Archivo del Autor: Josep Riera de Santantoni

Suscríbanse a nuestro canal en YouTube

Suscríbanse a nuestro canal en YouTube y hagan clic en alguno de los anuncios de los vídeos. No les cuesta más que un segundo y con ello nos ayudarán a seguir haciendo programas con temáticas interesantes para tod@s ustedes. Gracias y Bendiciones.

Esta es la URL de nuestro canal:

https://www.youtube.com/channel/UC-9uaqrpQwB1SINzNFj-YgQ

Por qué algunos cuerpos no se descomponen tras la muerte

momia louise de quengo

El cuerpo de Louise de Quengo conserva sus ropajes

Marzo de 2014, Rennes, noroeste de Francia, un equipo de arqueólogos trabaja en las profundidades del Convento de los Jacobinos. Acaban de destapar cuatro ataúdes de plomo del siglo XVII, abren tres y dentro encuentran esqueletos, claro. Pero al abrir el cuarto se quedan petrificados: un cuerpo incorrupto de 358 años aparece ante sus ojos.

Los restos son los de una mujer de un metro y 45 centímetros llamada Louise de Quengo, según revelan ahora los arquéologos del instituto Inrap.

Una viuda de la nobleza que conservaba sus ropajes y la carne de su cuerpo, aunque con aspecto desagradable.

En sus carnosas manos sostenía un crucifijo. Y un último detalle escabroso: le faltaba el corazón.

¿Una santa?, ¿brujería, quizás? La respuesta suele ser más terrenal.

La ausencia del corazón se debe a que se lo extrajeron después de fallecer (a los 60 años), al igual que el de su marido, para meterlo en un cofre por mor de un rito funerario de la época.

Pero, ¿el cuerpo? ¿Por qué conservaba su piel, músculos e incluso órganos?

No es el primer caso de cadáveres que se descubren en un excepcional estado de conservación.

Por distintos motivos, hay cuerpos incorruptos de santas, de Papas, de monjes budistas, de revolucionarios rusos, de hombres de la edad de bronce o anónimos contemporáneos de los pueblos de Noruega.

Más allá de creencias místicas, la ciencia explica los motivos para la buena conservación de éstos cadáveres.

En unos casos el proceso es natural y en otros reciben la ayuda (confesada o no) del hombre.

Momificación espontánea y natural

Según explica el antropólogo forense, José Manuel Reverte Coma, en sus estudios para el panameño Instituto Gorgas de Estudios de la Salud, estos cadáveres que aparecen conservados no tienen nada de mística o magia.

“La sequedad produce la momificación espontánea o natural”, explica Reverte.

Se trata de un proceso de desecación espontánea o natural que impide la putrefacción y descomposición del cadáver.

“Este fenómeno se da en algunos lugares como son las criptas de algunos monasterios donde la sequedad del ambiente y la ausencia de insectos, unido quizás al hecho de que el cuerpo estaba […] exento de grasa y a la existencia de un medio interno adecuado para destruir las bacterias responsables de la putrefacción, permite que el cuerpo se deseque en forma natural conservándose incorrupto por tiempo indefinido”, cuenta.

Algo que parece encajar con el caso de la noble francesa.

Otro camino, opuesto al anterior, es cuando el cadáver queda en un ambiente de humedad relativa, pero estéril.

“Se produce el fenómeno llamado adipocira’ (de adipós, grasa y cira, cera)”, relata Reverte.

Primero se produce una saponificación (transformación de los tejidos en jabones mediante la grasa) y luego una fase plástica, durante la cual las partes blandas se transforman en algo parecido a la plastilina.

“La piel queda elástica convirtiéndose en una especie de badana, como si la hubiesen curtido”.

En algunos casos, los tejidos se transforman en cera. “Como la de una vela derretida, que mantiene la forma de los órganos con gran precisión”, apostilla el científico.

“La transformación del adipocira en cera cadavérica es lo que ha dado origen a lacreencia de que hay cuerpos incorruptos debido a causas sobrenaturales y no hay tal cosa”, zanja Reverte.

Otro caso que puede darse es la  petrificación, transformación del cadáver en material pétreo debido a la infiltración por hidrioxipatita y carbonato cálcico.

Estos procesos dejan hallazgos impactantes, como las momias de los pantanos de Tollund, en Dinamarca o el hombre de Cashel, en Irlanda.

El aislamiento del cuerpo del oxígeno es un factor importante para la conservación de sus órganos.

Esa es una de las conclusiones que sacaron unos investigadores del York Achaeological Trust de Reino Unido que encontraron un cerebro de 2.600 años de antigüedad perfectamente conservado.

Las grasas y las proteínas del tejido cerebral se unieron entre sí para formar una masa que lo aislaba.

“Como no había ninguna traza de oxígeno en el cerebro y no hay movimiento, éste estaba protegido y preservado”, explica el estudio de los arqueólogos.

Y estos sorprendentes fenómenos pueden ser provocados, pero de un modo no intencionado… y que puede suponer un problema.

Es lo que ocurre en Noruega, donde tienen problemas de espacio en sus cementerios porque los cadáveres no se descomponen, según publicó “The Wall Street Journal”.

El motivo es que después de la Segunda Guerra Mundial establecieron como medida higiénica enterrar a los muertos envueltos en una funda de plástico. Este aislamiento hace que el descanso eterno esté siendo más largo de lo deseado para los cuerpos físicos de los noruegos.

Para resolverlo están perforando las bolsas con una tecnología especial e inyectando una sustancia para descomponer los cadáveres.

De los secretos egipcios a Lenin o Juan XXIII

Pero la momificación es un proceso que el hombre hace de forma intencionada desde hace miles de años, mediante procesos de embalsamamiento y momificación, normalmente como ritos funerarios.

En la antigua Persia, por ejemplo, los cadáveres se conservaban con cera y entre los pueblos arios, con miel.

Pero quizá, el proceso más famoso sea el de las momias de Egipto.

Según el antropólogo Reverte, primero extraían el cerebro del cadáver por la nariz, para hacer después pasar al cuerpo y sacar los intestinos (“que purifican con vino de palma” y “sustancias aromáticas molidas”). O así lo relato, al menos, el filósofo griego Herodoto.

Estas vísceras se ponían en cuatro vasijas cuyas tapaderas representaban las cabezas de los cuatro hijos de Horus, genios funerarios protectores de los órganos.

Después, llenaban el vientre de mirra pura molida, canela y otras substancias aromáticas y “salaban el cuerpo recubriéndolo con natrón (carbonato de sodio decahidratado)”. Así quedaba el cuerpo recubierto durante 70 días. Luego lo envolvían con vendas.

Pero no hace falta remontarse tantos años para encontrar famosos cuerpos momificados, ya con técnicas más modernas.

Es el caso del revolucionario Vladimir Lenin, padre de la Unión Soviética. Por decisión de su sucesor, Joseph Stalin, fue embalsamado tras su muerte en 1924.

O también el papa Juan XXIII, de cuyo cuerpo incorrupto se creó una leyenda de componente religioso, puesta en entredicho en 2001, cuando el médico Gennaro Goglia declaró a la revista católica “Famiglia Cristiana” haber inyectado 10 litros de un líquido embalsamador al cuerpo del pontífice.

“Practicamos un corte en la muñeca derecha del Papa y le introdujimos la aguja y el líquido”, dijo.

Aún hoy se ha dado un paso más y se utilizan técnicas de crionización o congelación en nitrógeno líquido a 150º bajo cero. Otro milagro, de la ciencia.

Fuente: BBC.com.uk

Nueva dirección de nuestro canal en YouTube

Les hacemos partícipes de una buena noticia. Debido a que ya hemos superado la cifra de 250.000 visitas, YouTube nos permite tener una dirección personalizada en nuestro canal. Así pues, a partir de ahora, pueden ver todos nuestros vídeos, tanto los propios como los de nuestras intervenciones en TV, en esta URL:

https://www.youtube.com/c/ElTemplodelaLuzInterior?gvnc=1

El conjuro de las doce palabras redobladas

conjuro-chile

El conjuro es un poderoso recurso para evitar o combatir la acción de fuerzas, tanto terrenas como sobrenaturales, contrarias a la integridad física o psicológica del hombre. Su forma de expresión consiste en un texto breve -sin considerar las repeticiones ceremoniales del mismo- la mayoría de las veces provisto de rima, único elemento métrico que subsiste en su estructura estrófica, salvo contadísimas excepciones de cuartetas bien conservadas. En el contenido predominan las invocaciones a Jesucristo, o a los arcángeles Gabriel y Miguel, o a la Virgen, o a los santos Cipriano y Silvestre, encontrándose también fórmulas basadas en números cabalísticos, en días de la semana con carácter mágico y en personajes míticos.

En consecuencia, la eficacia del conjuro alcanza a perros bravos, salteadores, fantasmas, brujos, diablos, y cualquier otro enemigo, todos los cuales suelen ocultarse al amparo de las sombras nocturnas para sorprender a viajeros incautos.

El ejemplo siguiente es uno de los más difundidos en Chile:

Padre San Silvestre,
alférez mayor,
cuídame mi casa
y todo el rededor
de hombre de mala intención.
Para el lado de la cordillera
está la cruz de Salomón.
Padre San Silvestre,
alférez mayor.

 Pero ningún conjuro tiene, en la práctica de nuestro folklore, el vigor y la penetración propios del denominado genéricamente doce palabras redobladas, título con cuyo adjetivo calificativo se indica el procedimiento reiterativo empleado obligatoriamente en su aplicación, y que consiste en añadir tras el enunciado de cada palabra, todas las anteriores, en orden descendente, como lo ilustra la versión aquí consignada:

Amigo, dígame una. Una no es ninguna, la Virgen parió en Belén y siempre ha quedado pura.
Amigo, dígame dos. Las dos tablas de la ley, por donde pasó Moisés. Una no es ninguna, la Virgen parió en Belén y siempre ha quedado pura.
Amigo, dígame tres. Las tres Marías. Las dos tablas de la ley, por donde pasó Moisés. Una no es ninguna, la Virgen parió en Belén y siempre ha quedado pura.
Amigo, dígame cuatro. Los cuatro elementos…  

(Sigue el mismo procedimiento hasta el final).

Amigo, dígame cinco. Las cinco llagas…
Amigo, dígame seis. Las seis candelas…
Amigo, dígame siete. Los siete sacramentos…
Amigo, dígame ocho. Los ocho coros…
Amigo, dígame nueve. Los nueve meses…
Amigo, dígame diez. Los diez mandamientos…
Amigo, dígame once. Las once mil vírgenes…
Amigo, dígame doce. Los doce apóstoles…

Y cuando se desea conferirle especial énfasis a este conjuro, se dice una decimotercera palabra, principalmente adecuada para desarmar al demonio:

Quien dijo doce que diga trece: que reviente ése.

Este fenómeno folklórico vive en todo el centro y sur del país, encontrándosele en el norte desde la provincia de Coquimbo, y haciéndose notable su cultivo en reductos campesinos de Santiago, Colchagua, Curicó, Talca, Maule y Ñuble.

En esta fuerza de conservación, fruto tradicional de una actitud de defensa del hombre, podrían encontrarse variadas fuentes interpretativas de la psicología y de las tendencias religiosas y supersticiosas de los chilenos, además del extraordinario significado de trayectoria temporal que encierra este hecho, uno de los más fuertes y tempranamente arraigados en los primeros momentos de gestación de nuestra nacionalidad, debido a su abundante uso por parte del conquistador hispánico y a su facilidad de diseminación.

Y aunque España sea el foco de procedencia, algunos de nuestros conjuros, como el paradigmático hispanoamericano de las doce palabras redobladas, remontan su estructura dialogada, su fórmula reiterativa, sus citas invocadoras y su probada eficacia, peninsularmente cristianizadas, a la vieja cultura persa, derramándose de ésta a las budista, musulmana y judía, hasta vaciarse en los moldes europeos.

Fuente: Artículo de la Enciclopedia Chilena.

“Charlie Charlie” no es ningún juego, sino una manera muy peligrosa de invocar espíritus

charlie-charlie

“Charlie Charlie”, el ‘juego’ paranormal muy parecido a la tabla Ouija que ha revolucionado las redes sociales, no es tan inofensivo como algunas personas creen. Y tampoco es solamente una campaña de publicidad muy bien orquestada por una productora cinematográfica para promocionar una película de terror próxima a estrenarse.
 El reto o desafío de “Charlie Charlie” se basa en los mismos principios de la Ouija, aunque en este caso es mucho más sencillo y rudimentario, ya que en vez de utilizarse todas las letras del alfabeto, supuestamente el espíritu sólo responde a las preguntas que se le hacen con un “Sí” o con un “No”.
Por ello y a pesar de su aparente sencillez, es al igual que la Ouija una manera de abrir un portal o un umbral hacia el más allá y de permitir la entrada del espíritu o los espíritus que en apariencia se están invocando. Este ‘juego’, que no es tal sino una muy peligrosa manera de invocar entidades, y al realizarlo sí se consiguen invocar espíritus que pueden perturbar a las personas que lo jueguen.
La preocupación en el mundo entero por la práctica de este juego (todos quieren probar si funciona o no) ha llevado a que en muchos colegios y centros de enseñanza las autoridades escolares hayan prohibido tajantemente a los alumnos de edades tempranas, niños y adolescentes, el realizarlo dentro de los recintos escolares, y ha generado en otras muchas personas un gran temor. Pero por otra parte, muchas otras personas se burlan de él y se niegan a creer que sirva para establecer contacto con seres del más allá.
Quienes llevamos muchos años trabajando en este campo de lo paranormal y hemos realizado numerosos exorcismos para expulsar entidades del bajo astral, desencarnados e incluso demonios que estaban contagiando o se habían apoderado del cuerpo de muchas personas, podemos tajantemente afirmar que el “Charlie Charlie” sí supone, efectivamente, una invocación de espíritus, los cuales pueden acosar y perturbar a muchos de quienes hagan este “reto”.
No necesariamente todos los que lo ‘jueguen’ serán poseídos por el espíritu invocado, pero sí hay muchas posibilidades de que ese ente, quienquiera que sea, se quede por un tiempo rondando, merodeando y ‘vigilando’ a los que lo hayan ‘jugado’.
Y aquí está precisamente el riesgo de practicar este tipo de ‘desafíos': todos quienes realicen de manera frecuente este ‘juego’ y crean que el llamar o invocar espíritus es un entretenimiento o una diversión inocente, están muy equivocados; ya que corren un serio riesgo de sufrir consecuencias muy serias o mucho más graves, hasta el punto de poder ser incluso poseídos por demonios.

“Charlie, Charlie” es publicidad de una película de terror

El reto de “Charlie Charlie” que se ha viralizado en redes sociales como una “Ouija casera”, no se trata de nada más que una forma para promocionar la próxima película de terror de Warner Bros, como se ve en el trailer de YouTube que publicamos sobre estas líneas.
El juego, practicado desde hace muchos años años por varias generaciones, se popularizó en Internet la noche del pasado 26 de mayo. Al día siguiente, la productora cinematográfica, en su canal de YouTube Warner Bros Latinoamérica, compartió el avance de La Horca, película basada en el citado “reto” o “desafío” de “Charlie Charlie”.
Conocida como “The Gallows”, la película está siendo promocionada en YouTube desde abril y será estrenada en Estados Unidos el próximo 10 de julio y durante las siguientes semanas en diferentes salas de toda Latinoamérica.
La película cuenta la historia de un grupo de estudiantes que durante el vigésimo aniversario de un accidente ocurrido en una obra de teatro en Estados Unidos, intentan honrar el hecho invocando a Charlie Charlie, “un espíritu que les recuerda que hay ciertas cosas que es mejor dejar en el pasado”, como se ve en el adelanto de You Tube.

¿Por qué se producen los casos de posesión de espíritus?

posesion espiritus

Ciertamente podríamos encontrar muchas respuestas o explicaciones a la pregunta del título. Desde las almas desorientadas que, al no tener conciencia exacta de que sus cuerpos perecederos han vuelto a la tierra de donde surgieron, vagan errantes por un espacio carente de luz buscando refugio en una nueva envoltura humana (dentro de la cual, aunque no les pertenezca, se sienten protegidas), hasta los entes malévolos y perniciosos que, negándose a aceptar el perdón y la clemencia de Dios, prefieren posesionarse de un cuerpo y una mente, a los cuales causan innumerables trastornos que pueden llegar hasta lo irreparable.

Estas almas llenas de malicia y perversión, de oscuros instintos y demoníacas intenciones, poseen el cuerpo de otra persona para sentirse vivos. Vivos, sí. Porque cuando el poseído o la poseída comen, trabajan, piensan, se divierten, hacen el amor o gozan de las cosas terrenas, el ser que se encuentra en su interior experimenta todas esas sensaciones como propias y, al mismo tiempo, puede controlar el estado mental y emocional de aquel de quien se ha posesionado.

Tenemos también el caso de las almas de varones que han dejado la existencia terrena en plena juventud y enferman u obsesionan a chicas jóvenes con la clara intención de aprovecharse sexualmente de ellas y, al mismo tiempo, si la posesión es completa, vivir dentro de esas muchachas incluso con mayor intensidad que en otros casos de posesas por entes o seres demoníacos. Estos seres  -almas en pena o espíritus en tinieblas- que realizan tal tipo de agresiones originadas en un leit motiv sexual, tienen las mismas o muy similares características que los que la Iglesia Católica denomina espíritus íncubos o súcubos.

Algo que puede parecer increíble pero que sucede, especialmente a mujeres jóvenes que están poseídas por un espíritu, es que cuando ellas quedan embarazadas, el ente agresor puede atarse al ser que se está gestando y nacer con él. Al producirse el alumbramiento, ocurre que el alma legítima del neonato no puede desarrollar su propia mente por la perversa y malévola influencia del alma posesora.

Hemos visto muchos casos así en el transcurso de nuestra ya larga dedicación al exorcismo; casos de tiernos infantes (de ambos sexos, por igual) que sufren toda la vida la posesión por parte de un abuelo, un tío, un hermano, o cualquier alma en pena que anteriormente se hubiese posesionado de su madre.

Los casos más graves de posesión -poco frecuentes, gracias a Dios, pero que también se producen- son aquellos en los que ocurre el siguiente fenómeno: que el alma del posesor acabe echando fuera del cuerpo el verdadero espíritu del poseído junto con su mente y auténtica personalidad; esta situación es la que los psiquiatras definen con el nombre-diagnóstico de «ausencias».

Más información en:

http://eltemplodelaluzinterior.com/2011/07/13/sensaciones-y-sintomas-que-son-evidencias-de-posibles-casos-de-posesion-originados-por-un-mal-espiritu-o-ente-desencarnado/