Por qué se encienden velas en los velorios y por qué no se respeta la tradición en la Iglesia católica chilena

Autores: Madame Aguamarine y Joseph de Santantoni

‘Velorio’ ó ‘Velatorio’ = Acción o acto de velar. ‘Velar’ = Palabra que procede del latín ‘vigilāre’ y que, entre otras muchas acepciones, significa “pasar la noche al cuidado de un difunto”.

Las velas (ó cirios) son un sacramental utilizado en la liturgia y en la religiosidad popular. Las velas son un signo de la luz que disipa las tinieblas. La vela es un símbolo de Dios, el dador de vida y la luz del mundo.

Según la norma católica, se utilizan velas en la administración de los sacramentos, la Santa Misa, la exposición del Santísimo, funerales y otras ceremonias. El cirio pascual se bendice en la Vigilia de Pascua; hecho de cera pura de abeja representa el cuerpo de Jesucristo, la luz de la vela simboliza su naturaleza divina. Lleva las marcas de las 5 llagas de Cristo. Se enciende en todas las misas durante la temporada de Pascua y durante todo el año en bautismos y funerales.

En los bautismos se enciende una vela con el fuego del cirio pascual y se le entrega al recién bautizado (o a sus padres) como símbolo de la luz de Cristo que reciben y que deben mantener brillando siempre. En la fiesta de la Presentación, que es también la Purificación de la Virgen María (2 de febrero) se bendicen velas y por eso se le llama “Candelaria”.

La costumbre de encender cirios en las procesiones y ante las imágenes de Cristo, María Santísima y los santos es un signo muy antiguo que nos recuerda que Jesús es la luz del mundo y todo el que está en él comparte esa luz. La vela es un símbolo de ofrenda espiritual, de nuestra devoción que continúa más allá de nuestra presencia física en el lugar santo.

Y también se prenden en los velorios o velatorios, para iluminar y guiar el alma del difunto en su camino hacia la vida eterna.

Jesús: “Yo, la luz, he venido al mundo para que todo el que crea en mí no siga en las tinieblas”. -Juan 12,46

“Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte. Ni tampoco se enciende una lámpara y la ponen debajo del celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a todos los que están en la casa. Brille así vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”. -Mateo 5,14-16.

“Mira, pues, que la luz que hay en ti no sea oscuridad”. -Lucas 11,35

Muchas personas desconocen la importancia de estos antiguos ritos que hoy se están perdiendo, como el rezar rosarios a los recién fallecidos y velar a los muertos (velatorio, de ahí su nombre), previamente al funeral y posterior entierro.

Al menos aquí en Chile, las empresas funerarias han abaratado sus costos al mínimo, eliminando las velas y utilizando junto a los féretros cirios sintéticos (ampolletas incandescentes o las modernas leds);  pero estos objetos artificiales no cumplen con la misma función, como sí lo hace una vela que arde. Sólo son luces artificiales, no son, como deberían ser, velas para velar (acompañar) a una persona cuya alma está aún en tránsito, porque no somos sólo carne, sino también y sobre todo, espíritu.

“Qué solos se quedan los muertos…” al menos en Chile

Otra hecho que en Chile nos llama profundamente la atención es éste: al difunto se le deja solo por la noche, en la iglesia o templo donde se le ha estado velando. Mucha gente pensará que eso no tiene importancia, que el muerto muerto está y que le da igual cómo y dónde se le tenga; pero la importancia citada se refiere al alma o espíritu del fallecido, no a sus restos materiales que en definitiva ya son únicamente un envoltorio, una ‘vieja corteza’ como bien decía el Principito. La tradición, la costumbre, dispone que el difunto debe ser velado toda la noche por sus familiares y amigos. No su cuerpo, insistimos, sino su espíritu. Porque velar significa también ‘cuidar’, ‘vigilar’, y eso es muy importante, para que ese espíritu pueda transitar hacia la Luz con tranquilidad y sin ninguna perturbación.

Y esto es lo que aquí criticamos; la desidia, la indiferencia, cuando no el incumplimiento flagrante por parte de los responsables eclesiásticos y de los párrocos de las distintas iglesias chilenas, de esta importante cuestión.

Los obispos de la CECH (Conferencia Episcopal Chilena) aprobaron en el ya lejano año 1954  un documento titulado: ‘Normas preceptivas que el Episcopado de Chile da sobre vida litúrgica’. En este documento ‘preceptivo’, es decir, ‘de obligado cumplimiento’, se dice lo siguiente (reproducimos textualmente):

“Liturgia Funeraria.-  Art. 12°.- La agonía, la muerte y sepultura de un católico han de considerarse siempre en el hondo sentido religioso que encierran.  La liturgia ennoblece y consuela el momento de la muerte con sus bellas oraciones de la Recomendación del Alma, “Ordo Commendationis animae”, cuya práctica deseamos siempre se observe en los hogares cristianos visitados por la muerte. Especialmente queremos recordar la obligación de los católicos de realizar con espíritu cristiano las exequias o funerales. Estas de derecho ordinario deben hacerse en la Parroquia, con Misa Exequial, precedida del Oficio de Difuntos y seguida de la absolución del túmulo y demás hermosos y consoladores ritos establecidos por la Iglesia”.

Si los católicos tienen “la obligación de realizar con espíritu cristiano las exequias o funerales”, como se dice en el documento anterior, nosotros nos consideramos con todo el derecho de preguntarnos, y de preguntar en voz alta por si alguien quiere responder: ¿Acaso la Iglesia no tiene la obligación de respetar las tradiciones fúnebres y de permitir y facilitar, por tanto, todo lo necesario para que el cadáver sea velado como es debido?

Dado que, al contrario que en otros muchos países, ni las empresas funerarias particulares ni mucho menos las municipalidades o el propio Estado chileno, promueven o fomentan la existencia de tanatorios, o lugares donde puedan familias y amistades velar al fallecido, tanto en la capital Santiago como en el resto del país, sean ciudades pequeñas, poblaciones o zonas rurales, las familias católicas siguen velando a sus difuntos bien en su propia casa o bien en las iglesias.

Pero en este último caso, y aunque la nueva Ley de Culto dispone que en cada parroquia debe haber un espacio habilitado para llevar a cabo el velatorio, en la práctica y en la triste realidad, los párrocos de las iglesias o templos chilenos, o los encargados de la mantención de los mismos, se desentienden por completo del tema; y cuando llega la noche, el local o espacio en cuestión se cierra a cal y canto, los familiares son conminados a marcharse, y el difunto se queda solo durante toda la noche y madrugada;  y no únicamente se queda solo, sino también totalmente a oscuras, sin ninguna luz, puesto que según parece está totalmente prohibido dejar o mantener cualquier vela o cirio encendido.

Al día siguiente llega la familia a continuar el velorio por unas horas más, hasta que llega la hora concertada de realizar el funeral y posterior traslado al cementerio para darle al fallecido cristiana sepultura. A la tristeza de la despedida de un ser querido, a toda la familia se le añaden el dolor y la tristeza añadidos de no haber podido velar a su deudo como es debido, como por norma y tradición corresponde; de no haber podido siquiera acompañarle durante las horas de la noche, como corresponde al sentido y significado de la palabra ‘velar’, y de no haber podido tampoco dejarle siquiera una vela o cirio encendido, para que no deje en ningún instante de ver la Luz. Esto, al menos así lo entendemos nosotros, no debería suceder.

About these ads

4 Respuestas a “Por qué se encienden velas en los velorios y por qué no se respeta la tradición en la Iglesia católica chilena

  1. EN MEXICO ES UN RITUAL LA VELACION DEL DIFUNTO, YA SEA EN LUGAR PRIVADO (FUNERARIA) TODA LA NOCHE ACOMPAÑADO DE FAMILIARES Y AMIGOS, YA SEA EN CASA PROPIA.. DESPUES DEL VELATORIO Y POSTERIOR ENTIERRO, SE INICIA EL NOVENARIO CON ROSARIO DIARIAMENTE DURANTE LOS SIGUIENTE NUEVE DIAS… Y EN EL UTIMO DIA SE VELA UNA CRUZ QUE POSTERIORMENTE SE LEVANTA IGUAL CON EL SANTO ROSARIO Y ALABANZAS…. RECOGIENDO LOS PASOS DEL DIFUNTO Y TODO LO QUE SIRVIO PARA EL NOVENARIO, FLORES, CRUZ DE CAL Y CRUZ DE MADERA QUE SIMBOLIZA LA CRUZ DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.. LA CUAL ES LEVANTADA POR DOS PADRINOS DE CRUZ Y A LA MAÑANA SIGUIENTE SE ACUDE AL CEMENTERIO PARA FIJAR LA CRUZ EN LA CABECERA DE LA TUMBA. HACIENDO UNA ORACION FINAL … POSTERIORMENTE EN EL DOMICILIO SE DEJA UNA VELADORA ENCENDIDA FRENTE A LA FOTOGRAFIA DEL DIFUNTO Y SI HAY INCIENSO SE QUEMA INCIENSO PARA PURIFICAR LA PRESENCIA DEL SER QUERIDO… AL TERMINO DE LA VELADORA …SE PONE UNA VELADORA ESPIRITUAL QUE CONSISTE EN UN VASO CON AGUA Y UNA FLORA BLANCA, LA CUAL SE CAMBIA CADA TERCER DIA.. POR EL TIEMPO QUE CREAN CONVENIENTE LOS DEUDOS. PUDIENDO SER EN ALGUNOS CASOS DURANTE UN MES…. Y EN OTROS POR DOCE MESES HASTA EL DIA DEL CABO DE AÑOS DONDE SE LLEVA UNA CRUZ DE FLORES A LA IGLESIA DURANTE LA MISA CON BENDICION DEL SACERDOTE Y POSTERIORMENTE SE DEPOSITA EN LA TUMBA DEL FINADO…

  2. Mi familia y yo velamos a mi papa Rip. toda la noche . No sucede mucho aqui de que se vele el difunto toda la noche, por diferentes razones segun cada quien diga. Y yo me he sentido mas tranquila, consolada. El descansa en paz con Dios.

  3. Es muy trizte que dejen a nuestros seres queridos solos x la noche,yo sabia que EEUU.lo hacian x 4 días,x las noches los dejan solos,en casas de velatorios y x las mañanas regresan los familiares y amigos…En Uruguay,no se velan en las casas,ni tampoco en las Iglesias,hay casas especiales para velar a nuestros seres queridos,nunca se dejan solos,se velan 24 horas,y siempre rodeado de familiares y amigos y casi siempre se les reza él santo rosario y si uno llama a un sacerdote él reza y les da su bendición de partida,eso depende de la familia,si lo que estoy con ustedes es,que ya no se usan las velas,que como bien dicen ustedes,las velas tienen su significado,darle la luz verdadera a nuestro ser querido,si la luz que se utiliza es luz artificíal….Que Dios le bendiga a usted y su señora,hoy y siempre…Ofelia Abad.

  4. todo eesta al contraio.asta para los difuntos por que ni eloos pueden ser velados como.era el costrumbe de antes, el velar. o”cuidar)para que ellos sean uliminado.el espiritu con la, luz,del difunto,o los restos,andan perdidos.en la oscuridad,como dise habacuc 2.9 en la sagrada,palabraay del que dise al palo;despiertate,;y a la piedra muda;levantate!pordra; el ensenar? he aqui esta cubierto de oro y plata,y no hay espiritu dentro de el! gracias bertha,salinas de idaho

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s