Archivo de la categoría: Brujería, magia negra, maleficios, mal de ojo

Las hermanas Peña y su trabajo en el lado oscuro: la verdad, al fin, desvelada (1)

Quien redacta estas líneas fue el primero en atreverse a decir públicamente en un medio televisivo de Chile que las polémicas hermanas actuaban desde el lado oscuro; es decir, que trabajaban con el Diablo. Ellas lo negaron y trataron de defenderse pidiendo que “se les mostrara el contrato”. El susodicho contrato con el Malo, de existir, lo tienen ellas, no este humilde servidor.  Apenas dos meses después, y tras varias negativas o desmentidos, ellas mismas han declarado trabajar en la oscuridad, dándonos toda la razón a lo que en su momento afirmamos.

Al final todo termina sabiéndose. Y es que las verdades caen por su propio peso… Como escribe San Marcos en 4:21-25, “no hay nada oculto que no deba ser revelado y nada secreto que no deba manifestarse”.

El término con que ellas mismas se definen es solamente un detalle más de su ignorancia. Evidentemente, ni siquiera conocen la diferencia entre ‘luciferianas’ (como dicen ser) y ‘luciferinas’, que es lo que parecen ser en realidad. Y decimos ‘parecen’, porque en sus invocaciones unen a Satanás con Lucifer, cuando la mayor parte de los luciferinos rechazan ser considerados satanistas. Por el contrario, los satanistas en muchos casos sí se consideran luciferinos. Así pues, y mientras ellas no lo aclaren rotundamente y con todo detalle, estamos en nuestro legítimo derecho de hacernos esta pregunta, la misma que se hacen muchos de nuestros lectores: ¿Son luciferianas las hermanas Peña? O, por mucho que pretendan ocultarlo y disfrazarlo, son en realidad satanistas?

Otra cosa es que sean realmente psíquicas o videntes, que tengan auténticos dones o poderes ‘paranormales’… todo lo cual nos permitimos poner en duda también. Pero ya llegará el momento de hablar claro al respecto.

Cómo se llega a la posesión diabólica y la forma de enfrentarse a ella

Hay quien no cree en la posesión diabólica simplemente porque no cree en el demonio. Hay quien cree en el demonio, pero piensa que la posesión diabólica es sólo una explicación pre-científica para trastornos psiquiátricos hoy bien conocidos y descritos.

Y también hay quien acude a poseídos y exorcistas para preguntarles qué tienen que decir. Como ha hecho José María Zavala en Así se vence al demonio (LibrosLibres), un acopio de testimonios excepcional y decisivo por su nervio periodístico y por la seriedad del abordaje.

Es importante esto último. Un exorcista “de verdad” es un sacerdote de la Iglesia católica que ha recibido el mandato de su obispo para esa función, una vez descartada -normalmente tras criterio médico- cualquier otra opción razonable. Es decir, cuando hablamos de posesión, hablamos de un triple filtro de tres personas cualificadas. Ese sacerdote, por último, está obligado a seguir un ritual preciso sin apartarse un milímetro.

Con estas premisas, Zavala ha exprimido a media docena de exorcistas para que cuenten lo que han vivido. Entre ellos, Gabriele Amorth, que fue exorcista oficial de la diócesis de Roma (es decir, designado por el mismo Papa para esa función, y quien describe dos exorcismos que practicó Juan Pablo II), Salvador Hernández, de la diócesis de Murcia, o Lorenzo Alcina, de la diócesis de Mallorca, el más veterano de España -empezó en 1976-.

 Satán junto a la cuna

A través de estos sacerdotes, ha contactado con una decena de personas que han sufrido una posesión, se han librado de ella a través de un exorcismo y han accedido a transmitir su experiencia.

Como por ejemplo, Manuel, joven empresario cuyos problemas empezaron a través de una morbosa y obsesiva relación con una mujer mayor que él. O Sor María del Rosario, de 32 años, religiosa de clausura a quien el demonio sólo atacaba en el convento (y con piruetas brutales que corroboran ante el autor otras religiosas), como si quisiera apartarla de su vocación. O el espeluznante caso de Ricardo, un niño de dos años víctima de un maleficio a quien sus padres llegaron a ver suspendido en el aire mientras el pequeño señalaba en la habitación un inquietante e invisible compañero de juegos.

Ahora bien, Zavala no ha escrito un libro para meter miedo. Las películas hacen eso mucho mejor, y algunas que han contado con asesoramiento eclesiástico (El exorcista, El exorcismo de Emily Rose, El rito) no se alejan demasiado de la realidad, más allá de algunas concesiones a la taquilla.

Con Dios al lado, peligro cero

Al contrario: Así se vence al demonio, y el mismo título lo sugiere, se ha escrito para llevar esperanza allí donde hay dolor, porque el mensaje, muy claro, es que la fortaleza del diablo sobre el hombre es pura nada ante el poder de Dios. Los exorcistas son policías eficaces porque tienen superioridad de armamento: los demonios huyen ante el rito y ante la oración, los sacramentos y los sacramentales (como su típica reacción al agua bendita). El padre Salvador Hernández, alma en buena medida de esta obra por la amplitud de su testimonio y de sus casos, ofrece detallada cuenta de cómo esas armas producen su efecto sanador.

Pero éste es también un libro de advertencia. Los demonios no se cuelan libremente en nuestra vida. Se cuelan si les abrimos la puerta. Y esa puerta son los maleficios, la brujería, el espiritismo, la güija o, por supuesto, el satanismo.

En última instancia, el mundo de la oscuridad es el ámbito propio de la bestia. Lejos de él, nada hay de qué preocuparse, en lo que a posesiones se refiere. Meterse en él por curiosidad, por irresponsabilidad o buscando obtener beneficios (los famosos pactos con el diablo por el poder, el dinero o el éxito) puede traer consecuencias desastrosas.

El exorcismo es, pues, sólo una ultima ratio en circunstancias muy raras… aunque cada vez más habituales, a medida que la fe se pierde. Es mejor prevenir.

Fuente: Artículo de Carmelo López-Arias en elsemanaldigital.com

Hallan en un cementerio de Miami los cadáveres de dos niños decapitados en un rito vudú

Los ladrones de tumbas están haciendo su agosto en el barrio negro de Miami. En menos de una semana, los cadáveres de dos niños fueron retirados de sus tumbas, decapitados y colocados de nuevo en ellas rodeados de gallinas muertas. Un tercer cadáver ha desaparecido.

La policía no tiene dudas de lo que está pasando, sólo le falta descubrir a los criminales. Todo indica que los violadores de las tumbas son devotos de religiones de origen africana, como la santería y el vudú, que se han desarrollado en el Caribe, sobre todo en Cuba y Haití.

El macabro hallazgo se produjo en el Lincoln Memorial Park, un cementerio privado enclavado en el barrio haitiano, uno de los más pobres del área metropolitana de Miami. “Ellos usan todo tipo de cosas en sus rituales. Calaveras, animales, frutas, muchas cosas. Es asqueroso, es una locura”, dijo Ellen Johnson, la dueña del cementerio.

Un portavoz de la policía de Miami, que pidió no ser identificado porque el caso todavía está bajo investigación, dijo a  elmundo.es que los cuerpos de los menores decapitados fueron descubiertos el miércoles pasado y este lunes. No saben cuándo desapareció el tercer cadáver.

“No hay dudas de que se trata de ritos de santería, pero no tenemos todavía ningún sospechoso. Estamos moviendo cielo y tierra para encontrarlos, y los vamos a encontrar”, dijo la fuente.

Temor en la comunidad haitiana

Aunque la práctica de ritos de santería y vudú no son ilegales en Miami, existe una ordenanza municipal que prohíbe el sacrificio de animales en las ceremonias.

El lunes, Esther King, que visitaba la tumba de su esposo, encontró el segundo cadáver decapitado. “El cuerpecito estaba vestido con un saco verde, pero sin cabeza”, dijo la mujer a la cadena de televisión WSVN.

Según el profesor Albert Wuaku, especialista en religiones de la Universidad Internacional de Florida, los sospechosos de los delitos deben pertenecer a la religión Vudú, porque los santeros no suelen usar huesos humanos en sus ritos.

“El vudú hace un énfasis particular en los huesos humanos, en las calaveras. Ellos necesitan de esos objetos para protegerse de sus enemigos, para crear un aura de protección alrededor de sus clanes”, afirmó Wuaku.

Una emisora de radio haitiana de Miami ha informado de que los líderes de la empobrecida comunidad temen que las investigaciones policiales puedan interferir con sus actividades religiosas, mayormente católicas. El cementerio que sirve a la Pequeña Haití no dispone de un guardia todo el día y sus puertas se cierran por la noche.

Fuente: elmundo.es

Una historia sobre el uso de la Cruz de Caravaca en México

Albert B., desde Inglaterra, nos envía este texto, que con gusto reproducimos en esta sección de testimonios e historias de los lectores.

Quisiera compartir con ustedes una historia que leí acerca del uso de la Cruz de Caravaca en México, ojalá les guste, a mí me fascinó.

No es probable que una bruja o curandera ponga fuera de su casa un anuncio acerca de su profesión, a diferencia de los médicos. Pero si usted conduce por una calle y ve una fila de gente fuera de una casa, usted suponer que alguien está vendiendo tortillas o que es la casa de una ‘curandera’. Si también practican brujería, nadie sabe. Independientemente de si usted cree en la brujería, lo cual es algo personal, hay historias que son una maravilla.

Joel es un primo de mi esposa ‘Chela’. Cuando Chela era una niña Joel solía andar por ahí con su papá, ayudándole con su negocio y los productos y era un poco como uno de su familia. Joel es un individuo agradable. Hasta hace poco tiempo él acarreaba la madera de construcción para su patrón, le servía de chofer, y/o hacía uno que otro trabajo raro para él. Joel es delgado, algo guapo, con el pelo ondulado, tez clara y tiene ojos azules. Él es un buen padre y marido; es decir, él cuida de su familia.

Hace menos de dos años de Joel se enfermó. Él pasó muchas de horas en cama y gastó mucho dinero en doctores y medicinas. Los doctores no podían, al parecer, diagnosticar su enfermedad, y él perdía el peso de vez en cuando podía salir de la cama. Cuando él intentaba conducir su carro, él tenía salirse del camino y estacionarse debido a vértigos. Después de un año de esta condición progresivamente peor, su hermano sugirió que él viera a una curandera que también practicaba brujería. En principio, Joel, siendo una persona algo racional y religiosa pensó que la idea era una tontería. Sin embargo, como su condición empeoró, él finalmente accedió.

Cuando visitaron a la curandera, ella dijo que un doctor no podría ayudarle, que un vecino era el problema, que probablemente había pagado a alguien para hacerle un trabajito (echarle un hechizo). Joel encontró esto difícil de creer porque él no creía que tuviera algún vecino que hubiera podido pudo hacer tal cosa. Ella le dijo que tenía que usar calcetines y la ropa interior rojos y al revés. Aunque el hermano de Joel tenía mucha confianza en la ‘ bruja’, Joel no. Sin embargo, él compró los calcetines y los calzoncillos rojos y los usó.

Ella también preparó una ‘ cruz de caravaca’ , especialmente para él, y le dijo que la colgara de su cuello con un cordón rojo. Él hizo como le dijeron y se comenzó a sentir mucho mejor, a caminar, trabajar y comer. Pasó el tiempo y un día mientras estaba en el mercado local él comenzó a sentirse terriblemente mal. Empezó a tener dificultades para respirar, como si lo estrangularan. Llamó a su hermano porque él no podía conducir. Su hermano trajo a la curandera al mercado. Él intentó explicar cómo se sentía. Ella no se explicaba qué estaba mal. “¿Usted está usando sus calcetines rojos? ” ” Sí.” ” ¿Usted está usando sus calzoncillos rojos? ” ” Sí.” ” ¿Trae la cruz? ” ” Sí, aquí está.” Él la tomo del cordón de dentro de su camisa. Ella se hizo para atrás con sorpresa. ” ¿Por qué trae la cruz de caravaca con un cordón negro si le dije que utilizara uno rojo? ‘ ” El cordón rojo se rompió y no tenía otro rojo”, respondió él.

Ella hizo que se quitara la cruz y la tomó. Ella comenzó a pedir que los malos espíritus’ lo dejaran, con una especie como de ritual. La garganta de Joel comenzó a relajarse y él comenzó a respirar normalmente y se sintió mucho mejor. ” ¿Usted quisiera que le regrese el trabajo al responsable? ” Joel, siendo un individuo bondadoso le contestó: ” No, sólo quiero estar bien.”

Sin embargo, al poco tiempo un vecino cercano murió. Joel se preguntaba si la ‘ bruja’ tenía que ver con eso. De todas formas, ése fue e el final de su enfermedad. Para ‘Chela’ eso era una tomada de pelo, y cuando ella ve a Joel ella le pregunta si él todavía está usando sus calcetines y ropa interior rojos.

Un mal aspecto de la brujería en México es que algunas personas tienden a culpar de cualquier desgracia a alguien más, diciendo que alguien los embrujó. Esto crea mucha animosidad. No piense que esto es raro. Es muy común aunque no muy sabido, incluso entre buenos católicos. De hecho, la creencia en lo sobrenatural está mezclada con su creencia de la iglesia de maneras que son increíbles. La influencia de las creencias antiguas -lo prehispánico-, todavía existe. Si usted anda viajando por México, más vale que sea amable, de manera especial con las señoras mayores. ¡No le cuesta nada!

Adriana Barrientos se sometió en Argentina a un ‘ritual’ para sacarse magia negra, pero todo fue un ‘show’ televisivo

No vayan a creer que la cabeza de Adriana Barrientos estaba dando vueltas como el remolino del guáter. Tampoco estaba escuchando la casete de Xuxa al revés donde se escuchaba: “El diablo es magnífico”. Pero la Adri ya no daba más y se entregó todita a las manos de un experto y su velita.

Antes de seguir con esta historia tenemos que contarles que el ritual se vio harto julero por la tele a color. Es por eso que de una nos comunicamos con el tío Emilio Sutherland, un capo a la hora de dejar al descubierto a los chantetes que dicen mejorar de magias negras y otras cosas a la barra inocentona.

“Me parece llamativo que ella haya caído en esto. Encuentro un abuso que se aprovechen de la superstición y la ingenuidad de la gente”, dijo el hombre que no está pa’ andar agarrando fierros calientes.

Sabido es que son un lote más o menos los famosillos y políticos que se hacen asesorar por machis, ufólogos, damas de calipso y maestros Jedi para ver el más allá y de vez en cuando hacer algo más acá.

Pero casi nos caímos de espaldas cuando supimos que la Adri, atormentada y al borde de perder la cordura y parte importante del hilo dental que ocupa después de cada comida, no halló nada mejor que pedir hora con un parasicólogo.

¿Y adivinen para qué? Se hizo un exorcismo express.

Tal como lo leyó. Ella y sus curvas se entregaron a ojos cerrados a las manos de Alejandro Morgan, conocido al otro lado de la cordillera por sanar a varios rostros y políticos de alta alcurnia.

“Cuando me acerqué a ella noté de inmediato que estaba trabajada con magia negra (…) Además, recibió sobres con manchas de aceite y un tumba pequeña con cintas de color verde y rojo, lo que atacó su salud y el amor”, nos contó Morgan desde Buenos Aires, tras someter a una íntima limpieza de alma a la ricura.

Por lo que se puede apreciar en las imágenes del ritual registrado por un programa che, la cabra se entrega con toda la fe y Morgan con una vela en llamas recorre parte de su cuerpo e incluso pasa la vela por entre las piernas de la compatriota y casi le quema el colaless.

Además recorre su cuerpazo con las dos manitos a la altura de su delantera, el ombligo y la cabecita. “Antes de la sesión se me había ido el habla, tenía dolores en todo el cuerpo e incluso me peleé con gente que nunca antes tuve algún problema”, dijo la wachita.

A continuación, el enlace donde puede visualizarse el vídeo que se emitió en el matinal ‘Mucho Gusto’, del canal Mega.

http://www.mega.cl/programas/mucho-gusto/capitulos/increible:-adriana-barrientos-se-sometio-a-un-exorcismo–html

Fuentes: Texto: La Cuarta / Video: mega.cl

————-

Nota del Templo de la Luz Interior.- Que los lectores opinen por sí mismos… De chantas y estafadores, así como de ‘listillos’ y faranduleros/as que aprovechan cualquier ocasión para ocupar unos minutos de la pantalla, lamentablemente los hay en todas partes… En todo caso, un ‘ritual’ en el que se mezcla santería, velas de pomba gira, tabaco y trago, besos y tocamientos diversos, peinados  y pases de velas encendidas por determinadas e íntimas partes de la señorita  Barrientos, para nosotros es absolutamente cualquier cosa  (y llámesele como se le quiera llamar) excepto un ritual de limpieza y/0 exorcismo serio y profesional, como entendemos y defendemos que deben ser tratadas siempre estas cuestiones.

En Arabia Saudí decapitan a una mujer por practicar brujería

Las autoridades saudíes han decapitado a una mujer a la que los tribunales habían condenado por practicar “brujería”, según ha informado el Ministerio del Interior saudí. La ejecución se produjo en la provincia de Jawf, en el norte del país, según ha informado la cadena británica BBC.

El Gobierno no ha dado más datos de los cargos que pesaban contra ella ni de los motivos que llevaron a la ejecución, la segunda por brujería que se produce este año en Arabia Saudí. El Ministerio del Interior ha identificado a la condenada con el apellido Nasser y, según la BBC, las fuerzas de seguridad la detuvieron en abril de 2009 y su ejecución fue dictada por los más altos tribunales del país. El periódico Al Hayat, con sede en Londres, ha citado fuentes de la policía religiosa para asegurar que la mujer tenía unos 60 años y supuestamente vendía remedios curativos contra enfermedades.

Un sudanés ya fue ejecutado en septiembre por este tipo de imputación, que también se dictó contra un egipcio que supuestamente lanzaba hechizos para separar matrimonios y que murió decapitado en 2007.

El año pasado, las autoridades saudíes dejaron en libertad a un hombre libanés que había sido condenado a muerte por presentar un programa de videncia en televisión. El Tribunal Supremo saudí determinó entonces que sus acciones no habían causado perjuicio alguno.

Arabia Saudí no define la brujería como una pena capital pero, según Amnistía Internacional, algunos de los imanes más conservadores han instado a que se apliquen los castigos más severos contra adivinos y curanderos por considerarlos una amenaza para el islam.

Fuente: sociedad.elpais.com

José Luis Portela, exorcista: “La gente está descristianizada, si no se cree en el Dios verdadero,se confía en el demonio”

José Luis Portela, exorcista y párroco de San Campio (Galicia, España)

En el frío enero de 1949, el padre William Bowdern y el jesuita Walter H. Halloran lucharon contra el demonio que devoraba a un joven de 14 años. Ocurrió en Maryland, en el seno de una familia luterana de origen alemán. En el cuarto del chiquillo se oían arañazos, mientras la cama volaba. Y nueve días después fallecía de esclerosis múltiple la tía Tilly, la mujer que inició a la familia en las nocivas prácticas del espiritismo y la ouija.

Aquella triste historia se convirtió en bola de nieve a través del Washington Post, la novela de William Peter Blatty y la película El exorcista de William Friedkin. Y desde entonces nada ha podido con la fe del hombre, ni en lo sagrado ni en lo maligno.

Dos párrocos de Galicia (España) cuentan con la autorización del Papa de Roma para la práctica de exorcismos: el padre José Donsión desde el santuario de O Corpiño (Lalín), dependiente del Obispado de Lugo; y el padre José Luis Portela, del santuario de San Campio (Tomiño) en la Diócesis de Tui-Vigo.

Desde que Donsión se encuentra enfermo, el padre Portela se ocupa de todos los exorcismos: a veces hasta seis a la semana. Recalca que cada diócesis cuenta con un exorcista nombrado por el obispo, “aínda que os seus nomes son segredos para non dar publicidade”. Y hasta San Campio acuden los fieles “buscando solucións ós seus problemas, dende unha enfermidade, ata que o fillo aprobe o curso” . Incluso los médicos recomiendan a sus pacientes “que veñan ata aquí, cando a enfermidade se converte en espiritual e as mediciñas non fan efecto” .

 La sombra de un extraño

Desde el año 2002, el libro del santuario ha recogido más de 5.600 páginas con peticiones de gente desesperada o agradecimientos de los salvados. Muchos se encuentran perdidos en fronteras desconocidas: se despiertan en medio de la noche, y encuentran a un extraño sentado a su lado. El amable padre Portela comparte las pesadillas de sus fieles. “O afectado sente ruidos na súa casa, unha sombra o acompaña continuamente, as portas e as persianas se abren soas, as luces se acenden…”, enumera impertérrito.

El mal ya se encuentra al acecho, “o afectado ten unha influencia parapsicolóxica ou paranormal”. ¿Cuándo nos encontramos ante una posesión diabólica? “Os que teñen o demo no corpo se resisten a entrar no templo, e hai que metelo no lugar sagrado á forza”, relata el párroco. Si le arroja agua bendita, se quemará. Si el cura le pone la mano en la frente, arderá. A su alrededor se alzará un muro malvado de frío invernal. La siguiente estampa sólo será presenciada por valientes: “O poseído fala en linguas estranas, pode darme labazadas no exorcismo e bota espuma pola boca, teño enchido latas con 15 litros de espuma azul ou vermella”.

Según el padre Portela, no nos encontramos ante muertos que se revuelven en sus tumbas “senón ante influxos negativos”. Lamenta “a invasión de ritos satánicos e maxia negra, que chegan de culturas africanas e sudamericanas”. Y reniega de aquellos curanderos “que tamén se ofrecen a realizar traballos como botarle un meigallo a alguén”. Los ojos de este párroco del Sur se han encontrado con invitaciones a Satán en medio de la Galicia rural. “Nas encrucilladas das parcelarias vemos un mantel con pratos, botella de champán, pintura de labios, comida… É un rito que se ofrece ó demo”, nos revela.

Más regalos al Ángel Caído: “Cabezas de cordeiros ou galos sangrando, animais en sacrificio para facerlle mal a unha persona”. Por los pueblos, abundan anécdotas de parroquianos perseguidos por el mal de ojo. “A propietaria dun bar fixo nun fin de semana 3 euros de caixa. Só acudira un cliente e debaixo da súa mesa atopamos plumas de polo, ofrecera ó demo un animal en sacrificio para que lle fora mal ó bar”, explica Portela.

Algunos coitados (palabra portuguesa que se puede traducir como ‘pobrecitos'; aquí se refiere a ‘afectados’-N.del T.) se encontraron con restos de ritos satánicos ante sus comercios, con cenizas de quemar papeles y velas de colores. Un círculo trazado en el suelo con tiza mostraba triángulos y números 6: el símbolo del demonio. Incluso el santuario de San Campio sufrió diversas profanaciones por ritos satánicos. Desde la quema de papeles en el altar mayor, la propagación del número 6 por el atrio, o la aparición de sangrantes cabezas de cordero en el cementerio.

¿A qué se debe tamaña debacle? Nuestro sacerdote se lo explica por la “descristianización da xente, se non cre no Deus verdadeiro confía no demo”. Vivimos “tempos valeiros onde é difícil atopar personas con crucifixo, proliferan amuletos profanos como meigas no pescozo, puños e cornos”. El padre Portela se horroriza cada vez que entra a bendecir una casa, “e non atopas un crucifixo, nen cadro da Virxe, nen Santa Cea, nen nada”.

Muchos poseídos llegan afectados por practicar la ouija, incluso en colegios. Mandamientos para librarnos del mal: fe y una cruz protectora, al igual que con los vampiros.

 Salves a la Virgen, agua bendita

Cualquier sacerdote puede practicar un exorcismo menor: agua bendita por la cabeza, oraciones en castellano pese a que el rito oficial sea en latín, rezos a San Miguel Arcángel… y siempre dentro de la iglesia. “O que máis dano fai ó demo é a Virxe, e o poseído ten que rezar a Salve. No proceso o afectado pode recibir labazadas porque o demo debe notar unha autoridade espiritual”.

Incluso el demonio hace que el padre Portela se olvide de las Salves. Los exorcismos mayores sólo los pueden practicar los autorizados por el Papa, y previo permiso del obispo. “As oracións se fan con máis forza e autoridade”, explica. Y después, el liberado sigue protegido con cruces de Caravaca o la Virgen del Carmen.

 Historias para no dormir

La familia que jugaba con la ‘ouija’ en casa.- Hace 15 años, el párroco de San Campio se adentró una noche en una casa poseída por el demonio. “Enriba da mesa atopei moedas, velas e un altar para a ouija. Berrei: ¡Fóra daquí! Os vasos voaban polo aire. Bendecín a casa con auga bendita e tamén as escaleiras. Ó día seguinte esa superficie apareceu totalmente calcinada”.

Y el extraño caso de la fábrica de piedra.- También el dueño de una fábrica de cortar piedra requirió los servicios del exorcista. Una máquina que funcionaba por ordenador se averió: “Boteille auga bendita e non pinchou unha roda en 8 meses”. El padre Portela bendice al día a entre 150 y 200 personas, de nueve y media de la noche a la una de la madrugada.

Fuente: elcorreogallego.es

————————————————–

A continuación, la traducción al español de las frases pronunciadas por el padre Portela y que en el artículo/entrevista anterior figuran en gallego:

-“aunque sus nombres son secretos para no dar publicidad”. /”buscando soluciones a sus problemas, desde una enfermedad hasta que su hijo apruebe el curso”. /”que vengan hasta aquí, cuando la enfermedad se convierte en espiritual y las medicinas no hacen efecto”.

- “El afectado siente ruidos en su casa, una sombra le acompaña continuamente, las puertas y las persianas se abren solas, las luces se encienden…”

-“El afectado tiene una influencia parapsicológica o paranormal”. / “Los que tienen el demonio en el cuerpo se resisten a entrar en el templo, y hay que meterlos en el lugar sagrado a la fuerza”. /”El poseído habla en lenguas extrañas, puede darme cabezazos en el exorcismo y echa espuma por la boca, he llenado latas con 15 litros de espuma azul o roja”.

- “sino ante influjos negativos”. /”la invasión de ritos satánicos y magia negra, que llegan de culturas africanas y sudamericanas”. / “que también se ofrecen a realizar trabajos, como quitarle el embrujamiento a alguien”./ “En las encrucijadas de los terrenos vemos un mantel con platos, botella de champán, pintura de labios, comida…Es un rito que se ofrece al demonio”.

-“Cabezas de corderos o gallos sangrando, animales en sacrificio para hacerle daño a una persona”. / “La propietaria de un bar hizo en un fin de semana 3 euros de caja. Sólo acudió un cliente y debajo de su mesa encontramos  plumas de pollo, ofreció al demonio un animal en sacrificio para que le fuera mal al bar”.

-“descristianización de la gente, si no cree en el Dios verdadero, confía en el demonio”./ “tiempos extraños donde es difícil encontrar personas con crucifijo, proliferan amuletos extraños como brujas al cuello, puños y cuernos”./ “y no encuentras un crucifijo, ni un cuadro de la Virgen, ni de Santa Cea, ni nada”.

-“Lo que más daño hace al demonio es la Virgen, y el poseído tiene que rezar la Salve. En el proceso el afectado puede recibir golpes, porque el demonio debe notar una autoridad espiritual”.

-“Las oraciones se hacen con más fuerza y autoridad”.

-“Encima de la mesa encontré monedas, velas y un altar para la ouija. Grité: ¡Fuera de aquí! Los vasos volaban por el aire. Bendije la casa con agua bendita y también las escaleras. Al día siguiente esa superficie apareció totalmente calcinada”.

-“Le arrojé agua bendita y no pinchó una rueda en 8 meses”.