ni siquiera el ‘exorcismo’ les funciona…

Con toda humildad pero también con toda seriedad, si alguna de tales  personas (que, supuestamente, debieran estar provistas del ‘don sagrado’, ya que ése y no otro es el auténtico significado de la palabra sacerdote) leyera estas líneas, sepa que me tiene a su total disposición para acudir a realizar el exorcismo oportuno de la iglesia y de la casa parroquial y librarles para siempre (y gratis) de esa mosca molestosa o de ese espíritu fastidioso.

El exorcismo y la influencia de los espíritus negativos

En este nuevo video exclusivo del Templo de la Luz Interior, presentamos el segundo capítulo de la serie ‘Desde lo Profundo’.

En esta ocasión, el sanador espiritual y exorcista laico Josep de Santantoni ofrece una detallada información, con un enfoque espiritual -y a la vez educativo para toda persona que quiera tener una visión clara y objetiva de este tema-, de la realidad de la existencia de los espíritus negativos, de la necesidad de ayudar a los desencarnados a ir hacia la Luz y de cómo librarse de ellos, mediante el exorcismo si es necesario.

El sanador de Santantoni explica qué es el exorcismo de entes negativos y recalca la necesidad de actuar con toda seriedad y también con rapidez, cuando la influencia de dichas entidades negativas se convierte en una perturbación o en una obsesión que llegan a dañar la salud espiritual e incluso física de la persona afectada. También hace referencia a la infestación de casas y viviendas por parte de dichos espíritus, y de la conveniencia de exorcizarlas y bendecirlas.

Ver el video en su ubicación original en Vimeo.

Aguamarine:”La magia negra es una ofensa a Dios”

Hemos subido al popular sitio Vimeo esta entrevista con Madame Aguamarine, Alta Maga Blanca, vidente y medium, que hemos titulado genéricamente “Una mirada distinta a la Magia” y que ha sido realizada por La Gata y el Búho en exclusiva para el Templo de la Luz Interior. Aguamarine explica las diferencias entre magia blanca y magia negra y habla de sus experiencias y de algunos de los singulares casos vividos en su profesión, entre ellos los relacionados con maleficios o posesiones de desencarnados. También critica la escasa profesionalidad existente y el que haya muchas personas que se dediquen a la Magia para hacer negocio en vez de para ayudar realmente a quien lo necesita. Una entrevista sincera y muy reveladora, que esperamos os guste.

Por si queréis visitarlo, aquí está el enlace directo en el sitio de Vimeo.

Diablesas en la antigüedad y el triste papel de la Iglesia en la denigración de la mujer

Diablo y diablesa, en una pintura de Paul Cézanne

Seguramente, la más antigua representación de las fuerzas maléficas que se conoce se encontró en una cueva perteneciente al Auriñaciense, la cueva de Trois Fréres, donde se halló grabada la figura deforme de un personaje, que ha sido identificado como un brujo o mago, y al que se otorga una antigüedad de por lo menos 50.000 años antes de nuestra era. El brujo está revestido de extraños ropajes y cubre su frente con una cabeza cornuda, de ciervo.

Más numerosos han sido los descubrimientos arqueológicos pertenecientes a las culturas de Asiria y Babilonia, donde aparecieron muchísimas figurillas en los enterramientos, casi todas ellas de formas grotescas.

Anteriormente, unos 4.500 años antes de Cristo, en el Éufrates  -los restos arqueológicos aquí son menos abundantes-  se efectuaban enterramientos idénticos a los asirio-babilónicos, en los que no faltaban las figurillas de demonios, fabricadas en terracota, y que ejercían la función de amuletos que preservaban al muerto del peligro de ir a los infiernos arrastrado de la mano de los espíritus del mal. El amuleto significaba devoción y culto, respeto, y era suficiente para que, en reciprocidad, el difunto fuera dejado en paz en su largo viaje al más allá.

Lo que sí sorprende un poco es el hecho de que las representaciones diabólicas prehistóricas abundan en el tratamiento de los malos espíritus femeninos. Las estatuillas presentan formas femeninas con sus atributos anatómicos extraordinariamente exagerados; pero es raro encontrar representaciones masculinas, aunque sí se han descubierto en las tumbas asirias y babilónicas reproducciones de falos, que debemos interpretar como exteriorización del culto que se rendía a la fertilidad. La caza y la procreación eran la ocupación primordial de la vida, no sólo porque no existían otras posibilidades ni otras perspectivas, sino también porque eran la garantía de la alimentación y del predominio o hegemonía sobre otras tribus o grupos humanos. Un pueblo bien alimentado y numeroso podía hacer frente a cualquier hostilidad y contingencia, ensanchar sus dominios y vivir en paz.

La perdición del hombre

Es decir, según los restos arqueológicos que nos ofrece la historia, eran diablesas y no diablos los espíritus malignos que pretendían la perdición eterna del hombre; eran ellas las que hacían enfermar a los niños, las que proporcionaban partos dolorosos a las mujeres, las que debilitaban las fuerzas de los cazadores y guerreros con sueños eróticos nocturnos, durante los cuales se producía una abundante eyaculación, necesaria para que las entidades demoníacas de multiplicaran. Del semen humano derramado involuntariamente en sueños, o de la práctica del vicio onanista, surgían multitud de espíritus malignos que después, a su vez, harían acto de presencia en los sueños de los hombres en forma de hermosas mujeres, extraordinariamente seductoras, que copulaban con ellos y facilitaban así más semen, en una cadena sin interrupción.

Quizá tenga todo esto relación con la Biblia, en donde se condena como uno de los vicios más execrables la práctica del onanismo, y no porque el hecho en sí fuera considerado como pecaminoso o negativo a los ojos de Dios, sino más bien a causa de que, impidiendo su práctica, obviamente se impedía la proliferación de los demonios.

De espíritus del mal femeninos, a demonios

El caso es que desde las etapas históricas anteriores inmediatamente a Jesucristo, en las cuales existía un predominio notable de espíritus del mal femeninos, hasta la actualidad, las cosas han cambiado mucho. A partir de la difusión del cristianismo son demonios los que pierden a las almas, aunque, eso sí, a través de las mujeres, que son proclives a toda clase de vicios y a toda clase de pactos con quien sea, aunque sea con Satanás, para satisfacer sus bajos instintos y llevar a los hombres, igual que hizo Eva con Adán, a la caldera de Pedro Botero.

Esta ha sido la opinión de la Iglesia, que no la nuestra, ni mucho menos.

Recuérdese que hubo momentos en la historia de la Iglesia en que se puso en tela de juicio, por parte de los sabios teólogos, si la mujer era un ser humano (si poseía un alma, como el hombre, o no) o era simplemente un bicho. Nada ha sido tan machista, tan antifeminista, tan inhumano, como la Iglesia católica. Porque aprovechó la figura, más o menos menos mítica o real, del demonio, para producir miedo y conservar las ovejas quietas en el redil de sus creencias; pero lo hizo denigrando a la mujer, a la que siempre consideró como causa de todos los males, motor de la condenación del hombre e intermediaria de los poderes de Satanás a través de la poderosísima cadena del sexo.

Ahora son brujas, y no brujos, las que son poseídas por el demonio, en una discriminación sexual verdaderamente ofensiva. Y cuando son los hombres los que tienen relación con Satán, copulando con un demonio femenino o asistiendo a las orgías de los aquelarres, lo hacen más bien como el que se beneficia de la prostitución, que luego se recompone, sacude sus solapas y sale a la calle sin haber perdido su categoría de señor.

El bien y el mal, lucha continua

Existía, pues, en las etapas primitivas del hombre, el culto a Satán y todo lo que ello arrastra consigo: la magia negra, la posesión y, en consecuencia, los exorcismos. En los mismos enterramientos prehistóricos que hemos mencionado, junto a las figurillas deformes de las diablesas, aparecieron también otras que reproducírian rasgos completamente humanos, y que se utilizaban para engañar a los espíritus del mal:  se colocaba la estatuilla junto al enfermo y el demonio se equivocaba y centraba su maleficio sobre ella y no sobre el cuerpo del postrado. En manuscritos muy antiguos se han recogido también fórmulas de exorcismos utilizadas para expulsar a los malos espíritus del interior de los posesos.

Todo ello con una lógica muy elemental y a la vez muy contundente: el bien y el mal no pueden provenir de la misma fuente;  si el mal se produce, hay que recurrir a las fuerzas del bien. La verdad es que en las culturas primitivas no queda muy claro si es más poderoso el bien o el mal; era más bien una lucha continua la que se celebraba, con victorias alternantes. Fue el cristianismo quien decidió otorgar la primacía a Dios sobre el demonio. Indiscutiblemente, desde entonces, las cosas se han complicado muchísimo más, pues a la vista queda que las victorias continúan siendo alternantes y que el bien no tiene suficiente para desterrar el mal. O acaso convenga que sea así, aunque no comprendamos para qué…

(Continuará en parte 2)

Fuente: ‘Brujería y Satanismo’, de Joaquín Gómez Burón.

Muertes y peligrosos ritos 

La extraña muerte hace algo más de dos años de un prestigioso odontólogo en el Cajón del Maipo, en un ritual de Umbanda todavía no del todo esclarecido, volvió a poner de manifiesto el peligroso nexo que existe entre determinados ritos  y la muerte de seres humanos.

“Dios.doc”. Este archivo, encontrado en el computador del odontólogo Carlos Rajab, no fue una pista menor para la policía. Contenía varios apuntes sobre jerarquías y facultades de quienes participan del culto Umbanda, lo que permitió confirmar que el profesional había encabezado una fallida ceremonia de esa “corriente mágica”, horas antes de que su cadáver apareciera en el Cajón del Maipo, el 14 de enero de 2007.

El caso es indagado por la Fiscalía de Puente Alto, que formalizó por cuasi delito de homicidio a tres acompañantes de Rajab en el rito: Jorge Valenzuela, Jorge Quevedo y su hijo Pablo. El Ministerio Público cree que la muerte del dentista se relaciona con que los imputados -sabiendo que Rajab era insulino-dependiente, por lo que debía inyectarse cada tres horas, y que tenía problemas para desplazarse- lo dejaron abandonado tras un frustrado “trabajo” que buscaba prosperidad para un yacimiento minero del cual es socio Francisco Quevedo.

Los acusados, en su defensa, aseguran que Rajab los echó del lugar muy alterado. Agregan que le temieron y no le insistieron en que se fuera con ellos porque tenía una daga. Y respecto de la insulina, dicen que no son culpables de que él haya andado sin el “pack” para inyectarse. Pero la Fiscalía cree que Rajab fue muerto por algún motivo durante el ritual y su cuerpo trasladado hasta el sector del Puente Huidobro, en Buin, donde apareció. Esto, a más de 60 km de donde se desarrolló el rito Umbanda.

Como en otros casos, dicen en el Ministerio Público, se deja entrever un oscuro nexo entre ocultismo, ritos y muerte.

Dicha mixtura también surgió en un caso de febrero de 2006 que afectó a Andrés Bustos Cruchaga (30). Él murió atropellado por un camión días después de que abandonara intempestivamente un retiro espiritual, cerca de Pucón. La policía estableció que había integrado una especie de rito hindú. Según el chofer del camión, Bustos se abalanzó contra su máquina repentinamente, descalzo y semidesnudo. Antes, Bustos había dicho a su familia que había vivido una experiencia “muy fuerte” en el retiro. En este caso, nadie fue perseguido penalmente.

En agosto de 2005, Germán Soto (71) murió a manos de su hijo Artemio Soto Muñoz (27), durante lo que se estableció fue una ceremonia satánica, en Carahue. Soto Muñoz declaró que el rito que terminó con su papá dentro de una fogata buscaba purificarlo y alejarlo del “mal camino”. En la actividad, Artemio Soto incineró un par de animales.

Durante enero y febrero de 2002, en Concepción, se ventiló el caso de Carlos Reyes Esparza (28), quien mató a su madre, Ilda Esparza (44), como parte de un rito satánico que, según él, le retribuiría $200 millones. Reyes aseguró que era un pacto que también requería que asesinara a un hermano y a su sobrina.

En septiembre de 1995 otra muerte ligada al esoterismo causó revuelo. Esta vez fue en Villa Alemana, donde Fernando Raín Valdebenito (31) mató a una menor de tres años. El “sacrificio”, aseguró el sujeto a la policía, fue en el marco de un rito satánico de rebeldía contra Dios. Ello, pues no se había curado un cáncer terminal que sufría, pese a constantes oraciones. Fue
declarado con sus facultades mentales normales y condenado a cadena perpetua.

Otro de los casos rituales que generó impacto fue el homicidio del sacerdote italiano Faustino Gazziero, perpetrado por Rodrigo Orias, el 24 de julio de 2004, en la Catedral de Santiago. El asesinato, según las indagatorias, correspondió a la culminación de ritos satánicos practicados por el imputado. Éste cortó la garganta del clérigo y se empapó la cara con sangre. Posteriormente, la justicia determinó que Orias era insano y fue internado en el Hospital Siquiátrico de Putaendo.

El 14 de enero de 2007, a las 16.30 horas, Rajab y sus acompañantes llegaron al terreno del yacimiento Laurel, en el Cajón del Maipo. Se sentaron en la precaria mesa de una caseta que hay en el terreno. Tomaron té y bebidas y esperaron a que anocheciera.

Cuando se fue la luz, según los datos de la fiscalía, Rajab puso azufre y sal en el suelo. Dibujó algunas figuras. Lo ayudó Pablo Quevedo, que operaba como su ayudante. Cruzaron unos palos y sobre éstos pusieron un par de pliegos de cartulina roja.

Encendieron fuego sobre este “altar” y Rajab entró en trance. Entonces le pasaron un gallo que fue degollado. Tomó la cabeza del ave y el cuerpo lo lanzó lejos. Luego intentó untar sangre en las manos de los demás participantes. “Poseído”, Rajab pidió por la prosperidad de la mina. Segundos después, supuestamente, se descontroló.

El movimiento religioso conocido como Umbanda se originó en 1908, en Río de Janeiro. En esa ciudad, una entidad espiritual conocida como “Caboclo Sete Encruzilhadas” se manifestó en un médium llamado Zélio de Moraes. Éste fue quien determinó que se llamaría “umbanda” a este culto basado en la existencia de “dioses” (Oxalá) y “diablos” (Exu) capaces de conceder poderes, favores o castigos. Todo ello a través de intermediarios o médiums.

Fuente: Internet y archivos de prensa.