Archivo de la categoría: Brujería, magia negra, maleficios, mal de ojo

José Luis Portela, exorcista: “La gente está descristianizada, si no se cree en el Dios verdadero,se confía en el demonio”

José Luis Portela, exorcista y párroco de San Campio (Galicia, España)

En el frío enero de 1949, el padre William Bowdern y el jesuita Walter H. Halloran lucharon contra el demonio que devoraba a un joven de 14 años. Ocurrió en Maryland, en el seno de una familia luterana de origen alemán. En el cuarto del chiquillo se oían arañazos, mientras la cama volaba. Y nueve días después fallecía de esclerosis múltiple la tía Tilly, la mujer que inició a la familia en las nocivas prácticas del espiritismo y la ouija.

Aquella triste historia se convirtió en bola de nieve a través del Washington Post, la novela de William Peter Blatty y la película El exorcista de William Friedkin. Y desde entonces nada ha podido con la fe del hombre, ni en lo sagrado ni en lo maligno.

Dos párrocos de Galicia (España) cuentan con la autorización del Papa de Roma para la práctica de exorcismos: el padre José Donsión desde el santuario de O Corpiño (Lalín), dependiente del Obispado de Lugo; y el padre José Luis Portela, del santuario de San Campio (Tomiño) en la Diócesis de Tui-Vigo.

Desde que Donsión se encuentra enfermo, el padre Portela se ocupa de todos los exorcismos: a veces hasta seis a la semana. Recalca que cada diócesis cuenta con un exorcista nombrado por el obispo, “aínda que os seus nomes son segredos para non dar publicidade”. Y hasta San Campio acuden los fieles “buscando solucións ós seus problemas, dende unha enfermidade, ata que o fillo aprobe o curso” . Incluso los médicos recomiendan a sus pacientes “que veñan ata aquí, cando a enfermidade se converte en espiritual e as mediciñas non fan efecto” .

 La sombra de un extraño

Desde el año 2002, el libro del santuario ha recogido más de 5.600 páginas con peticiones de gente desesperada o agradecimientos de los salvados. Muchos se encuentran perdidos en fronteras desconocidas: se despiertan en medio de la noche, y encuentran a un extraño sentado a su lado. El amable padre Portela comparte las pesadillas de sus fieles. “O afectado sente ruidos na súa casa, unha sombra o acompaña continuamente, as portas e as persianas se abren soas, as luces se acenden…”, enumera impertérrito.

El mal ya se encuentra al acecho, “o afectado ten unha influencia parapsicolóxica ou paranormal”. ¿Cuándo nos encontramos ante una posesión diabólica? “Os que teñen o demo no corpo se resisten a entrar no templo, e hai que metelo no lugar sagrado á forza”, relata el párroco. Si le arroja agua bendita, se quemará. Si el cura le pone la mano en la frente, arderá. A su alrededor se alzará un muro malvado de frío invernal. La siguiente estampa sólo será presenciada por valientes: “O poseído fala en linguas estranas, pode darme labazadas no exorcismo e bota espuma pola boca, teño enchido latas con 15 litros de espuma azul ou vermella”.

Según el padre Portela, no nos encontramos ante muertos que se revuelven en sus tumbas “senón ante influxos negativos”. Lamenta “a invasión de ritos satánicos e maxia negra, que chegan de culturas africanas e sudamericanas”. Y reniega de aquellos curanderos “que tamén se ofrecen a realizar traballos como botarle un meigallo a alguén”. Los ojos de este párroco del Sur se han encontrado con invitaciones a Satán en medio de la Galicia rural. “Nas encrucilladas das parcelarias vemos un mantel con pratos, botella de champán, pintura de labios, comida… É un rito que se ofrece ó demo”, nos revela.

Más regalos al Ángel Caído: “Cabezas de cordeiros ou galos sangrando, animais en sacrificio para facerlle mal a unha persona”. Por los pueblos, abundan anécdotas de parroquianos perseguidos por el mal de ojo. “A propietaria dun bar fixo nun fin de semana 3 euros de caixa. Só acudira un cliente e debaixo da súa mesa atopamos plumas de polo, ofrecera ó demo un animal en sacrificio para que lle fora mal ó bar”, explica Portela.

Algunos coitados (palabra portuguesa que se puede traducir como ‘pobrecitos'; aquí se refiere a ‘afectados’-N.del T.) se encontraron con restos de ritos satánicos ante sus comercios, con cenizas de quemar papeles y velas de colores. Un círculo trazado en el suelo con tiza mostraba triángulos y números 6: el símbolo del demonio. Incluso el santuario de San Campio sufrió diversas profanaciones por ritos satánicos. Desde la quema de papeles en el altar mayor, la propagación del número 6 por el atrio, o la aparición de sangrantes cabezas de cordero en el cementerio.

¿A qué se debe tamaña debacle? Nuestro sacerdote se lo explica por la “descristianización da xente, se non cre no Deus verdadeiro confía no demo”. Vivimos “tempos valeiros onde é difícil atopar personas con crucifixo, proliferan amuletos profanos como meigas no pescozo, puños e cornos”. El padre Portela se horroriza cada vez que entra a bendecir una casa, “e non atopas un crucifixo, nen cadro da Virxe, nen Santa Cea, nen nada”.

Muchos poseídos llegan afectados por practicar la ouija, incluso en colegios. Mandamientos para librarnos del mal: fe y una cruz protectora, al igual que con los vampiros.

 Salves a la Virgen, agua bendita

Cualquier sacerdote puede practicar un exorcismo menor: agua bendita por la cabeza, oraciones en castellano pese a que el rito oficial sea en latín, rezos a San Miguel Arcángel… y siempre dentro de la iglesia. “O que máis dano fai ó demo é a Virxe, e o poseído ten que rezar a Salve. No proceso o afectado pode recibir labazadas porque o demo debe notar unha autoridade espiritual”.

Incluso el demonio hace que el padre Portela se olvide de las Salves. Los exorcismos mayores sólo los pueden practicar los autorizados por el Papa, y previo permiso del obispo. “As oracións se fan con máis forza e autoridade”, explica. Y después, el liberado sigue protegido con cruces de Caravaca o la Virgen del Carmen.

 Historias para no dormir

La familia que jugaba con la ‘ouija’ en casa.- Hace 15 años, el párroco de San Campio se adentró una noche en una casa poseída por el demonio. “Enriba da mesa atopei moedas, velas e un altar para a ouija. Berrei: ¡Fóra daquí! Os vasos voaban polo aire. Bendecín a casa con auga bendita e tamén as escaleiras. Ó día seguinte esa superficie apareceu totalmente calcinada”.

Y el extraño caso de la fábrica de piedra.- También el dueño de una fábrica de cortar piedra requirió los servicios del exorcista. Una máquina que funcionaba por ordenador se averió: “Boteille auga bendita e non pinchou unha roda en 8 meses”. El padre Portela bendice al día a entre 150 y 200 personas, de nueve y media de la noche a la una de la madrugada.

Fuente: elcorreogallego.es

————————————————–

A continuación, la traducción al español de las frases pronunciadas por el padre Portela y que en el artículo/entrevista anterior figuran en gallego:

-“aunque sus nombres son secretos para no dar publicidad”. /”buscando soluciones a sus problemas, desde una enfermedad hasta que su hijo apruebe el curso”. /”que vengan hasta aquí, cuando la enfermedad se convierte en espiritual y las medicinas no hacen efecto”.

- “El afectado siente ruidos en su casa, una sombra le acompaña continuamente, las puertas y las persianas se abren solas, las luces se encienden…”

-“El afectado tiene una influencia parapsicológica o paranormal”. / “Los que tienen el demonio en el cuerpo se resisten a entrar en el templo, y hay que meterlos en el lugar sagrado a la fuerza”. /”El poseído habla en lenguas extrañas, puede darme cabezazos en el exorcismo y echa espuma por la boca, he llenado latas con 15 litros de espuma azul o roja”.

- “sino ante influjos negativos”. /”la invasión de ritos satánicos y magia negra, que llegan de culturas africanas y sudamericanas”. / “que también se ofrecen a realizar trabajos, como quitarle el embrujamiento a alguien”./ “En las encrucijadas de los terrenos vemos un mantel con platos, botella de champán, pintura de labios, comida…Es un rito que se ofrece al demonio”.

-“Cabezas de corderos o gallos sangrando, animales en sacrificio para hacerle daño a una persona”. / “La propietaria de un bar hizo en un fin de semana 3 euros de caja. Sólo acudió un cliente y debajo de su mesa encontramos  plumas de pollo, ofreció al demonio un animal en sacrificio para que le fuera mal al bar”.

-“descristianización de la gente, si no cree en el Dios verdadero, confía en el demonio”./ “tiempos extraños donde es difícil encontrar personas con crucifijo, proliferan amuletos extraños como brujas al cuello, puños y cuernos”./ “y no encuentras un crucifijo, ni un cuadro de la Virgen, ni de Santa Cea, ni nada”.

-“Lo que más daño hace al demonio es la Virgen, y el poseído tiene que rezar la Salve. En el proceso el afectado puede recibir golpes, porque el demonio debe notar una autoridad espiritual”.

-“Las oraciones se hacen con más fuerza y autoridad”.

-“Encima de la mesa encontré monedas, velas y un altar para la ouija. Grité: ¡Fuera de aquí! Los vasos volaban por el aire. Bendije la casa con agua bendita y también las escaleras. Al día siguiente esa superficie apareció totalmente calcinada”.

-“Le arrojé agua bendita y no pinchó una rueda en 8 meses”.

Felipe Camiroaga presintió su muerte hace dos meses y aseguró ser víctima de la magia negra sólo 24 horas antes de la tragedia

El accidente de la avioneta que llevaba al archipiélago Juan Fernández a 21 personas, entre ellas el animador Felipe Camiroaga y otros cuatro periodistas del equipo del matinal de TVN ‘Buenos Días a Todos’, a miembros de la fundación ‘Desafío Levantemos Chile’, del Consejo Nacional de la Cultura y a funcionarios de la Fach, enluta y tiene conmocionado a todo Chile.

Los autores y responsables de este blog ‘El Templo de la Luz Interior’ y su filial ‘A la Luz de la Verdad’, expresamos nuestras más sinceras condolencias y nos solidarizamos con el dolor y la tristeza de todos los familiares, amigos y compañeros de los desaparecidos en esta tragedia aérea, por la cual este domingo el Gobierno chileno decretó dos días de luto oficial.

Dentro de la temática que nos compete, nos  han llamado profundamente la atención dos hechos relacionados ambos con Camiroaga, y que dan profundamente que pensar. Uno de ellos es que el animador de TVN pareció presentir su trágico final el pasado mes de julio; el otro, que solamente un día antes de su muerte, aseguró en su programa ‘Buenos Días a Todos’  que era víctima de la magia negra.

 “Del gran vuelo terrible…”

Del aire soy, como todo mortal, del gran vuelo terrible y estoy aquí de paso a las estrellas, escribió Felipe Camiroaga en su Twitter @halconmatinal el pasado 7 de julio.

Esta frase es un extracto del poema “Mortal”, escrito en 1971 por el insigne poeta chileno Gonzalo Rojas, fallecido en abril pasado. El poema completo es un llamado a la unión y la fraternidad entre todos los seres humanos.

De todos los poemas del mundo y entre los millones de versos relacionados con volar, Camiroaga escogió estos versos de la pluma de Rojas, como una forma de rendir homenaje a uno de los grandes de la lírica nacional.

Este gesto habría pasado prácticamente desapercibido si no fuera porque casi dos meses después, al animador de TVN le tocó vivir un “vuelo terrible”, tras el accidente que sufrió el avión de transporte Casa-212 de la Fach en la tarde del viernes 2 de septiembre.

En la perspectiva de lo sucedido después,  las palabras del comunicador pueden muy bien interpretarse como un terrible presentimiento sobre lo que ocurrió en el fatídico vuelo a Juan Fernández.

Magia negra y maldiciones

Asimismo, como un presagio o un vaticinio difícil de romper, se puede calificar la última conversación que tuvo Felipe Camiroaga con el profesor Hugo Zepeda. El jueves 1 de septiembre, en el ‘Buenos Días a Todos’,  habló sobre las maldiciones y el poder de los ángeles.

Zepeda le dijo al animador que estar expuesto a la magia negra no es cosa de niños. “¿Afecta a todos y no sólo a los que creen?”, preguntó Felipe. Zepeda le aclaró que todas las personas están expuestas. Sin embargo, añadió el teólogo, el poder del ángel de la guarda puede ser fundamental.

“Profesor, yo sé que fui víctima de magia negra. Visité a muchos brujos, algunos chantas y otros que sabían y me lo confirmaron”, dijo Camiroaga.

Zepeda lo miró y le aclaró la perspectiva de los hechos: “Felipe, quienes tienen un ángel de la guarda que los protege, no estarán expuestos a los males. Eso sí, algo malo le puede pasar a algún pariente, animales o quemarse la casa”.

Se da la circunstancia de que el 12 de febrero pasado, la casona que Camiroaga tenía en Chicureo quedó reducida a cenizas tras un incendio que se llevó todos sus recuerdos familiares. Aquella vez, sólo los animales se salvaron de las llamas. Asimismo y en la misma vivienda, Fernanda Hansen, su polola de esa época, se accidentó paseando a caballo, por lo que estuvo más de medio año en rehabilitación.

¿Realidad o espeluznantes coincidencias? Dejaremos que ustedes mismos, amigos lectores, saquen sus propias conclusiones. Lo único que podemos aquí añadir, puesto que todavía estamos embargados por la emoción, la tristeza y el dolor ante esta tragedia,  es que Felipe Camiroaga era un comunicador muy conocido, respetado y querido no sólo en Chile, sino en otras partes del mundo. Esperamos y deseamos que, tras la confirmación de que no hay sobrevivientes del accidente aéreo, encuentren sus restos lo más rápidamente posible -junto con todos los demás fallecidos-, sus familiares puedan darle cristiana sepultura y su espíritu pueda definitivamente descansar en paz.

Sacerdote colombiano: “La Iglesia católica es inofensiva ante las fuerzas del mal”

El sacerdote y exorcista católico Gonzalo Callejas cuenta sus secretos en el libro ‘Contra la brujería’

Por lo que vivió en su pasado, el sacerdote católico Juan Gonzalo Callejas dice tener argumentos para luchar contra el mal. “En mi juventud fui víctima de los engaños del demonio. Puedo decir que estuve a su servicio”, afirma. Vivió una juventud rebelde en la Medellín de los años 90, cercana a las bandas delincuenciales y alejada de toda fe. Su mamá lo acercó a un grupo de oración carismático. “Me impusieron en la espalda un crucifijo y sentí cómo una presencia negativa se retiraba de mí. Decidí cambiar de vida”.

-¿No creer en la brujería es una forma de defenderse de ella?

-Es una suposición equivocada. Si la brujería dependiera de que yo crea, no vendría de una acción espiritual, sino de un fenómeno psicológico. La brujería desata una fuerza diabólica que actúa independientemente del nivel de conciencia que se tenga sobre su existencia. De lo contrario, no reaccionaría ante oraciones, como he visto que sucede.

-¿Cuáles son las puertas por donde entra la brujería?

-La peor: el pecado. Es más grave romper los diez mandamientos que estar poseso por el diablo. Ahora, hay tres llaves que permiten la acción de Satanás en el mundo: la envidia, la maldición y el maleficio. Si esto no existiera, él sería una mascota inofensiva.

-Usted critica a la Iglesia católica por su actitud en relación con la brujería.

-Sí, porque la Iglesia, por temor a ser tachada por excesos como los de la Inquisición, niega la realidad del mal, que es una realidad bíblica. Está bien que no quiera revivir esa vergüenza histórica, pero no puede pasarse al extremo del racionalismo y pensar que todo es un fenómeno psiquiátrico. El código de derecho canónico ordena que cada obispo nombre a un sacerdote exorcista en su diócesis, y eso no se cumple. Ponen a cualquiera sin fe en esas cosas, que trata de convencer a la gente de que el diablo no existe y de que lo que padece es mental. Pero un esquizofrénico no tiene por qué saber tus pecados ni por qué hablar perfecto latín o arameo. Yo he tenido que enfrentarme con estos casos, que la gente conoce por historias como la de la alemana Anneliese Michel (que inspiró la película El exorcismo de Emily Rose). Son personas poseídas por almas condenadas que pudieron ser conjuradas por un brujo para provocar daño.

-¿Hay más acciones del diablo ahora en el mundo?

-Cada vez más, y la Iglesia católica es inofensiva ante las fuerzas del mal. Hay una crisis de fe, por no decir una gran apostasía, de los católicos y sus autoridades. La Biblia muestra a San Pablo enfrentando a una pitonisa, a San Pedro luchar contra un brujo. Entonces, ¿eso ya pasó de moda? Es una realidad, y ellos pretenden negarla. Con esos pastores, para qué lobos.

-¿Cuándo se debe buscar a un sacerdote exorcista?

-Si una persona ha entrado en el ocultismo por pactos satánicos y pretende deshacer esa consagración, necesita un sacerdote exorcista. Si se está afectado por brujería que viene de sectas satánicas o de sacerdotes satánicos, necesitará la autoridad de un sacerdote católico para deshacerla. Mi libro propone un manual para contrarrestar los efectos de la brujería por sí mismo. Si con esas pautas no se logra una mejoría, es para sospechar que se requiere un sacerdote.

-Su libro dice que es Dios quien permite actuar a Satanás.

-Así es. El diablo y el mal están en el mundo porque Dios deja que se manifiesten. Tengo cientos de testimonios de familias que no creían, y después de que uno de sus miembros sufrió manifestaciones diabólicas creyeron en Dios. Lo que más rabia le da a Satanás es que el Señor se valga de él para salirse con la suya.

-¿Cómo protegerse?

-La brujería tiene su fuerza en un acto de fe malvado: el brujo cree que su acción va a causar un daño en una persona. ¿Cómo protegerme? Asegurándome de que mi acto de fe en Dios es lo suficientemente fuerte para soportar ese ataque. La fe va a parar todo, como un chaleco antibalas espiritual. Pero si mi fe es poca, es como protegerse con una camiseta ante una 9 milímetros. Muchas veces se acude a la misma brujería como contra. Pues al no encontrar respuesta en la Iglesia católica, van donde el brujo o el chamán, que son todos fuerzas oscuras. Y el mismo Señor dice que Satanás no puede expulsar a Satanás.

-Usted señala la homeopatía y la acupuntura como caminos a la brujería. ¿No exagera?

-No puedo decir que todo esto sea malo. Pero sí hay que tener cuidado. Muchas de estas prácticas vienen de culturas paganas. Hay que preguntarse de dónde llega su sabiduría. Porque estas no son ciencias (la ciencia viene de Dios) y lo que procede de las superstición camina en tinieblas. Sé de personas que antes de entrar a consultorios de esta clase se consagran a Dios y les responden que no los pueden atender. No es coincidencia.

-¿Es así de efectiva la oración?

-La oración siempre será atendida. Dios te va a mostrar si las cosas son o no de él, pero si perseveras en la fe. Si no, se retira y te deja.

-Habla de la importancia de rezar el rosario. ¿Por qué?

-El rosario tiene su principio bíblico en una promesa de Dios dada desde el Génesis: una mujer aplastará la cabeza de la serpiente. Cada vez que dices el Ave María, le recuerdas a Satanás que él perdió y fue derrotado por una mujer, es echarle en cara su terrible derrota en el calvario, porque María fue el botón detonador del proceso de redención del mundo. Por eso, el demonio lucha para que la olvidemos y la veamos como una mujer cualquiera.

-Las oraciones del manual, ¿son creadas por usted?

-Las he elaborado a raíz de mi experiencia. Todas vienen de mi paquete de municiones espirituales y he visto que son efectivas contra la brujería.

-¿Los demonios, al exorcizarlos, no han actuado en su contra?

-Claro que sí. El demonio no va a dejar en paz a un sacerdote exorcista. Por eso, además de mi oración personal, cuento con un grupo de servidores que oran por mí y crean una muralla de fe que me protege. Pero si Cristo lo manda a uno al campo de batalla, no lo va a abandonar. No digo que no me ha pasado nada. Me he enfermado, me han puesto a orinar sangre por cosas en la comida. Dios permite que el exorcista experimente el sufrimiento para que pueda compadecerse del otro. Eso no lo experimentan las autoridades eclesiásticas, que suelen vivir muy cómodas detrás de un escritorio.

-Tuvo una vida diferente antes. ¿No ha tenido la tentación de regresar a ella?

-Tentaciones siempre hay: gente que le hace a uno propuestas indecentes en el confesionario y más. Pero tengo la ventaja de que, al haber pasado por una vida de pecado, ya sé lo que eso me puede dar. Ya no me tientan ni las mujeres ni el dinero. Sé lo que es estar bajo la opresión diabólica.

-¿Hay personas más susceptibles a estos fenómenos?

-Los hijos de personas a las que les han hecho algún daño. Cuando hay un santo en una familia, Dios dijo que bendice por mil generaciones. Cuando hay un malvado, castiga hasta tercera y cuarta. He visto que niños de mujeres a quienes les hicieron algún tipo de brujería mientras estaban gestando nacen sensibles a esto. A veces lloran sin sentido, y el agua bendita para el llanto.

-Agua, sal y aceite bendecidos son elementos que usted usa.

-Sí, pero lastimosamente, por el racionalismo, hay obispos que incluso prohíben bendecir el agua. Y tienen sus razones: los santeros la usan para sus acciones, otros para que los opere José Gregorio Hernández, los satánicos en sus misas negras. Pero la solución no es prohibir, sino catequizar sobre su uso. Es importante que el fiel tenga en su casa con qué orar. Son una herramienta, no una superstición. Y me consta que los demonios reaccionan ante eso.

-¿Cómo le consta?

-En el caso de un muchacho, por ejemplo. Su mamá sospechaba que algo le sucedía, y no era físico. Le dije que le preparara la comida que más le gustaba con agua y sal bendecida. La reacción del joven fue arrojar los alimentos, entre gritos. No los pudo probar.

-Así no se manifiesten, ¿usted percibe las presencias del mal?

-A veces voy por la calle y me dan ganas de vomitar. Me pasó hace poco en una calle en Medellín. Entre quienes tenemos sensibilidad espiritual, por haber vivido una liberación, es normal sentir escalofríos, náuseas, retorcijones, al llegar a un lugar contaminado. Es una forma que tiene el Señor para prevenirnos.

-¿Todas las manifestaciones son de almas malas?

-Hay almas buenas y malas que afectan este mundo, almas condenadas que pueden ser conjuradas. Pero también son normales los fenómenos que conocemos como poltergeist, en casas donde se mueven cosas, se enciende el televisor, se apagan las luces. Esto puede proceder de almas que vagan porque no conocieron de Dios en este mundo y no saben el camino que deben seguir. A veces ellas se aproximan a personas de fe para pedir ayuda. Si la aparición no es agresiva, puede pedírsele que de alguna forma exprese lo que necesita. Esto, claro, es un fenómeno distinto a la brujería.

Fuente: Artículo de María Paulina Ortiz en eltiempo.com

Más de la mitad de los rusos cree en el mal de ojo

Moscú.- Más de la mitad de los rusos, el 53 por ciento, cree en el “mal de ojo,” según una encuesta realizada por la bolsa digital de trabajo rusa Joblist.ru, informa Efe.

Uno de cada cuatro de los 3.000 encuestados cree haber sido víctima de una maldición en su trabajo.

“Las víctimas” aseguran haber sufrido enfermedades, malas relaciones con los compañeros (30 %) e incluso el despido (10 %).

La mayoría (45 %) cree haber sufrido el “mal de ojo” por tener éxito en su vida profesional o personal.

Un 22 por ciento señalaron que son envidiados por su aspecto físico y su éxito con el sexo opuesto, mientras que un 19 por ciento dijeron que lo son por sus logros profesionales.

Una cuarta parte de los encuestados reconoce no saber cómo los han maldecido, aunque el 43 por ciento recuerda que les han “dicho algo malo,” el 40 por ciento cree que “han pensado mal de ellos,” y otro 8 por ciento está convencido de que la maldición fue provocada por un encantamiento o porque les echaron algo en la bebida.

En México roban hostias para actos de brujería

Según el semanario ‘Desde la Fe’, de la Arquidiócesis Primada de México, el obispo de Tlaxcala, Francisco Moreno, alertó a los feligreses sobre el ascendente fenómeno del hurto de estos elementos indispensables para la liturgia.

Hace dos semanas, se reportó por ejemplo el robo de las hostias de la Iglesia de San Nicolás de Tolentino, en la ciudad de Tlaxacala, la capital provincial, a unas calles de la sede de la policía local.

El obispo Moreno encabezó el 31 de julio pasado una marcha para pedir a los ladrones devolver en forma “anónima” lo sustraído, pero sin ningún resultado.

La Iglesia advirtió que las hostias pueden ser “traficadas, utilizadas en rituales paganos, brujería o incluso actos denominados satánicos” con lo cual “los usurpadores caen en un delito más grave que el robo” , o sea el sacrilegio.

La jerarquía señaló que ha adoptado medidas “para reparar el agravio” y evitar nuevos robos, previendo que en cada parroquia y templo se adopten medidas adecuadas para custodiar la hostia.

Fuente: abc.com.py

La magia de transferencia en el mundo árabe

Manos de novias bereberes decoradas con henna

La magia de transferencia se centra en la vinculación, afectiva o no, que se establece entre un sujeto y otro, ya sea persona o semejante, animal, vegetal o mineral. A esta transmisión también puede calificársela como empatía. Empatía no es más que la capacidad de identificarse y compartir las emociones o los hechos del paciente, con el objeto sujeto a ser transferido. Prácticamente todos los países árabes practican el tipo de magia transferencial (llamada también magia simpática) en lo que a salud se refiere.

- En el norte africano era costumbre extendida entre pastores que, cuando sentían dolor de cabeza, golpeaban la testa de un animal del rebaño hasta abatirlo, sin causarle daños mayores, y el dolor del pastor desaparecía.

- En el Rif, los pastores suelen confesar los pecados del enfermo a una cabra del rebaño. Luego dejan caer unas gotas de sangre del afectado encima de la testuz del animal, y lo dejan libre por el campo hasta que la enfermedad desaparece.

- En Arabia, cuando había grandes epidemias, paseaban repetidamente el mejor de sus camellos por todos los rincones de la ciudad, en el convencimiento de que la peste quedaría atrapada en el cuerpo del camello. Seguidamente, el camello era llevado a un lugar sagrado y lo estrangulaban ritualmente.

LOS BEREBERES, UN PUNTO Y APARTE

Los bereberes son musulmanes algo menos ortodoxos que los árabes, ya que sus ritos religiosos suelen incluir elementos animistas originarios de antiguas religiones premusulmanas.

Sus mujeres, perpetuadoras de la tradición, suelen reunirse en zawiyas, edificios religiosos cercanos a una ermita o santuario, o en marabouts, que son tumbas de los santos veneradas por la comunidad. Allí suelen charlar, intercambiar recetas e impartir habilidades como la de tejer, cocinas o cantar. Pero al margen de esta comunión de conocimientos, también acuden a estos lugares a pedir favores de salud, buenas cosechas, trabajo, así como amor y fertilidad.

Todo el universo mágico, simbólico, religioso y femenino se concentra en la sabiduría de las mujeres lherb’ n’ tmgarin, consideradas como las mejores curanderas, yerberas, hechiceras, sabias, pero también marginadas y estériles. Ellas son las que controlan el mundo de los jinn. Saben llamarlos y aliarse fuerzas maléficas o benéficas para ayudar a la comunidad femenina.

SAHARUI, SUFÍ Y MORABO

La mística influencia sufí está muy arraigada en el pueblo saharaui. En esta zona, un curandero o sanador, al que denominan morabo, cumple funciones mágico-sanitarias, y se especializa en la sanación de esterilidad, enfermedades mentales, cefaleas e incluso la rabia. Conoce los secretos de la farmacopea y sus aplicaciones en consonancia con los dictados astrológicos.

Los morabos son maestros del Corán, cumplen las funciones del Imán, dirigiendo la oración y la comunidad. Pero también sus tareas se amplían a lavar a los muertos y a todo lo que tiene que ver con los ritos funerarios y mágicos.

MORABOS EXORCISTAS

Saben de palabras sagradas y sortilegios. Son especialistas en la realización de exorcismos, y muy solicitados en los casos donde media la brujería o shur.

Para eliminar el mal de ojo y los trastornos que ocasionan los jinn exorcizan a los pobres posesos con baños e inciensos específicos para cada mal. Prescriben talismanes o hirts, de los que el poseso sólo se podrá desprender con su permiso. Salmodian cantos, organizan Yebda o vigilias sagradas en las que beben leche, comen dátiles y aspiran inciensos que arden en el centro sagrado de la haima. Tocan castañuelas de hierro, tambores… y entran en trance incorporando a su cuerpo la fuerza sagrada de la naturaleza, la única que será capaz de curar al poseso, siempre y cuando éste tenga la suficiente fe.

A continuación, algunos antiguos sortilegios árabes y que probablemente ya no se harán por la dificultad de conseguir o encontrar sus materiales:

- Para rehuir el ataque de las fieras: Arranca el corazón de un buitre y ponlo en el interior de un bolsón de piel de hiena. Átalo con crin de caballo y cuélgatelo al cuello.

- Para ver de noche: Pon una hiel de golondrina y su mismo peso de antimonio, añádele unas gotas de hiel de gallo negro y ponlo todo en un pañuelo que anudarás a tu frente.

- Para no dejar embarazada a la mujer: Úngete los testículos con las hieles machacadas de chacal, gato atigrado y rata de campo.

- Para protegerte del mal de ojo: Machaca los sesos de un mono y déjalos secar junto al pene de un murciélago y el pico de un pájaro negro encima de un pedazo de piel de chivo. Cuando esté seco, envuélvelo todo en la misma piel y llévala siempre contigo.

Finalmente, comentar que las esencias mágicas en el mundo árabe por excelencia son el cilantro, la mirra, el incienso, el benjuí negro y blanco, el aloe seco y la resina de alemí.

La Magia en el Islam

A petición de varios lectores que nos han hecho llegar su interés en conocer algo más a fondo temas relacionados con la magia islámica, hemos decidido con todo gusto publicar algunos artículos al respecto. Éste es el primero.

“Cuántos de nosotros no hemos escuchado hablar del ‘mal de ojo’ y de la ‘magia negra’, pero qué sabemos realmente de todo esto y cuánto sabemos sobre lo que dijo el Profeta Muhammad (BPD) acerca de tales temas.

En Latinoamérica es convencional ir al mercado y encontrar diferentes artículos que se venden abiertamente para realizar algún tipo de ‘conjuro’, asimismo en los distintos medios de comunicación se anuncian brujos y hechiceros, algunos de los cuales operan en los célebres ‘Centros Naturistas’ y te ofrecen servicios como el atraerte la fortuna, el amor, la salud o simplemente ‘leer tu futuro’, el hecho es que están dispuestos a convertir tus sueños en realidad.

De esta forma personas ingenuas, algunas desesperadas por los distintos problemas que las acongojan, u otros en busca de soluciones fáciles acuden a estos ‘hechiceros’, convirtiéndose en presas fáciles de gente inescrupulosa, que lo único que pretende es estafarles.

Algunos necesitan apenas ser escuchados, otros desean conocer y comprender algo que está más allá de sus sentidos, muchos lo que tienen es falta de confianza en sí mismos, y todos están alejados de Dios.

La mayoría dicen ser cristianos (católicos o protestantes), aún así realizan todo tipo de rituales mágicos o creen en simples supersticiones, etc. En países como Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, se suele entremezclar prácticas del catolicismo con antiguas tradiciones culturales de los distintos pueblos que hasta la fecha habitan esas regiones. En Brasil existen cultos de origen africano como el camdomblé, umbanda, macumba, etc. en el que el sincretismo con el catolicismo es evidente.

Lo mismo suele ocurrir en países caribeños, tanto así que un destacado intelectual haitiano ha dicho: «…el 70% de la población de Haití es católica, el otro 30% es protestante, pero el 100% practica el vudú», qué mejor ejemplo que ese.

Si viajásemos a cualesquiera de los países donde el Islam es la religión mayoritaria, nos daríamos cuenta que casi no existe el tema de la magia, ni mucho menos se ve la escena de alguien visitando a un brujo o hechicero para que le solucione los problemas familiares o económicos. Para los musulmanes la solución es Dios Único, Infinito, Eterno, Quien nos creó y nos nutre. Dice el Sagrado Corán: «¿No sabes que el dominio de los cielos y de la tierra es de Dios y que no tenéis fuera de Él, amigo ni auxiliar?» (2:107)

Al ser conscientes de Dios y de Su Munificencia y Misericordia, nos damos cuenta que no necesitamos a otro sino a Él, esta es la Fe en el Dios Único, el Dios que nos anunciaron todos los profetas desde Adán hasta Muhammad, la paz sea con todos ellos.

Cuando dicha Fe es firme, todo pasa a segundo plano, en ese sentido cuando atravesamos contrariedades en nuestras vidas, le pedimos a Dios nos ayude: «Cuando Mis siervos te pregunten por Mí, estoy cerca y respondo a la oración de quien invoca cuando Me invoca. ¡Que Me escuchen y crean en Mí! Quizás, así, sean bien dirigidos» (2:186)

Ello no significa que debamos caer en la indolencia y ser flojos, llegando a pensar que con una oración o una súplica, nuestras dificultades desaparecerán de inmediato. Debemos enfrentar nuestros problemas y trabajar por su solución, confiando en que el Altísimo nos auxiliará.

Por otra parte, hay quienes se acuerdan de Dios solamente en los momentos aciagos, olvidándose después de su Creador: «Cuando el hombre sufre una desgracia, Nos invoca, lo mismo si está echado que si está sentado o de pie. Pero, en cuanto le libramos de su desgracia, continúa su camino como si no Nos hubiera invocado por la desgracia que sufría. Así es como son engalanadas las obras de los inmoderados.» (10:12)

Pese a que el Islam no desconoce la existencia de la magia, su empleo está prohibido: «Han seguido lo que los demonios contaban bajo el dominio de Salomón. Salomón no dejó de creer, pero los demonios sí, enseñando a los hombres la magia y lo que se había revelado a los os ángeles, Harut y Marut, en Babel. Y éstos no enseñaban a nadie, que no dijeran que sólo eran una tentación y que, por tanto, no debía dejar de creer. Aprendieron de ellos cómo dividir a un hombre de su esposa. Y con ello no dañaban a nadie sino autorizados por Dios. Aprendieron lo que les dañaba y no les aprovechaba, sabiendo bien que quien adquiría eso no iba a tener parte en la otra vida. ¡Qué mal negocio han hecho! Si supieran…» (2:102)

En la sura 113, aleya 4, se le ordena al Profeta Muhammad (BPD) que se refugie en Dios para protegerse «…del mal de las (hechiceras) que soplan en los nudos…» (113:4)

Las últimas dos suras del Sagrado Corán son conocidas como ‘los dos amparos’, y son conjuros para alejar todo mal, manteniendo al creyente siempre protegido.

Para encerrar esta breve exposición cito las palabras del Ayatullah Sayyed Ali Husaini Sistani, en sus ‘Normas Islámicas Aplicadas’: «La Magia, en todas sus formas, está prohibida. Incluso aquello que se utiliza para deshacer los hechizos, a menos que en el asunto recaiga un gran beneficio, tal como salvar la vida de una persona respetada.»

Fuente: Artículo de Ismail Warda en la ‘Revista Biblioteca Islámica’, nº 7, Año 2 – San Salvador